Humanismo sin credos

El cansancio que ríe con San Antón.

16.01.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Con permiso de PROMETEO, nos colamos de rondón en la serie de artículos sobre el pensamiento griego primitivo porque el asunto "protectores" tiene su enjundia.

Preciso es acordarnos de un santo, Antón, nada menos que patrón o protector de los animales domésticos (menudo venero protector si hubieran seguido con todas las especies animales, sobre todo las que sustentan a los humanos, por ejemplo un patronazgo sobre las nécoras o los percebes).

Mañana se celebra la festividad de San Antón, entre otros títulos patrón de los animales. San Antonio, ermitaño y luego abad de eremitas, que aprendió santidad observando a los animales, dicen. En cierto sentido hasta los imitó en su época de ermitaño. Su bendición es fuente para los animales de salud y bienestar para todo el año. Debe ser cierto como así se desprende del testimonio de cuantos llevan los suyos a ser bendecidos. Porque...

>> Sigue...


El mundo religioso arrumbado que quedó atrás.

11.01.18 | 09:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Los que tenemos una “cierta edad” (vulgo, viejos) gozamos de la gran ventaja de haber vivido otros tiempos (de Perogrullo, incuestionable y redundante). Tiempos dichosos para nosotros pero irreconocibles para los que, tengan la edad que tengan, siempre son más jóvenes que nosotros.

Para uno de estos jóvenes que hoy lo son hasta los cincuenta años, es impensable siquiera pensar que durante muchos años ¡no hubo televisión! Y que los móviles son de hace dos días. Y que los ordenadores eran algo meramente soñado por quienes los inventaron. ¡Curiosamente podíamos vivir sin todo eso!

Y teníamos la ventaja de que los juguetes los fabricábamos nosotros. La ventaja de que a la salida de la escuela teníamos tiempo para hacer la tarea y jugar. Nuestra vida infantil y hasta juvenil era un juego continuo. Ni pensar en extra escolares, porque todo era una extra escolar.

>> Sigue...


Los doctos no se escandalizan ni retroceden en su fe pero es vivir del cuento.

02.01.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


En su inmensa mayoría la religión es patrimonio de indoctos e incultos, que apenas si saben nada del trasfondo de su fe. Y lo que saben es la literalidad de lo que oyen o escuchan. También lo que de memoria repitieron desde la infancia. En concreto, la inmensa mayoría de los que fervorosamente ponen “belén” en su casa, de la Navidad únicamente saben lo que el evangelista Lucas les ha venido repitiendo desde que escribió su evangelio.

Sí, cierto, hay otros que saben algo más y su fe no flaquea cuando conocen el cuento escondido que se encierra en los misterios que adoran o reproducen. Están los que a diario bucean en foros y blogs que les ponen al tanto de ciertos contenidos colaterales de su fe; los que se encuadran en grupos de estudios bíblicos; los hay que, llegado el caso, leen; los que preguntan... O incluso el papa Francisco besando el muñeco divino.

De lo dicho en el primer párrafo se desprende la necesidad de que vengamos moscones como nosotros a recordarles que lo que dicen que sucedió en Navidad es pura fábula, cuento, mito, leyenda o pura fantasía sin fundamento real alguno. Con ello, lógicamente no es nuestra intención amargar el turrón a los crédulos, pero sí poner ciertas cosas en su sitio.

>> Sigue...


FELICIDADES, CRISTIANOS.

25.12.17 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Día grande en la liturgia cristiana. Nada menos que de tres misas distintas dispone la Iglesia Católica para este día. La primera después de Maitines ("in nocte"); la segunda después de Laudes; la tercera después de Tercia, que comienza con "Puer natus est nobis et fílius datus est nobis"

El oficio de Navidad comienza con las I Vísperas del 24, pero propiamente con Maitines " In Nativitate Domini" donde los fieles se animan con la antífona "Christus natus est nobis, venite adoremus" a la que sigue el hermoso salmo 94.

Enhorabuena, creyentes cristianos. Es vuestro día. Felicidades por seguir gozando de un espíritu del que carecen los demás.

>> Sigue...


La tergiversación indigna... aunque estimula.

20.09.17 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


El domingo pasado y por cuestiones ajenas a creer o no creer soporté en "tal" iglesia un sermón apocalíptico. El coadjutor de turno ya estaba entrado en años, aunque no lo pareciera. No sólo era que su discurso estuviera vacío de todo contenido humano, de algo que mínimamente pudiera encender la llama de la convicción, es que además presuponía y tergiversaba todo. Y esto es lo que me sublevó.

