Humanismo sin credos

Sobre pensamiento propio.

29.04.18 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


¿Nos hacemos conservadores con los años? Sí, nos volvemos conservadores en casi todos los aspectos, en economía principalmente y sobre todo en pensamiento e ideas. Por otra parte, ya de mayores, ¿nos convertimos en seres incapaces de asimilar ideas nuevas? No. Es más, muchos lo que buscamos son "nuevas ideas", que realmente sean "ideas nuevas".

Sucede que aparecen ideas que en modo alguno contienen novedad alguna. Son el sempiterno “dejà vu”. Es ésa una cierta ventaja de los mayores sobre los jóvenes que sufren con frecuencia deslumbramientos ante ideas impactantes, apasionantes y deslumbrantes pagando luego las consecuencias.

Generalmente no se habla expresando ideas propias, porque no se tienen. No hablo, lógicamente, de conocimientos, aquellos relacionados con la ciencia o con materias que a la fuerza tenemos que aprender de otros; me refiero a las opiniones: la mayor parte de la gente opina por cabeza ajena, generalmente por boca de aquellos programas de radio o televisión más acordes con su pensamiento. Y repiten como loros los argumentos que otros han esparcido.

>> Sigue...


Líderes que cambien el mundo.

19.12.17 | 12:00. Archivado en Actualidad, Propuestas vitales desde el humanismo


Dentro del reducto político de sus respectivos países, detentan el poder más grande concedido a una persona y sin embargo son peleles psicológicos que apenas si pueden luchar contra sus carencias sentimentales o sus vicios escondidos.

No, no hay personajes a la altura de las instituciones. La nadería gris se ha hecho dueña de los despachos. Lo vemos en España, donde superabunda la mediocridad, la indigencia intelectual y la abulia. Pero desde España podemos hacer turismo pesimista hacia el pequeño mundo occidental que nos circunda.

Curiosamente quienes no tienen poder se erigen en voces que quisieran tenerlo.

Antes de ayer, cualquiera propiciaba "alianzas de civilizaciones" descafeinadas y hueras. Ganas de mirar a otro lado. Y la risa velada recorrió los despachos oficiales desde Europa a América pasando por Qatar.

>> Sigue...


Ciertos caminos de la revelación o la credulidad.

24.10.17 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

Einstein, como mente privilegiada que era, dio su opinión sobre muchos aspectos de la vida que no eran de su especialidad. Muchas veces se manifiesta más como filósofo que como físico. Leo y me sumo en la perplejidad de no saber exactamente lo que se dice.


Los fines últimos de la vida individual y social no adquieren su existencia a través de la demostración, sino de la revelación a través de personalidades poderosas. Parecería que esas personalidades vigorosas han captado el misterio y lo han transmitido a las generaciones futuras mediante, sobre todo, su ejemplo de vida, generando tradiciones poderosas.

Esto, dicen, es pensamiento de Einstein.

>> Sigue...


Nueva sociedad frente a vieja religión.- 2

30.05.17 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


Si bien la sociedad todavía nada entre dos aguas, no es menos cierto que la postura intelectual librepensadora ha tenido grandísima importancia en esta nueva conformación social para implantar en las estructuras mentales del pueblo nuevas formas de pensamiento.

Que... ¿en qué se nota? ¿y por qué?

1. El pensamiento libre ha puesto en su sitio las fábulas cristianas y ha ayudado a decantar lo que es mito, lo que es leyenda y lo que es pura patraña de lo que es realidad. Incluso desde dentro de la misma creencia los estudios bíblicos han separado mucha paja del grano de la verdad.

2. El pensamiento libre ha ayudado a clarificar lo que es sentimiento de lo que es vivencia religiosa; lo que bueno de lo que es santo; lo que es puro estado de ánimo de lo que pueda ser “conciencia de pecado”; lo que son pulsiones instintivas de lo que son “pecados capitales”... y así un sinnúmero de aspectos sacros.

>> Sigue...


La religión laica y el pensamiento social.- 1

28.05.17 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


Occidente ha pasado por una época desesperada. Las dos guerras mundiales provocadas "causalmente" por tres países que se consideraban "esencia" de las esencias europeas, Inglaterra, Francia y Alemania, supusieron una sacudida mortal para muchas posturas y muchos criterios mentales que se pensaban inamovibles. Entre ellos la esencia cristiana de Europa.

También la católica España sufrió la garra de la división. Hoy, en este descreído país parece impensable una contienda civil fuera del círculo de aquellos que siguen identificando la esencia patria con la fe secular. Parece imposible pero hace tiempo que las bases de la confrontación se siguen poniendo como lo hicieron desde 1934.

Sería simplista tildar de contienda religiosa la de nuestra Guerra Civil, pero la parte vencedora sí lo hizo: la intituló Cruzada de Liberación con otras martingalas añadidas.

Arrastrada por el ideario, o falta de ideario, de la dictadura triunfante, la Iglesia se creyó vencedora y como tal obró. Había también un afán de resarcimiento por lo que había sufrido. Resarcimiento que hasta justificamos humanamente.

>> Sigue...


Lo que diferencia un crédulo de una persona normal.

21.11.16 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

Podríamos sintetizar todo lo que sigue en una frase: para "realizarse" no es menester "enajenarse". Podría ser una petición de principio, pero así de rotundamente se ha de enfrentar el hombre normal a las pregonadas y presupuestas bondades del creyente, sus valores, su seguridad, su confianza...

