Humanismo sin credos

La religiosidad petrificada, patrimonio de los templos.

27.06.17 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO


Pretenden serlo, lo dicen en sus sermones, lo pregonan desde encumbrados púlpitos, se rodean de colorida parafernalia, viajan a países lejanos para proclamarlo...

Pero no, la religión ya no es ni elemento “humanizador” ni elemento “crítico”.

Es un medio más, como lo ha sido hasta ahora, de control de las personas. Individuo a individuo, de la gran masa manipulable. Se apoderan primero de las conciencias y de ahí pasan a las herencias. Y de ahí a la pervivencia del staff burocrático del que viven muchos trabajadores del sentimiento.

Son otros, son los medios de comunicación, quienes desvelan, denuncian, fustigan y, muchas veces, quienes procuran el cambio de las situaciones amenazantes que siente el hombre.

>> Sigue...


¡Charlatanes!

19.12.16 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Es necesario de todo punto huir de los charlatanes. Son voz sin inteligencia. Con frecuencia voz pregonera del engaño. Son la peste de la inteligencia.

Sea el charlatán de la creencia o el charlatán del Congreso de los Diputados.

En el ámbito de las creencias se puede discutir con un teólogo, discrepar, no entenderse, no estar de acuerdo en nada... Te admite y lo admites en el círculo mutuo de discrepancias.

Con un "fiel devoto", asido a cuatro verdades que con ellas quiere convencerte y por descontado convertirte, jamás.

El charlatán no escucha. Está por encima. Desprecia.


El quid entre un creyente y una persona normal.

03.12.16 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

La libertad mental nace, se basa y estriba en la capacidad de hacer juicios críticos ante una proposición... La libertad mental se alimenta de la experiencia, de los conocimientos adquiridos, del estudio, de la reflexión, del sentido común, etc.

Este año he tenido una buena cosecha de calabazas. Una era enorme. Al que me acompañaba, le dije una frase que, siendo serios, exige, también de quien esto lea, un cierto DISCERNIMIENTO:

--Si dejo crecer más a esta calabaza, seguro que le nacen pies y sale andando de la huerta.

Esta afirmación

a) Se puede creer
b) Se puede negar

a) El que la crea dirá que tiene libertad para creer lo que quiera.
b) El que la niegue dirá que eso, tener pies una calabaza, es irracional, va contra las leyes de la naturaleza, por lo tanto la frase es falsa.
c) El del sentido común simplemente dirá: ¿Pero lo dices en serio? ¿Tú estás bien de la cabeza? ¿Estás en tu sano juicio?

--María santísima concibió un hijo sin ser fecundada por un varón.

--Un hombre puede volver a la vida después de llevar tres días muerto.


¡Qué poco sabía Jesús de sí mismo!

12.11.16 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO


Alarmante debiera parecer que Cristo no supiera prácticamente nada de sí mismo. Al menos eso deducen los estudiosos del NT: apenas algunos datos sobre su divinidad en los evangelios.

También debería alarmar que no se revelara de nuevo o resucitara tres siglos más tarde para desmentir tantas barbaridades; que no enviase de nuevo a sus profetas para proceder a una nueva revelación; que no haya un Novísimo Testamento con sus propias palabras, no con las interpretaciones de sus insensatos o interesados siervos.

A la vista de las deducciones y contradeducciones seculares sobre su ser, sobre su esencia y sobre su doctrina, bueno sería que apareciera una nueva revelación.

A buen seguro que los actuales burócratas de la fe la condenaban por herética.


Entre lo verosímil y lo absurdo: cuestión de elección.

28.05.16 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Brevemente, porque las ocupaciones mundanas tienen sus prescripciones inapelables y preferencia sobre las pías.

Comparación de posibilidades y credibilidades: resurrección de Cristo o caída de Pablo del caballo frente a crisis cataléptica con posterior vuelta a la vida o ataque epiléptico con visiones y "revelaciones"...

Puestos a elegir, sería más razonable y verosímil, y por tanto más creíble, pensar en esta segunda interpretación que no considerar como cierto ¡lo que han conseguido hacer creer!

El martilleo y sermoneo de siglos ha conseguido romper la roca de la inteligencia. ¿Qué hubiera sucedido si la insistencia hubiera recaído sobre esas causas “posibles”? ¿U otras?


La vida entre grillos

02.12.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Memorandum: Tal día como hoy y hace 500 años moría Gonzalo Fernández de Córdoba.


Las religiones han aprisionado la celebración de la vida con grilletes de ritos: el nacer, el morir, el cambio, el ascenso social, la unión, la incorporación al grupo, el tránsito...

No queda a los humanos nada que festejar fuera del recinto de la religión.

Lo que "ellos" celebran con más solemnidad, al menos con más profundidad y vitalidad, no es precisamente "lo suyo", es aquello propiedad de los hombres, es lo humano, es la vida que a los hombres pertenece como fiesta.

¿Por qué se empeñan las religiones en celebrar acontecimientos tan humanos como éstos?

¡Que recurran a sus hechos primitivos, a los milagros de sus dioses, a los prodigios de sus santones, a sus teogonías, epifanías, hierofanías y hierogamias! ¡Que dejen a los hombres la civilización y la historia! Y sobre todo, que no nos secuestren la vida.


Guías para un museo de las creencias.

30.11.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Pasaron los tiempos en que la represión de la credulidad se teñía de sangre. Como cualquier creencia, la religión debe ser respetada... pero combatida a través de instrucción y educación, por ser creencia irracional. No es destruyendo como avanza la sociedad, porque la destrucción es una vuelta a “su” pasado para recorrer el mismo camino ya expedito y libre de obstáculos.

