Humanismo sin credos

El cansancio que ríe con San Antón.

16.01.18 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


Con permiso de PROMETEO, nos colamos de rondón en la serie de artículos sobre el pensamiento griego primitivo porque el asunto "protectores" tiene su enjundia.

Preciso es acordarnos de un santo, Antón, nada menos que patrón o protector de los animales domésticos (menudo venero protector si hubieran seguido con todas las especies animales, sobre todo las que sustentan a los humanos, por ejemplo un patronazgo sobre las nécoras o los percebes).

Mañana se celebra la festividad de San Antón, entre otros títulos patrón de los animales. San Antonio, ermitaño y luego abad de eremitas, que aprendió santidad observando a los animales, dicen. En cierto sentido hasta los imitó en su época de ermitaño. Su bendición es fuente para los animales de salud y bienestar para todo el año. Debe ser cierto como así se desprende del testimonio de cuantos llevan los suyos a ser bendecidos. Porque...

¿...hay alguna otra consideración al respecto que sea diferente de la chirigota con que se pueda tomar el asunto? Y si no es un simple "sacar a relucir" en procesión pública el animal propio y si algo de seriedad o enjundia tiene tal bendición --que propicia salud y bienestar a los bichos--, ¿qué pensar?

En Madrid tal bendición es más efectiva en la iglesia de San Antón, en la calle Hortaleza. O quizá dicha iglesia tiene la exclusiva, porque no sabemos que en otros templos se ejecute tal festivalera ceremonia.

Me recuerda tal patronazgo secular sobre animales un intento de la Iglesia por incorporar a su patrimonio las técnicas actuales. Creo que fue en la década de 1990 cuando barajaron algún patrón para Internet. Entre otros nombres, y éste con cierta sorna festivalera, se barajó el nombre de santa Tecla, la que sigue siendo patrona de Tarragona. La ironía estaba bien traída.

Podría la Iglesia, si todavía tuviera fuerzas para ello, designar protectores contra los males que agobian al sufrido ciudadano: las multas de tráfico, los atascos, el papeleo administrativo, la elección de un buen abogado, la chapuza que puede engordar la nómina, algún santo temporero para el mes de Hacienda, para las averías de la lavadora, para encontrar un rumano bueno que pinte la casa…

Añadamos que cada personaje solía tener su ritual particular, pues no bastaba con invocarle. De nuevo solicito la complicidad irónica de quien quiera sonreír. Receta de otros tiempos contra la rabia canina: el 22 de mayo se bendice aceite en la iglesia; se arroja al perro pan, mojado en dicho aceite; se cruzan los pies y con los índices formando una cruz, se invoca a Santa Quiteria, protectora de la rabia canina.

¡Qué tiempos aquellos en que los gurús del credo se erigían en dueños del terreno con gestos, ritos o actos mágicos! Todo se tornaba patronazgo, porque los santos no podían desaparecer así como así: patronos y protectores de pueblos, de profesiones, de lugares públicos, de regiones, de collados y navas, de fuentes y arroyos, de montes y cordilleras...

¿Por qué ese interés morboso de asignar protectores? ¿Por qué las gentes se dejaron embaucar de ese modo? ¿Por qué ese monumental secuestro de la naturaleza? ¿Por qué tantas calles dedicadas a santos?

En los “encierros” de Pamplona, todos dirigen su mirada al obispo Fermín: ¿ha considerado alguien el ridículo de este rito, cantando, moviendo el periódico plegado arriba y abajo? Sí, ya sabemos que son sustituciones, que son formas de descargar la ansiedad, que... pero de hecho santos y milagreros han ocupado un lugar difícilmente “desmontable” por extensión cualitativa y cuantitativa.

No propugnamos su sustitución porque resultaría carísimo en algunos casos trocar nombres de calles y plazas que hoy no tienen sentido civil alguno, con el añadido de que se dedicarían calles al sobrino del mandamás de turno: en Madrid, desde la calle San Adolfo hasta San Zoilo pasan de trescientas las dedicadas a santos masculinos; y desde Santa Adela a Santa Virgilia, pasando por santa Francisca Javier de Cabrini, alrededor de ciento setenta. Añádanse calles dedicadas a misterios de fe varios y variados.

¡Y la iglesia lo fomenta y tolera! ¿Qué debemos concluir de todo lo anterior?

• Primero, que tales actos, creencias y ritos son magia;

• que la Iglesia cristiana tolera tales prácticas como si de verdadera religiosidad se tratara;

• que si la Iglesia ha fomentado en otros tiempos y hoy consiente tales creencias se hace cómplice de credulidades en nada diferentes a las que denigra en otros cultos;

• que nada podrá decir contra prácticas esotéricas, tarot u horóscopos, dado que la Iglesia consiente lo mismo entre sus fieles;

• que aquellos que creen y practican tales ritos no sólo debieran excluirse de la sociedad de los racionales, sino también de Iglesias que se presentan como “espirituales” y superiores a las sectas.

