Humanismo sin credos

Juegan con Dios y con la salud - 3

17.05.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas, MARIA Y EL MITO


Los que gozan de una cierta cultura, necesariamente dejan de lado aquellos aspectos más groseros de la credulidad “salutífera”, ésta que pretende, busca y a veces hasta encuentra la curación de enfermedades o el restablecimiento de la salud acudiendo a esos centros de “magia oficial” como son Fátima, Lourdes, Medjugorge, Guadalupe... donde se trafica con la esperanza imposible de tanta gente desauciada.

Se sabe que la palabra "obra milagros" cuando de curar enfermedades hablamos. Muchas veces no se sabe ni por qué no cómo, pero así es. Ahora bien, otra cosa son los "santuarios" institucionalizados, Fátima por ejemplo, a los que acuden muchos desesperados "sabiendo" que allí pueden encontrar la salud. Esto es un engaño y un desfalco. Y si eso no es perseguible de oficio, no sé qué atentados más graves puede consentir la sociedad contra la salud mental de sus ciudadanos. Esos centros del engaño autocomplaciente debieran ser objeto de investigación, si no criminal, sí por lo menos profiláctica.

Pero hay encontronazos todavía más groseros si cabe, por ejemplo cuando la palabra de unos exaltados o fervorosos creyentes no es que propugnen centros alternativos de curación crédula, sino que su palabra se alza contra una minúscula vacuna. Vacuna y palabra no están en el mismo nivel de consideración, desde luego, pero eso sólo lo tiene en cuenta la ciencia que descubre las vacunas, que "pasa" de considerandos pueriles, como acudir en “trenes especiales” a Fátima o Lourdes.

>> Sigue...


La psicología infantil de la Virgen de Fátima - 2

15.05.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido, MARIA Y EL MITO


¿Alguien se lo imagina? Jesús quería mucho a los niños y, sentados en torno a él, les contaba cuentos terroríficos que les hacían llorar y temblar de miedo. Luego en sus casas se despertaban a mitad de la noche, aterrorizados y dando grandes gritos. ¿Alguien se lo imagina?

Es de suponer que Jesús acomodaría su lenguaje a lo que los niños entendían; no les transmitiría mensajes de alta teología; ni les citaría la Ley y los Profetas; y les haría reír; y jugaría con ellos… Quizá estemos pecando de “racionalistas” o “psicologistas” al presuponer eso en Jesús. Pero seguro que cualquiera que piense en Jesús y los niños, estará de acuerdo con lo dicho.

Es de suponer, por otra parte, que su madre, la Virgen María, sería todavía más afectuosa que su hijo, aunque sólo sea porque era madre y el instinto maternal…

Presuponiendo lo dicho, ¿cómo es que a la Virgen, cuando se aparece, olvida los principios elementales de la psicología pedagógica e infantil, que ella conocía de sobra porque era sapientísima?

>> Sigue...


Fátima, nunca mais (Mario di Oliveira) - 1

13.05.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido, MARIA Y EL MITO


¿Cómo hablar hoy de Fátima sin lanzar las campanas al vuelo para que resuenen nuestros ecos también en su recinto? ¿Cómo no unirnos al fervor colectivo que inspiran tanto el lugar y la efemérides como la presencia del máximo sacerdote, el Papa Francisco? No podría ser de otro modo. Hablar otra cosa sería de atrevidos, o de necios, o de voluntaristas.

La Iglesia católica entera está hoy en Fátima. Aquí se produjeron apariciones; aquí la Virgen realizó milagros de enorme envergadura; aquí bailó el sol su particular rigodón; aquí se han congregado miles y miles de peregrinos; aquí se ha venerado a la Virgen en su maravillosa y sencilla belleza; aquí es el no va más de la glorificación de María; aquí se llena el inmenso recinto de “El trece de mayo – la Virgen María…”.

