Humanismo sin credos

Impresiones infantiles y sonrisas seniles: camaldulenses.

12.12.18 | 12:00. Archivado en Vida religiosa


Comenzó "la cosa" en los últimos años del siglo XVIII y fueron diversas las desamortizaciones de bienes eclesiásticos, especialmente monasterios, en el XIX hasta llegar incluso al siglo XX (1924). El desastre cultural fue clamoroso y nefando el expolio a que ello dio lugar. Lo que está sucediendo en los últimos decenios es algo similar: la insalvable dificultad de mantener y mantenerse en edificios de imposible cuidado, con el consiguiente vaciamiento de monasterios seculares.

No tengo interés en hacer relación de tal acontecimiento, porque lo mío va de recuerdos y leves reflexiones suscitadas por la noticia de la definitiva puesta en venta del monasterio alcarreño de Sopetrán.

De entre mis recuerdos de escolar, en Miranda de Ebro, uno quedó grabado con fuerza en mi imaginación: la excursión y visita al Monasterio Camaldulense de Herrera, cerca de San Felices. En los años 80/90 estuvieron a punto de desaparecer. Hoy, leo, conviven una docena de frailes.

Herrera se encuentra en el límite de las provincias de Burgos, Álava y La Rioja, cerca de las Hoces de Haro, donde el río Ebro rompe las angosturas de los montes Obarenes castellanos para discurrir pausado por los llanos riojanos y donde el ferrocarril, la carretera nacional y la autopista parecen competir por un breve pasadizo para dejar Álava y adentrarse en los llanos inundados de viñas, con centro en Haro.

El entorno constituye un paraje bucólico: un amplio valle taponado por la sierra, un arroyo y campos de labranza circundados por extensas masas de encinas. Picachos aquí y allá. Para acceder al monasterio sólo hay caminos en leve ascensión. Antes de llegar se pueden ver, arruinados, los restos de lo que fueron en otro tiempo prósperas salinas.

La Orden Camaldulense parece haber recorrido por su cuenta el camino que, todavía a muy largo plazo, le tocará recorrer a la Iglesia. Su número quizá no alcance los 200 miembros, con sólo tres monasterios en Europa, dos en Italia y uno en España. El de mis recuerdos adolescentes.

Impresionaba el enorme edificio; impresionaba aquello de "Clausura... bajo pena de excomunión..." (reservada a toda mujer que accediera al recinto); luego las pequeñas casitas blancas, una para cada monje, diseminadas dentro del recinto, circundado éste por una tapia de casi tres metros de altura; la cama, con sólo una tabla... Y luego la campana que sonaba a lo lejos... "No, no tenemos quesos, la vaca ha estado enferma", decía el hermano lego, encorvado, con barba casi hasta la cintura, su blanca y amarillenta vestidura ceñida por un cinturón negro...

El monasterio de Herrera, he leído, surgió de la secesión de unos monjes benedictinos que adoptaron la regla del Císter. Alfonso VIII el 1 de septiembre de 1169 firmó una donación de tierras en los términos de Sajazarra, Herrera, Herreruela, Hormanza y Armiñón con sustanciosos privilegios en favor de dichos monjes. Por su parte la familia Aguirre de Santo Domingo de la Calzada, hizo donación al Monasterio de Herrera de la mitad de la Villa de Artega (10 de octubre de 1172).

Con tales donaciones, en 1176 los monjes de Sajazarra comenzaron a levantar en el monte de Herrera el monasterio bajo la advocación de Santa María la Real. Guillermo sería el primer abad de éste. Siguieron luego numerosímas donaciones: Alfonso VIII en 1203, dona una heredad en Bilibio; el 13 de junio de 1253 reciben una casa en Cerezo, extensas heredades de Baños, Azofra y Alesanco, además de algunas rentas de Salinas de Añana.

No es de extrañar que el Concejo de Haro mantuviese numerosas disputas con el monasterio sobre términos y pastos.

