Humanismo sin credos

Las buenas obras de unos y otros, y su porqué.

29.09.18 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


O quizá, la contradicción que se esconde dentro de cualquier obra buena según la realice un creyente "convicto" o una persona normal.

Este asunto tiene que ver mucho con algo innato en la especie: el instinto de conservación, que deriva en anhelo de perpetuidad, en deseo de ser recordado y, cómo no, en creación de mundos post mortem como secuela necesaria de tal instinto.

¿Es tan fuerte el deseo de permanecer que condicione las acciones del presente? Sí. El deseo de que su memoria se perpetúe es también un estímulo poderoso en el ser humano. Y erigen monumentos y crean empresas y hacen acopio de ingentes cantidades de dinero para sus descendientes y crean fundaciones y dan nombre a hospitales y levantan valles de los caídos...

Porque así lo creen y quizá para creérselo, los creyentes afirman que todos sus actos están encaminados a ese permanecer “post mortem”, pero, ah, ellos en un mundo distinto.

¿Qué mundo es ése? ¿El de las almas inmateriales cuya presencia en éste no está del todo clara ni tampoco percibimos?

>> Sigue...


Si papas, rabinos y ulemas...

28.03.18 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Tres religiones seguidoras de su respectivo “Libro”. Todas ellas con celebrados comentaristas, intérpretes, exegetas y expertos de sus respectivos libros de ruta. Las tres con su carga de historia a cuestas.

De cada uno de sus libros se pueden extraer textos maravillosos de paz, bondad, amor, etc. Pero... no es oro todo lo que reluce ni en los textos de sus “maravillosos” libros ni, sobre todo, en lo que sus consignas han traído consigo. Nadie puede desprenderse de su pasado, de su historia, ni las personas ni las sociedades. Ni tampoco se puede hacer abstracción de parte de su contenido, el que ha propiciado tantos y tan graves momentos funestos.

Dichos libros, Torá, Biblia y Corán, podrían contener solamente citas de paz y perdón, amor y avenencia entre las gentes y los pueblos. Y podrían renegar de aquellos otros párrafos que han inspirado guerras, pobreza, exclusión, venganzas, estragos, muerte y destrucción. Un ejemplo de tolerancia que, por lo que hoy sucede en el mundo, podría parecernos rara avis dentro del Corán:

>> Sigue...


Un veneno mortífero para la credulidad: la verdad.

29.04.17 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


"Esto es fe, creer que son árboles"

Se podría decir con buenas formas para así parecer suave, pero en el fondo es una afirmación demoledora: "la religión es una creación del ser humano". No sólo sus realizaciones y concreciones seculares, también su contenido. No sólo los actos, también las ideas. Todo es un producto del hombre, como es la forma de echar humo sobre un libro.

Esto, que hasta podría parecer una tautología --lo que hace, piensa y crea el hombre es obra del hombre--, cada vez lo afirman con más convicción quienes se adentran en el “misterio de la credulidad”, comenzando por aquellos que tienen el “vicio” de pensar un poco y terminando por quienes, cercanos al mundo de la credulidad, están hartos de las martingalas de los que se intitulan “servi servorum Dei”.

Generalmente las críticas a la Religión se van por las ramas, suelen ser bastas y poco consiguen: que si las riquezas de la Iglesia, que si la cerrazón mental de algunos curas, tales ritos amojamados, su historia hecha de dominación y muerte, los vicios de algunos... Los dignatarios de la Multinacional del Rezo temen poco esas críticas, porque les sirven para depurar modos. Muy a largo plazo podrían hacer que se secara el olmo crédulo limpiándolo de hojas y ramas, pero ésa es tarea titánica.

>> Sigue...


La inducción a la muerte

09.02.17 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


Dentro de pocos días se celebra la fiesta de San Valentín. Me intereso por él y lo primero que me sorprende es eso de "de dudosa existencia". Sin embargo lo ha venerado la Iglesia como mártir sin saber si eran uno o eran tres los "Valentín".

