Humanismo sin credos

Moral (XX). La moral propia de las escuelas epicúrea y estoica

20.06.18 | 12:00. Archivado en JOSÉ MANUEL BARREDA


Entre las filosofías griegas cabe destacar las corrientes desarrolladas por Pitágoras, Platón, Aristóteles, Epicuro, Zenón de Citio, Diógenes de Sinope, Pirrón de Elis… Sólo referiremos dos de ellas (1).

Epicuro de Samos (341-270 AEC) fundó en Atenas (en 306 AEC) una célebre escuela. Aceptando el atomismo de Demócrito y Leucipo, desarrolló una filosofía cuasi atea y centrada en la felicidad del hombre.

Éste ha de adoptar aquellas conductas que traigan el máximo placer (entendido como satisfacción) y reduzcan en lo posible el dolor. Es preciso conocer de qué modo podemos obtener el máximo de satisfacción hasta lograr la plenitud (o ataraxia).

El camino a seguir no es tan evidente: no basta seguir las apariencias ni centrarse en la satisfacción de los instintos. Si morir de hambre por falta de alimento es doloroso, también lo es comer hasta indigestarse o, en general, incurrir en vicios o adicciones.

El máximo de placer se logra viviendo con moderación y disfrutando sin temores infundados de todas las alegrías de la vida, incluyendo los numerosos placeres del espíritu: del saber, de mejorar el discurso, de las emociones de la amistad y el afecto… Estos placeres, en opinión de Epicuro, eran mayores y más deseables que los corpóreos.

La escuela estoica fue fundada, también en Atenas, por Zenón de Citio (Chipre), contemporáneo de Epicuro. Zenón enseñaba en la plaza del mercado, bajo un pórtico pintado («Stoa poikile») con escenas de la guerra de Troya.

El estoicismo (nombre derivado de “Stoa”) admitía la existencia de un Dios supremo y parece haberse encaminado hacia el monoteísmo; aunque, de hecho, los estoicos se adaptaron a las prácticas religiosas predominantes.

El estoico coincide en la necesidad de evitar el dolor, pero por un camino diferente al epicúreo y en cierto modo próximo al de la escuela cínica. No considera que optar por el placer sea el mejor camino, porque no siempre se puede conseguir éste, o no la satisfacción plena que anhelamos.

El placer no llena, y en seguida se experimenta el dolor asociado a la pérdida del placer que se ha gozado. De hecho, no estar preparado para este tipo de experiencia inevitable equivale a optar por el sufrimiento. La riqueza puede disiparse, la salud decaer y el amor morir. El único modo seguro de vivir una vida buena consiste en “colocarse más allá del placer y del dolor”; prepararse para no ser esclavo de la pasión o del temor, tratar la felicidad y la desdicha con indiferencia. Si no se desea nada, no se teme la pérdida de nada.

Todo lo importante está dentro de uno mismo. Si somos dueños de nosotros mismos, no podemos ser esclavos de nadie. Si vivimos una vida bien ajustada a un severo código moral, no hemos de temer la torturante incertidumbre de las decisiones cotidianas. Aun hoy, la palabra «estoico» significa «indiferente al placer y al dolor»(2) .

Como he venido sosteniendo, buena parte de lo que se considera ética cristiana, tiene más de moral estoica que de la verdaderamente predicada por Jesús o recogida como tal por los evangelistas (que ya hemos abordado en sendos posts anteriores).

Aunque la moral estoica no parecía destinada a ser tan popular como la epicúrea, algunos romanos creyeron ver en aquélla las viejas virtudes romanas de laboriosidad, valentía, fidelidad, entereza y sentido del deber, por lo que tuvo un gran éxito.

Ninguna de estas filosofías exigía asociarse a una determinada fe, y muchos estoicos la compatibilizaron con otros enfoques incluso religiosos, como el culto a los dioses clásicos o la participación en religiones de misterios, que quizá fueran populares por aportar algo “más cálido y reconfortante” y prometer una vida mejor después de la muerte que compensara esta vida “miserable”.

Los ritos mistéricos se llevaban a cabo con una solemnidad que agitaba las emociones; unían a los participantes con lazos de hermandad, y permitían a los iniciados renacer “salvados” y limpios de culpa, y sobrevivir a la muerte. Daban un sentido a la vida, hacían que la gente sintiese el calor de la unión con otros en un propósito común y aseguraban que la muerte no era el final, sino la entrada a una vida mucho mejor.

