Humanismo sin credos

DE NUEVO LA INMACULADA.

07.12.17 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

El hecho de que la Iglesia exponga sus doctrinas en circuito cíclico y que nos venga cada año con lo mismo, nos exculpa a nosotros de ser reiterativos, a la par que nos incita a volver con las mismas monsergas. Podríamos con el mismo derecho acudir al corta y pega de años pasados. Pero no lo hacemos, que eso esclerotiza las membranas.

Podemos coincidir con ciertos comentarios, que he vuelto a leer, proferidos en escritos de años pasados sobre la fiesta de la Inmaculada Concepción: el dogma es una creencia, no una verdad axiomática, porque eso es la fe, asentimiento y creencia, no una evidencia racional; el dogma se refiere a que Dios preservó a María de “la tendencia al mal” con que todo niño nace (ésa parece ser la novedosa interpretación del “pecado original”); María fue preservada de todo pecado o bien, otra forma de ver las cosas, no cometió en su vida pecado alguno...

Respecto a esta última afirmación, estoy por decir que la mayor parte de la gente no comete pecado alguno quizá en toda su vida, porque los que se consideran tales no son más que expresión de los instintos con que Dios ornó a todos los humanos. ¿Egoísmo? ¿Envidia? ¿Lujuria? ¿Orgullo por las obras que uno ha hecho? Eso son impulsos humanos naturales e instintivos. Otros sí, cometen pecados... pero para eso están las leyes, para prevenirlos, encauzarlos o castigarlos.

Volviendo al asunto de la Inmaculada, quienes propugnan nuevas doctrinas no son honrados con su propio pasado. No es honrado desdecir e interpretar de manera no canónica, a estas alturas, la doctrina del pasado hecho dogma, que no es en modo alguno lo que ahora propugnan. Esa doctrina dice claramente que María fue preservada del pecado original en el momento de su concepción, es decir, cuando Joaquín, en un “aquí te pillo aquí te mato”, fecundó a Ana. Y tiene que ver con el susodicho pecado original, que se lava con el bautismo.

O dicho como decían en 1854: ...afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles.

Y añade para aquellos que quieren interpretar las cosas según su juicio particular: ...si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia...

No es cuestión DE hablar ahora del pecado original cometido, ahí es nada, por los primeros padres de la humanidad, Adán y Eva, seres inexistentes pecando en un lugar imaginario. Por cierto, ¿los católicos siguen pensando que existieron Adán y Eva? Bueno, dirán, es una creencia.

Querer explicar el porqué de los instintos egoístas del hombre por medio de un mito es válido, como cualquier apólogo explica los conflictos humanos. Pero la Iglesia lo impone como algo de obligada creencia (indiscutible, por lo tanto verdad). Además impone un rito, y este rito es un hecho lleno de contenido. Cierto es que con este rito la Iglesia se asegura algo también real, un apunte más en la contabilidad. Todo eso afrenta al sentido común y es una patada a la inteligencia.

Sí, también ésta es una creencia, no una evidencia. Por lo mismo, admitirán que tal creencia, como la mía de que los gatos pueden volar por la noche como los murciélagos, puede ser criticada, no admitida e incluso denostada, no con otra sana intención que conseguir que haya quienes se nieguen a admitir barbaridades como ésas, la del pecado original y la del lavado automático de una persona convertida en un proceso secular en diosa.

Que siga siendo fiesta es otra historia; que nos venga bien que se siga celebrando, otra; y que la mayor parte del personal no sepa siquiera qué se celebra, también otra. Nuestra profiláctica intención es que no empapucen al personal con cuentos, a cuento de que sea un día de asueto con un pareado verbal conceptualmente indigerible. Suena bien, Inmaculada Concepción, pero esto es un cuento. Es una fiesta que no tiene sentido alguno, aunque sí lo tiene diciendo que se celebra un cuento. Un cuento que ahora nutre pinacotecas; que afecta a negocios de estatuas olotinas; que da nombre a determinadas asociaciones... pero fiesta de la credulidad más crédula.