Pero lo que me lleva a entrometerme en cosas que no debiera es en la consideración de mártir, o sea, que se dejó matar antes que renunciar a su fe. O sea, visto en la lógica de hoy, un fanático. Pero como el martirio no duele si han pasado muchos años o siglos, ser mártir hoy es algo así como ser campeón regional de ajedrez.

Antes de seguir: la Iglesia desestimó su culto en 1969 por tratarse de leyendas sus atribuciones y martirios y por no estar asegurada su historicidad.

La lógica que lleva al martirio tiene una doble vertiente: la de acción perversa de unos; la de omisión sangrante por parte de otros. Todos culpables. Asesinos y consentidores. Malo es que haya asesinos, pero igual de malo es tener que vivir en una sociedad que los consiente, por dejación o por mutismo.

>> Sigue...


Un mundo que fenece y otro que no se atreve a nacer.

19.09.16 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

PARA SUBSISTIR SE AMPARAN EN LO QUE DESHONRARON.- La supervivencia de las organizaciones oficiales que regentan la credulidad cada vez pende más del oxígeno que la sociedad civil les procura: cada vez se sienten más arrinconadas en su esfera específica de acción, sin subterfugios que puedan revalidar tal existencia extramuros.

Hoy el viento de la historia y del pensamiento ha cambiado de dirección: la que otrora daba forma al mundo, hoy se siente "informada" por él. Y como no lo acepta, camina a contrapelo.

>> Sigue...


El aire freco aventa miasmas crédulas.

17.08.16 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

No deja de ser contradictorio que, para sostener la fe, muchos hayan necesitado de la diaria lectura espiritual, algo recomendado por todos los "doctores" como alimento necesario del espíritu, hayan leído cientos de libros sobre exégesis o espiritualidad, cada cual más lleno de virtud balsámica, hayan realizado estudios teológicos profundos y continuados...

¿No hubiese bastado con la oración que procura la gracia necesaria para, al menos, mantener la fe?

La paradoja, la ironía, o quizá la curiosidad, está en que, después de tanto castillo interior construido, después de tanto esfuerzo mental realizado, después de tantas horas de meditación, después de tanto sacramento recibido, después de tanta gracia acumulada, después de... con un solo destello de la razón todo el tinglado se ha venido abajo.

¿Alguien puede explicar por qué?

>> Sigue...


Después de una muerte, algo renace.

09.08.16 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Cualquier análisis de una realidad tan enormemente compleja y multifacética como es la sociedad mundial, puede llevar a conclusiones tan interesadas como sesgadas. Se puede decir esto y lo contrario, según el enfoque elegido.

Una simple frase de un pseudo pensador creyente: El predominio de la racionalidad instrumental tiende a evacuar la pregunta por el Absoluto. Dios no tiene cabida donde es expulsada la profundidad y el misterio y donde la gratuidad es ignorada.

Para la creencia este es el mal racional absoluto. Para quien asiste a un nuevo renacer, ésta sería la mejor noticia. Puntos de vista.

>> Sigue...


Otro punto de vista, la intromisión religiosa en la vida.

04.03.16 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


Todas las religiones hablan del mundo venidero, pero la única realidad constatada es que buscan el poder en éste. Dependiendo del grado de permisividad social o del nivel de penetración en las estructuras estatales o de la menor o mayor cultura popular, la religión lo infecta todo. El virus para prevenir la infección religiosa es, principalmente, la cultura. A mayor nivel de conocimiento, aunque sea elemental, menos creencias.

Por si tales expresiones pueden resultar ofensivas, digamos que la religión pretende impregnar de divinidad la vida entera de los hombres. Cuestión de palabras y de concepciones.

>> Sigue...


La religión, fruto y sustento de la ignorancia.

15.12.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Dirán que ellos son muy estudiosos, que tienen carrera universitaria y creen; hablarán de grandes pensadores y teólogos, de grandes tratadistas de la fe; esgrimirán grandes colecciones e ingentes bibliotecas; discutirán sobre la ontogénesis y filogénesis de los Evangelios, incluso de los ángeles... Dirán lo que quieran, pero la religión sólo crece en la tierra de la incultura y con el abono de la ignorancia.