La más venerada de las religiones mistéricas griegas era la de los misterios eleusinos, cuyo centro era Eleusis, a pocos kilómetros de Atenas. Se basaban en el mito griego de Deméter y Perséfone. Perséfone fue raptada y llevada al reino subterráneo de Hades, pero fue devuelta; esto aludía a la idea de la muerte de la vegetación en otoño y su renacimiento en la primavera, y también a la muerte del hombre seguida de su renacimiento glorioso. Otra variedad de este tipo de ritual eran los «misterios órficos», basados en la leyenda de Orfeo, que también descendió al Hades y luego reapareció.

Aun después de la decadencia del poder político griego, las religiones mistéricas conservaron su importancia, de modo que durante todo el período romano (incluidos los tiempos del Imperio) estuvieron en boga, tanto las escuelas platónica, estoica y epicúrea, como varios cultos mistéricos y un gnosticismo en desarrollo. A los que hemos de añadir la irrupción del cristianismo. Éste, con notable flexibilidad y espíritu universalista, adaptó a sus propios fines la filosofía griega y las costumbres paganas(3).

No creo preciso recorrer más escuelas, culturas, pueblos o grupos humanos para constatar que la conducta moral es algo que ha tendido a surgir e implementarse de un modo parecido en cualquier sitio. Que, aun reconociendo la existencia de un buen número de variantes, existe bajo su superficie un lenguaje común, intuiciones similares e ideales sociales bastante parecidos, si bien adaptados a cada situación. La moral es, en fin, algo propiamente humano.

Ha llegado el momento de indagar si nuestros parientes más cercanos comparten algo parecido. ¿Tiene sentido hablar de “moral prehumana” en las sociedades de chimpancés?

De eso irá nuestro próximo post.

_______________

(1)Asimov, Isaac: El Imperio Romano. Alianza editorial, 1967, 1981,...,1999., p. 33-36.
(2) Asimov, I. Op. Cit., p. 34.
(3) Asimov, I., Op. Cit., p.38.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 23.06.18 | 16:16

    ANASTASIA (22.06.18/19:42) dice (creo que con toda justeza con un puntito optimista): "El ser humano me parece racional a trechos". Falta el cálculo de la dimensión de los trechos.

  • Comentario por true 22.06.18 | 23:37

    Apoyo lo de tener en cuenta el peso superestructural y la posibilidad de distintos sistemas morales con una misma estructura económica.

  • Comentario por Anastasia Fernand 22.06.18 | 20:24

    "A la vez " etic" "he querido decir. Bueno, yo lo q quería señalar solo q la voz d la conciencia moral ,se proyecte o no en dioses, es independiente d leyes q la refrende, proviene a veces d la creatividad d una cultura , d un grupo o d un individuo. Y puede ser azarosa, adaptativa o inadaptativa. Es fruto d un libre albedrío siempre enmarcada en lo q da d sí ideológicm una época, claro, pero no determinada taxativamente. O sea , q considero q no hay q pasarse con explicaciones materialistas d la moral. La ideología superestructural tiene su peso y es azarosa. varios sistemas morales pueden ser compatible s con una misma estructura económica.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 19:42

    Cómo se llama la actitud d personas q niegan la transfusión d sangre a su hijo? Colaboración con el hospital xq andan cortos d sangre 0-? Lo d ética y emic lo di en la asignatura antropología fca. El profe nos dio al ppo d curso una explicación materialista q no recuerdo sobre x q no mataban a las vacas en la India, tipo adaptativa, presión d población y eso. Pues al final d curso nos dio otra contraria q acababa d leer y q le gustaba más, tampoco la recuerdo, sobre q un mandamás supersticioso dio la orden d q no se debía matar a las vacas y así quedó la cosa. Sea cual sea la explicación correcta histórica, yo desconfío d la racionalidad d muchas prácticas sociales o religiosas. El ser humano me parece racional a trechos.
    Un sujeto cultivado puede dar una explicación emic y a la vez ética d su cultura o religión si hace correcta arqueología d sus vivencias. Pues está en situación privilegiada para entender los significantes emitidos.

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 18:29

    Claro que no siempre triunfa la practicidad, y que muchas persecuciones de brujas y similares tienen su origen social. Pero eso dista de ser todo, ni siquiera lo esencial. Por eso le ruego que primero lea a Marvin Harris. El tema de las brujas y de la Inquisición es abordado en varias de sus obras (especialmente en Vacas, cerdos, guerras y brujas), al igual que el del canibalismo, la supremacía masculina asociada a la guerra, etc., y en todos los casos hay intervención de grupos de poder y motivos de presión ecológico-demográfica y de producción (merma o necesidad de intensificación) de materiales de alimentos.
    A veces hay que explicar por qué el poder en lugar de frenar la persecución de minorías, la alentó y creó estados de terror, cazas de brujas, dominio del miedo, hasta significar la expulsión de comunidades completas, la ejecución por tormento de centenares de miles de mujeres, etc.
    Claro que hay creencias ancestrales sobre espíritus protectores o maliciosos, pero hay...