Y a pesar de que debiera ser un acontecimiento no ya portugués ni católico sino mundial, universal y hasta planetario, los protestantes no quieren saber nada de esto; los fieles musulmanes no saben siquiera lo que quiere decir Fátima si no es por haber prestado el nombre al lugar; los hinduistas ni el nombre… Y los descreídos, los impíos e irreverentes, en fin, las malas personas, se ríen de tan descomunal engaño.

>> Sigue...


Que no empapucen al personal con cuentos.

08.12.16 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

Lo mismo que insisten, insistimos. Y ante lo que repiten, nos repetimos. Y aunque nos espeten que "siempre lo mismo", volvemos a la protesta. Porque su fe se divierte con un siempre A lo mismo, a hacer acto de presencia a la mínima de cambio, o sea, hoy gran fiesta de la credulidad más crédula.

La Purísima, la Inmaculada Concepción. Algunos ni siquiera saben si tiene que ver algo "inmaculada" con "concepción". Ni siquiera qué es cada cosa. Se habla del puente "de la Inmaculada". Debe ser el Nanpu Bridge de Shanghai. Y si se habla de "la Concepción", en Madrid pasa por ser un hospital prestigiado por una Fundación. Claro es que también para muchos Jorge Juan es una calle de Madrid. Tales sonoros vocablos parecen tintinear bien cuando se aplican a la siempre Virgen María: Inmaculada Concepción, así de eufónico.

Hoy me muestro un tanto más ofensivo, quizá porque es la quinta o sexta vez que traigo a colación el tema. Y es que ya uno se cansa de querer presentarse como "sacralmente correcto" y comprensivo con irracionalidades como la que hoy reluce. Hay cosas que no se pueden admitir. Y basta.

Sintetizamos el credo inmaculado --dogma de fe desde el tempranero año de la fe de 1854-- para algún budista ignaro o seguidor de Confucio despistado que accedan a este antro:

>> Sigue...


Celebrar cuentos: Virgen del Pilar.

12.10.16 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

Instaurar una fiesta es fácil: basta con que una autoridad con poder lo haga. Más difícil es suprimirla o, como es el caso, sustituirla. Todos los años regresa la Iglesia Católica Española (ICE) con el cuento de “la Virgen del Pilar”. Está en su derecho… siempre que no trate de confundir. Y la ICE lo hace: por una parte, el relleno conceptual de la fiesta es falso y, por otra, es obvia la pretensión de superponerla a otra de carácter nacional.

Frente a este derecho, el de celebrar leyendas, también está el de que otros muchos fieles, fieles a la verdad racional, vengan por las mismas fechas a intentar poner las cosas en su sitio. En primer lugar, diciendo que no se celebra un hecho histórico sino una leyenda. Y en segundo lugar, que la fiesta principal de este día es la de la Hispanidad, en memoria de un hecho, éste sí, históricamente cierto, la llegada de Colón a Guanahaní, Cuba y La Española. Un hecho histórico de enorme trascendencia para el mundo occidental que España con justo derecho se atribuye.

>> Sigue...


¿Desmontar el mito de María?

27.09.16 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

¡Horror! ¡Ahora se meten con María! ¡María, nuestra madre, la siempre virgen, la madre de Dios! ¡La patrona de nuestros pueblos! Preciso será alzar una campaña de rezos y reivindicaciones para hacer callar a tanto deslenguado, insolente, atrevido y desvergonzado.

Pregunta inocente: ¿Es que no se puede analizar cualquier asunto que tenga que ver con el hombre, con sus creaciones, sus inventos, sus prácticas y sus creencias? Pues hete aquí que el asunto “María” huele demasiado como para que tal fragancia no suscite las dudas, incertidumbres y perplejidades.