Volviendo a la consideración de la festividad del 17 de enero, prescindo de los beneficios que tales bendiciones puedan generar para quedarme únicamente con el dicho popular: "Según dice San Antón - los que parecen tontos lo son".


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por true 17.01.18 | 22:09

    Leo que Leo parece decir, según se expresa, que a Escrivá de Balaguer le tomaban el pelo sus líderes religiosos ¡¿?! Que yo sepa la tomadura de pelo era él mismo y a sus "líderes religiosos" los ponía los quitaba y les "tomaba el pelo" (si así lo quiere expresar Leo) él -aunque eso sí, con toda seriedad y convencimiento. Tampoco es santo de mi devoción lo cual no quita para que pueda estar gozando de la misericordia de Dios -el que haya gente aficionada a "la obra" es algo que me hace recordar lo de que "hay gente pá tó".

  • Comentario por Moisés 17.01.18 | 18:43

    Dice LEO que el Opus Dei tiene dos santos (llamando santos a los canonizados por la Iglesia) pero yo no tengo noticia más que de uno. Quizá el otro sea don Álvaro del Portillo, que le beatificaron pero, que yo sepa, aún no le han canonizado. Este LEO en pocas líneas da para muchas.

  • Comentario por Moisés 17.01.18 | 16:28

    Para que el Blogger no me diga que tergiverso quiero "arreglar" la frase final de mi nota anterior. La puse así porque es lo que quería decir, pero, realmente, lo que tiene música (en la zarzuela La Revoltosa) es

    ¡Y así se ven en el mundo
    las desgracias que se ven!

    ...

    Y "aquí", como no hay "desgracias" que yo sepa...

  • Comentario por Moisés 17.01.18 | 15:09

    LEO (02:15) no sé a qué llamará "antiguo" pero, por ejemplo, a San Antonio de Padua le canonizaron antes de cumplirse un año de su muerte. Además, parece que LEO ignora cómo se canonizaban "antiguamente" los santos. Y cuándo comenzó aquello de "minucioso análisis" y del "abogado del diablo".

    Claro que si "al ser humano le gusta que le mientan" y "la verdad le parece deprimente" y LEO supongo que es un ser y que es humano...

    Así pasan en el mundo, las cosas que aquí se ven... (que tiene música).

  • Comentario por procato 17.01.18 | 10:17

    la considerable cantidad resultante de esta venta, reservando sólo una pequeña parte para su hermana.
    Habiendo vuelto a entrar en la iglesia, oyó aquellas palabras del Señor en el Evangelio: No os inquietéis por el día siguiente. Saliendo otra vez, dio a los necesitados incluso lo poco que se había reservado, ya que no soportaba que quedase en su poder ni la más mínima cantidad. (…)Trabajaba con sus propias manos, ya que conocía aquella afirmación de la Escritura: Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma; lo que ganaba con su trabajo lo destinaba parte a su propio sustento, parte a los pobres”.

  • Comentario por procato 17.01.18 | 10:16

    antídotos contra las necedades del necio autosugestionado de científico milhombres. Vida de San Antonio Abad escrita por San Atanasio:"“Habían transcurrido apenas seis meses de la muerte de sus padres, cuando un día en que se dirigía, según costumbre, a la iglesia, iba pensando en su interior cómo los apóstoles lo habían dejado todo para seguir al Salvador, y cómo, según narran los Hechos de los apóstoles, muchos vendían sus posesiones y ponían el precio de la venta a los pies de los apóstoles para que lo repartieran entre los pobres(…)Entonces Antonio, como si Dios le hubiese infundido el recuerdo de lo que habían hecho los santos y como si aquellas palabras hubiesen sido leídas especialmente para él, salió en seguida de la iglesia e hizo donación a los aldeanos de las posesiones heredadas de sus padres (tenía trescientas parcelas fértiles y muy hermosas), con el fin de evitar toda inquietud para sí y para su hermana. Vendió también todos sus bienes muebles, y repartió entre los pobre

  • Comentario por Leo 17.01.18 | 02:15

    Los santos antiguos eran ya cenizas cuando se proclamaba su santidad. Ademas era preciso realizar un minucioso análisis que incluía al abogado del diablo, etc. Mas luego este tramite se simplificó. Y ultimamente se da que un papa beatifica a otro papa. Por ahora esperan a que se muera, claro.
    Pero esa inmediatez y facilitación... produce hechos muy simpáticos y notables, como que el opus dei tiene 2 santos dos. Quién dudará de la santidad excelsa de Escribá de Balaguer... yo no dudo. No creo en su santidad, como no creo que Bergoglio tenga algun carisma en especial. Solo me parece que sus propios lideres religiosos les estan tomando el pelo hace ya demasiados años. Pero al ser humano le gusta que le mientan. La verdad le parece deprimente. Prefiere su ilusión en cuotas.