  • Comentario por true 22.06.18 | 18:29

    En el comienzo de la edad moderna se echó a judíos y musulmanes q no se convirtieran al cristianismo porque les entró la fiebre de la unidad del estado. En el caso de los musulmanes se explica por la cantidad de siglos de lucha entre "moros y cristianos" y en el de los judíos no tiene más explicación q las manías de los pueblos a quienes no son como los demás más el hecho de q solían tener dinero y eran los únicos q podían prestarlo -algo q al resto de la población no solía caerles bien.
    Pero sí fue un error, sin duda.

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 18:24

    Sobre emic y etic.
    Los científicos (antropólogos en este caso, sobre todo) analizan, comprueban variables (patri o matrilocalidad, dieta, práctica o no de infanticidio, supremacía del varón, causas reales de muerte, dioses, lengua, origen étnico, historia, creencias religiosas, etc. Todo esto es lo que llaman Etic (procedente del uso en lingüística de "fonética", para que los estudiosos sepan comunicarse con cierta objetividad o comprensión interpersonal).
    Lo etic abarca tanto lo material como lo mental (aunque esto último es una interpretación de los científicos, en sentido coherente con lo antedicho).
    Los científicos llaman emic (de fonémica) a las explicaciones que sobre sus costumbres y prácticas (tanto materiales como del mundo mental, creencias incluidas) dan los sujetos (en general tribales) de sí mismos.
    La religión puede ser estudiada y explicada en términos etic, o reproducida ad integrum -lo cual es perfecto, mientras se sepa en qué lenguaje se habla-...

  • Comentario por true 22.06.18 | 18:22

    Bueno, Anastasia, puse dos comentarios diferentes y el de las sociedades "morales" se refería al mejor modelo de la antigüedad q nos ha presentado el nick M. q no da ni para cuidar a heridos o no matar a los hijos.
    Sus comentarios los encuentro interesantes porque no sé gran cosa de esas culturas - lo poco q estudié en su día está muy olvidado. Lo q apuntaba yo es q el mito de Adán y Eva q tantos interpretan como un problema de obediencia servicial a Dios, a poco q se lea con objetividad, lo q quiere decir es q si no se confía en Dios, Razón y Bien como fundamento de la vida, sino q se cree en un dios caprichoso y envidioso, se produce la infelicidad humana como resultado. Si el hombre en lugar de buscar en su conciencia la ley del amor al prójimo, decide por su cuenta q está bien infantidizar porque es más útil, siguiendo la ley de supervivencia del más fuerte o la ley del gen egoísta maniático de la autorreproducción, la sociedad se pervierte y eso se hereda.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 17:49

    Respecto a lo de emic y etic , Manuel, no podemos ser emic para lo bueno de las culturas arcaicas y decir q son espirituales y etic para l malo, indicando q las guerras son siempre x motivos de infraestructuras como el hambre, la codicia. El elemento de irracionalidad está presente en todas las culturas y sociedades, y mas aùn en la cultura antigua.
    Si a una mujer de la aldea la matan por bruja, creer q causa tormentas, lo hacen x eso, aunq luego se apropien tb d su granero; si a un niño albino lo mutilan, es la superstición cruel la q predomina.

    En la Edad Media en España se echó a grups q aportaban mucho en la economía, como judíos y árabes, x motivos d fanatismo religioso. No sé cuantas pestes se achacaron al grupo judío. Y muchos heridos preferían morir de septicemia antes de ponerse en manos de un enemigo religioso. O sea q no siempre triunfa la practicidad. Pesa la superstición d origen religioso. O la religión supersticiosa.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 17:32

    " lo q a uno le parece laudable es en cambio, despreciable ante los dioses./ Lo que parece malo al corazón es bueno para el dios personal./ ¿Quién puede comprender la mente de los dioses en el inmenso cielo?/ Los pensamientos del dios son como las aguas profundas./ ¿Quién pued sondearlos?"