Para más inri de la credulidad crédula: todo ese texto con su contexto lo sacan a pasear. Cierto es que no sacan a pasear a la Inmaculada Concepción, sino a la de siempre, a la Virgen, se llame como se llame. Pero si alguien se pone a pensar en lo que exhiben, no puede por menos de sentir un desorden en sus intestinos mentales: exhiben un óvulo fecundado, casi ni siquiera embrión, que está limpio, no como los demás. ¿Que cómo sabía el papa todo eso con la certeza con que asegura tal dogma? Pues... misterios de creerse infalible.

O sea y para terminar, que bienvenida sea la fiesta pero que a nadie le dé por pensar, que a lo peor un gobierno de esos ateos y descreídos le da por suprimirla o cambiarla por la festividad de San Zerolo. Prefiero celebrar que Murillo o Zurbarán pintaron La Inmaculada.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Llanos de Alba 12.12.17 | 19:42

    la imagen de la Inmaculada Concepción.

    Considerando el hecho como una señal divina los soldados se encomiendan a la Virgen (virgen o no)
    Aquella noche un viento helado hace que las aguas del rio se hielen (insólito) Entonces los soldados españoles marchando sobre el hielo atacaron a la escuadra enemiga al amanecer del 8 de diciembre y obtuvieron la victoria tan completa que el almirante Hollak llego a decir: “tal parece que Dios es español al obrar contra mi tan gran milagro”

    DESDE ENTONCES la Inmaculada Concepcion fue patrona de los tercios españoles y mas tarde de la INFANTERIA ESPAÑOLA
    POR ESO ES FIESTA EN ESPAÑA----

  • Comentario por Llanos de Alba 12.12.17 | 19:37


    Al margen de la virginidad de Maria, QUE OBSERVO le interesa mas por su virginidad, nosotros, los de a pie, ya sabe, los que por fe SI CREEMOS en su virginidad, quiero puntualizarle algo:
    No tiene ni idea del porqué celebramos el día de la Inmaculada:

    Miró hacia atrás, pero muy atrás allá por el 1.585 en Empel, Paises Bajos.

    Un Tercio Español rodeado de ingleses y holandeses, la rendición parecía única salida. El almirante Holak propone a los españoles la rendición con honores, reservando armas y estandarte.
    El maestre del tercio español responde: “los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra, ya hablaremos de capitulación después de Muertos”
    Ante la respuesta el almirante Hollak abrió los diques de los ríos para inundar el campamento enemigo. Solo quedó el pequeño monte de Empel donde se refugiaron los soldados del Tercio.
    Un soldado de dicho Tercio cavando una trinchera encuentra una tabla flamenca con la image...

  • Comentario por Llanos de Alba 12.12.17 | 19:35

    Yo...¡flipo!

  • Comentario por Moisés 12.12.17 | 17:28

    Las intervenciones de ayer de OBSERVADOR y JUAMBI aclaran muy bien el tema. De todas maneras y por simplificar, quisiera destacar el comentario de OBSERVADOR de 10.12.17/21:15.



  • Comentario por observador 11.12.17 | 20:37

    lo que no, NO. Faltaba el segundo NO. Es decir que las apariciones aunque haya cosas inexplicables no tienen por qué convertirse en un objeto necesario de la fe, sino que desde siempre han dicho que uno podía creer si quería en algunas de ellas, mientras que otras se rechazaban como falsas apariciones con toda claridad y no se deberían admitir desde una lógica catolica.
    Vamos, que absoluta libertad para que piense vd lo q quiera sobre apariciones y siga siendo católica su fe.