"Lo" de María es un asunto más de incongruencia entre la doctrina y la práctica, entre lo que dicen y lo que hacen, entre lo que dicen que es histórico (real, comprobable, razonado, ocurrido) y lo que todos entendemos por mito.¿Podemos retrotraer el asunto a sus inicios? Sabemos que los evangelios no son documentos históricos y en el asunto de María hay mucho de recopilación de mitos femeninos. Aún así ¿qué dice el Evangelio de María? ¿Cómo se fraguó su divinización? ¿Cómo se ha desmadrado su culto de tal modo que María ha devenido una diosa a la altura no ya del Hijo de Dios, sino del mismo Padre Dios?

>> Sigue...


Asunción, una fiesta de traca.

14.08.16 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO


Mañana es una gran fiesta en este pueblo. Para ser precisos, “la fiesta del pueblo”. También en cientos de ellos. Estaríamos tentados a decir que es fiesta "a lo largo y ancho de España", caso de que ésta exista todavía.

Digamos de pasada que de alguna manera había que festejar el fin de la cosecha. La Iglesia, madre astuta, ha sabido siempre aprovechar los momentos que debieran pertenecer sólo al hombre: el final de la cosecha, la hora de recoger el fruto del esfuerzo, alimento o salario para todo el año… ¿cómo no pensar en la Madre, sea ésta María o Cibeles o cualquier “magna mater”?

>> Sigue...


La lucha de la razón, María madre de dios.

06.06.16 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

La mezcla y coexistencia, en las religiones, de irracionalidad (¡esto es un misterio!) y racionalidad (toda la teología) produce monstruos conceptuales de muy difícil coexistencia, y por tanto, aceptación.

Es el caso de “María madre de Dios”. El análisis conceptual nos dice que tal afirmación es irracional: el concepto “dios” excluye la filiación materna.

El creyente, para creer, debe atenerse al conocimiento de lo que cree. Sin conocimiento, no hay fe. Sería su fe, si no, un conglomerado magmático de creencias Pero a su vez la fe destruye la forma de conocer lo que se cree. La fe es aceptación sin más. Las conclusiones conceptuales muchas veces se transforman en verdades a creer por necesidad del discurso racional.

>> Sigue...


El santo rosario, no tan católico como pueda parecer.

10.12.15 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

Lo del rosario como perviviencia de prácticas precristianas o paganas sería un asunto de menor calado si no fuera signo de algo más enjundioso. Nos referimos al hecho constatado de cómo los fundamentos doctrinales y rituales de la Iglesia lo constituyen pervivencias de creencias y prácticas de otras religiones, despreciadas por la más santa y más pura de ellas con el término de "paganismo". No es baladí el asunto, porque eso llevaría a pensar en otra cosa más real, cual es que todas las creencias son iguales, quizá unas más bastas que otras, pero todas iguales. Y todas nacidas de algo que subyace en la psicología humana.

Que la muy Santa Madre Iglesia cristiana, y a mitad de camino católica, desde el comienzo de su ensoñación salvadora ha tratado de solapar cualquier celebración, cualquier fiesta, rito, lugar o tiempo pertenecientes en propiedad a las personas, a fuer de humanas, es cosa sabida. Aparte de lo importante, las haciendas, en los primeros tiempos la Iglesia hizo suyos los ritos mistéricos para dar contenido a sus misas, reemplazó las conmemoraciones festivas romanas, suplantó dioses dándoles nombres de santos, acumuló títulos femeninos sobre su diosa particular, la Virgen María…

Lo único que no pudieron cambiar, quizá porque no se lo propusieron o porque el arraigo popular era extremadamente fuerte, fueron los nombres de los meses del año y días de la semana. Todavía colean los dioses paganos en el entramado cronológico del año.

>> Sigue...


Tienen razón.

08.12.15 | 12:38. Archivado en MARIA Y EL MITO


Leídos algunos comentarios, comenzando por el único del "sabio" SARUCE a los escritos anteriores sobre la festividad laboral de la Inmaculada Concepción, y sin que sirva de precedente, tengo que decir que les asiste razón. Preciso es rectificar... a pesar de seguir manteniendo mi opinión sobre el fondo del asunto. Debo asentir al hecho de que la Inmaculada Concepción continúe como día de ocio y descanso laboral, que a todos "aprovecha" (ACS).