El camino de la civilización es paralelo: deja de lado creencias pero puede aprovechar sus aportaciones culturales.

Después de haber considerado que las procesiones son de interés turístico…, ¡sólo falta erigir el museo de la creencia!

Todo en la religión es un museo, pero de momento hay tanto miedo a lo numinoso y mistérico que nadie se atreve, es un decir, a exponer formas consagradas a la veneración, no cultual, sino cultural; ni cilicios; ni zurriagos o disciplinas; ni momias de santos incorruptos; ni confesionarios ni imágenes mil. Sí, las mismas catedrales se están convirtiendo en museos, inmensos museos donde se salva el hombre y de vez en cuando hay “edades” para contemplar cómo “el hombre” ha dejado una “valiosa” e imprescindible contribución a la sociedad.

Cuando a la catedral sólo se entra para “ver”, el culto, el misterio, la religión han muerto. Aunque dejen un rincón para el Santísimo. Mero recuerdo dentro del mismo museo.


La "petición de principio" y los credos.

25.10.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

En multitud de ocasiones nos hemos referido a la necesaria aplicación de la lógica a lo que se piensa, se cree y se vive. Lo hacemos una vez más.

En lógica filosófica hay una larga consideración que se refiere a la “petición de principio”, que, más o menos, viene a ser un razonamiento vicioso que consiste en dar como cierto aquello que se pretende probar.

Resulta paradójico que haya sido la Lógica aristotélico-escolástica la que más incidido en su consideración. Cójase el Catecismo de la Iglesia católica y aplíquese dicho principio. No quedará piedra sobre piedra.

Para “ellos” tal principio no rige. Su conocimiento y su saber no se rige por los principios de la lógica “humana”, que, a fin de cuentas, termina y deriva en el sentido común.

Otro argumento más para volver a decir que entre un crédulo y un racional no puede existir nexo de encuentro: sobra uno de los dos. “Ellos” ya intentaron en el pasado que “sobrara” la lógica que prescindía o ponía en la picota las creencias (dogmáticas).


La decapación del envoltorio.

22.09.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Dentro del proceso se ruptura con lo religioso, que comenzó, por poner una época, en el Renacimiento, el mundo ha llegado a la última etapa, la de la secularización plena, es decir, la repulsa positiva de todo lo que huela a creencia.

Compte tenía razón al hablar de las “tres etapas”, la teológica, la metafísica y la positiva.

Es como si el cuerpo social hubiera ido eliminando, decapando y raspando el maquillaje religioso de la cabeza rectora, bien que todavía impregne de tintura algunas zonas del cuerpo.

El lavado intenso y progresivo de la cultura ha ido limpiando la sociedad de fábulas, quimeras, sagas, credos, cultos, dogmas y alegorías crédulas que, capa tras capa, habían ocultado el verdadero rostro de la sociedad, el rostro humano.


Desdén para lo absurdo.

13.09.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

Un científico cansado de tratar de convencer a alguien de su postura racional respecto a Dios, dijo:

No tengo evidencia para probar que Dios NO existe, pero sospecho tanto que no existe que no quiero perder el tiempo en llegar a la conclusión de que no existe.

Es un argumento de lógica filosófica cuya extensión llevaría a aspectos jocosos, porque tratar de demostrar la NO-EXISTENCIA de “supuestos” es racionalmente un absurdo.

El creyente se esfuerza en “convencer” de que Dios existe. Es una postura loable. Pero el resto de las personas, las normales, ni siquiera pueden convencer a nadie, ni convencerse a sí mismas, de que algo que no se ha probado que exista, no existe.

El dios de cualquier religión es un ente puesto en solfa, discutido y hasta negado por muchísimas personas, sobre todo intelectuales (el vulgo admite lo que sea). Cuando alguien aporte pruebas indubitables, que nadie pueda poner en cuestión, se podrán discutir las mismas. Mientras tanto la razón se debe aplicar a otras cosas.

La postura más lógica ante situaciones absurdas es el desdén, el olvido y hasta el desprecio cuando importunan demasiado.


Actuar

10.09.15 | 12:00. Archivado en Psicología, EN MEDIO MINUTO

Capacidad de decisión. Ver, juzgar y actuar. En alguno de estos pasos puede haber equivocación, pero mayor equivocación es permanecer impasible.

Tengo que hacerlo; quiero hacerlo; me urgen a hacerlo; no debería hacerlo; lo he prometido; me están esperando; es el momento; es la oportunidad esperada...

La indecisión siempre tiene cautiva la mente.

Este continuo encontronazo de las urgencias que asaltan la mente, es fuente de insatisfacción. A veces es necesario pararse, pensar, "ver más": razones de cada embate, soluciones, ¡decisiones!

El pensamiento que no deriva en acción es pensamiento vacío.


La noche del espíritu que no despierta.

02.05.15 | 12:00. Archivado en EN MEDIO MINUTO

¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?. Quizá también su Cristo sufrió el desvarío de la razón. ¿Dios abandona a los suyos en el sufrimiento? ¿El sentimiento de abandono sólo se sufre cuando las cosas “van mal”? ¿Se puede acusar al Padre bondadoso de esconder la cara ante el sufrimiento de su propio Hijo?

Si Dios abandona a los suyos en las calamidades, que es cuando más lo necesitan, lógico será que, pasadas éstas, la defección de “los suyos” sea total. No basta un Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu si antes se ha sentido el abandono. Ya decían los que entendían de asuntos racionales que los dioses privan de la razón a los que quieren perder.

¡Cuántas noches del espíritu que no tienen despertar!


Domingo, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031