Humanismo sin credos

Las extorsiones doctrinales fundadas en metáforas.

31.10.18 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro

El lenguaje que utiliza la religión siempre aletea por las regiones y esferas de lo simbólico, pero sabe aterrizar en la normalidad o vulgaridad de los acontecimientos diarios, condicionando con su inconcreción el desarrollo de vidas y conciencias.

Pablo, el de Tarso, en I Cor 6.19, para fustigar vicios carnales y precaver conductas desviadas en los prosélitos del Señor, se expresa con esta rotunda sentencia: “¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo?” . Poco antes, v.16 ha dicho: “...vuestros cuerpos son miembros de Cristo”, que tanto monta.

Los motivos hacen referencia a vicios relacionados con “la carne”, asunto recurrente en Pablo quizá por la depravación de costumbres que veía alrededor o quizá por el propio puritanismo del apóstol.

La frase de referencia es una de tantas que ningún crédulo del montón repiensa. La admite sin más, encapsulada en títulos y contextos epistolarios indiscutibles –“lectura de la carta de San Pablo a los...”-- más si proviene de boca inspirada por ese mismo Espíritu.

Si consideramos el aspecto semántico, es decir lo que quiere decir el de Tarso y qué lenguaje emplea, y ponemos en ilación cuerpo, templo y Espíritu Santo, es claro que se trata de un lenguaje metafórico o simbólico.

Evidentemente no se puede entender la frase en su más absoluta literalidad: ni el cuerpo es ningún templo ni nadie dedica culto al Espíritu Santo en su propio cuerpo. No es, pues una referencia a cuerpo/templo como algo real, hecho de carne y huesos o piedras y argamasa.

Si es así, y de hecho es un lenguaje simbólico ¿a qué las implicaciones reales que conlleva? ¿Cómo se justifica que una expresión metafórica comprometa obligaciones reales? ¿Cómo puede exigir pureza carnal apelando a espíritus inhabitantes?

Volvamos a lo que es real, a lo que el sentido común entiende por cuerpo y templo.

Según los presupuestos conceptuales de la teología crédula, el ser humano es concebido como realidad dual –cuerpo y alma— donde el cuerpo es lo físico, lo material, lo cósico, el compositum de células; la biología lo concreta en células, funciones, órganos, procesos fisiológicos, descargas hormonales, regulaciones bioquímicas, etc. No podemos, pues, ni ellos tampoco, concebir elementos espirituales en el conglomerado “cuerpo”. Dar este paso es presuponer, es inventar, es elucubrar.

¿Y el Espíritu Santo, qué es?. La necesidad de comprender lo incomprensible, a saber, que la comunicación entre Padre e Hijo “produce” un ser nuevo --entelequia divina que hace realidad en el cristianismo las múltiples tríadas divinas existentes en religiones preexistentes o coetáneas--, ya ha generado un ingente patrimonio literario. Los que deducimos eso, entelequias, no podemos decir nada de él.

Ser “templo de” remite a un lugar de culto; un lugar donde se hace presente la divinidad, no se sabe bien cómo, dado que Dios está presente en todas partes; es también lugar de reunión y encuentro; es el sitio oportuno, asimismo, para la impartición y recepción de doctrina; es lugar de asentimiento a la misma; y si nos remitimos al rito, es lugar de administración de lo sacro; es, en fin, un “locus iste a Deo factus est”, donde “se siente” lo sagrado (R.Otto, “Lo Santo”)

¿Qué interconexión real, no simbólica, existe entre los tres conceptos?

La respuesta no puede ser otra que ésta: ausencia absoluta de sustento real. El cuerpo físico humano, en contraposición al cuerpo de bomberos o el cuerpo nacional de policía, no es receptáculo ni sostén de nada; el cuerpo es un conglomerado de funciones de las que no se puede deducir nada “espiritual” extrínseco a él. Estaría por afirmar que ni siquiera intrínseco, pero todavía deberemos seguir pensando en “la mente” en tanto las investigaciones psico-neurológicas rebajen las pretensiones mantenidas hasta ahora de considerar al hombre como ser cualitativamente distinto al resto de los seres naturales.