Decimos a pesar de mantener nuestra opinión porque festejar con ocio laboral algo que no tiene tragaderas (el pecado original y la concepción inmaculada), no es propio de una sociedad que debe regirse por criterios racionales. El sentido común, que no otra cosa es la razón, de donde procede la legislación que rige los estados, no debe ceder ante el sentimentalismo y la emotividad que deriva de modas históricas.

Aún así, y rectificando, digo que les asiste razón. He leído con cierto interés los comentarios que aportan razones, no los viscerales o los que atacan al mensajero, que desprecio olímpicamente y ellos mismos se descalifican.

Los intereses de productividad poco peso tienen: por idéntico motivo debieran suprimirse determinadas fiestas civiles. Asimismo ha de tenerse en cuenta el peso histórico de una celebración. Añádase la multitud de países, ciudades y corporaciones que no podrían desprenderse de golpe de lo que llaman patrocinio mariano. Y, por último, como dice otro comentarista habitual, los días festivos también son provechosos para los negocios relacionados con el turismo. De acuerdo. Que siga celebrándose "la inmaculada".

>> Sigue...


La lógica de suprimir la festividad de la Inmaculada (y 5)

07.12.15 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

En España los patronazgos píos, perdón, marianos fueron abolidos por gobiernos ateos, impíos, descristianizados, malvados, irreverentes, sacrílegos y malévolos como sucedió en la II República.

[Adrede hemos sacado a relucir sinónimos del término “ateo” para que perciban los biempensantes crédulos si no existen connotaciones negativas en el término “ateo”].

Lógicamente vinieron las contra órdenes y las cosas volvieron a su sitio cuando llegó al poder un gobierno decente, el del piadoso Franco. Fue en 1938, sin esperar a que terminara la guerra.

Como en anteriores referencias hemos dicho, la defensa de los títulos de la Virgen María fue bandera de lucha de la España de la Contrarreforma. Lutero, tampoco Calvino y otros reformadores no fueron tan radicales con relación a la doctrina sobre María, como lo fueron después otras corrientes protestantes.

Las grandes cosas que Dios ha realizado en María se reducen a ser la Madre de Dios. Con esto le han sido concedidos muchísimos otros bienes, que nadie podrá nunca comprender. De ahí se deriva todo su honor, toda su bienaventuranza y que ella sea en medio de toda la raza humana una persona del todo singular e incomparable (Lutero. Auslegung des Magnificat).

>> Sigue...


Patrocinio de la Inmaculada (4)

06.12.15 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO


El progreso mariológico, con títulos sin fin, siguió creciendo. Guadalupe, Montserrat, Loreto, Akita, Copacabana… Virgen de todos los lugares, Virgen de todas las profesiones, Virgen de todos los árboles y arbustos posibles (¡Virgen de la Zarza! por ejemplo), Virgen hasta de los guisos, Virgen de todas las edades, Virgen de todas las situaciones anímicas, especialmente del dolor… Y, cómo no, el fulgor de su inmaculación genética inundó pueblos, ciudades y tiempos.

Pero el devenir del mundo seguía su curso, “le monde va de lui même”, decían otrora los franceses. Ilustración del XVIII, Naturalismo y Modernismo del XIX… ¡Peligra la fe! ¿A quién recurrir? La mejor protección que encontraron fue María Inmaculada.

Ante el rechazo de la naturaleza objetiva de lo sobrenatural más allá de la creencia, Pío IX se vio en la necesidad de hacer algo.

Luigi Lambruschini un eminente cardenal secretario de estado de pensamiento ultra reaccionario, conservador, acérrimo de la inquisición y la censura severa, autor de la obra Sull'immacolato concepimento di Maria, Roma 1843, a poco de ser nombrado papa Pío IX, le dirigió estas premonitorias palabras:

>> Sigue...


Domingo, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930