In itinere

Opus Dei: Examen de teología

21.07.14 | 10:06. Archivado en Teología

La Iglesia en general debiera estar permanentemente sometida a un serio y actualizado examen de teología, con cuantos aspectos y compromisos exige y reclama su constitución al servicio del pueblo de Dios. Los Papas, los obispos, la Curia Romana, organismos e instituciones, ideas, programas y comportamientos ético-morales … son –debieran ser-, sujetos y objetos de sucesivas pruebas, análisis, vigilancias, escrutinios y reconocimientos a la luz de de la crítica –“krinein”, adoctrinada y vivida por Cristo Jesús. Órdenes y Congregaciones Religiosas, en la pluralidad de formulaciones y modalidades, previo el reconocimiento y proyección populares, con preferente mención para el Opus Dei, siempre noticia, y más en vísperas de nuevas beatificaciones-canonizaciones, con perfiles y rasgos polémicos, no permanecerán exentos del correspondiente y preceptivo examen teológico.

. La teología, en los ámbitos bibliográficos del Opus, no destaca precisamente por “tesaurizar” temas, títulos y autores con cierto relieve. Es pobre y anodina. Raramente disfruta del reconocido merecimiento de la cita “a pié de página” en manuales y tratados nacionales e internacionales. Se limita a reeditar al “Doctor Angélico, santo Tomás de Aquino, con alusiones discretas, - a veces, sesgadas-, al espíritu, documentos y conclusiones que definieron, y siguen definiendo, al Concilio Vaticano II. El dato de que el Código de Derecho Canónico y el libro “Camino” alcancen en la “Obra” devoción y acogida tan fervorosa o más que el santo evangelio, resulta ser para muchos prueba inequívoca de incoincidencias teológicas.

. También lo es para otros la persistente reducción de la teología a ceremonias y ritos piadosos, al igual que su preocupación por ser y vivir su propia Iglesia dentro de la Iglesia de todos los demás, intensificando en mayor proporción su condición de ultra conservadora y autoritaria. “Endiosar” y “endiosarse” solamente concuerda y concilia con “humanizar” y “humanizarse”. Se consideran los más píos, y mejores observantes los que sistemáticamente recusen toda relación con el “resto”, dado que, por definición, todos estos son, o serán, pecadores o próximos aspirantes a serlo.

. Partir de la necesidad de la renovación de la teología de la mujer, patrocinada por el Opus, es hoy artículo de primera necesidad dentro y fuera de la Iglesia. El “apostolado de la limpieza”, la servidumbre -que no el servicio-, al marido y a los hijos, con sacrosanta y feliz referencia al principio de que el estado habitual de la mujer casada es el embarazo, la moral familiar que se dicta, predica e impone en su organigrama como “religiosa”, no siempre es estimado por buena parte de los demás cristianos como único y ejemplar y en consonancia con las posibilidades y demandas de la sociedad actual, que rechaza el lema de que “no hace falta que las mujeres sean sabias, sino que basta y sobra con que sean discretas”.

. Quienes decidieron afrontar y analizar con veracidad y evangelio la mayoría de los artículos – ideas- mensajes del libro “Camino”, llegaron con facilidad al convencimiento de que sobre el mismo es difícil e inextricable fundamentar un programa de religión y de vida. Idéntica conclusión alcanzaron quienes estudiaron otros escritos y enseñanzas, con inclusión de pautas de comportamientos, que al menos pudieron hacer dudar a otros de la conveniencia de su beatificación- canonización. Esto no obstante, son muchos los cristianos satisfechos al comprobar que precisamente también los defectos e imperfecciones de la vida no dificultan los procesos a seguir para en su día alcanzar “el honor de los altares”.

. La atención que en el Opus se le presta a la teología del laicado es timorata y escasa. En la misma, por ejemplo, a ellos, a los laicos, no se les permite emitir y tener en cuenta su opinión en relación con la moral sexual y, a la vez, se justifica que su desmesurada atención contribuya a disminuir la de la moral social. La “obediencia ciega” es base, ordenanza y garantía de fecundidad sobrenatural, con sistemático y automático acatamiento a las órdenes de los superiores jerárquicos, “siempre fieles e infalibles intérpretes de la voluntad del Señor”, sin salirse un ápice de la estructura teocrática.