  • Comentario por observador 11.12.17 | 20:31

    Muy de acuerdo con todo lo que dice Juambi.
    Me gustaría incidir en que no solo las apariciones marianas no forman parte del núcleo de la fe, es que ni siquiera forman parte propiamente de la fe. Si bien es cierto que hay apariciones q la jerarquía admite, dejan bien claro que si vd no cree en ellas no por eso es menos católico.
    Y esto no es nuevo de ahora, desde siempre he sabido q ser católico es totalmente compatible con no creer en las apariciones marianas y desde mi infancia elegí no creer en ellas. Sin embargo conozco a no católicos q dicen q en lugares como Lourdes pasan "cosas especiales" aunque lo relacionen con extraterrestres o cualquier otra cosa.
    La Virgen María en la q se cree es la de los evangelios: lo q en apariciones vaya en esa dirección, bueno es, lo que no. Y como las lentejas, si quieres lo tomas y si no lo dejas. Yo las dejo en general y suspendo el juicio alguna vez. Pero tengo muy presente a María del magnificat, Caná, la cruz.

  • Comentario por Juambi 11.12.17 | 16:58

    No sé yo, Sr. Leo, si la historia de Jesús encajaría bien en la crítica freudiana a la religión, ya que refiere usted el término "subconsciente". No es precisamente el Dios Padre de Jesús el prototipo de dios y padre que retrata Freud en "Moisés y la religión monoteísta". La realidad se impone al deseo de Jesús (cf. Getsemaní y los relatos de la Pasión y muerte en Cruz), no siendo la actitud y el comportamiento de Jesús el de un infante que busca en Dios la protección del padre todopoderoso que librará el niño de todos los peligros. Me temo que aquí hay más "madera". De otro lado, decir que las denominadas apariciones marianas no pertenecen al núcleo de la fe. Es preferible venerar y honrar a María en el canto del Magníficat, por ejemplo. No necesita Dios que contengan su "brazo ejecutor", pues el Revelador nos habla del Dios y Padre como Amor desbordante e incondicional, donde no cabe castigo alguno, siendo la misericordia, la piedad y la compasión la expresión del amor que nos tiene.

  • Comentario por Leo 11.12.17 | 15:52

    Todo eso suena hermosísimo, y florido en su mitología actualizada. Empleo la palabra mitología en un sentido profundo y psicológico, libre de ironía. Algo que nace en las instancias profundas del inconciente humano, personal y colectivo. Donde nacen los dioses, por así decirlo.

    En las grandes apariciones marianas admitidas por la Iglesia, en general se trata de lo mismo siempre: oración, penitencia, la madre glorificada intentando parar el brazo ejecutor del Padre tan misericordioso, dispuesto a castigar, escenas del infierno para niños, etc. Creo que en Medjugorje se intentó cambiar un poco la pauta, pero es una verborragia que Bergoglio la tomó bastante en solfa. Desde luego, el negocio de miles de peregrinos no es conveniente contenerlo así nomás. Ellos siempre atentos al bienestar de las almas... Ellos, me refiero no a ustedes, comentaristas, sino a sus líderes, que merecen toda la ironía, al menos.

  • Comentario por Juambi 11.12.17 | 10:12

    del pueblo de Israel (las instituciones salvíficas tradicionales de Israel, la Monarquía y el Templo, ya poca esperanzas podían albergar). María aparece en la Escritura como la creyente fiel, como discípula en el seguimiento de Jesús, como testigo del ministerio público de Jesús, presente en toda la vida de Jesús, en la Hora de Jesús (tortura, condena, muerte y sepultura). Es, asimismo, testigo de la Resurrección de Jesús y desciende también sobre ella el Espíritu Santo en Pentecostés junto a los demás discípulos. Lc la presenta no sólo como fiel creyente, sino como modelo de discípulo. Las consecuencias de todo esto las describe muy bien Observador usando la categoría de la Humanidad Nueva inaugurada por Cristo Jesús. La persona de María es muy importante para la vida de la Iglesia. No se puede aislar una definición dogmática del conjunto de la fe de la Iglesia, en especial de la Escritura. Y esta lectura es mucho más amplia y más rica.

