Humanismo sin credos

La más grande herejía perseguida por la Iglesia.

13.08.17 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías

Si ha habido un movimiento intelectual que en tiempos pasados, y no tan pasados, fue durísimamente perseguido por el cristianismo fue el atomismo. La religión lo conceptualizó como “materialismo”.

Sobre todo en este asunto cuando la Iglesia no podía enfrentarse a las ideas o a las meramente hipótesis, no se enfrentaba, simplemente hacía desaparecer al investigador, al pensador o al descubridor. Así veinticinco siglos (porque los predecesores pertenecen al a.C.). Desde la condena del helicentrismo hasta la condena de la ingeniería genética, pasando por la condena constante y encarnizada de las hipótesis materialistas.

Resulta apasionante saber cómo Leucipo y Demócrito, simplemente por observación de las partículas en suspensión en un rayo de sol y por deducción, o por pura intuición, llegaron a formular la teoría atomista, sin microscopios, sin aparatos de aumento. Nuestro tiempo confirmó sus teorías. A finales del XIX por las reacciones químicas de la materia, ésta se comportaba como si estuviera formada de “átomos”, palabra formulada por los griegos. Ocho siglos perduró tal idea: desde Leucipo, pasando por Diógenes de Enoanda, Epicuro, Lucrecio y Filodemo de Gadara.

Poco faltaba para la constatación física de sus enunciados: forma, naturaleza, peso, número y constitución de los átomos; disposición en el vacío; declividad, generación y corrupción...

>> Sigue...


Cuña de la misma madera.

23.07.17 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


No deja de ser todo un síntoma el que dos de los ateos primeros más conspicuos y palmarios de la Iglesia católica sean un párroco y un jesuita. Cuña de la propia madera que siempre es la mejor. Decimos los primeros porque aquellos nombres que casi siempre se citan como ateos y de los que la Iglesia ha condenado escritos no lo son en sentido estricto: simplemente critican aspectos parciales de la credulidad sin echar por tierra la doctrina esencial de la fe.

Hablando en propiedad tampoco el primero que vamos a citar, Cristovao Ferreira, se podría considerar ateo: en ningún momento afirma que Dios no exista; lo que hace es echar por tierra todo el tinglado dogmático de la Iglesia católica. Sí lo es, con toda propiedad, el párroco Jean Meslier. Hay que insistir en que ambos eran ilustrados en el credo que denostaban, especialmente el primero, el jesuita portugués.

De Cristovâo Ferreira (1580-1650) ya hablamos en este blog alguna vez, aunque merece la pena recordar sus “aportaciones”. Jesuita y provincial de los jesuitas en Japón, sometido a tortura abjuró de su fe en 1614; posteriormente escribió un opúsculo de unas 30 páginas demoledor: La superchería desvelada. Sus afirmaciones:

>> Sigue...


La herejía, signo de vida.

02.09.16 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


Una reflexión de G. Brenan que pudiera parecer contradictoria puede sacudir el pensamiento: Las religiones permanecen vivas gracias a las herejías, que son repentinas explosiones de fe. Las religiones muertas no las producen. Parece un contrasentido, pero hay mucho de cierto con lo que estar de acuerdo.

Hoy, aunque podría haber muchas, no se conocen herejías, auténticas herejías de fuste. Hoy, a lo más, se asiste a desviaciones doctrinales, interpretaciones sesgadas… pero ¿herejías? Quiá. Al que se mueve le quitan su cátedra y, como dice el dicho, a rey muerto rey puesto [sin] reino revuelto.

Todos los dogmas que hasta la fecha ha proclamado la Iglesia católica podrían tener su “contra factum” en herejías, muchas de ellas extraíbles del arcón de los siglos.

¡Mira que eso de la Santísima Trinidad! ¡Y las naturalezas duplicadas de Jesu-Cristo! ¡Y una señorita de clase baja, madre de Dios! ¿Y eso de la infalibilidad que ni con rodrigones se sostiene?

>> Sigue...


La muy católica ira contra los judíos.

20.06.16 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


Algo tiene el agua cuando la bendicen, dice el refrán pío. Un cristiano también podría decir: algo tendrán los judíos cuando han sido tan perseguidos durante siglos y en tantas partes. Esto sólo lo podría decir un cristiano, desde luego, aunque el asunto no deja de tener su punto de cinismo, al considerar que han sido precisamente los cristianos y especialmente los católicos, los más fervorosos perseguidores de los judíos.

Algo podría haber, porque todavía en nuestro tiempo y en algunas regiones del mundo, los judíos no son bien vistos. Sin embargo ¿por qué tanta ira y tamaña represión contra los fieles de la religión judía? ¿Por qué tanto odio acumulado durante tanto tiempo?