. Es generalizada la impresión que se tiene fuera de la “Obra”, de que la teología, por muy sagrada que sea, habrá de establecerse y actuar tan solo en el umbral, o a las puertas, de la economía y de la política. Las letras “SA” pospuestas empresarialmente a las de “MATE”, “RUMA” y otras, no estarán relacionadas con el Reino de Dios, aunque serios y documentados indicios lo afirmen y confirmen, sino con los intereses personales y de grupos integrados en los “ámbitos terrenales”, regidos por normas y cánones ajenos a los espirituales. “De política et negotiis, ¡líbera nos Dómine¡” debiera ser la jaculatoria que amparara toda actividad que se intitule “religiosa”, por naturaleza y definición.

. Los métodos de proselitismo de miembros de la “Obra” – “cabeza, corazón y buena “pinta”-, aseguran muchos que reclaman revisión y penitencia profundas a la luz del evangelio y de los ejemplos que protagonizaron los discípulos captados -“pescados”- por Cristo. El glosario de la terminología empleada por el Opus Dei “para andar por casa” constituye un tratado veraz de teología y convivencia digno de atención y de estudio.

. “Cuidar la vista, la revista y la entrevista”, es factible que para algunos haya sido el marco apropiado para insertar estas sugerencias, aunque a otros—los más-, estas les hayan parecido útiles y provechosas, sin más protección que la gracia de Dios, la inocencia, la buena intención y la devoción a la sagrada libertad de expresión.

. “EL Padre”, rótulo y título que cobija la lápida sepulcral del “descanso eterno” del Fundador de la “Obra”, es síntesis de espiritualidad y vivencia religiosa discutible para unos, sin que esto sea óbice para que el rezo “por las intenciones del Padre- San Josemaría”, sea expresión ascética y mística, sometida como tantas otras a la cirugía escrupulosa de alguna de la quíntuple “corrección fraterna” cotidianamente establecida y reglamentada.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Fernando Navarro 03.08.14 | 16:50

    No suelo visitar este sitio y por casualidad encontré este artículo. Se nota que el autor no tiene ni idea de lo que es la Obra y crítica sin fundamentos. Yo conozco el Opus Dei desde los 15 años y ahora tengo 42 y justo me han enseñado todo lo contrario que el crítica y hace en este artículo: de entrada, nunca criticar a otra organización de la Iglesia pues todos somos hermanos. Luego, este hombre va contra principios evangélicos que la Obra promueve como la corrección fraterna. Podría suponer por su forma de escribir, que no es cristiano o esta bastante mal informado.

  • Comentario por LUis Veraz 28.07.14 | 13:48

    Estimado Álvaro, te digo lo mismo que a Arenillas, cuando quieras te llevo a un centro de la Obra y ves, con tus propios ojos, cómo viven, sin con gran austeridad o con lujos. No hay nada peor que hablar sin conocer. E incluso hablar creyendo conocer.
    Todos los Papas, sin excepción de ningún tipo, han alabado la labor de la Obra. Todos. Y sus encuentros con el fundador, su sucesor y el actual prelado son constantes. Don Álvaro, ocupó altas responsabilidades en el Concilio Vaticano II, lo que siempre interesa ocultar. Y era fuente de consultas permanentes por parte de Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II.
    Así que, Álvaro, una cosa es tu opinión, y otra la verdad: doctrinalmente, el Opus no se desvía ni un milímetro.

  • Comentario por Alvaro 27.07.14 | 18:49

    Jeje, solo para aclarar.
    Yo queria decir; "detestada"
    Un saludo

  • Comentario por Kikosaurus 26.07.14 | 16:35

    Es ante todo evidente que la vida del hombre sobre la tierra merece dos cosas: alegría y compañía. Y en eso consiste la lucha interior de la espiritualidad de la Obra. Thanks everybody. See you soon.

  • Comentario por Hay que ver ! 26.07.14 | 15:01

    (Comentario por alvaro 25.07.14 | 13:05
    La pobreza humana es muy destetada en la Obra.)

    Bueno, bueno, Alvaro. Yo he visto muchas de la Obra que tienen unas tetas muy aceptables, aunque no se si son pobres o ricas, pero lo de las tetas se ve a kilómetros.