Consecuentemente afirmamos de modo categórico que el lenguaje simbólico no puede ser un lenguaje imperativo ni coercitivo, por apelar e implicar nociones que van más allá del contenido real de los elementos sustentadores.

No es ético ni honrado realizar ese salto cualitativo. Está bien como incitador al sentimiento, como lenguaje emotivo, como lenguaje poético, como chispa del pensamiento, como elemento evocador, pero no más. La realidad escapa de tales presupuestos.

Pero las derivaciones crédulas son bien otras: históricamente el lenguaje fundado en metáforas y en símbolos ha generado consecuencias bien reales, la primera y más importante la extorsión doctrinal sin posible réplica puesto que se sustenta en fuentes divinas. Y, como corolario obligado, la conminación a llevar una conducta que responde generalmente a criterios temporales cuando no personalistas, motivación conductual falseada que se derrumba en cuanto los cimientos crédulos se diluyen en su propia inconsistencia.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Anastasia 02.11.18 | 20:29

    Me preocupo por lo q permanece como verdad sin serlo.

    Todos los mitos estimulan la creatividad humana. Hay q dejarlos fluir como antaño, antes d la llegada del monoteísmo y su pretensión d única verdad sobre la realidad profunda. Y lamento el daño q en el pasado hizo el monoteísmo cristiano a las gentes q quisieron seguir imaginando, estableciendo nuevas combinatorias a partir d una intuición mítica.

  • Comentario por true 02.11.18 | 19:30

    Pues eso, depende.
    Por eso no vale la pena q se preocupe tanto por esos dogmas cuya desaparición lamentaba ayer.

  • Comentario por Anastasia 02.11.18 | 18:50

    La astrología, frente a los dogmas teístas, permanece.

    Tb permanecen en la sociedad el racismo, la desigualdad , las guerras, la pobreza...

    Eso d la permanencia... Ni bueno ni malo. Depende de lo q permanezca .

    A veces uno cree q es lo mismo lo q permanece y todo ha cambiado en ello. Sólo continua igual un nombre.

  • Comentario por Moisés 02.11.18 | 14:10

    Preocupante: "Ni ha habido jamás hombre que curase de tonto", dice Gracián. Mal futuro (aparte de corto) se presenta... para mí. Y si no empeoro...

  • Comentario por procato 01.11.18 | 20:23

    anastasia, tan estrecha de lecturas y entendederas, comenta desde los "dogmas" de una funcionaria albanesa. Finge dolerse de la suerte de nestorianos, ebionitas, docetistas, subordinacianistas...como si los citados no la vieran a ella como extraviada de juicio. ¿No es prueba de perturbación rugir contra la civilización que le sostiene y le dota de dignidad, a pesar de sus pulsión por mutilarse, ablacionarse de aquello que le humaniza?

  • Comentario por true 01.11.18 | 18:53

    La q ha soltado el grifo con hipo y todo, no se debería preocupar tanto por lo q va desapareciendo, no es cosa del dogma (dogma tb el opuesto en cada caso) sino cosa del tiempo, q lo va poniendo todo en su sitio.
    El cristianismo pese a los dogmas antiteístas permanece y al tiempo.

  • Comentario por Moisés 01.11.18 | 16:20

    No olvidar para aquellos que tienen la seguridad de estar en lo cierto que Allport (notable psicólogo) nos (a todos) dijo que tener un PREJUICIO "es estar absolutamente seguros de una cosa que no se sabe".

    Pues eso.