  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 17:24

    Perdone tb si la he confundio, True, no estaba hablo d sociedades morales o no, al hablar d Mesopotamia. Solo quería hacer ver q lo dioses en la antigüedad eran la cúspide d una referencialidad, superior al rey, al padre, y por ello, cualquier interiorización de una ley, de una normativa, tiene q tener su base en ellos, pues a esas entidades son las q hay q acudir en busca de juicio y complacerlas.
    'Diversos poemas conservados en tablillas cuneiformes plantean el problema del justo desgraciado, q más tarde reaparecerá en el libro de Job, de la Biblia.¿Como es q la desgracia y la enfermedad recaen a veces sobr el humano justo y piadoso? L respuesta es q uno puede ofender a los dioses sin quererlo, pues es imposible saber exactamente lo q los dioses esperan de nosotros" J. Mosterín.

    O sea, nuestra actuación moral la hace el mesopotámico de cara a ellos.

  • Comentario por Moisés 22.06.18 | 17:13

    Fíjese TRUE a cuantos datos, noticias y "alrededores" ha dado Vd. lugar... sin querer. ¡Anda, que si lo hubiera hecho adrede! No se quejará.


    Ya me callo. Saludos,

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 17:10

    Vamos, yo no estoy juzgando para lo q tenían o no q crear los pretendidos dioses a nuestros primeros padres. Solo citaba el hecho de q en las culturas mesopotámicas se creía q era para trabajar para los dioses. Desde luego a mí me parecería fatal q fuera para eso o en plan Matrix , q está x ver si es así jaja.

    A Manuel le digo q antes d q se líen nuestras posturas, yo he puesto un ej muy antiguo de presencia vivida de dioses en una primera civilzación para q se tnga en cuenta la omnipresencia actuante y referencial de la divinidad en los hombres d la antigüedad para lo bueno, lo malo y lo regular. Y no digamos si nos retrotraemos a los cazadores- recolectores, había más animismo q corrientes fluviales, es q se cazaba y pescaba con los dioses, vamos q se veían esas entidades, pues se estipula q "el tercer hombre", esas presencias consejeras q cree percibir gente en situaciones críticas, perdidos en la nieve, cuevas, era cotidiana en ellos.

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 17:04

    Pero en nuestra cultura, nuestro código moral o penal, en nuestro debate social, está clarísimo que lo único sometido a controversia es el derecho de uno mismo a decidir si quiere seguir viviendo o si, con todas las garantías asistenciales, psicológicas, terapéuticas, persuasivas, garantistas, etc., quiere poner voluntaramente fin a su vida y tiene derecho a hacerlo con dignidad y garantías de un mínimo sufrimiento.
    Apelar a otras cosas es desviar el asunto (en la medida en que pueda afectarnos o podemos exigirlo como derecho)...

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 16:53


    geronto-

    Del gr. γέρων, γέροντος gérōn, gérontos.

    1. elem. compos. Significa 'viejo', 'anciano'. Gerontocracia, gerontología.

    Real Academia Española © Todos los derechos reservados


    -cidio

    Del lat. -cidium, de la raíz de caedĕre 'matar'.

    1. elem. compos. Significa 'acción de matar'. Filicidio, suicidio.

    No es muy común, a diferencia del infanticidio, pero algo hay.
    Marvin Harris ya había tratado ese mismo tema: Entre los esquimales, los ancianos demasiado débiles para contribuir a su propia subsistencia pueden “suicidarse” retrasándose cuando el grupo avanza, aunque los hijos contribuyen activamente al fallecimiento de los padres mediante la aceptación de la expectativa cultural de que los ancianos no deben convertirse en una carga cuando escasean los alimentos. En Australia, entre los murngins de la ...

  • Comentario por Renzo 22.06.18 | 16:15

    "TRUE (15:21): no dé ideas. Eso de "geronticidio", dada mi edad, me parece preocupante y quizá sea incitante... para algunos."

    Nada, mejor no comento.

  • Comentario por True 22.06.18 | 16:01

    😄😇

  • Comentario por Moisés 22.06.18 | 15:37

    TRUE (15:21): no dé ideas. Eso de "geronticidio", dada mi edad, me parece preocupante y quizá sea incitante... para algunos. De todas formas ni geronticidio ni gerontocidio vienen en el DRAE que yo tengo (lo he mirado, por si acaso), quizá porque muchos de los académicos de la Lengua son bastante ancianos... y más que lo serán, si no se mueren.