  • Comentario por artillero 25.07.14 | 16:47

    El Sr. Aradillas no tienen ningún problema sobre el conocimiento de lo que es el Opus Dei. Su artículo es interesado por las circunstancias que concurren en el tiempo: Estamos en verano, la gente no lo lee, se encuentra deprimido y ... ¿ que hace? ¡¡¡ Eureka !!!! Un artículo que trate con el tan sobado caso Opus Dei y ... ¡Hale Hop! , asunto resuelto. Esto siempre tiene éxito. Se le tira un hueso con algún pellejo a los perros hambrientos, no lo sueltan y ya tengo bola para un mes. Véase la cantidad de comentarios que desprende dicho artículo y comparen , hay para rato ... si en nombrar el Opus Dei es un chollo.

  • Comentario por alvaro 25.07.14 | 13:05

    La pobreza humana es muy destetada en la Obra. Y en vez de aceptarla, y acoger el amor de Dios en esa dignidad y condición, un error operativo importante es esconder dicha pobreza a base de virtudes.

    Esto es lo que a mi entender también ha generado tantas y tantas heridas en muchas personas...

    Por eso creo que el Opus Dei tiene que entrar también en este proceso de renovación que hay en la Iglesia, que no es otra cosa que volver al amor primero.

  • Comentario por alvaro 25.07.14 | 12:43

    En la teoría, todo es aparentemente correcto, pero en la práctica en personas del Opus Dei yo he observado desviaciones doctrinales significativas con respecto al tema de la justificación. Hay muy poco conocimiento sobre este tema y también muy poca experiencia. Esto es lo que a mí me parece que el Opus Dei sigua viviendo en una especie de semipelagianismo sutil que no ayuda al crecimiento espiritual ni del movimiento ni de sus miembros.

    Hay mucha gente dentro de la obra que trata de buscar su propia justificación a base de obras, observando la ley y a través de virtudes. Aquí hay muy poca pobreza.

    Esto es una desviación muy fuerte y la fuente de muchos problemas dentro del movimiento.

  • Comentario por Moisés 24.07.14 | 15:28

    Por favor, LUIS VERAZ (12:50) no le invite al Sr. Aradillas a ir a ningún Centro del Opus Dei: ¡a ver si va a ir!

    Déjele con sus cosas, que así es feliz (dentro de lo que cabe, supongo). Yo quise que al renunciar Benedicto XVI le proclamaran papa, pero no me han hecho caso... y ya ve lo que ocurre. D. Antonio tiene soluciones para todo y es capaz de enjuiciar todo: nada se le pone por delante. Yo leí muchos de sus artículos cuando era joven (él y yo) y todavía estoy disfrutando de una risa antigua y liberadora...

    ¡Me encanta, don Antonio! Lo que debe saber y nos oculta... porque lo que dice...

  • Comentario por Luis Veraz 24.07.14 | 12:50

    (parte II)
    Entre otras cosas, por que el gran carisma de la Obra es la defensa de la santidad en la vida ordinaria, lo que fue ratificado por el CV II de forma rotunda. Por cierto, esa defensa de la santidad llegó a recibir acusaciones de herejía en la España de los años 40...
    El artículo es largo y confuso, y sería muy confuso responder tantos errores. Pero sólo algo más: entre las recomendaciones que se hacen a los miembros no numerarios de la Obra está la lectura del Evangelio todos los días. Pero no hay ninguna recomendación de leer Camino. Eso va en la libertad de cada uno, así que Arenillas, no eleve a verdad lo que no es más que una manipulación interesada.
    Cuando quiera, le invito a un centro de la Obra a quitarse las telarañas de esas "contradicciones de los buenos" tan frecuentes.

  • Comentario por Luis Veraz 24.07.14 | 12:46

    Quiero comenzar por la opinión de Álvaro, que dice: "la doctrina que vive Opus Dei no es la misma que la de la Iglesia Católica". ¿Me puede decir este señor una sola cuestión doctrinal en la que el Opus Dei se separe de la Iglesia? Es más, aunque a algunos no les guste, el Opus Dei es Iglesia, tan Iglesia como el Papa, los laicos, los franciscanos, las vírgenes consagradas, los sacerdotes, los monaguillos o las carmelitas.
    Y entrando en el artículo, primero decirle al señor Arenillas que el Opus Dei es una Prelatura Personal, no una orden ni nada parecido. Para escribir con rigor, hay que saber un poco del derecho vaticano.
    El artículo está lleno de opinión (respetable), pero ni una sola prueba de lo que dice. Que la teología del Opus Dei es timorata... Es que no hay teología del Opus Dei. Los estudios teológicos del Opus Dei son reconocidos en todo el mundo, y especialmente por todos los Papas.
    El Concilio Vaticano II está muy presente en todos los escritos de la Obr...