Para decirles, asimismo, que en el discurrir diario no existen esos "otros", señalados por los crédulos como los desafectos a la fe, los que viven embargados por lo terreno, sin metas ni aspiraciones espirituales, sin poder dar sentido a su vida...

Para comprobar esa "pagaduría de sí mismos", no hay más que pasearse por los blogs aledaños. Hay tantos que desisto, al segundo día de no poder escribir por esta gripe que me tiene postrado sin fuerzas para levantar cabeza ni energía para mover los dedos.

¡Cuán engañados están! No quieren ver la vitalidad que emana de lo humano. La verdadera pretensión de una persona que piensa, que siente, que ama... recorre los caminos auténticamente humanos, los caminos de la vida. Y su andadura por el vergel de la existencia se concreta en pasos que lo hacen más persona:

>> Sigue...


La realidad de cada día: vida animal.

29.04.16 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

Lo mismo que las células, los cromosomas, los órganos, etc. son prácticamente idénticos en uno y otro, las funciones que animales y gran parte de los humanos realizan a lo largo del día son las mismas: se despiertan, desayunan, emiten sonidos característicos, defecan, duermen, comen, se aparean, lloran incluso...

Y así pasan los días.

No dudan, no cavilan, no deducen, no sacan consecuencias, a veces ni siquiera ríen.

¿Humanos? Habría mucho que decir, pero no les parece bien que sean comparados con el perro que les acompaña, aunque de hecho todo su obrar sea así. Y digo expresamente "obrar" porque a duras penas puede encontrarse un pensamiento cuando dicen que piensan.

¿En qué radica la dignidad del hombre? Sencillamente en una presunción: el alma inmortal. Éste puede ser un legado del cristianismo que, una vez más, no se corresponde con la realidad percibida.


Reflexiones

28.04.16 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

No sólo en lo que se suelen llamar grandes decisiones que afectan a tramos largos de la vida sino en los pequeños momentos de la vida diaria en que se presentan alternativas diversas, hacer uso de "capacidad de decisión".

Se resume en el triple principio de "ver, juzgar y actuar". En alguno de estos pasos puede haber equivocación, pero mayor equivocación es permanecer impasible.

Tengo que hacerlo; quiero hacerlo; me urgen a hacerlo; no debería hacerlo; lo he prometido; me están esperando; es el momento; es la oportunidad esperada...

La indecisión siempre tiene cautiva la mente.

Este continuo encontronazo de las urgencias que asaltan la mente, es fuente de insatisfacción. A veces es necesario pararse, pensar, "ver más": razones de cada embate, soluciones, ¡pero siempre decisiones!

El pensamiento que no deriva en acción es pensamiento vacío.


Salir de la caverna.

08.02.16 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


No basta que a los hombres les vaya mal; deben comprender que las cosas pueden ser distintas.

Cuando el hombre se arrastra en la desgracia, cualquier remedio es bueno: el más cómodo es la confianza que da la creencia en un mundo de felicidad que, paradójicamente, se encuentra en otro mundo.

El hombre ha de comprender que con su propio esfuerzo las cosas pueden cambiar. El derrotado por la vida comenzó derrotándose a sí mismo. Primero la verdad, luego el sufrimiento, luego el escondite: todo ello puede terminar con la salida del sol...

Algunos, para continuación de su desgracia, recurren al frescor de la caverna, al Jesús encerrado en el Santísimo, a la huida definitiva.


Un gran líder ante el grito del mundo.

04.05.15 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

El mundo es un clamor ante guerras tribales, étnicas o pseudo religiosas, ante matanzas de inocentes teñidas de crueldad insospechada, conflictos enquistados que parecen consustanciales a ciertas sociedades atrasadas.

Y es un clamor frente a la impunidad con que actúan los criminales de cualquier jaez; frente a paraísos fiscales donde se esconden los frutos de la rapiña que esquilma hasta la misma pobreza; frente a santuarios que protegen del delito...

>> Sigue...


La roca de la fe como arenisca.

03.05.15 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo

La inestabilidad emocional es fuente fecunda de creencia. Cree el crédulo que, en los vaivenes de la vida, podrá encontrar asidero y refugio seguro en la roca inamovible de su fe.

Nada más incierto, por no decir falso. A ella se agarra porque no tiene otra. La persona normal, que piensa por sí misma, sabe que no es así, que el único refugio es su yo, su propia fortaleza intelectual, su propio equilibrio emocional.

Bien es verdad que ni uno ni otro, en el primer zarandeo de la vida, encontrarán consuelo y remedio inmediato y deberán capear el temporal como puedan, pero el crédulo seguirá agarrado a la creencia , quizá porque previamente le han atado, sin atreverse a continuar el camino.

>> Sigue...


Últimas recetas, no religiosas, para "sufrir" mejor...

09.02.15 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


Terminábamos el otros día (ver aquí) considerando el asunto

"6.- ACEPTACIÓN DE UNO MISMO".

Quizá sea uno de los aspectos del desarrollo personal que más salud psíquica --y física-- procura, pero también uno de los más difíciles de llevar a la práctica.(1)

Anotamos algunas de las situaciones que dificultan dicho proceso:
ausencia absoluta de reflexión (situación de facto): personas que jamás realizan una reflexión del porqué de sus actos y de su forma de tratar con los demás;
imperativos pulsionales: hábitos, manías, fobias, neurosis de todo tipo;
incapacidad para asumir lo que uno es (se esconde de sí mismo);
comodidad vital: "no me creo problemas", comer, dormir, ver la TV, pasear...;
rechazo positivo;
• muchísimas veces por imperativos económicos...

>> Sigue...


Jueves, 21 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930