  • Comentario por True 22.06.18 | 15:31

    Y sobre lo q dice Anastasia aunque me ilustra sobre culturas d las q sé poco, tengo q mostrar mi desacuerdo sobre lo q dice de la q conozco más.l
    Nuestros "primeros padres" no fueron creados para servir sino para ser felices, siempre q no decidieran desconfiar de Dios y su voluntad de felicidad para el hombre,

  • Comentario por True 22.06.18 | 15:21

    Pone como ejemplos de moral a sociedades q por otra parte nos dice q utilizaban como método de control de la población el infanticidio, supongo que con preferencia si era niña !?😵
    Supongo q también el geronticidio. Hasta ahora solo sabía q abandonaban a los heridos. Va a ser q la regla aurea no es tan universal como decía.
    Vamos de mal en peor.

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 14:38

    Dos detalles:
    - Un amigo mío me dejó leer un poema que circulaba clandestiamente en el País Vasco. Era una hagiografía de un etarra que había "caído" como patriota. El poema era hermoso y hasta conmovedor, luego ¿debo estar de acuerdo con su contenido al completo y deducir que lo allí afirmado merece todo mi apoyo, incluido el individuo convertido en víctima y cuasi endiosado? (Que da igual si la glosa sentimental iba a favor de Franco o de Stalin, espero que entienda esto tran secundario...).
    - Agustín de Hipona es un autor de primera. Un filósofo inteligente que escribía muy bien. Pero tiene Vd la curiosa virtud de entresacarle lo menos apropiado para afirmar lo anterior... Si sus escritos (o los de Covarrubias, o los de quien sea que Vd seleccione) fueran de ese nivel el autor no valdría un pimiento. Le paso otro: hay una persecución injusta, y la promueven los impíos contra la Iglesia de Cristo; y hay una persecución justa, que promueve la Iglesia de Cristo contra los i...

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 13:51

    cultivo, se culpaba al gobernante y se producían revueltas internas que deponían reyes y cambiaban dinastías. A pesar de todas esas tradiciones registradas por escrito por los salvaguardas de la identidad (oficiantes de la versión emic) sabemos positivamente que, precisamente en Mesopotamia, se cambiaban reyes, se generaban revueltas masivas, cada vez que habíaun episodio de hambre (en realidad, los ha habido siempre, en todos los Estados de todo el mundo y en todas las épocas, a veces dos en un siglo, a veces más, a veces menos; a veces terribles, de muchos millones de muertos, como varias veces en China. Otras locales, como el caso que nos ocupa, pero no por ello menos terribles para sus habitantes).

    Saludos.

    Procato: en efecto, Anastasia nos trae bellos fragmentos de hermosas obras de la Antigüedad, que incluyen literatura, mitos, religión, tradiciones. Ignoro por qué cree Vd que no percibo dicha belleza, salvo que confunda esa cualidad con asumir sus afirm...

  • Comentario por Manuel 22.06.18 | 13:38

    Hablábamos de cosas diferentes, Anastasia:
    Usted de los primeros Estados (las ciudades Estado de Mesopotamia), yo de la Humanidad. La historia de la humanidad (en un sentido amplio, que incluye su prehistoria y el ámbito universal) es bastante más amplia, además de extensa.
    Usted de las explicaciones Emic o tradiciones internas, a menudo interesadas y dirigidas. Yo, del enfoque Etic y científico, propio del historiador que no explica las cosas a través de los dioses (recurriendo a sus caprichos, rencillas, celos, conflictos, etc.).
    Las poblaciones no son tan crédulas como nos imaginamos... Cada pueblo se sentía en efecto más unido merced a su unión, y ésta se simbolizaba en una empresa común, una tradición, una lengua, una religión, una serie de mitos fundacionales, etc., pero cada vez que las cosas dejaban de funcionar bien (la producción, la distribución, la justicia, incluso la previsión de lluvias, de canalizaciones de riego, de drenajes de los sistemas de cultiv...

  • Comentario por procato 22.06.18 | 11:53

    manuel, la ciencia para Ud. es opio. La ciencia es el primer escalón del conocimiento, se mueve en la superficie. Más abajo, hacia dentro, está la filosofía. Y dentro, está la Religión, tal como la misma anastasia, con sus citas y comentarios, pone de manifiesto. Es extraño que, haciendo arqueología antropológica, no se entere de la omnipresente dimensión religiosa. Se repite la pregunta, ¿cita a los primitivos para burlarse de ellos, o para que le avergüencen A Ud.? La ablación religiosa es una mutilación, que se quiere, perversamente, hacer pasar por normalidad. Dígame dónde aparece la nadatodoproductora honrada por el hombre en su dilatada historia y prehistoria? San Agustín le saca los colores:"“El poder del verdadero Dios es tal que no puede permanecer totalmente oculto a la criatura racional, una vez que haya comenzado a hacer uso de la razón. Si se exceptúan algunos hombres cuya naturaleza esta corrompida por completo, toda la especie humana confiesa que Dios es el creador del

