Infordeus

Se confirma la sintonía entre el Papa y Kissinger, continuación y contraste de la que mantuvieron Wojtyla y Brzezinski

05.11.06 | 16:37. Archivado en Vaticano y Santa Sede

Benedicto XVI habría pedido al premio Nobel de la Paz y ex secretario de Estado de EE UU, Henry Kessinger, durante su entrevista especial del pasado 28 de septiembre (de la que informamos ampliamente en su momento), que entre a formar parte de un consejo consultivo sobre temas de política exterior del Vaticano, según el diario italiano «La Stampa». La noticia la habría revelado el propio Kissinger en una conversación con un importante miembro del Gobierno italiano. Fuentes vaticanas sólo reconocen que entre ambos se ha establecido 'un diálogo importante'.

Su antecesor Wojtyla escuchaba asiduamente a otro peso pesado del Establishment americano, Zbigniew Brzezinski, que fuera secretario de Estado del presidente Jimmy Carter, del partido demócrata, y rival histórico de Kissinger en estrategias y visiones. Igual que Wojtyla y Brzezinski compartían la proximidad de ser ambos polacos, Ratzinger y Kissinger son los dos alemanes. Y casualmente, los dos políticos americanos con tanta influencia sucesiva sobre el Vaticano, son ambos judíos.

Según la indiscreción del político italiano no identificado, la propuesta papal es que se incorpore a una especie de consejo consultivo o «advisory board». Y Kissinger ha aceptado. De este consejo y su posible existencia nada se sabe, y puede ser simplemente pura fantasía o proyecto poco maduro en estos momentos. Kissinger puede estar actuando únicamente como intermediario entre el presidente Bush y el pontífice.

Por su parte, no fueron pocos los que pensaron en su momento que Brzezinski había sido uno de los artífices de la elección de Wojtyla en el segundo cónclave de 1998. Su relación era en todo caso estrechísima. La misma noche del golpe de Jaruzelski en Polonia, el mismo Brzezinski telefoneó a Wojtyla para informarlo.

UNA ENTREVISTA MUY CONFIDENCIAL

La noticia de la audiencia privada papal a Henry A. Kissinger del pasado 28 de septiembre fue comunicada por el servicio de información del Vaticano sin el menor comentario sobre las razones y el contenido. Todo hace suponer que ha servido de enlace entre el presidente estadounidense y el pontífice para intercambiar puntos de vista e información confidencial a raíz de la crisis desatada por el discurso papal en Ratisbona, y ante el viaje a Turquía y la situación general del conflicto Islam-Occidente. Fuentes de la diplomacia norteamericana en Roma confirmaron que uno de los temas tratados fue la reciente crisis entre El Vaticano y el mundo musulmán.

Según la agencia estatal italiana ANSA, Kissinger en su visita a Italia mantuvo también encuentros con la cúpula de las instituciones. Fue recibido por el presidente Giorgio Napolitano, por el primer ministro Romano Prodi y por los vice primer ministros Massimo D'Alema y Francesco Rutelli. la prensa italiana ha permanecido esencial y clamorosamente muda ante el objetivo de las entrevistas hasta ahora, y será uno de estos políticos o colaborador muy cercano el que ha filtrado la indiscrección de la propuesta papal, que podría sin embargo muy bien no haberse producido en los términos descritos.

Henry Alfred Kissinger, diplomático estadounidense judío, es considerado uno de los más prestigiosos analistas de política exterior del mundo. Durante la presidencia de Richard Nixon fue asesor especial para asuntos internacionales de la presidencia de Estados Unidos; en 1973 fue nombrado Secretario de Estado y por las negociaciones de paz en Vietnam recibió el premio Nóbel de la paz. Se le señala como uno de los principales instigadores del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende en Chile (1973) y de la aplicación de la llamada "operación cóndor", un supuesto plan político para el combate del comunismo en Latinoamérica durante la década de los 70.

Según el libro que acaba de publicar el periodista Robert Woodward, State of Denial, (Estado de negación), Bush recibe la asesoría permanente de Henry Kissinger; según sus fuentes, se reúne periódicamente con el presidente y con su segundo Richard Cheney. Su nuevo libro incluye revelaciones de que Henry Kissinger, ex secretario de Estado y ex consejero de Seguridad Nacional con el presidente Richard Nixon (1968-74), es un frecuente visitante y consejero de la Casa Blanca que ha subrayado que "victoria es la única estrategia significativa" en Irak. De acuerdo con Woodward, "Kissinger pelea otra vez la guerra de Vietnam porque en su opinión el problema en Vietnam fue que perdimos la voluntad" de ganar.

Sin embargo, a preguntas de la periodista recientemente fallecida Oriana Fallaci poco después de terminada la guerra de Vietnam con la derrota de EEUU (“Pero, ¿no tiene la impresión, doctor Kissinger, de que ésta ha sido una guerra inútil?”), el más influyente personajes en Estados Unidos en aquellos momentos, había contestado ante el pasmo general: “En eso puede estar de acuerdo”.

El presidente Bush quiso colocar a Kissinger al frente de la comisión oficial de investigación del 11-S, pero tuvo que renunciar días después ante la oposición de una parte de los familiares de las víctimas.

