Humanismo sin credos

A vueltas con que si ciencia y religión son compatibles.

06.09.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

La pregunta de si ciencia y religión son compatibles es capciosa, es decir, engañadora o, como poco, insidiosa. En parte por los mismos términos en que se hace y por otra porque generalmente no se contraponen “ciencia” y “religión”, sino “científicos” y “practicantes”.

En primer lugar, los crédulos entienden por ciencia (especialmente si aplica sus métodos al hecho religioso) algo que desprecian y desde luego distinto a lo que en realidad es; las personas normales, por su parte, pueden presuponer en el término religión varios conceptos distintos.

Si por religión entendemos un “sentimiento de que algo misterioso flota sobre nosotros a lo que se puede llamar Dios”, claro que son compatibles. Ahora bien, ningún creyente admitirá tal concepto de religión. Si entendemos

>> Sigue...


¿Necesita el Mundo a Dios?

01.03.14 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


¡Qué gran tontería la de Nietzsche al afirmar que Dios había muerto! No porque no tuviera razón, sino porque, a fin de cuentas, su rotunda soflama era tan gratuita como cualquiera de los otros: argumenta en el mismo plano que los brujos y los sacerdotes cuando afirman que ellos conocen la voluntad y los deseos de Dios.

El hombre parece que siempre ha necesitado a Dios: esa es la constatación que se deduce de la historia. Dios, la religión, las sociedades sacerdotales... siempre han estado ahí.

Pero no es cierto. Y ha prevalecido la idea de un Dios necesario a la razón, a la sensibilidad, al sentimiento, al funcionamiento del mundo... Insistimos: no es cierto. Dios siempre ha sido una “opción”. Y ante esa opción siempre ha habido pensadores y gente innominada que se han opuesto a aceptarla. Opción que, aunque ha sido impuesta por mentes y jerarquía interesadas, sin embargo aparece una y otra vez rechazada por pensadores “de fuste”.

>> Sigue...


Los que vivimos y queremos vivir...

06.02.13 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Es de suponer que todos, en su momento, habrán dado "gracias a la vida" por haber podido disfrutar, en tiempos pasados, de su momento presente, del tiempo secular en que su existencia se hizo actualidad en la tierra. Y habrán dicho que ningún antepasado suyo había vivido tan bien como ellos.

¿Y nosotros? Algo de lo mismo: la gran “suerte” de quienes hemos vivido el fin del milenio segundo y el comienzo del tercero es haber asistido a la eclosión de ideologías racionalistas y humanistas en una concreción práctica de enormes dimensiones para el bienestar del hombre, eso que podríamos denominar “progreso”, concepto global asaz denostado por la creencia.

Este progreso es fruto de una conciencia previa, la confianza en el hombre aunque, a la vez, con una gran prevención y temor hacia él. El temor del hombre actual es fruto de un desengaño, el de no olvidar su pasado más reciente y el de revivir a diario las lacras que “adornan” todavía grandes capas de población en el mundo.

>> Sigue...


No se salva el capo por sus actos benéficos.

30.01.13 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Pocos días ha, seguí en Canal de Historia la "historia" del capo Escobar... gran benefactor de sus conciudadanos.

En estos presentes, asistimos entre escépticos y ya con cierto desinterés, al espectáculo de detenciones y más detenciones. Desinterés porque es más de lo mismo, un espectáculo-carnaza que terminará en nada.

Detenciones de presuntos corruptos que se cobijan a la sombra de otros capos llegados de las "Estepas del Asia Central" (recomiendo escuchar de nuevo a Alexander Borodin), quizá, o de quienes pretenden emular aquí los reinos de Kublai Kan.

Y todos benefactores de la sociedad, que el hombre no es tal si no se rodea del bienestar de quienes forman su coro social.

Con las religiones sucede como con el delincuente enriquecido que goza de predicamento entre sus conciudadanos por las obras de caridad con que se prodiga.

>> Sigue...


Dios es demasiado serio para fijarse en naderías.

10.11.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

El sentido del ridículo, la risa, la ironía, el humor... no tienen cabida en las creencias. ¡Son todas tan serias!

Y lo son más que nada porque tienen que aparentar seriedad cuando lo que enseñan y ¿creen? es precisamente una inmensa y descomunal bufonada.

Algunos en el pasado hicieron práctica de su sentido del humor viendo lo que veían, mas, por reírse en tal representación, hubo quien dejó vida y hacienda. Éstos, “al menos” recibían el castigo al que se exponían.

Pero muchos otros hubo que, siendo cumplidores siervos de Dios, acatando las leyes, recibieron paga injusta por acontecimientos de la vida. ¿Qué se puede decir de éstos, que aceptaban con humildad someterse a las leyes divinas? Aunque hacían suya la seriedad de lo santo, sufrieron los embates de la vida, de la naturaleza, de leyes que no comprendían...

>> Sigue...


La tarea titánica de mantener un credo.

15.10.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


Cualquier creencia choca con la lógica más elemental. Por aquello de ser ecuánimes, incluyo aquí los credos políticos o sociales que quieren redimir al hombre, aunque incido fundamentalmente en los credos religiosos.