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 08:44

    La diosa de Umma se llama Nidaba.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 08:38

    Estamos hablando del tercer milenio a. C ; olvidamos q en esos tiempos, el hombre no estaba solo sobre la tierra, en el pequeño universo imaginado, construido. El ser humano cohabitaba todo el tiempo con los dioses, fantásticos o no, los dioses poblaban, dominaban la Tierra, como ciudadanos máximos d derechos, y establecían diálogos con sus gentes, los humanos, desde un ámbito d superioridad pero tb de cercanía, y de dialéctica de pretensiones; intervenían en sus guerras, protegían, facilitaban, compartían sus victorias y derrotas, lloraban y se alegraban con ellos. Aparte, por supuesto, d dotar de vida, acción a la naturaleza toda d vegetación, aguas, ciclos o elementos.

    Todo el espacio d la Tierra era sagrado/ profano como describe en sus obas el emblemático Mircea Eliade. Ls dioses estaban allí, querámoslo o no. Y eran los otorgadores màximos d normas y d suertes, no, los hombres, que eran un representante menor en el cosmos habitado.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 08:20

    ...una orden de (los dioses) Anu y Enlil/ nunca, que se sepa, ha sido cambiada./ La realeza había sido concedida a Ur,/ pero no para Siempre.../ Pero no te preocupes, ¡Oh (diosa) Nanna!/ Abandona tu ciudad.

    De manera que ni siquiera el rey es dueño de una gran ciudad antigua, es un dios...

    Lugalzagesi, rey de Umma, había derrotado a Urukagina, rey de Lagash, y le había obligado a huir. Urukagina se queja en una tablilla de arcilla de esa derrota que en realidad es una afrenta contra Ningirsu, dios de Lagash, y carga la responsabilidad de la misma no sobre el rey enemigo, q lo ha derrotado, sino sobre la diosa d su ciudad, Nudaba:

    'El hombre de Umma, destruyendo Lagash, ha pecado contra (el dios)Ningirsu. La mano q ha osado levantar contra Ningursu será cortada. ¡Que Nidiaba, la diosa de Lugalzagesi, asuma la responsabilidad de este pecado'" j. Mosterín

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 08:05

    Nos dice el filósofo e historiador Jesús Mosterín en su obra EL PENSAMIENTO ARCAICO : "La ciudad mesopotámica de Ur fue destruida aparentemente x un ataque de los bárbaros Elamitas. Eso es cierto, pero superficial. A un nivel más profundo de explicación fue la tempestad de (dios) Enlil la que la arrasó. ¿Por qué? Porque así lo había decretado la asamblea de los dioses, porque ese era su destino. En poema conservado, el dios de Ur, Nanna (la Luna), trata de averiguar la causa de esa destrucción, la culpa o pecado de Ur. Pero (el dios) Enlil mismo no sabe cuál fue la causa o si la hubo. Nada dura. La asamblea de los dioses, que rige los destinos del universo, solo confiere la hegemonía a una ciudad por periodo limitado. No hay que indagar ni buscar razones morales, el destino es inescrutable:
    "Oh noble (dios) Nanna, preocùpate de ti mismo / no te dejes llevar por las lágrimas/
    Es imposible revocar su veredicto,/ un decreto de la asamblea;/

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 00:12

    He querido decir...en vez de para la creación de nuestros primeros padres, para la creación del género humano: para servir a los dioses. Es decir, el hombre en seguida se sintió dependiente y servidor d un ente más alto.

  • Comentario por Anastasia 22.06.18 | 00:08

    Pero en las grandes civilizaciones como Mesopotamia, Egipto se construyen antes altares, templos, q chozas, viviendas. Importa más la casa del Dios, señor máximo, q la propia. D hecho las ciudades llevan el nombre del dios al q pertenecen o quieren pertenecer. Como si tener un guardián todopoderoso fuera lo más importante. A los niños se les inculcaba q estaban en la tierra para servir a los dioses y garantizar la prosperidad d su morada. De ahí el motivo q se aduce para la creación d los primeros padres : para trabajar y servir a esos dioses, y a los reyes como representantes.