[Una persona de nuestro círculo de amistades que trabaja como azafata de embarque en Iberia me comentaba hace un tiempo que le producían coraje los judíos, especialmente argentinos, por su prepotencia, por su falta de educación, por su aire de superioridad, por su carencia de modales… Sintomático].

>> Sigue...


Un texto profético de ayer para sonreír hoy

14.04.16 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


"Hace años el Concilio abrió las puertas de la Iglesia... y la gente escapó"

Con relativa frecuencia hemos citado en este Blog el documento Syllabus por la enjundia que contiene respecto a la relación sinuosa del Reino de Dios, en la tierra llamado Vaticano, con el Reino de los Hombres. Excúsesenos la reiteración, porque volvemos sobre lo mismo.

Al volver a leer el Índice de errores advertidos por los Antonelli y Pío IX de turno en los escritos perniciosos y venenosos vertidos por conspicuos escritores de la época, no puede uno, o sea yo, por menos de sonreír y mirar con cierta conmiseración los vanos intentos de aquella Curia por poner puertas al campo.

[Un aparte: todo lo que hace relación a la Iglesia suele denominarse "santo", como santo padre, santa iglesia, campo santo, santa hermandad, santo rosario, santo oficio... pero no hemos oído nunca que se diga "santa Curia". ¿Por qué será? Quizá sea lo único humano, siniestramente humano, que hay en el Vaticano].

>> Sigue...


El documento Syllabus, profecía cumplida.

13.04.16 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


Todavía a finales del siglo XIX la Iglesia Católica era una potencia si no política, sí en la esfera del pensamiento y de las ideas. Potencia que se hacía prepotencia a la hora de ordenar y condenar. Las ideas reformistas o revisionistas que comenzaban a hacer mella en el pensamiento único impuesto por el entramado vaticano no casaban bien con el legado de la Iglesia ejercido durante siglos.

Como es ya de todos sabido el Syllabus", acompañado por la encíclica "Quanta cura", fue el documento vaticano que condenaba las ideas del Modernismo. Fue promulgado en 1864.

Decimos en el título que fue un texto profético porque la mayor parte de las afirmaciones por él condenables y condenadas son hoy pensamiento común, estaría por afirmar que hasta dentro del mismo cenáculo católico.

Para la Iglesia o más acertadamente para los píos rectores de la Iglesia, con todo un papa infalible al frente, eran errores heréticos que necesariamente debían ser condenados.

>> Sigue...


¡Herejes, que sois unos herejes!

10.10.15 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías

No hace mucho tiempo, en el reinado de JP-2, la Iglesia nos regalaba con noticias frecuentes sobre la defenestración de teólogos no proclives a seguir la onda oficial.

Es sintomático a la par que curioso que todas las andanadas vaticanas fuerann dirigidas contra aquellos que, interpretando textos y pretextos, iban un paso por delante de la versión oficial. Pensadores a destiempo, que luego veían cofirmadas sus teorías por jerifaltes más "franciscanistas".

En cambio a quienes iban por la vida --de la fe-- arrastrando doctrinas obsoletas para reentronizarlas como "las auténticas" no sólo no les reprendían, por vetustos, sino que les canonizaban, aunque fueran ávidos de marquesados. Síntoma de vejez, esa querencia del viejo hacia su niñez o juventud, como la del toro que agoniza por las tablas protectoras.

Y no es un asunto de varas tauromáquicas, sino de otras varas. Miden con la corta a quienes disienten con el verbo y con la larga a quienes sienten por su cuenta sinsentidos credoides y rituales.

En otras palabras, es la la facilidad que tienen Roma y Sucursales para consentir herejías flagrantes de tal guisa que incluso quien no es versado en teologías percibiría.

¿Quieren herejías consentidas sin copy-right reconocido? He aquí una sarta:

>> Sigue...


Auto de fe y quema en Madrid de Benito Ferrer.

20.06.14 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías, Cristianismo pervertido


En el primer año de andadura de Humanismo sin Credos, 2006, hicimos relación de la muerte de Hypathia, asesinato instigado –otros dicen que no— por el insigne Padre de la Iglesia Cirilo de Alejandría. A los tres años de mi referencia aparecieron libros sobre esta preclara filósofa además de una película. ¿Casualidad?

Por si no lo fuera, traemos hoy el relato del último ajusticiamiento ocurrido en Madrid propiciado por la Inquisición con la muerte en la hoguera de Benito Ferrer. Todo un guión para una película “de época”.

Ayer fue la fiesta del Corpus Christi. Para los que creen, el mismísimo Jesucristo presente en la hostia enseñoreando las calles de nuestras ciudades; para los que piensan por sí mismos, un trozo de harina paseado en primorosos relicarios; para la inmensa mayoría, ni lo uno ni lo otro, un acto social “de siempre”.