Sus contenidos dogmáticos están repletos de contradicciones internas; entre la conducta propugnada y la que siguen sus prosélitos suele exitir un hiato incomprensible, es más, casi nunca la conducta individual de los hombres se atiene a sus dicterios, pero sí la conducta colectiva; si de la doctrina uno se pone a deducir consecuencias, la deriva es el absurdo.

¿Cómo no ha de tener importancia, más de lo que parece, algo que incide en lo que de más personal y sublime hay en el hombre, su sentido común, razón y su capacidad de deducir?

Mantener un credo conlleva muchas exigencias, las más de ellas ajenas a la idiosincrasia humana:

>> Sigue...


Diálogos imposibles.

07.09.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Dialogaron Umberto Eco y el recién fallecido, y admirado, Cardenal Martini. Lógicamente no pudieron ponerse de acuerdo ("En qué creen los que no creen". Círculo de Lectores).

Hemos asistido en las últimas décadas a una triple Conferencia-en-las-alturas, no sabríamos decir si ha terminado ya, propiciada “desde arriba” por altos dignatarios del credo haciéndose eco también ellos del sentimiento unificador que afecta a países otrora en permanente lucha.

>> Sigue...


No hay otros mundos fuera de éste.

06.09.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

El hombre, está visto, necesita alimentarse de “misterios”, el cerebro no se contenta sólo con “estar”, parece que la persona busca lo incógnito: nadie se conforma con el simple comer, dormir o trabajar.

Y no es sólo el conocer lo que la naturaleza y la historia sugieren. Es intuir lo que hay detrás de todo eso, la sugestión de lo desconocido. Es el misterio en el más amplio sentido de la palabra.

Ese impulso hacia el misterio es lo que aprovechan los crédulos para confirmar la “sed de Dios ínsita en toda alma humana creada”. Así pretende la credulidad “sacar” al hombre del mundo ramplón en que vive y ascenderlo a un estadio superior.

>> Sigue...


Los sistemas anti-caos que provocan el caos.

22.06.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

"Dios es la medida de todas las cosas". Platón "dixit". Muy a pesar de tal pensamiento, el hombre prescinde de tal medida para construir el mundo. El hombre construye el mundo, su mundo, su hábitat, su entorno... a su modo, como él sabe, aunque sean torres de Babel.

El Dios vengador, el Dios no-permisivo no lo tolera (ahora es Rouco, que si no es Dios le falta poco para creérselo, el que no tolera que Europa o España busquen un hábitat de concordia y justicia según leyes salidas de otros alientos históricos no tan cristianos.). De ahí que de Dios procedan el Diluvio y las demás pestes con que pueblos como Egipto --siete plagas, Mar Rojo, etc. etc.-- se ven afectados.

No parece que a los ojos de Dios cualquiera tiempo pasado fue mejor. Dios deja hacer, pero no le gusta “lo hecho”. Tampoco al hombre. Y aquí están ambos pugnando por torcer el rumbo de la humanidad.

Es la revolución.

>> Sigue...


El agotamiento de la esperanza en la espera.

23.05.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Creíamos poder realizar la justicia en la tierra, vemos que no es posible y recurrimos a la esperanza en Dios. Lo que uno no puede, con seguridad lo podrá Dios, Dios omnipotente, claro. A falta de realidades, esperanzas "ciertas".

Un resumen de la frustración del creer, del arruinamiento de tantas ansias juveniles que quisieran "convertir" al mundo, de cómo el ideal juvenil se torna realidad senil.

¿Esperanza cierta? Demasiado bonito para ser cierto... Lo asombroso es que ¡para un crédulo es cierto!

De nuevo Dios como “manifestación de nuestras pulsiones psíquicas”, como realización de un deseo imposible de cumplir.

El párrafo primero, Vattimo lo refiere a los viejos,

>> Sigue...


El cansancio de los siglos se paga en la vejez.

31.03.12 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


El cristianismo no hubiese sido sino una más de la múltiples religiones que poblaron el panteón romano y hubiese desaparecido con la caída del Imperio a no ser por una conjunción de circunstancias favorables. También, por qué negarlo, a sus propios méritos, bien que a partir del siglo IV siniestros méritos.

Prometer la redención a los esclavos y la esperanza en un mundo mejor, proclamar la igualdad de todos, practicar la caridad fraterna como sociedad de "socorros mutuos", sobre todo y casi exclusivamente entre ellos, ser testimonio vivo de cumplimiento de las normas éticas, etc. todo ello hizo que se extendiera en una amplia capa de población marginada(cantidad).

>> Sigue...


¿Pero sirve de algo la religión?

02.03.12 | 23:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.

Según dicen, y por referir datos en cifras redondas, hay 10 religiones “serias” a cuyo entorno giran unas 10.000 sectas, seis mil de las cuales proliferan en África. No se puede obviar el dato de que en el muy avanzado país de EE.UU. hay más de 1.200 sectas. Sólo el número puede ser indicativo de la relatividad o “relativismo” que afecta al hecho religioso, vertebrado en torno a ésta o esotra religión, todas con su pretensión de verdad absoluta.

El cómo y el porqué de las religiones están más o menos claros: miles y miles de estudios lo avalan. Queda, sin embargo, en el aire la eterna pregunta sin posible contestación que asalta tanto a los fieles practicantes como a las personas normales: ¿para qué?

>> Sigue...


Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728