  • Comentario por Juambi 11.12.17 | 09:51

    los dos enunciados: sin pecado concebida y en gracia concebida. La gracia no es una "cosa", sino Dios mismo en cuanto se dona, se da a la creatura, al ser humano. La gracia, desde una perspectiva salvífica, es don que alcanza todo el ser de la persona, la transforma desde la libertad y la capacita para una misión, para una tarea en la historia de la salvación. No es extraño, pues, que los obispos alemanes propusieran esta lectura de "la elección de María". Esta comprensión presenta algunas ventajas importantes: su raigambre bíblica (la teología de la elección) y su posible acogida ecuménica por parte de otras Iglesias (ortodoxos, anglicanos y protestantes). Según la Escritura, la elección de María no se reduce sólo a ser la doncella escogida para ser la madre biológica de Jesús (como su paralelo hace pensar de los mitos griegos). Ella se supo inscrita en ese "resto de Israel" del que hablaban el profeta Sofonías y otros, en apertura a una intervención definitiva de Dios en la historia

  • Comentario por Juambi 11.12.17 | 09:33

    Reinterpretar dentro de la fe de la Iglesia no significa declarar como signo o metáfora cualquier verdad de fe, sino actualizar el alcance y significado del enunciado o proposición de fe para el hombre y la mujer creyentes de hoy. La exégesis de los textos de la Escritura y de la Tradición tiene su correlato en la hermenéutica de las definiciones dogmáticas, de lo definido desde la fe. Por ejemplo, una lectura que hicieron los obispos alemanes, allá por la década de los 70, de la definición dogmática de la Concepción Inmaculada de María fue esta otra: la elección de María (por parte de Dios). A primera vista parece que no tuviera nada que ver con el dogma proclamado en el s. XIX. La definición católica está escrita en un sentido "negativo", preservación de un mal. Su correlato sería el proporcionar un bien por parte de Dios. De ahí que también se pueda entender la definición como la concepción de María en gracia. De hecho, en la liturgia y en la devoción sean equivalentes las

  • Comentario por Juambi 10.12.17 | 22:26

    Para un cristiano, ni el paraíso original ni el pecado original originado son metáforas. El paraíso original o paraíso terrenal forma parte de la intención creadora de Dios, expresión de la bondad de Dios que se vuelca en su proyecto creador, haciendo buenas todas las cosas, todo lo creado en comunión íntima consigo y de lo creado entre sí, en especial el hombre. ¿Existió en la historia humana este paraíso original como morada, como espacio, como "residencia"? Lo único que se puede decir, desde la fe, es que ya se encargó el ser humano (y otras cosas) de frustrar este proyecto de Dios, haciendo uso de su libertad para romper la comunión con Dios y con los demás seres y cosas creadas. También podemos decir, como creyentes, que de parte de Dios la cosa no quedó ahí y no quedó así.

  • Comentario por observador 10.12.17 | 21:28

    En cuanto a la supuesta reciclabilidad no hay tal. Simplemente se explican las cosas al nivel que cada cual las puede entender. El hecho de que los que lo proclamaran lo entendieran literalmente como un lugar y una pareja concreta en el pasado, no impide que entendieran el sentido profundo del relato. Lo que ocurre es que sin la literalidad del lugar en el pasado y la pareja única de Adán y Eva, el sentido profundo sigue siendo el mismo.
    Y el "pecado" original, la tendencia al pecado, no es imaginaria, sino muy real y no hay más que mirar alrededor. Y el papel q tiene la herencia, la familia, la sociedad... en esto es también evidente.
    En cuanto a residir en una metáfora cuando se muera, yo no me preocuparía por eso. Se puede participar de la vida de Dios o rechazarlo, pero Dios no es una metáfora -que no crea vd en él no lo hace menos real.
    No es q pretenda q vd comparta una fe q no tiene, solo le explico q la fe cristiana y católica no es como vd la pinta.

  • Comentario por observador 10.12.17 | 21:15

    En realidad la percepción de María como una diosa no es católica, sino anticatólica, por parte de los q no entienden q en el catolicismo María es la más perfecta de las criaturas, sin tener nada de diosa, siendo exclusivamente humana. Es q en el catolicismo, la creación no es mala, Dios todo lo hizo bien y cuando la criatura está llena de su Espíritu, Dios realiza en ella maravillas, según el "magnificat".
    Lo que celebran los católicos en María es precisamente su humanidad. No necesitaban una diosa madre (no hay más que ver lo terribles y odiosas q son la mayor parte de las diosas paganas) lo que necesitaban era una madre humana capaz de compadecerse de sus miserias. Es por eso que maternalmente Dios proporciona a sus hijos no solo un modelo de persona creyente, sino también una cercanía maternal q precisamente por no ser diosa resulta más cercana.
    En cuanto a lo de "Madre de Dios" no apunta a su propia divinidad sino a la divinidad de su hijo.