  • Comentario por Manuel 21.06.18 | 23:42

    No parece ser ese el proceso, Anastasia.
    Harris lo cuenta muy bien en las obras que le he reseñado. Hay un apartado de Nuestra especie (Jefes, cabecillas y abusones) que lo cuenta bastante bien.
    Primero predominaba esa moral ecológica que castigaba cualquier presunción ligada a creerse superior. Se valoraba ser solidario, además de buen cazador, buen familiar, etc.; se consideraba propio de locos el pedir reconocimiento especial. Y se mantenía la población a raya (incluyendo el infanticidio, la principal tesis doctoral de M. Harris): había equilibrio ecológico y social, y población básicamente continua. Hasta que llegó cierto desequilibrio...
    Algunas comunidades entraron en conflictos que promovieron una huída hacia adelante (vía belicismo, machismo, poligamia, aumento de violencia y mortandad) y vieron la posibilidad de incrementar la productividad. Aparecieron los "grandes hombres", más serviles, menos comilones, se nutrían de "reconocimiento", sobre todo familiar

  • Comentario por Manuel 21.06.18 | 23:36

    Ya eso lo sacó otra vez, Procato.
    Me parece estupendo que Marañón fuera creyente. Lo de Unamuno no lo resumiría precisamente así. Para él la duda y la búsqueda iban por delante, y dudo que se sintiera más próximo de Vd que de mí, en tanto lo suyo fuera la tolerancia y la búsqueda objetiva de la verdad -sin miedo ni restricciones; sin supersticiones, limitaciones ni escrúpulos; con libertad intelectual y multiplicidad de fuentes, preferentemente serias-. Pero, como sabrá, me parece estupendo que Vd y él coincidieran en creencias, si tal fuera el caso. Y, por otra parte, estoy convencido de que si hubieran vivido hoy pensarían de otro modo. Tendrían a su disposición tantas evidencias científicas que probablemente sus creencias serían menos gratuitas o bastante mermadas al tomar conciencia de tener en su contra "la carga de la prueba".
    Le paso dos buenos enlaces de su gusto:
    https://go-o.gl/rr8Bnr
    https://go-o.gl/8SC8if
    Y uno no tanto:
    https://go-o.g...

  • Comentario por Anastasia 21.06.18 | 23:23

    Sí, bueno, hablàbamos del surgimiento de esos decálogos, no de su burocratización o degeneración. Normalmente eran sabios los q los emitían, a veces, morales como Zaratustra. Aparentemente para educación d clases altas, príncipes en Egipto, o ya vemos, como alianza vinculante para todo un pueblo. Pero la plasmación escrita d normas d convivencia es consustancial al ser humano aunq hayan nacido en un ppo como signo d obediencia jerarquizada,

    Yo opino q la humanidad asentada, civilizada nació curiosamen basada en el poder, en la clase alta. Es como si hubiera reyes y faraones antes q pueblo llano. O sea, se construyó la casa ( o la pirámide ) x el tejado.El único q al ppo tenía derecho a ser feliz y a la inmortalidad era el faraón, luego los nobles lucharon por su derecho a resucitar, tiempo después, el resto ( nos lo recuerda Piñero en "El juicio Final") .

    Así q el 90% de la humanidad sin clase alta se referirá tan solo al nomadismo.

  • Comentario por procato 21.06.18 | 23:14

    del alma ni en Dios, pero es que vive vida de parásito espiritual". Y ésta de Ortega:"Porque es lo cierto que sublimando toda cosa hasta su última determinación, llega un instante en que la ciencia acaba sin acabar la cosa; este núcleo transcientífico de las cosas es su religiosidad". Y ésta de Marañón:"El hombre dotado de auténtica sabiduría, está siempre enfrentado quiéralo o no, con la divinidad: huirla sólo conduce a la superstición de la ciencia misma y, por tanto, a dejar de avanzar para dar vueltas sin fin.»

  • Comentario por procato 21.06.18 | 23:10

    manuel: es copiosa su erudición y meritorio que devuelva todas las pelotas, pero cautivo de letales errores. Esta cita de Unamuno, ya conocida por Ud, podría (?) sacarle de su oclusión:: ”Mentábamos antes a los parásitos que, viviendo en las entrañas de los animales superiores, de los jugos nutritivos que estos preparan, no necesitan ver ni oír, y no existe, por lo tanto, para ellos mundo visible ni sonoro. Y si tuviesen cierta conciencia y se hicieran cargo de que aquel a cuyas expensas viven cree en otro mundo, juzgaríanlo acaso desvaríos de la imaginación. Y así hay parásitos sociales…que recibiendo de la sociedad en que viven los móviles de su conducta moral, niegan que la creencia en Dios y en otra vida sean necesarias para fundamentar una buena conducta y una vida soportables, porque la sociedad les ha preparado ya los jugos espirituales de que viven. Un individuo suelto puede soportar la vida y vivirla buena, y hasta heroica, sin creer en manera alguna ni en la inmortalidad del