  • Comentario por J.P. 16.01.18 | 19:59

    Sobre el callejero matritense, téngase en cuenta que en ocasiones el nombre de la calle no hace referencia al santo sino a la iglesia o al monasterio que había por ahí. Por ejemplo, la carrera de san Jerónimo, la plaza de santa Ana o la calle de san Bernardl, o porque el propio santo anduvo por allí fundando un convento, como la plaza de santo Domingo, etc.

    Esos nombres son historia de Madrid.

  • Comentario por procato 16.01.18 | 19:27

    -Pablito, ya sabes que tu hermano es diabético. Nunca te despidas de él por la noche deseándole dulces sueños.

    - Doctor, soy alérgico al vino...
    - ¿Y a qué vino?
    - A consulta, doctor...

  • Comentario por procato 16.01.18 | 18:58

    "Según dice San Antón - los que parecen necios lo son".

  • Comentario por procato 16.01.18 | 18:57

    Pablo: me resulta sospechoso que ni entre las recomendaciones de actuación de la Iglesia ni entre los favores que desea de los santos,nunca pide la liberación de la necedad.Es como si un paciente nunca se acordara de pedir al médico que le cure, como si un delincuente nunca pidiera al juez misericordia, como si un estudiante no pidiera a su profesor que le ayude a pensar con lógica, como si acudiera al psicólogo y no le pidiera ayuda para salir de una autosugestión que le desconecta de la realidad.
    Además se apresura a interferir la serie de xocupo. Esto me lleva a malpensar que está bajo el "mono" y necesita un chute de lo suyo. ¿No le preocupa esta imagen que ofrece de ablacionado a quien la amputación le sigue causando dolor después de la operación? Estímese en algo más, y recuerde que su amputación,a diferencia de otras, tiene remedio. Basta querer la sanación. De momento,ya entrado en años, está "feliz" con la dolencia.
    Bien lo de :"Según dice San Antón - los que ...

  • Comentario por Moisés 16.01.18 | 18:38

    Dejando aparte lo "risible" del post, voy a hacer al Blogger una pregunta, no con la pretensión de que me conteste sino solamente por expresar mi duda:

    Esta iglesia de San Antón, de Madrid, donde (parece que exclusivamente) bendicen UN día año a los animales domésticos que les presentan ¿es la misma en que actúa el P. Ángel y sus Mensajeros de la Paz y la mantienen abierta las veinticuatro horas de TODOS los días para dar cobijo, alimento y compañía amistosa a todos los humanos menesterosos que acuden a ella?

    Lo digo por si alguien lo sabe.

    Por parte del Blogger, ya sé que escribió aquí sobre la Iglesia y sus creyentes " Es preciso (...) NO JUSTIFICAR la creencia por las BUENAS OBRAS".

    Se acabó la risa de hoy.







  • Comentario por Elifaz 16.01.18 | 15:54

    Se me ocurren dos consideraciones:

    - No hacía falta que el blogger escribiera tanto. Salta a la vista que no goza de la bendición de ningún santo, ni de san Antón ni de ningún otro. Ni puñetera falta que le hace...total...para lo que hace.

    - Sobre los tontos: el que tonto nace...tonto se muere. Y otro más : cree el simplón que todos son de su condición.



  • Comentario por Moisés 16.01.18 | 15:37

    Leo el post y, aunque no tengo "cansancio", me río.

    Antes de nada: no me reconozco ni reconozco a nadie en la foto, que no sé en qué lugar se sitúa y si son objetos de bendición todos los que parecen vivos. O si no tiene nada que ver con lo que escribe el Blogger.

    Comienza don PABLO: "CON PERMISO de PROMETEO, nos colamos DE RONDÓN..." Algo falla: "de rondón" es "entrar de repente y con familiaridad, SIN llamar a la puerta, DAR AVISO, TENER LICENCIA ni esperar a ser llamados".

    "Según dice San Antón - los que parecen tontos los (sic) son". ¡Ay, que me parece...!

    El Blogger dice: "prescindo de los beneficios que tales bendiciones puedan generar". Es un pena: si realmente produce algunos beneficios (que lo ignoro) no parece muy cuerdo prescindir de ellos.

    Nunca he asistido a esos actos ni como agente, acompañante o aspirante a ser bendecido y, por tanto, no puedo hablar con conocimiento de causa.

    ...

Miércoles, 15 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031