Sus “sabios” girando siempre en torno a la misma noria; el suelo, millonario en fieles y milenario en años, enlosado por gentes sin cultura. Los "sabios", dando de comer al hambriento... con viento.

¡Con qué razón dicen hoy que el futuro de la Iglesia está en África! ¿No se preguntan por qué huye con el rabo entre piernas de Europa? ¿O por qué no en América del Sur, con tantos años de cristianismo irredento que no ha logrado nada para esos pueblos más que miseria añadida y espaldarazo a dictadores? Y ven cómo en América se lanzan en los brazos taumatúrgicos de religiones sectarias con más "Espíritu Santo", es decir, con más jolgorio festivo e impregnadas de magia, ocultismo, sanaciones, adivinaciones y conjuros.

La religión es a la cultura y a la ciencia como la infancia es al desarrollo de la personalidad. En ambos terrenos surge propicia la credulidad:

>> Sigue...


Unidos a los creyentes... en la oposición.

19.11.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Nos oponemos a las ideas religiosas, pero defendemos el buen hacer de sus personas; estamos en contra de los credos, pero admiramos sus realizaciones plásticas; repudiamos ese mundo cerrado y exclusivista, pero reconocemos la valía de muchos de sus miembros; pensamos de su doctrina que es un cuento sin fin, pero quedamos subyugados por la maravillosa aportación literaria que ha producido... Lo uno no es obstáculo de lo otro ni por ser valiente se debe dejar de ser cortés.

Asimismo nos opondríamos con todas las fuerzas a aquellas ideologías que propiciaran la quema de edificios religiosos, la extorsión, la rapiña de sus activos y propiedades o el asesinato de sus miembros sólo por ser creyentes... y en lo que de nosotros dependiera, estaríamos defendiendo a la víctimas.

Esto es elemental en cualquiera que defienda la vida y la persona; en cualquiera que trate de construir en vez de destruir... Pero, repetimos, todo ello sin abjurar de las convicciones que tenemos.

>> Sigue...


Dejar que la piara de cerdos se despeñe.

19.10.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Con el buen juego gastronómico que procura el cerdo, del que se aprovecha todo, uno no entiende cómo puede haber religiones que tengan un odio cerval al cerdo, Judaísmo e Islam. Ya sólo por este "detalle", debieran ser proscritas. [Mera hipótesis histórica: ésta y no otra fue la causa secular de que España, en otros tiempos, no quisiera saber nada de judíos y moros, expulsados una y otra vez de las dehesas extremeñas y castellanas. ¡Prohibir la carne de cerdo, el jamón de Guijuelo, las morcillas de Burgos, los chorizos de Soria o de León...!]

Tomando la cosa algo más en serio y cambiando de tercio, escribir no es algo gratuito ni nadie lanza ideas al viento para liberarse de ellas o para que queden como rastros de aire. El convencimiento de que uno está en la verdad lleva aparejado el proselitismo: "Quiero que los demás participen del gozo de mi verdad".

Quien se ha liberado de credos, prejuicios crédulos, jaculatorias como flotadores salvíficos, compulsión para rezar, suplicar y pagar... pretenderá hacer ver a los demás la bondad que lo anima y tratar de que los otros descubran tal verdad.

>> Sigue...


Quodlibet.

18.10.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

1. ¿Qué venden? .- Siguen empeñados en construir hipermercados del miedo, catedrales de la ignorancia, “rastros” y mercadillos de supercherías y creencias, festivales para provocar desasosiego. Torva la mirada, agrietado el corazón.

Pocos son los que se detienen a ver lo que venden. Cerrarán cuando falten mirones y buscones de savias esotéricas, cuando renazca el hombre. Quizá cuando no haya ni vendedores.

El Triásico de la fe parió sus dinosaurios que hoy lanzan sus diarias berreas, sin saber que en el Cuaternario de las creencias ya perecieron tales mastodontes. Y tienen la razón del que se escucha a sí mismo, aturdidos por el eco que multiplican paramentos lisos y claustros sin murmullos de pisadas.

>> Sigue...


Domingo, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930