  • Comentario por Adam 23.07.14 | 19:52

    No me gusta criticar, pero encuentro que están anticuados, da la impresión que se le paró el reloj en el Pre-Concilio Vat.II y son interesados por el dinero.

  • Comentario por Adam 23.07.14 | 19:52

    No me gusta criticar, pero encuentro que están anticuados, da la impresión que se le paró el reloj en el Pre-Concilio Vat.II y son interesados por el dinero.

  • Comentario por Francisco Tostón de la Calle 23.07.14 | 18:40

    Hola, amigos. Ahora que recordamos la espantosa matanza, los horrores increíbles de la Primera Guerra Mundial, recuerdo yo la actitud del Marqués Escrivá de Balaguer visitando al general Augusto Pinochet, en Chile, poco después del sangriento golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende. Su mentalidad de cruzada contra el comunismo en España, representada por la dictadura franquista, la vio reflejada en Chile muchos años después. Era la mentalidad medieval todavía existente en la cabeza del marqués, de que para imponer el cristianismo o combatir a sus supuestos enemigos, se podía recurrir a la fuerza de las armas, a la repressión, a la tortura, al desprecio de todos los derechos del hombre por defender no se sabe qué. En su concepto, tal vez la religión cristiana, pero en la realidad, unos intereses ideológicos, políticos, sociales y económicos. De compromoso social, de lucha por la justicia, de respeto a los derechos de los trabajadores; de todo eso, nada.

  • Comentario por Paparruchas 23.07.14 | 13:15

    A mí no me parece que la "teología del laicado" sea "timorata y escasa" dentro del Opus Dei. Si entendemos por "teología del laicado" la referida a la misión de los laicos en la Iglesia, lo cierto es que, con todos sus defectos, "las obras" de los miembros de "la Obra" en la Iglesia son de lo más destacable en la actualidad. La actividad de innumerables parroquias españolas quedaría reducida casi a la nada si no es por ellos.

    El artículo, en general, bastante flojito y desprestigia a PD. Topicazos ya muy vistos contra el Opus.

  • Comentario por Francisco Tostón de la Calle 22.07.14 | 19:04

    Hola, amigos. Volviendo un poco sobre el tema, hay un enfoque básico del OPUS DEI que me parece erróneo. Para ellos, la persona humana, el trabajo, la creación, etc., necesitan ser bendecidos, salvados, hisopeados con agua bendita para que posean el carácter de sagrado. Y no digamos el amor, la amistad, el sexo, etc. Hay que inundar todas estas realidades con incienso, rezos y mucha,mucha agua bendita. Además, desconcen la esencia del hombre: su libertad. Dios no pide la sumisión de nadie, a nadie le pide la renuncia a la libertad. Ni de pensamiento ni de acción. Solo los grandes valores del Evangelio predicados por Jesús, merecen que esa libertad acepte algún tipo de recorte y, sobre todo, el valor supremo del Evangelio: el amor. El hombre en sí mismo es la suprema creación de Dios, pero como Dios no hace monigotes, lo creó libre, capaz de elegir, como dice el Deuteronomio, "el camino del bien o el camino del mal". Esa es su grandeza y su posible miseria.

  • Comentario por Kalistenes 22.07.14 | 18:15

    Sobre el Opus Dei se pueden decir cosas muchísimo mas graves que las que se dicen aquí, por lo demás de un modo un tanto enredado.....

  • Comentario por Josefa 22.07.14 | 16:17

    Lo triste no es tan sólo el Opus,- aunque su prevalencia y "altura de prescripciones" sobrepase a tanta asentada ignoranciade en "órdenes" religiosas. Es como las palaciegas, reales, administrativas, sectarias, cuando enredan y perturban la ruta de la hominización. Se fueron amontonando y en lugar de ir evolucionando y contribuir la obra creadora = la Creación / evolución estamos enredando con más dificultades para seguir el modelo de mundo que, en nuestra cultura, tenemos. Y en otras.
    Lo de no saber leer el contenido de la Biblia es una grave dificultad para gran parte de los que mantiene ese compendio de "reveladoras" consignas. Su modelo y manera de vivir y sentir. Bilogía/Espíritu y de ahí relaciones fratrenas humanizadores de todo lo que se va haciendo por leyes naturales que, al contrario vamos impidiendonos ayuden .Lo de saber teología, para los que se consideran vocacionales, salvo los que
    humanamente se informan y procuran crecer desde nuestras ...