  • Comentario por Moisés 01.11.18 | 15:48

    (31.10.18/15:58): Ayer no fui capaz de conseguir que apareciera mi respuesta. A ver si ahora tengo más fortuna. O desgracia.
    Mucha alegría me proporcionó su alborozada exclamación.
    Quería decirle que cómo SABRÁ (no opinar, creer, deducir, sospechar...) que lo "nuestro" (ampliado por generalización) son "desvaríos", alienaciones" y lo "suyo" -de Vd.- (reducido por personalización) es "racionalidad" y "cordura".

    Como sé que le gustan las citas, ahí van dos de Baltasar Gracián (le mando dos porque ignoro la profundidad y extensión de sus saberes, y así Vd. se adjudica lo que estime adecuado o nada, si lo cree más exacto):
    "La ciencia, que de verdad hincha mucho, y no hay peor locura que enloquecer de entendido, ni mayor necedad que la que se origina de saber". "Cuando vieres un presumido de saber cree que es un necio".



  • Comentario por Anastasia 01.11.18 | 09:45

    El hipogrifo dl dogma, d la Iglesia, castra, siega d tajo el fluir mítico d la creación humana ante una idea q puede ser genial o grandiosa en sí, y nunca acabada, como la dl hombre-Dios, pero q l Dogma, una iglesia, si se posesiona como único dragón guardián logra empequeñecerla, detener su crecimiento, reducir su cabeza como jíbaro.

    Así el Misterio d la Santísima, o no tan trina, o no santa , Trinidad o la doble o no tan doble naturaleza d Cristo....Cuántas metáforas creó el ser humano ; no más recibió la chispa dl concepto, le ofrecía l andamiaje estructural la exploración combinatoria, q si solo humano, q si solo divino, q si muerte aparente, q si naturalezas separadas, mezcladas, sucesivas.

    ..Pero casi todas las metáforas fueron cercenadas, agostadas... por el hipogrifo del Dogma. Fueron segados nestorianos, ebionitas, docetistas, subordinacianistas...

    Y ellos tan solo querían seguir construyendo metáforas como la del Grifo en el poder.

  • Comentario por procato 31.10.18 | 22:53


    - ¡Qué es hijo de mi papá!

    Pablito, en vuelo charter, sobrevolando el océano. Aparece una azafata diciendo:
    - Señoras y señores, no hay nada que hacer: ¡se nos quemaron las alas!
    Pablito se desmaya.
    - Pero tranquilos, tranquilos, todavía nos quedan muslitos y pechuga

  • Comentario por procato 31.10.18 | 22:52

    Pablo,si se atasca en el texto“¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo?” , ¿qué me dice de este otro de Pedro:"Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno". Y este de Proverbios:"Como perro que vuelve a su vómito, así es el necio que repite su necedad".

    ¿Es mejor lo que Ud. nos propone, a saber, "el cerebro es templo de la necedad"?

    - A ver, Pablito, ¿Qué me comentas de la muerte de Napoleón?
    - Que lo siento mucho, profe.

    El maestro a Pablito:
    - Saca tu libro y tu cuaderno.
    - No tengo, porque mi papá es muy tacaño y no quiere comprar ni cuadernos ni libros para ninguna materia.
    -¿Qué pensarías tú de un soldado que va a la guerra y no lleva nada con que defenderse?

  • Comentario por inquieto 31.10.18 | 18:46

    PABLO; como su tocayo no está dado de alta en este bendito Blog, ni se le espera, resulta inútil solicitarle explicaciones. Además, Ud. no precisa aclaraciones del texto I Cor 6.19: "La respuesta no puede ser otra que ésta: ausencia absoluta de sustento real".

    Yo soy la vid y vosotros los sarmientos. Considerada alegoría, parábola o símbolo, no excluye, a mi entender, una posible realidad. Bendita sea la rama que al tronco sale.

    Sinceramente, PABLO, me parece que las extorsiones doctrinales fundadas en metáforas, hoy no son de curso corriente.