  • Comentario por Leo 10.12.17 | 15:48

    Asi, justamente asi es como surgió la Madre de Dios. A pedido del pueblo? Sin duda. El culto de la diosa madre era tan arraigado que una religión que procede por sustitución de culto, aunque a veces no pudo evitar el arrasamiento de templos paganos ni de paganos... necesitaba una diosa madre.

    Claro, si Jesús era Dios, la Virgen es la Madre de Dios!! Los dioses con madre, aun siendo absurdo el tema, funcionan muy bien.

    Siglos despues, se proclama como obligatorio creer lo que ya se creía, o sea que María fue concebida sin la mancha del pecado original. Ese fue el sentido y los que proclamaron esto creían literalmente en paraiso y pecado original.

    Pero como siempre, en el ropero de creencias, toda prenda es reciclable. El paraiso es metafórico? Bueno, el pecado original también lo es.

    Yo desconfiaría de que, luego de mi muerte, pasaría a residir en una metáfora...😵

  • Comentario por Juambi 10.12.17 | 10:30

    Salvando las debidas distancias y la diferencia entre las diversas disciplinas, me gustaría poner un ejemplo de que este recurso a una situación originaria no es algo singular de la teología bíblica. Cuando se explica en Filosofía Política el origen y la naturaleza del Estado, hay como dos corrientes de pensamiento: la perspectiva iusnaturalista y la contractualista. Si analizamos esta última, según los diversos autores (Hobbes, Locke, Rousseau, etc., y, actualmente J. Rawls), nos encontramos con un esquema de trabajo similar: una situación natural originaria, un contrato social y una explicación subsiguiente de la naturaleza del Estado. Obviamente cada autor va concibiendo cada uno de los momentos de forma diferente. Pero lo común, aparte de la suscripción de un contrato explícito o implícito entre los seres humanos en orden a la convivencia social y pacífica, es la formulación de una hipotética situación originaria.

  • Comentario por Juambi 10.12.17 | 10:14

    La inmortalidad, como don preternatural, no coincide con el concepto usual que tenemos de ella, ni expresa lo que entendemos por muerte o no muerte como seres finitos, limitados, contingentes, existencialmente históricos y con las inclinaciones al mal moral (en cualquiera de sus dimensiones, personal, colectiva y estructural) que somos y tenemos. Nada ni nadie, con existencia simultánea real e histórica, queda fuera del alcance de las leyes de la naturaleza. La interpretación teológica actual de la inmortalidad como don preternatural no excluye la muerte, sino la experiencia y comprensión de la muerte tal y como la concebimos y experimentamos nosotros. La muerte, en una situación y condición originaria, no implicaría más que la transformación de un modo de existencia en otro, sin la experiencia desgarradora y dolorosa que tiene el ser humano de ella.

  • Comentario por Juambi 10.12.17 | 09:34

    Yo creo que no interesa a Rawandi conocer lo que dice Observador, pues su fin es otro. No hay más que leer la Constitución apostólica con la que se publica el Catecismo para saber su objetivo, su alcance, sus límites, así como su rango doctrinal para los católicos. El Catecismo no sustituye a la exégesis ni a la teología. No alcanzo a ver en los números del CEC ninguna proposición que sostenga la afirmación de la existencia histórica de los Primeros Padres o de los dones preternaturales históricamente realizados en la existencia de ser humano alguno. Más bien, como señala Observador, se trata de cómo se entiende la condición humana desde el proyecto de Dios para el ser humano a partir de la intención y voluntad de Dios en lo que respecta a la Creación (y, en particular, del hombre), así como de la aparición del pecado, el mal y la muerte.

