Humanismo sin credos

¿Dónde estabas, Dios mío?

06.11.18 | 12:00. Archivado en El mal

¿Recuerdan Uds. cuando B-16 visitó el campo de exterminio de Auschwitz? Fue el 28 de mayo de 2006. Su discurso está AQUÍ

Dos párrafos del discurso:

Tomar la palabra en este lugar de horror, de acumulación de crímenes contra Dios y contra el hombre que no tiene parangón en la historia, es casi imposible; y es particularmente difícil y deprimente para un cristiano, para un Papa que proviene de Alemania. En un lugar como este se queda uno sin palabras; en el fondo sólo se puede guardar un silencio de estupor, un silencio que es un grito interior dirigido a Dios: ¿Por qué, Señor, callaste? ¿Por qué toleraste todo esto?... ...¡Cuántas preguntas se nos imponen en este lugar! Siempre surge de nuevo la pregunta: ¿Dónde estaba Dios en esos días? ¿Por qué permaneció callado? ¿Cómo pudo tolerar este exceso de destrucción, este triunfo del mal?

Ese mismo papa fue testigo indirecto del accidente del Metro de Valencia (3 julio 2006) que se cobró 43 víctimas mortales. Ocurrió pocos días antes de la visita de Benedicto a la ciudad. Parece que el arzobispo de Valencia recogió el exabrupto del Papa para dudar de la asistencia de Dios a sus fieles. Sus palabras son precisamente un eco de Benedicto:

"Los sentimientos que experimentamos son tan intensos que las palabras parecen insuficientes para un mensaje de esperanza. Siempre surge la pregunta: ¿Dónde estaba Dios en ese momento?" "Lo único que podemos decir es que la vida del hombre es frágil".

>> Sigue...


Jueves, 13 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930