Su sermón daba por sentado varias cosas: que quienes no van a misa profesan un odio visceral a la religión; presuponía en quien no sigue los dictados píos, corrución de costumbres; presuponía en el “mundano” que habla en contra de los que creen y de lo que creen, analfabetismo compulsivo, desconocimiento criminal de lo que es la gracia y el plan de Dios; si este "mundano" se opone a la presencia de lo sacro en la vida civil, a la par que impío y anticlerical, entra en la categoría más o menos de terrorista. O casi. Sermón apocalíptico.

Las más de las veces el mundo cerrado en que estos clérigos-cervatana viven les lleva a refutar doctrina, opiniones, escritos, ensayos, libros afirmando cosas que “el otro”, el que pone a la credulidad en su sitio, ni ha dicho ni ha querido decir o no sabiendo interpretar las ideas dentro del contexto adecuado.

Esto que es verdad en cuanto a conductas o pensamientos de hoy enfrentados a la religión, lo es todavía más cuando juzgan escritos del pasado. Escritos que con seguridad no han leído y que sólo refutan de oídas. La Iglesia con su infinita sabiduría ya ha juzgado, saben que tal autor es contrario a las ideas clericales y para ellos cualquier cosa que diga es nefanda, censurable y digna de castigo.

>> Sigue...


Recitar no es pensar.

01.08.17 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Que las religiones tienen un fundamento inconsciente es algo sabido por todos. No es la razón la que guía las creencias sino el subconsciente colectivo, el mundo de la imaginación, los deseos utópicos, la ilusión que presiente o los miedos pre conceptualizados.

Asimismo su continuidad e incluso su difusión siguen procesos inconscientes. Lo cual lleva a afirmar algo evidente: es la incultura la base más consistente de las creencias.

Un hecho claro: la misa. Es el único rito que semanalmente practica el 99% de los creyentes. No tienen otra fuente de información religiosa. ¿Pero a qué se reduce la misa? A recitar mecánicamente una serie de frases aprendidas desde la infancia; a levantarse, arrodillarse y sentarse mecánicamente; a oír palabras que la mayor parte no escucha; a engullir un fragmento de harina con unción y devoción haciéndose a la idea de que “eso” es algo más que moléculas que se disuelven en el estómago...

>> Sigue...


Poco les queda a estas religiones.

Una y otra vez, en los albores del siglo XX, el fraile aviador capuchino fray Emiliano Mª de Revilla repetía en cuantas ocasiones se presentaban, fuera ante Alfonso XIII, Maura y otros dirigentes, o en mítines y conferencias aquel sonsonete de: “¡Educación, educación, educación!”. No encontraba otra manera de que España fuera aceptada en el Rif en su proyecto de “protectorado”. Y era un fraile. A la postre, ése fue su delito para que los descendientes cerriles de los primeros lo asesinaran.

La religión perdurará durante mucho tiempo, como perdurará la incultura en amplias capas de la población. En la carencia de educación, quizá más propiamente instrucción, tiene la religión su mejor campo abonado.

La religión es hoy un corpus doctrinal cerrado (ya no se dan ni las herejías doctrinales ni las controversias de otros tiempos).

>> Sigue...


¿Rezar el rosario? Domingo de Guzmán: SÍ. Jesucristo: NO

26.09.16 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Leo que los dominicos celebran sus 800 años de vida… ¡que ya son años! Participan de la intemporalidad de la santa madre Iglesia. Y se vanaglorian los dominicos de haber introducido en la Iglesia la práctica del “santo-rosario-porlá-señal”.

Podrán vanagloriarse de otros legados, pero no de ése. Son grandes y valiosas sus aportaciones a la cultura o a la enseñanza. Ahí están personajes de la talla de Alberto Magno, Tomás de Aquino, Tomás de Ávila o Bartolomé de las Casas, pero... que sean OTROS quienes toquen a rebato.

Puestos a hablar de vanaglorias, aunque no sean tan vanas sino más bien siniestras, podrían gloriarse de haber sido los muñidores de la también “santa-inquisición”, que ya es extorsión llamar “santa” a tal reliquia sinónimo de opresión y tortura. El rosario tiene cerca de 800 años de vida. La Santa Inquisición, más bien más que menos, cuatrocientos.

Ni me va ni me viene y allá cada cual con sus rezos, pero el rosario, obligado para colegiales católicos en otros tiempos, ha sido para muchos pesadilla ritual. Y, a la vista de lo que oigo o de la manera como oigo recitar las 50 avemarías de rigor, no es otra cosa que un rito diario que hay que pasar del modo más rápido posible antes de la exposición del Santísimo y de la santa misa. En menos de diez minutos han liquidado el trago.