  • Comentario por Josefa 22.07.14 | 16:15

    Lo triste no es tan sólo el Opus,- aunque su prevalencia y "altura de prescripciones" sobrepase a tanta asentada ignoranciade en "órdenes" religiosas. Es como las palaciegas, reales, administrativas, sectarias, cuando enredan y perturban la ruta de la hominización. Se fueron amontonando y en lugar de ir evolucionando y contribuir la obra creadora = la Creación / evolución estamos enredando con más dificultades para seguir el modelo de mundo que, en nuestra cultura, tenemos. Y en otras. Lo de no saber leer el contenido de la Biblia es una grave dificultad para gran parte de los que mantiene ese compendio de "reveladoras" consignas. Su modelo y manera de vivir y sentir. Bilogía/Espíritu y de ahí relaciones fratrenas humanizadores de todo lo que se va haciendo por leyes naturales que, al contrario vamos impidiendonos ayuden .Lo de saber teología, para los que se consideran vocacionales, salvo los que humanamente se informan y procuran crecer desde nuestras posibilida...

  • Comentario por Francisco Tostón de la Calle 22.07.14 | 14:22

    Hola, amigos. Me parece que la teología y espiritualidad del OPUS DEI es fiel reflejo de la manera de sentir y vivir el cristianismo en una época completamente periclitada, mohosa, polvorienta y vieja. Bastaría tener en cuenta que el Marqués Escrivá de Balaguer era enemigo del CONCILIO VATICANO II y lo veía como una perversión del pensamiento tradicional de la Iglesia. Obedecer como un cadáver, pensar siempre en forma dependiente de la los "superiores", espionaje, mortificación que enaltece el sufrimiento, busqueda ansiosa del poder y del dinero, adoración del Padre Fundador y consideración de sus obras escritas como si fueran las Tablas de la Ley. En fin, toda una manera de pensar y vivir lo cristiano que huele a alcanfor, a naftalina y que no hace sino gente estrecha de pensamiento y de obra.

  • Comentario por alvaro 22.07.14 | 13:22

    fiesta del Dios con nosotros

  • Comentario por Valero Martinez 22.07.14 | 13:22

    ¿Si aceptamos con naturalidad las distintas maneras de vivir la fe de las órdenes religiosas y entendemos esta abundancia y diversidad como una riqueza, porqué cuando se trata de carismas de laicos, el tema se vuelve más espinoso? El Concilió habla de vivir la fe en pequeñas comunidades y de involucar al laico en la vida de la iglesia no desde la uniformidad, aunque si desde la docilidad al magisterio de la iglesia. No tengo nada en contra ni a favor del Opus, ni los focolares o los carismáticos ni los Neocatecumenales o los grupos seglares de algunas órdenes religiosas. Cada uno debe ser fiel a ese espíritu específico en el que se ha encontrado con Jesucristo, y desde esa esperiencia de encuentro, ver a la iglesia como a la madre de todos. Eso no quita que la iglesia de cuando en cuando vele para que todos esos carismas actúen conforme al evangelio.

  • Comentario por alvaro 22.07.14 | 13:20

    A mi me ha gustado el artículo.
    En la teoría sí, pero en la práctica, la doctrina que vive Opus Dei no es la misma que la de la Iglesia Católica.
    Todo lo que sea escribir para destapar esta realidad bienvenida sea. (no hace falta ofender a nadie)
    Yo quiero pensar en positivo y pienso que el Opus Dei necesita ayuda para encontrar realmente el camino, que no es otra cosa que la misma persona de Jesus.
    Hay mucha gente herida por el Opus Dei pero pienso que todos nos debemos de llenar de la misericordia del Señor para perdonar y hacer que Opus Dei cambie y se renueve espiritualmente (tal y como la misma Iglesia lo está haciendo).
    Es una tarea ardua en donde no están ni las bases puestas para desarrollar esta tarea. Creo que la existencia del Opus Dei está en juego y la felicidad de otras muchas personas también.
    Espero que el Opus Dei disfrute de la canonización del D. Alvaro del Portillo y no lo utilicen para otro fines que no sean la alegría y la ...