Lo habitaron monjes reformados benedictinos hasta 1835, cuando a causa de la desamortización de Mendizábal debieron abandonarlo. De 1897 a 1905 lo ocupan carmelitas; hasta 1921, monjas trapenses huídas de Francia; finalmente en 1923 lo adquirió la Orden Camaldulense, que lo ha ocupado hasta ahora.

Quizá los monjes actuales se vean urgidos a vender monasterio y hectáreas de cultivo al mejor postor: no se puede mantener un edificio tan enorme con tan poca gente, además avejentada.

Sorprende de esta breve reseña, conociendo la región,

--el modo de adquirir posesiones los susocichos monjes "de observancia estricta": sin el mínimos esfuerzo, gratis, donación pura, apoyo real, enormes extensiones de tierras de labor, rentas de pueblos aledaños...

--y si esto fue así en un término alejado de toda civilización, escondido entre montes... ¡qué no se puede decir del modo como las distintas órdenes y congregaciones llegaron a poseer tan ingente cantidad de tierras! ¿Y todo para qué y a cambio de qué?

--mientras tanto los agricultores, siervos de la gleba, aparceros, enfeudados por generaciones, debían "pechar" con todas las cargas reales y nobiliarias posibles amén de diezmar sus rentas en provecho de la Iglesia.

¿Qué queda de todo el esplendor pasado? ¿Cómo catalogar a los monjes que allí viven? ¿Qué anima a estas personas a vivir en condiciones personales tan míseras aunque poseedores de varias hectáreas de cultivo? Dirán que no entenderemos jamás lo que es la "vocación", lo que es la vida contemplativa, el gran bien que sus oraciones aporta a la Iglesia... ¡y vuelta a empezar! Suponemos que estos monjes son personas como cualquiera de nosotros, a veces hasta necesitados de cuidados médicos. Suponemos.

Con iguales razones que las por ellos esgrimidas de vocación, soplo del Espíritu, etc. podría hablarse de misantropía, aversión social, tristeza vital, desesperanza de lo humano, ¿por qué no?. Los primeros tendrán que convivir con personas a quienes lo que no es racional nos parece irracional... no sobrenatural. Es de suponer que las perdonarán.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 14.12.18 | 15:11

    Es que el "drama", estimado ELIFAZ (09:43), no es nuestro: es del Blogger. Y continuamente nos lo exhibe aquí desde hace bastantes años. Y con encono.

    Saludos cordiales,

  • Comentario por Elifaz 14.12.18 | 09:43

    "mientras tanto los agricultores, siervos de la gleba, aparceros, enfeudados por generaciones, debían "pechar" con todas las cargas reales y nobiliarias posibles amén de diezmar sus rentas en provecho de la Iglesia"

    Cosa que de todas formas tendrían que hacer a favor de sus anteriores señores, propietarios de las tierras que donaron voluntariamente.

    La verdad no veo tanto drama por ningún lado


  • Comentario por Moisés 12.12.18 | 19:54

    INQUIETO (17:07) aporta datos sobre la edad de esos monjes. Claridad.

    Dice el Blogger:

    "... nos parece irracional". Tantas cabezas, tantos pareceres.

    Y con toda razón, sobre las desamortizaciones: "El desastre cultural fue clamoroso y nefasto el expolio a que ello dio lugar". Digno de recordación. Y oportuno.

    Los citados monjes no sé si estarán voluntariamente o engañados o secuestrados. Sobre la posible vocación, quizá al Blogger le venga a la mente aquello que dijo: "... cuando pude recobrar mi juventud fuera de aquella cárcel de seseras donde te decían que estabas por vocación cuando era por 'bocación'". De modo que acaso crea que los monjes del post están por "misantropía, aversión social, tristeza vital, desesperanza de lo humano..." o quizá es que son seres inútiles, incapaces de ganarse la vida fuera del convento, crédulos sin remisión, tontos de baba...

    ¡Ánimo, Blogger! ¡A redimirlos!