  • Comentario por Manuel 21.06.18 | 22:15

    Los decálogos religiosos (que no siempre son decálogos) intentan prohibir ciertas conductas y obligar a otras en los miembros de las sociedades estatales. Pero ¿mejoran algo en la práctica (o en realidad)? Quieren servir de puertas adentro y reducir el uso de la violencia a patrimonio exclusivo del Estado. Aunque el propio Estado (y la divinidad misma) los prodigan contra otras personas, de otras comunidades, etnias, estados, religiones. O contra pecadores o adivinos que hayan predicho el fin de la dinastía gobernante, sin ir más lejos, o promovido una religión algo contestataria. O sea, que esos "mandamientos" no son tales cuando se insta a invadir a otros: a asesinar, a quedarse con sus posesiones, a violar, a codiciar sus bienes y esposas, a destruir sus templos, etc.
    En China incluso la muy humanista moral confuciana tuvo su oposición en los taoístas. Y aquí mi consejo sigue siendo "Silencioso Tao" de Raymond Smullyan.
    Saludos

  • Comentario por true 21.06.18 | 22:12

    Sigue pareciéndome interesante al planteamiento de Anastasia. No las contestaciones q se han dado hast ahora.
    Moisés, no se si llego tarde o temprano, puesto q anocheció tan pronto q ya no sé si es mañana. En todo caso quería agradecerle una vez más sus citas de Don Quijote, siempre tan oportunas.
    Buenas noches o lo q sea.

  • Comentario por Manuel 21.06.18 | 22:07

    Bueno, es que el 90% de tiempo de la historia de la humanidad no ha habido clase alta. Desde que la hubo, fue "el poder" o la clase "rica" y "poderosa".
    Las lecturas que le aconsejo son bastante elocuentes y también amenas. En ella se ve que una mujer puede divorciarse de su marido sin mayor problema. Lógicamente, en las comunidades pequeñas el asunto trasciende y la gente próxima se reúne con intención de mediar y resolver. A veces el marido se queja de la injusticia, de que la quiere, de que no hay motivo... Y su familia le pide explicaciones a ella al respecto. En un caso que refleja Harris, la mujer dice que él no la satisface y que hace pocas veces el amor, que ella necesita a alguien que sea "más hombre". Entonces la familia del hombre repudiado se empieza a reír mirándolo y se considera que el caso está resuelto: acordado. Una muestra de libertades igualitarias, comparables a la de que el jefe no "manda": es un maestro en "relaciones públicas"...

  • Comentario por Anastasia 21.06.18 | 20:03

    Gracias x sus aportaciones, Manuel y Ayedos. Solo quería saber si había habido momentos cruciales de homogenización d lo exigible moralmente a las personas. De hecho, x ej. a usted como hombre se le exige hoy en día lo mismo , éticamente, q a mí , q soy mujer. Y por supuesto, somos iguales ante la ley. Pero antes no eran vistos ante la sociedad con las mismas virtudes exigibles las clases sociales, ni hombres y mujeres. Se aceptaba q la mujer pudiera ser voluble, caprichosa, eso sí, pura... Defectos no considerados aceptables en el hombre.
    Cuàndo el vividor d la clase alta se asimila al rufián del pueblo llano en cuanto a persona no moral? Nunca?
    Quizás los decálogos religiosos sí homogenizan al ser humano moral desde un principio, o lo intentan?

  • Comentario por Moisés 21.06.18 | 19:28

    A propósito.

    "Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro (que en esta nuestra edad de hierro tanto se estima) se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque los que en ella vivían, ignoraban estas dos palabras de 'tuyo' y 'mío'. Eran en aquella santa edad todas las cosas comunes, a nadie le era necesario para alcanzar su ordinario sustento tomar otro trabajo que alzar la mano, y alcanzarle de las robustas encinas que liberalmente les estaban convidando con su dulce y sazonado fruto (…). Todo era paz entonces, todo amistad, todo concordia" que les dijo don Quijote a unos cabreros (I, XI).


    Y al despertarnos, nos damos cuenta (los que se la dén y quieran dársela),


    "cómo, A NUESTRO PARECER,
    cualquiera tiempo pasado
    fue mejor".


    Como hoy anocheció tan pronto, me voy a dormir... otra vez.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 18 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930