  • Comentario por Gugudrulu 22.07.14 | 11:05

    Este artículo es una especie de como si dijéramos para declarar al Opus cosa floja y flifli... Lo que vale es la Suma Publicitista de progres sin fronteras.
    En fin... simplemente frivolidad espirituosa.

  • Comentario por Cicerón 22.07.14 | 05:15

    El fundador del Opus Dei Escrivá de Balaguer fue un sicópata, internado 3 meses en un hospital siquiátrico, se tituló el Conde de Peralta, era masoquista, en su libro Camino que es como una biblia para sus miembros (Máximas) aparece:
    172.- Si no eres mortificado nunca serás alma de oración.
    175.- Ningún ideal se hace realidad sin sacrificio. Niégate. Es tan hermoso ser víctima.
    178.- Cuando veas una pobre cruz de palo sola, no olvides que esa Cruz es tu Cruz.
    208.- Bendito sea el dolor. -Amado sea el dolor. Santificado sea el dolor. Glorificado sea el dolor.
    946.- Ellas (las mujeres), no hace falta que sean sabias: basta que sean discretas

  • Comentario por Javier 21.07.14 | 23:49

    Qué artículo tan tonto, ni para hacer daño sirve.

  • Comentario por franz wieser 21.07.14 | 19:28

    Lo más anti-evangélico, anti-cristiano que el fundador del Opus pudo formular se encuentre en su obra "Camino", donde habla de la "obediencia": "Obedecen como una herramienta en manos del artista obedece, sin preguntar porqué habría que hacer esto o aquello: Sean convencidos que nunca se les exigirá algo que no sea bueno y en honor de Dios"(617). "Ten siempre presente que tú no eres más que un ejecutor" (619). Y, como esto fuese poco: "Acuérdate de tu Señor: "Factus obediens usque ad mortem, mortem autem crucis". ¿El Señor? ¿Obediente a quién?. A Dios, a su Padre.
    Las palabras del Señor no eran ambiguos: Mc 10,42-45 (Mt 20,25-28; Lc,22-27; Y los "grandes" entre ellos no se hacían los desentendidos: 1Pe 5,1-3; 2Cor 1,24).

  • Comentario por Jim Osorio 21.07.14 | 18:57

    Con la misma vara que midas, serás medido.(Mt. 7,2)

    Este portal está lleno de intenciones para crear varias centenas de iglesitas personales diferentes. ¿Qué de malo tiene el Opus? ¿Qué ha tenido la valentía de crear su iglesita? ¿A qué esperan los demás para crear la suya? ¿Tienen miedo a quedarse solos?

  • Comentario por Sergio 21.07.14 | 18:06

    Promiscato, al menos Aradillas no se esconde bajo un pseudonimo y tiene la libertad de decir lo que piensa, aunque como todo, sea discutible a menos que seas del Opus Dei y no te guste discutir). No te lo tomes personal...asi es con todo lo que lees? Has te terminar agobiado!
    Con tu comentario destilas amargura. Lo que te choca, te CHECA!

  • Comentario por francisca 21.07.14 | 17:59

    Aradillas, totalmente de acuerdo con usted. Yo iría más lejos, porque hay otros grupitos en la Iglesia con los humos muy por el cielo (más quisieran ellos) que andan creyéndose en la verdad suprema, por ej. los kikos. Nos consideran a los demás indignos mundanos; en la terminología de ellos: demonios. En fin, para qué seguir hablando...mi comentario no tendría fin.
    Por otro lado, me parece que el señor o señora promiscato está en su derecho de opinar, pero las críticas no deben ser nunca hacia la persona, sino a lo que hace alusión el artículo.
    A todo esto ¿quién es el niño vicente? ¿algún paisano del pueblo? ¿Alguien que acumulaba "podredumbre"?
    Saludos

  • Comentario por promiscato 21.07.14 | 14:34

    aradillas:diosecillo examinador que rehúye limpiarse de su progredumbre y de su risita de niñito de primera comunión, siempre dando mordiscos de repelente niño vicente. La luz está ahí para que el disecillo aradillas le quite brillo.¡cuanta ridiculez de repelente niño vicente!

  • Comentario por Batman 21.07.14 | 12:58

    No sé por qué, pero me da que al cenizo de Aradillas no le gusta el Opus.

Lunes, 27 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728