Humanismo sin credos

"Santo rosario, porláseñal"

19.01.19 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Teruel y Albarracín. Rosario de la aurora.

Previo.

Por aquello de la venda antes de la herida, me afirmo y admito y digo
--sí al silencio,
--sí a la meditación,
--sí a la reflexión,
--sí al apartamiento del ruido,
--sí al cubil escondido,
--sí al paseo solitario,
--sí al sentir a solas la brisa que se cuela por las encinas del monte... rumiando el propio yo.

Todo ello ayuda a encontrarse consigo mismo o a que la chispa de una solución arduamente buscada, salte de repente.

La práctica.

Me acaba de venir, como un vaho de la niñez, el recuerdo de aquella expresión: "El porlá"... con que comienza esta su plegaria.

>> Sigue...


Todo soy yo.


Ejemplo de lo que decimos. Falso.

Estamos demasiado acostumbrados, por cultura, a parcelar, a dividir, separar y tratar de encontrar fracciones en el ser humano. Parece que tanto más es un filósofo cuantas más recovecos escondidos “saca a la luz” sobre el hombre. Y la religión, como no podía ser menos, se sirve de tales elucubraciones para deducir a cuenta de inventario.

Sin embargo cuerpo, alma; voluntad, entendimiento; acciones, omisiones; emociones, pensamientos; consciente, inconsciente; ser obrar, amar, entender; comer, trabajar, jugar, correr, ... todo procede de un sujeto único, el hombre.

>> Sigue...


El “risus paschalis” en los conventos – 5/6

03.01.19 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Convento de las Descalzas Reales

Donde teológicamente más se hacía presente la alegría de la pascua era en el entorno de los consagrados al Señor, en los conventos. Y sobre todo en los conventos de féminas a Dios entregadas.

No hace falta elucubrar respecto al cómo de tales celebraciones, porque ya determinados documentos dan referencia cumplida de las mismas. Nada menos que documentos de la Inquisición.

No es casual que el siglo XVI fuera el siglo de la reforma franciscana, de la reforma de Santa Teresa y de San Juan de la Cruz o de San Pedro de Alcántara. La relajación a que habían llegado determinadas órdenes religiosas “clamaba al cielo”. Y esta relajación quedaba más manifiesta en esas fechas de gaudeamus y felicidad.

>> Sigue...


El “risus paschalis” – 4/6

01.01.19 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Venimos diciendo que a todo este conjunto de prácticas que provocaban la risa como expresión de la alegría de determinadas fiestas pascuales, las pascuas de Navidad, Resurrección y Pentecostés, principalmente, se le denominaba en los documentos eclesiásticos “risus paschalis”.

Las Pascuas son el tiempo por excelencia de la alegría, aquella que es generada por una vivencia interior que colma el espíritu. Signo de tal alegría y expresión de la misma es la risa.

De ahí que, del modo que fuera, había que provocar la risa en las celebraciones litúrgicas de pascua. Lo grotesco, la caricatura, la bufonada, el ridículo, incluso las expresiones soeces y libidinosas venían a ser el mejor modo de hacer brotar la risa.

>> Sigue...


El “risus paschalis” – 3/6

30.12.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Las grandes casas nobiliarias y por simbiosis las mansiones de hidalgos, comerciantes o ricoshombres acaudalados, dentro del conjunto de servidores disponían de “criado culto” que tenía la función de entretener a los señores con elaboraciones propias, fueran canciones, entremeses o farsas. Juglares artistas con educación superior.

Consideración aparte merecen las capillas musicales de la Casa Real cuya música es bien conocida desde los Reyes Católicos hasta bien entrado el siglo XIX. Carlos V disponía de dos, una flamenca, la que tenía en Bruselas, y otra castellana, no disuelta tras la muerte de Felipe II.

Los integrantes de las Capillas Reales gozaban, por su experiencia y conocimientos, de un status social muy elevado. Como curiosidad cultural sugiero la audición del FANDANGO escrito por uno de los cuatro organistas de la Capilla de Carlos III, Félix Máximo López. Hay un soberbio retrato suyo de Madrazo en el Museo del Prado.

>> Sigue...


El “risus paschalis” – 2

28.12.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Aunque es cosa sabida por cualquiera que posea una leve formación musicológica, la palabra "villancico" no tiene, a partir del Renacimiento español, el sentido que adquirió después, finales del XIX (composición popular referida a la Navidad).

Villancico, cuyo nombre sugiere "canción de villanos", hace referencia a una estructura musical a varias voces con un estribillo y varias coplas, donde la copla retoma en el último verso la melodía que inicia o concluye el estribillo. No tenía relación alguna con la Navidad, por supuesto. El texto adquiere formas muy variadas, aunque por lo general suele ser de cuarteta con versos octosílabos.

******

Cuando la religión lo inundaba todo e imponía su férula en todos los momentos del día y del año, especialmente en los actos festivos, la alegría no podía ser ajena a las celebraciones litúrgicas.

>> Sigue...


El “risus paschalis” - 1

26.12.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


No hay en los artículos que siguen ánimo alguno de polémica. Simplemente pretendo aportar información de un rito curioso extra litúrgico de la historia de la Iglesia especialmente en tiempo de Navidad.

Hay otro motivo, éste personal, para hacer referencia al “risus paschalis”, con petición de venia por lo que pueda suponer de vanagloria o petulancia: el motivo de que el título "Risus Paschalis" fuera soporte de varios conciertos de “música antigua” del Grupo SEMA del que fui integrante durante treinta años y cofundador.