  • Comentario por J.P. 12.12.18 | 17:56

    "¿Y todo para qué y a cambio de qué?"

    Pues tendrá que leer los documentos de donación, que en muchos caso lo aclara.

    Hale, a consultar la colección diplomática,cartulario, lo que haya, y luego nos lo cuenta.

  • Comentario por inquieto 12.12.18 | 17:07

    PABLO: no parece que los monjes sean carcamales. La edad media de los once ronda los cuarenta años y el mayor tiene sesenta y un años. Y cuatro postulantes "en lista de espera".

    Escribe Ud.: "...Dirán que no entenderemos jamás lo que es la "vocación"......".

    No, PABLO, no diré ut supra. Ni contradiré a los profesores que dicen que lo suyo es vocacional y el matrimonio de dos profesores, pedagógico.

    Tampoco replico a mi amigo Antonio, ya jubileta, cuando me cuenta que si volviese a nacer, sería otra vez bombero. Entiendo como vocacional la actitud sine die de mi amigo Antonio. Es claro, que podría yo pensar en otras salidas laborales menos arriesgadas para el susodicho, pero tal es su "vocación" inquebrantable.

    PABLO: igualmente que un monje puede ser misántropo, haber aversión social, tristeza vital, etc., también un bombero puede padecer iguales trastornos. Y, además, ser pirómano.

    https://www.abc.es/sociedad/abci-lista...

  • Comentario por Renzo 12.12.18 | 13:55

    "El ocaso del ateísmo. Daniel Iglesias Grèzes"
    Daniel Iglesias, el colaborador de Infocatólica que te censura los comentarios cuando no es capaz de rebatir los argumentos que le presentas, vaya eminencia que nos propone Procato, ¿quién será el próximo, Dante Urbina, Pato Acevedo?
    El texto del Sr. Iglesias es una soberana idiotez repleta de juicios de valor que no se demuestran en ningún momento, simples opiniones que no significan nada ni prueban nada, gratuidad y palabrería sin mayor interés que el ver como alguien se cree sus propias tonterías.

  • Comentario por Rawandi 12.12.18 | 13:50

    ¿El "ocaso del ateísmo"? ¿En serio? Pero si ahora hay más ateos que en ninguna otra época de la historia. Y su número sigue creciendo, gracias a la educación moderna. El declive de la religión está asegurado mientras la humanidad siga progresando como lo ha hecho hasta ahora: tenemos mayor longevidad, menos pobreza extrema, más salud, más libertad, etc.

    La creencia de que una "mente" ha fabricado el universo es tan irracional como la creencia de que los rayos los envía Zeus. Todas esas ideas no son más que fábulas animistas que nuestra especie inventó en tiempos en los que reinaba la ignorancia.

  • Comentario por procato 12.12.18 | 13:24

    lecturas para desintoxicar:"“la ciencia ofrece un fuerte testimonio contra el ateísmo, pues nos muestra un mundo regido por leyes naturales expresables en términos matemáticos. Ahora bien, los entes matemáticos no son entes reales sino entes ideales. Podemos ver dos postes o dos tomates, pero nadie ha visto jamás al número dos en sí, más allá de los símbolos que lo representan. La matemática parece ser una obra de la mente. Sin embargo, la matemática, aplicada a la física, nos permite conocer los planetas, estrellas y galaxias y llevar a cabo con precisión viajes espaciales. ¡El universo tiene una estructura matemática! Pero ¿cómo sería eso posible si la matemática fuera sólo una construcción subjetiva? Respondo: porque el universo proviene de una mente mucho más poderosa que la mente humana, la Mente de un Creador que, entre otras muchas cosas, es un maravilloso matemático”.
    (más en:El ocaso del ateísmo. Daniel Iglesias Grèzes)

  • Comentario por procato 12.12.18 | 12:33

    BORRADO POR NO ATENERSE A LAS NORMAS QUE RIGEN LOS COMENTARIOS

Domingo, 20 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031