    Ud. frecuenta reuniones con jerarquías de base y en vez de extorsionarle doctrinalmente, hacen a Ud. la ola. Admítame la metáfora, por favor.

    PABLO: hablando de epístolas, aún recuerdo la celebérrima Epístola de Ud. a los moiseses.

    De tal PABLO, tal astilla.

    El pote de vino que me prometió, ¿tiene fecha de caducidad?.

    Saluditos.


  • Comentario por Renzo 31.10.18 | 15:58

    ¡Muy bien Moisés!
    Exacto, como para entenderles a ustedes en sus desvaríos hay que estar "tocado" por la gracia divina, los no "tocados" nos quedamos sin entender sus alienaciones. Me parece un precio adecuado por mantenernos en la racionalidad y la cordura.

  • Comentario por Moisés 31.10.18 | 15:51

    (14:17): o sea, que no lo entiende.

    Copio del post la primera frase: "El lenguaje que utiliza la religión siempre aletea (?) por las regiones y esferas de lo simbólico(*) pero SABE ATERRIZAR en la NORMALIDAD o vulgaridad de los acontecimientos diarios..." Pues no parece que esté tan mal. No sé qué puede parecerle mal a don PABLO. El sabrá con su mejor criterio.

    "El lenguaje simbólico no puede ser un lenguaje imperativo ni coercitivo". Supongo que si él tiene un lenguaje simbólico (que lo ignoro) no sentirá prisionero de ello. Además, con callarse o hablar otro lenguaje...

    "Pero las derivaciones crédulas son bien otras...". Pero Vd. estará a salvo de ellas, supongo.

    Tengo la impresión de que se preocupa en exceso por nuestro bien... desatendiendo (quizá) el suyo. Y, además, por lo menos yo, no se lo agradezco (la doctrina que nos imparte aunque sí el hecho de que nos la imparta, ya que yo me lo paso muy bien leyéndole).

  • Comentario por Renzo 31.10.18 | 14:17

    "O sea, que los diez mandamientos son algo caprichoso e inútil."
    Justo en el clavo, Elifaz, Pero yo no sacaría mucho el tema del Decálogo, recuerde que catequesis se expresa el primer mandamiento como "Amarás a Dios sobre todas las cosas" y aquí ya tenemos el primer problema. Si según una docta escribidora los animales (no humanos se supone) "No son ni alguien ni algo", ¿debemos deducir que sí se puede amar más a una gallina (esa que tanto saca a pasear por el blog) que a Dios?, ¿o bien hay que entender que para Dios, nosotros, "su mayor creación", somos sólo "cosas"?
    Qué lío, tanta profundidad teológica me abruma, con razón sólo las mentes "tocadas" por Dios son capaces de entender todo ese embrollo, y es que sólo alguien "tocado" puede entenderlo, eso está claro.

  • Comentario por Elifaz 31.10.18 | 13:56

    De todas maneras, sr escribidor, vd ya se liberó de esa "extorsión" hace tiempo; pero no da muestras de estar muy convencido de hacer lo correcto. Ni a mí me importa un pimiento; alla vd.

  • Comentario por Elifaz 31.10.18 | 13:50

    "la conminación a llevar una conducta"...

    Eso es, sr escribidor. ¿Quien le puede obligar a vd a tener una conducta determinada, quien le puede prohibir hacer lo que desee cuando desee sin dar cuentas a nadie? ¿Acaso no es el hombre el dueño absoluto de su cuerpo y de su voluntad? Efectivamente, esa es la filosofía de fondo del antiteísmo; para quien le convenza.

    " ...que responde generalmente a criterios temporales cuando no personalistas..."

    O sea, que los diez mandamientos son algo caprichoso e inútil...para los antiteístas, desde luego.

    "...motivación conductual falseada que se derrumba en cuanto los cimientos crédulos se diluyen en su propia inconsistencia..."

    Esto no se lo que significa pero le ha quedado precioso; la frase del mes.

Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728