>> Sigue...


Qué queda de la Navidad

24.12.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Las navidades ya no son lo que eran. O al menos así lo parece. Quizá los años, los de uno, coloquen la mente en otro estado (mental, aunque también físico) y lo que antes encandilaba ahora produce hasta fastidio. ¡Cuántas veces oímos eso de “Estoy hasta las narices de la Navidad, cuándo pasará”! Y la hartura de comidas, de aglomeraciones, de compras y regalos, de atascos y limitaciones impuestas por carmenidades sobrevenidas.

>> Sigue...


Meditación propia de este día: ¿morir naturalmente? ¿vivir eternamente?.

02.11.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Es hecho convertido en convicción sabida y asumida la inexorable paradoja de que "vivimos para morir”. Todos lo sabemos; pero no terminamos de creérnoslo. O vivimos de espaldas a ello haciendo malabarismos para que tal idea sea soslayada como sea.

Vivimos como si no fuéramos a morir. Aquel “polvo eres y en polvo te has de convertir” ya no nos asusta ni nos preocupa como a nuestros ancestros. Y hacemos cínicamente mofa, parodia y sarcasmo de la muerte, sobre todo en Carnavales.

>> Sigue...


Adiós a todo aquello - 3

21.10.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Por gracia o por desgracia, el tiempo ha barrido prácticas que pretendidamente se sustentaban en creencias. Nuestra sociedad se rige por nuevos criterios. Otro es el espíritu. Muchos son los factores que han influido en el cambio, entre ellos el haber salido de dos terribles guerras mundiales, con otras adheridas no menos crueles, donde, como “casi” afirmó algún papa, los que sufrieron la vesania del hombre no tenían ningún Dios que acudiera en su ayuda.

La nueva sociedad ha barrido muchas cosas, entre ellas prácticas religiosas que nada decían al hombre y que en muchos aspectos lo tenían sometido o mentalmente postergado. En todos los aspectos, nuestro mundo es mejor que el que hemos dejado atrás. Y no porque sea el único que tenemos como afirmaba “aquel” filósofo (Leibniz).

En el abandono de prácticas hoy sin sentido ¿se ha esfumado la religión? Evidentemente no, pero sí su poder coercitivo. Esos aditamentos adheridos a la religión eran aquellos de los que la religión se ha valido durante siglos para el control de la sociedad.

El pueblo llano identificaba religión con prácticas y ritos. No podía ser de otro modo, dada la poca o nula profundización en los misterios sagrados, algo relacionado con su parva instrucción. Importaba más el rito que su contenido. El pueblo aprendía con actos e imágenes.

>> Sigue...


Adiós a todo aquello - 2

19.10.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos

Somera relación de situaciones, aspectos, realidades sociales donde el imperativo categórico eclesial imponía sus normas y preceptos, secundado por las fuerzas vivas cuya autoridad venía de Dios.

a) Impensable en aquellos tiempos playas nudistas. Ni tampoco, por supuesto, el “top-less”. Era la policía municipal la encargada de velar por la decencia en las playas. Pero ¿de dónde procedía la compulsión policial? Evidentemente de la autoridad moral, de la clerecía local, regional o estatal. ¿Asustan hoy a alguien? Si bien la sociedad todavía no lo acepta con buenos ojos, lo más que provocan es curiosidad morbosa en algunos. Y en general, indiferencia.

b) Las mismas relaciones sexuales entre jóvenes, y no jóvenes, tiempo ha que dieron de lado los criterios que emanaban del confesonario. Y de acusarse de ello, algo impensable hoy. No existe ni el más leve atisbo de conciencia de pecado, aunque sí el temor a otros aspectos ligados a tal relación: embarazos no deseados, contraer enfermedades…

c) Por los años sesenta, el debate sobre métodos anticonceptivos se vivió con especial virulencia por parte de las autoridades eclesiásticas. Hoy nadie habla de ello. Ni siquiera los mismos fieles. ¿Eran válidas las consideraciones morales de la Iglesia? El tiempo ha puesto a cada uno en su lugar y el silencio impera por doquier. Ha quedado el preservativo como reliquia de aquella controversia

.

>> Sigue...


ADIÓS A TODO AQUELLO - 1

17.10.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Se acepta, al menos como fenómeno universal, que el sentimiento religioso sea algo cuasi inherente a la naturaleza humana (no voy a afirmar que sea consustancial a la misma, porque no lo es, pero…).

...¿pero el sentimiento religioso necesita de manifestaciones externas, individuales o sociales, para tener carta de naturaleza? De ahí que todavía tenga mis dudas de si lo que está feneciendo de la religión es su aspecto sociológico o la religión misma.

Debido a esa simbiosis entre sentimiento y manifestación externa, es esclarecedor no sólo el hecho de creer y practicar sino, tanto o más, el modo y el porqué del “descreer”.

Cuando la persona se va sintiendo más segura de sí misma, más independiente de los ciclos naturales, más autónoma porque dispone del sustento necesario, más festiva porque puede gozar del ocio, más integrada o reforzada por el sentimiento de una sociedad cambiante… la religión va quedando arrinconada tanto en el espacio mental más reducido –no hay compulsión o imperativo mental para las celebraciones religiosas-- como en el tiempo destinado a ella –primero de semana en semana, luego lapsos de tiempo más largos y finalmente en ocasiones contadas y por imperativo familiar o social (funerales, bodas, I Comunión…).

>> Sigue...


Sábado, 19 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031