Alguien ha dicho que el santo rosario no es sino la traslación al rito católico de prácticas corrientes en el Islam, el Budismo o el Hinduismo. Es el adormecimiento espiritual a través de mantras una y otra vez repetidos. En esto de prácticas rituales la santa madre Iglesia no podía ser menos: inventó un rito... pero no relacionado con Cristo sino con la Virgen María. ¿Tanto poder tiene en el cielo? ¿O tan sorda está que no le baste con una simple "avemaría"? .

>> Sigue...


La religión como costumbre.

29.08.16 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

He asistido a las celebraciones dominicales en un pueblo de Castilla. A la salida, comento y pregunto por tales o cuales frases de lo que se ha leído; por el "discurso" que ha largado el celebrante; por el significado de tales ritos... Y saco conclusiones.

Constato que la mayor parte desconecta de lecturas y sermones. Pero presuponiendo más de lo que escucho, ¿conoce realmente el creyente su religión? ¿Puede leer textos bíblicos, patrísticos o teológicos y entenderlos? No.

¿Por qué, entonces, se mantiene y tiene tanto arraigo la religión en los ambientes rurales [también, por supuesto, los urbanos] que, en el fondo y en la forma, son gente que desconoce tales contenidos?

>> Sigue...


Otro de los muchos absurdos, el pecado de los bebés.

03.06.16 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

No discuto lo que ya muchos creyentes ni siquiera discuten, que eso del pecado original transmitido es un cuento: se quedan con la fiesta y pasan de largo de lo que ahí se dice. Pero no es un cuento que se pierda en la noche de los tiempos sino un cuento con fecha, hora y autoría conocidas y, sobre todo, contenido doctrinal.

Pero algo se dice en la ceremonia, algo que sigue sustentando la doctrina oficial. Al menos lo parece. Y es mantener esta doctrina lo que le hace a la Iglesia caer en uno de los muchos ridículos en que se sustenta.

En la ceremonia se exorciza al bebé para que huya de él el demonio; se le anima a renunciar a sus pompas y vanidades; se le limpia del pecado de Adán y Eva, “que corrompe al hombre y al mundo” como explican los teólogos. Y si de los efectos del bautismo hablamos, son tales que el bebé necesariamente debería llegar a la vejez pletórico de fe, henchido de gracia, fortalecido contra las adversidades, imposible de quebrar por pecado alguno...

>> Sigue...


El fraude de la confesión penitente o penitencia confesa.

02.06.16 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Admito algunos beneficios de la confesión: el hecho de “descargar” la psique de lacras --oh paradoja-- “inconfesables”, produce un efecto benéfico, una sedación de la angustia en la persona. Es decir, el hecho psicológico de hablar, de usar la palabra, cura determinadas dolencias.

Más allá de lo dicho, la confesión tal como la entiende y practica la Iglesia, aparte de una perversión, procede de una confusión bastante interesada. El modo ya se conoce: el sacerdote se esconde en una especie de jaula; la penitente dice haber ofendido a otra persona, a Dios o a sí misma, de pensamiento, palabra u omisión; la penitente pide perdón al sacerdote para que, por su medio, sea perdonada por Dios.

El sacramento de la penitencia no fue instituido por Jesucristo. No, no tiene un origen testamentario. He leído que esta forma privada de pedir perdón la inventó un desconocido abad de un monasterio irlandés, práctica que luego se extendió a otros monasterios. Era el medio de que se servía el abad para conocer hasta los pensamientos más escondidos de los monjes.

>> Sigue...


No se necesita agua bendita para pensar (y 2)

09.05.16 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Que no, señores. Que hoy, superado el miedo ancestral a ser achicharrados, preferimos "servir a lo humano": nuestras reuniones son con los amigos; nuestras alegrías son las que proporciona una conversación profunda o trivial, jocosa o distendida. Que si vamos en peregrinación es al cine, a la biblioteca, al museo... ¡donde admiraremos también aportaciones del pasado crédulo, por cierto!

Que si necesitamos a un profesional acudimos al relojero, al ebanista, al psiquiatra, al médico o al ensayista conferenciante. Incluso, y por participar del jolgorio colectivo, que si acudimos a tal romería es por hacer ejercicio, por bailar, por turismo, por degustar... aunque sea a propósito de San Sofronio.

Sólo quien ha conseguido salir de ese cuévano ritual es capaz de percibir el galimatías en que se revuelven los que todavía deambulan por el interior, convencidos de estar pletóricos de Espíritu, posesos de la verdad o estimulados por la santa indignación.

Pero dejando consideraciones al margen, hacíamos relación ayer de ciertas "constricciones colaterales" a que el creyente se entrega, ritos y rituales que se van añadiendo en su supuesto camino de perfección y que, en determinado momento de su vida, lo succionan de tal modo que su obsesión no es otra que la de cumplir con tales prácticas santificadoras.

>> Sigue...


Miércoles, 17 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031