  • Comentario por observador 09.12.17 | 02:55

    Eso es lo que vds, los mermeladas de signos opuestos, piensan que dice, pero en realidad vds siguen mirando el dedo que señala a la luna.
    De todos modos debería vd saber q los catecismos no hacen más que explicar la fe en unas circunstancias culturales dadas y no son inamovibles. La verdad permanece, la forma de expresarla no. Tal como está expresado yo no tengo ningún problema con lo que dice, porque sé lo q es esencial y lo q es un modo de hablar; pero si para mentes más rígidas y literalistas como las de marmalada y la suya eso supone un problema, ya veremos como más adelante lo explicarán en la línea de Juambi, Ratzinger etc, para q nadie se llame a engaño creyendo que están hablando de ciencias naturales historia y geografía cuando están hablando de la condición humana en su relación con Dios.

  • Comentario por Rawandi 08.12.17 | 22:58

    El Catecismo afirma que los primeros humanos "se encontraban" al principio en un estado prodigioso (paradisíaco) caracterizado por "el dominio de las facultades espirituales del alma sobre el cuerpo" y por la ausencia de "muerte". Esto es justo lo que Marmelada afirma y lo que tanto usted como Juambi han negado. O sea, que el Catecismo le da toda la razón a Marmelada y se la quita a ustedes dos.

  • Comentario por observador 08.12.17 | 22:07

    El catecismo está de acuerdo con la interpretación de todos, es un relato sobre el propósito de Dios que lo trunca el hombre cuando lo rechaza.
    Que haya intepretaciones como las de marmalada que crean literalmente que el paraíso existió realmente en algún lugar en el pasado, no quita ni pone nada a lo que digo yo o lo que dice Juambi. Lo esencial del relato no requiere ese lugar en el pasado, aunque fuera una forma más fácil de explicarlo, el relato sobre la condición humana es exactamente el mismo del catecismo.
    Creo q es vd quien no ha comprendido lo que digo, pues en primer lugar hay que distinguir entre mal físico y mal moral, pero además el mal físico no tiene entidad, no es sino un juicio sobre lo que nos gusta y nos disgusta pero está relacionado con el mal moral en el sentido de q el rechazo de Dios nos deja sumidos en el mal sin solución. Desde Dios se comprende el mal como ausencia transitoria de bien de una vida q llegará a la plenitud de Bien en Dios.

  • Comentario por Rawandi 08.12.17 | 20:14

    Catecismo, 400: "La armonía en la que se encontraban, establecida gracias a la justicia original, queda destruida; el dominio de las facultades espirituales del alma sobre el cuerpo se quiebra (...) la consecuencia explícitamente anunciada para el caso de desobediencia (cf. Gn 2,17), se realizará: el hombre "volverá al polvo del que fue formado" (Gn 3,19). La muerte hace su entrada en la historia de la humanidad (cf. Rm 5,12)."

    Es evidente que el Catecismo respalda la interpretación de Marmelada, no la de Observador ni la de Juambi.

  • Comentario por Moisés 08.12.17 | 18:11

    Estaba intentando poner unas líneas pero no he podido. Me alegro: J.P. (17:51) resume perfectamente (como acostumbra) lo que yo quería decir.

    De todas maneras y para "liarla" un poco más, quizá RAWANDI quiera (y pueda) consultar a XOCUPO que sabe de esto (y de muchas cosas más) el cual escribió:

    "El MAL no existe, por ser un universale ante rem. Sólo existen males individuales (nominatismo): tragedias causadas por terremotos...."

    No sé si le servirá para aclararse un poquito pero si no, puede seguir como hasta ahora. Total...

    Saludos cordiales, J.P.

  • Comentario por J.P. 08.12.17 | 17:51

    ¿?

    Rawandi: ¿ha probado a leer el catecismo (385 y ss) para no montarse estos líos lingüísticos y de precedencia?

    ¿Le suena lo de "homicida desde el principio"?

  • Comentario por Rawandi 08.12.17 | 16:19

    Dice Observador: "El relato está explicando el mal como el resultado del pecado".