Entre los republicanos, Kissinger es considerado un conspicuo 'realista', la tendencia rival de los 'neocon' que parecen en este segundo mandato presidencial de Bush haber perdido influencia en la Casa Blanca.

LOS OBISPOS DE EEUU EN EL TRIÁNGULO

Posteriormente, el 16 de octubre, el Papa recibió a los dirigentes católicos estadounidenses: el Obispo William Stephen Skylstad, de Spokane (EE.UU.), presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos de América, el cardenal Francis Eugene George, O.M.I., arzobispo de Chicago y monseñor David Malloy, respectivamente vicepresidente y secretario general de ese organismo, que oficialmente le informaron de la reestructuración em marcha en sus estructuras organizativas y de un aumento considerable en los gastos, principalmente debido a la onerosa cascada de indemnizaciones por abusos sexuales, que probablemente se traduciría en una reducción futura de sus ayudas monetarias al mantenimiento del Vaticano.

Pero no hay que olvidar que en el alero se encontraban asuntos de la importancia capital en la política estadounidense como la aprobación de la nueva ley antiterrorista, y las elecciones legislativas del próximo martes.

ENTRE JUDÍOS Y MUSULMANES

'Judíos, cristianos y musulmanes comparten muchas convicciones comunes, y hay numerosos ámbitos humanitarios y sociales donde podemos y debemos cooperar'. Benedicto XVI recibió también a mediados de octubre a una delegación de la Anti-Defamation League (ADL, Liga Anti Difamación), fundada en 1913 para, como su nombre indica, "poner fin a la difamación de los judíos". Dos semanas antes, había concedido una audiencia especial a los embajadores de países de mayoría musulmana que mantienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede, en la que les había ofrecido diálogo sincero con dos condiciones: repudiar la violencia en todas sus manifestaciones, incluso la que se ejerce contra Israel, y aceptar la reciprocidad de trato.

"En el mundo actual -dijo el Papa a la delegación de la Liga Anti Difamación, que representa al sector más activo y radical del judaísmo internacional-, los líderes religiosos, políticos, académicos y económicos deben afrontar el reto de mejorar el diálogo entre los pueblos y las culturas. Para ello es necesario profundizar en el entendimiento mutuo y en el compromiso común de edificar una sociedad donde imperen cada vez más la justicia y la paz. Debemos conocernos mejor y, en virtud de ese mutuo descubrimiento, establecer relaciones que no se caractericen no solamente por la tolerancia, sino por el respeto auténtico".

El Papa recordó que, en diversas ocasiones, los miembros de la ADL habían visitado a Juan Pablo II, y manifestó su alegría por seguir recibiendo a grupos representativos del pueblo judío. "La Declaración del Concilio Vaticano II "Nostra Aetate" -prosiguió- nos recuerda que las raíces judías del cristianismo nos obligan a superar los conflictos del pasado y a crear nuevos lazos de amistad y colaboración. Afirma en particular que la Iglesia deplora los odios, persecuciones y manifestaciones de antisemitismo de que han sido objeto los judíos de cualquier tiempo y por parte de cualquier persona".

LA CITA CON LOS EMBAJADORES

El 25 de septiembre anterior, el Papa y los embajadores musulmanes habían representado una especie de tregua táctica en la polémica y protestas por el discurso del pontífice en Ratisbona, entendido por amplios sectores musulmanes como un ataque directo. Acudieron a la cita 22 de los 23 diplomáticos acreditados. Faltó solamente el embajador de Sudán.

Benedicto XVI les ofreció diálogo sincero con dos condiciones: repudiar la violencia en todas sus manifestaciones, incluso la que se ejerce contra Israel, (tal como Condi Rice plantea en su 'Global Muslim Outreach', la política de 'mano tendida al islam de forma global'), y aceptar la reciprocidad, algo que espeluzna a los ventajistas islamistas que se creen con todos los derechos en Occidente mientras niegan todos los derechos a los no musulmanes en sus países.

Y a los que le acusan de no seguir los pasos de Juan Pablo II les ha recordado, que ya en Casablanca en 1985 y ante el rey de Marruecos, pidió explícitamente que como derechos universales, la libertad religiosa no se limita a la libertad de culto sino que comprende la actividad misionera y la conversión, es decir, "reciprocidad en todos los campos". Textualmente.

Participaron en la reunión los jefes de las misiones de Kuwait, Jordania, Pakistán, Qatar, Costa de Marfil, Indonesia, Turquía, Bosnia-Herzegovina, Líbano, Yemen, Egipto, Irak, Senegal, Argelia, Marruecos, Albania, Liga de los Estados Árabes, Siria, Túnez, Libia, Irán y Azerbaiyán, así como 14 miembros de la Consulta islámica en Italia y dos representantes del Centro Islámico Cultural de Italia y de la Oficina de la Liga Musulmana Mundial.

Así pues, una intensa actividad papal, que parece mediadora aunque no se sabe en realidad, en el mismo centro de la polémica Islam-Occidente: entrevistas con el cuerpo diplomático musulmán, mister Kissinger, la Liga Judía y la presidencia episcopal de EEUU. Quizás sea casualidad, quizás todos los contactos estén relacionados.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 28 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031