La Iglesia se hace diálogo

La Permanente de la Conferencia Episcopal ante la situación de Cataluña

29.09.17 | 20:10. Archivado en Iglesia, Política

He leído con gusto la sensata Declaración de la Permanente de la Conferencia Episcopal Española.

Me parece que está en su punto pues la misión que Jesucristo encomendó a la Iglesia “no es de orden político, económico o social; el fin que la encomendó es de orden religioso”, si bien de esa misma misión religiosa “derivan funciones, luces y energías que pueden servir para establecer y consolidar la comunidad humana según la ley divina”. Aunque la fe “todo lo ilumina con nueva luz, manifiesta el plan divino sobre la entera vocación del hombre y orienta hacia soluciones plenamente humanas”, no se identifica con un programa político ni económico. Conviene recordar esto cuando, ya en una sociedad laica y en un Estado aconfesional , no tiene sentido utilizar cargos o títulos eclesiásticos como capital simbólico para respaldar uno u otra opción política en principio igualmente legítimas.

Dicho esto, destaco dos aspectos:

Uno implícito en lo que los obispos llaman “gestión del bien común y de la convivencia social”. No es discutible que hoy el diálogo debe proceder en los cauces de la Constitución vigente. Pero desde 1978 en que salió la Constitución hasta hoy han pasado muchos años. Si las leyes son para los seres humano y no al revés, ante nuevas demandas y situaciones, habrá que revisar la Constitución e introducir los cambios necesarios. Desde hace tiempo se está pidiendo esa revisión.

Hay otro aspecto fundamental en que insiste la Permanente: “el deseo de ser justos y fraternos”; “búsqueda de acuerdos y consensos pero sin separarla de la preocupación por una sociedad justa con memoria y sin exclusiones”. Puede ocurrir que a la hora de discernir la relación con los otros nos ciegue la fiebre posesiva que alimenta el individualismo feroz encubierto sutilmente en “la solidaridad grupal” excluyente de los otros. Recuerdo hace años una conversación entre dos obispos muy honrados y muy lúcidos. Uno insistía en el derecho a la autodeterminación del pueblo del que formaba parte la iglesia local que él presidía. Pero el otro obispo en una región económicamente más pobre insistía en la solidaridad haciendo ver la diferencia injusta de la renta “per capita” en una y en otra región.

La solidaridad significa pensar y actuar pensando no tanto qué será de mí sino qué será del otro especialmente del que no sabe, no tiene y no puede. Un cambio de mentalidad y de práctica solidarias parece imprescindible para que la sociedad “sea un espacio de fraternidad, de libertad y de paz”. Un cambio que nos permita mirar al otro no como inferior, rival o enemigo, sino como hermano distinto pero con la misma dignidad que nosotros.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Jolu 01.10.17 | 16:40

    Ademas considero necesaria la lectura de Aradilla. Fuensanta, totalmente de acuerdo. Saludos

  • Comentario por Jolu 01.10.17 | 16:21

    Sensata, la que es sensata es la declaracion del arzobispo de Oviedo. Invito al Sr. Espeja a leerla.

  • Comentario por Fuensanta Santos 30.09.17 | 09:06

    Es complicado ser justos y fraternos cuando se permite que, una parte de la Iglesia se ponga de lado de unos actos declarados ilegales, resultado de una votación fraudulenta y golpista contra el propio Estatut de Cataluña, de una parte de la población que coacciona, señala, violenta , agrede, y oprime a la otra, me ha decepcionado enormemente que esa CEE, no se manifieste a favor de la legalidad, no se trata de Consulta, se trata de Golpe de Estado en el Parlamento de Cataluña, y de niños utilizados como barrera, de listas que piden que se señalen a ciudadanos que no quieran ir a votar, como en los mejores tiempos de Hitler y de la kaleborroka en el Pais Vasco, cuando los vascos tenian que huir de sus tierras y sus casas por amenazas.....Una verguenza para la Iglesia, No pienso volver a poner la x en mi declaración, no voy a financiar a una Iglesia que se involucra por acción o por omisión en un estado de Preguerra. Fuensanta Santos

Viernes, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031