    En ese caso, la interpretación crédula que hace Marmelada del relato bíblico es mucho más coherente que la interpretación descreída que hacen Juambi y usted. Porque Marmelada entiende que antes del primer pecado no existía el mal, lo cual posibilita que el relato bíblico tenga sentido. En cambio, Juambi y usted, al negar la existencia del paraíso terrenal, admiten que los primeros humanos ya surgieron inmersos en el mal, pues desde el principio experimentaban sufrimientos y temían morir, lo cual implica que el mal precedió al pecado, y en consecuencia la explicación que el relato bíblico hace del mal como un "resultado del pecado" se convierte en un completo sinsentido. Personalmente, me parece más sensata una tercera opción: reconocer que el relato de Adán y Eva es una explicación falsa del origen del mal.

  • Comentario por Moisés 08.12.17 | 15:02

    En lo que podríamos llamar parte seria y sensata OBSERVADOR y JUAMBI hacen una serie de consideraciones que aclaran el asunto... en lo posible.

    Una de las cuestiones (respecto a lo de Adán y Eva) que más han llamado la atención ha sido lo de que "una" sola pareja haya dado lugar al "relato" del origen humano. RAWANDI, como suele, aleja el enfoque y se dirige a la impasibilidad e inmortalidad "previa" de los humanos y asegura (con ese desenfado frívolo de afirmar lo que ignora) que eso ES completamente fantasioso. Y lo dice él, que también aseguró (lo digo resumiendo y con mis propias palabras) que "la ciencia" ha demostrado que Dios no existe.

    Esas cosas le parecen absurdos, alejándose de Nietzsche que dijo: "Lo absurdo de una cosa no prueba nada contra su existencia, es más bien condición de ella".

    Esto lo digo sólo con ánimo risueño. No todo lo que dijo mi amigo Federico me parece acertado, ni mucho menos.

    Hoy es fiesta.

  • Comentario por Elifaz 08.12.17 | 11:19

    Según yo lo veo el tema es que esas "verdades profundas" que dice OBSERVADOR, esa sabiduría que contiene la Revelación, no son necesarias en absoluto para cierto tipo de hombre que solo trata de vivir el dia a dia sin complicarse la vida demasiado; lo único que importa es un trabajito que nos permita estar lo mejor que se pueda y a vivir y disfrutar, que son cuatro dias. Y si encontramos un filosofillo que nos sea cómodo de seguir y nos justifique nuestra "ideología" pues miel sobre hojuelas.

    Todo lo que no sea eso, lo que nos pueda complicar la existencia hay que rechazarlo de plano, ridiculizarlo anularlo completamente; no sea que la conciencia nos pueda molestar.

  • Comentario por Juambi 08.12.17 | 10:01

    La gran "tentación" del ser humano es pretender erigirse en ser Absoluto, incondicionado. Esto va mucho más allá del relativismo de Protágoras, de esa manera de entender al hombre como medida de todas las cosas (de las que son en cuanto que son, y de las que no son en cuanto que no son). Ciertamente el ciclo de Adán y Eva pertenece al género literario mítico, tanto como el relato de la Creación y otros. Refiere Rawandi la teología tradicional de signo escolástico de los denominados "dones preternaturales", elaborada desde una perspectiva especulativa, ahistórica, esencialista, donde no encaja el elemento histórico-salvífico y desde una antropología insostenible a día de hoy. Nunca existieron históricamente personas de carne y hueso, personas concretas, con esos nombres propios, ni tales dones preternaturales. Desde la fe cristiana, como bien señala Observador, se apunta al proyecto o plan de Dios, a la intención de Dios en el orden de la Creación y de la Salvación.