El relato de hoy tiene que ver con el máximo agravio al Corpus Christi que nunca se haya podido dar --la profanación-- atentatorio contra la convicción más honda del fiel católico cual es la fe en la presencia real de Cristo, ayer castigado con la muerte más cruel, hoy... ni siquiera merece la atención de Rouco y Cía.

>> Sigue...


La otra cara del Concilio de Constanza (1414). Consideraciones sobre Jan Hus (y 4)

29.03.14 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías

[Sintomática la estatua que hay en Constanza: una prostituta sosteniendo en sus manos al Emperador y al Papa]

Hubo consecuencias del Concilio de Constanza que duraron poco, que lo fueron a corto plazo. Con él terminó el Cisma de Occidente y la sede de la Iglesia retornó a Roma. Atrás quedaron Avignon… y Peñíscola. Poco más. Aquello de la supremacía del Concilio sobre el Papa quedó en papel mojado, pasados unos años. La regeneración de la Curia y de los Pontífices… ni se tocó. ¿Algo más?

Sin embargo las consecuencias derivadas de la persecución de los husitas trajeron algo más grave, la separación de millones de fieles al cabo de un siglo. Jean Hus tenía razón.

Jan Hus acudió al Concilio persuadido de su verdad y de que sus palabras harían cambiar las costumbres, preceptos, imposiciones y también la forma de vida depravada de las altas jerarquías de la Iglesia. Visiones de un iluminado sustentadas, sin embargo, en los gravámenes que sufría el pueblo.

>> Sigue...


¿Quién osará alzarse contra Dios... o denostar a su Iglesia? (2)


Vengamos al otro asunto, el de la ausencia o parquedad de pensadores que se han enfrentado a las creencias de modo categórico y el porqué de la pasividad de otros muchos. ¿Por qué no han proclamado a los cuatro vientos la falsedad de las creencias, el engaño sistemático, el aprovechamiento de los ignorantes y por qué no lo han denunciado?

1. Comencemos por aquellos destinatarios primeros del "id y enseñad", el entramado social donde germinó el cristianismo, helenos y romanos. Estamos refiriéndonos en todo momento al estrato social culto, ése que era capaz de discernir lo verdadero de lo falso, que podía enjuiciar más certeramente dónde estaba el grano y dónde la paja, cuya sabiduría ejercía un poderoso influo en la sociedad...

>> Sigue...


Breverías. MÁS FANÁTICOS.-

13.11.13 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías, EN MEDIO MINUTO

La ciencia no es proselitista ni fanática ni busca prosélitos; tampoco lo suelen ser las personas normales, porque la verdad se impone sola. Ésta es su confianza y su seguridad.

En cambio los fanáticos siguen el lema de “el que no está conmigo está contra mí”, sin puntos intermedios. Y de tal manera lo siguen que generan mártires en su seno (ya lo dice su fundador: seréis mis “testigos”, "martüres" en griego): hoy son los desesperados de Palestina y mártires de Al Quaeda, ayer fueron Esteban y secuaces del primitivo cristianismo.

El “mártir” está convencido, muere por sus ideas, ¡niega las evidencias, sobre todo las sociológicas!, es capaz de perder a su familia, sus amigos, su patria.

Es sintomático: en la creencia no pasa como en la búsqueda de la verdad, donde es buena la duda, donde se aceptan las proposiciones del contrario, donde se comparten puntos de vista: al que duda lo tachan de cobarde o pusilánime, de tener una fe débil y enfermiza, o, en palabras de su líder, porque sois tibios os expulsaré de mi boca.

¿A qué se debe esa actitud tan contraria entre los que buscan “las verdades” y los que buscan “la verdad”? Haga esto pensar a cualquier crédulo, si quiere ser razonante, es decir, persona normal, es decir, hombre; si quiere quedarse en crédulo, fanático, obstinado e intolerante.


Dimes y diretes teologales o Jon Sobrino como pim pam pum.

07.01.13 | 12:00. Archivado en Herejes y herejías


Allá por 2007 saltó a la prensa civil el caso de la defenestración dogmático-religiosa de un teólogo de campanillas, Jon Sobrino, barcelonés y vasco, jesuita, que el pasado veintisiete de diciembre cumplió su septuagésimo tercer cumpleaños. En su momento, uno que ramoneaba por RD como residuo de la era de los diplodocus, o séase del Jurásico, puso su verbo encendido al servicio de la Santa Maestra Iglesia para denostar doctrinas que se apartaban del otro magisterio, el de quienes detentan el "ordeno y mando".

Jon Sobrino... He leído aquí y allá aspectos de su devenir vital y he de confesar mi profunda admiración por él, de profesión "persona", de ocupación "preocupación" y de vida "al borde", bien al borde físico de la misma, bien al borde de su vida profesional. Puede ostentar con orgullo el último título honorífico, no el de Honoris Causa de Deusto sino el de "relapso de la CDF", o sea, "mártir de Ratzinger".

>> Sigue...


Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031