  • Comentario por observador 08.12.17 | 09:35

    María representa el diálogo de la humanidad, es más, de la creación con Dios y su libre aceptación. Y sí, el dogma dice que María fue preservada de esa tendencia al mal que llamamos pecado original, que no es propiamente un pecado, como sabe todo teólogo, aunque se llame así. Y el bautismo supone la incorporación de un nuevo ser humano a la comunidad de los que pretenden decir fiat a Dios y dejarse salvar por él. La iniciativa parte de Dios, Dios va por delante y la fe se recibe de la comunidad en herencia, en la educación que se recibe de esa comunidad, aunque haya que aceptarla personalmente más tarde.
    Eso pienso que quiere decir todo este asunto del pecado original, la comunidad, el bautismo, la bondad esencial de la creación, María como representante de la humanidad, culmen de la creación.

  • Comentario por observador 08.12.17 | 09:02

    El dogma de la Inmaculada precisamente incide en esa verdad de que la creación no es mala (eso de la maldad de la creación es gnosticismo). En una creación que no rechaza a Dios, sino que confía en él (fiat) se realiza la salvación de todo mal, la transformación del mal en Bien. Y Dios puede hacerlo todo nuevo para el ser humano que libremente lo acepte.
    Lo que me gusta de este dogma es que a pesar de que aquí se hable de imposición desde arriba no es así; es el pueblo fiel el que consigue que los teólogos aprueben su sentido de la fe y no al revés. El hipervalorado tomás de aquí no, por ejemplo, estaba en contra. Pero "el Espiritu sopla donde quiere".

  • Comentario por observador 08.12.17 | 08:43

    No es cierto que todo sacerdote católico con Ratzinger al frente suscriba eso. Está claro que ese relato no es literal y no hay que buscar el paraiso terrenal en un lugar concreto en el pasado, sino en la intención creacional de Dios. El relato está explicando el mal como el resultado del pecado, ajeno a la intención primera de Dios y originado en la desconfianza hacia Dios y en su rechazo, posible gracias a la libertad humana.
    Desde la confianza en Dios se ve el mal como ausencia de Bien transitoria, como una consecuencia colateral de la autonomía de la creación y la libertad humana, en una creación que es buena en su origen y que encuentra su salvación del mal en Dios.
    El relato es sobre nuestra condición y nuestra situación, que desde luego comprende nuestra herencia.

  • Comentario por Rawandi 08.12.17 | 01:57

    Lo más importante no es el número de parejas sino lo otro que indica Marmelada, a saber: que los primeros humanos disfrutaban de dones prodigiosos como "la impasibilidad y la inmortalidad del cuerpo". Esto resulta completamente fantasioso, y sin embargo todo sacerdote católico (Ratzinger incluido) lo suscribe.

  • Comentario por observador 08.12.17 | 00:42

    Bueno, Rawandi, no sé en donde compra vd la mermelada, pero parece un poco rancia.
    En todo caso, el pasaje bíblico sobre el pecado original es un relato sobre la condición humana q no tiene q entenderse literalmente sino simbólicamente y poco importa q hubiera una pareja o media docena.
    El mismo Ratzinger habla de forma muy distinta a su Mermelada sobre este pasaje bíblico; pero hay quien confunde las verdades profundas con la forma de expresarlas y se quedan mirando el dedo que señala a la luna.
    Dicho sea sin ánimo de ofender, que tengo comprobado que en este medio hay quien se toma como una ofensa lo que nunca quiso serlo ni imaginó serlo.
    Y esto es todo por hoy, buenas noches.

  • Comentario por Rawandi 07.12.17 | 18:58

    "¿los católicos siguen pensando que existieron Adán y Eva?"

    Los católicos están obligados a creer en ese cuento, pues el dogma de la Inmaculada Concepción incluye el dogma del pecado original, y los pecados no pueden cometerse ellos solos: necesitan personas que los cometan.

    El filósofo católico Carlos A. Marmelada explica con bastante detalle el asunto del pecado original en la cuarta parte de su libro 'El dios de los ateos' (2014). Según Marmelada, cuando la "primera pareja humana" cometió el pecado original (consistente en querer ser como Dios), Dios los expulsó del Edén retirándoles los dones especiales que inicialmente les había regalado, entre ellos "la impasibilidad y la inmortalidad del cuerpo" (la inmortalidad del alma la conservaron y se la habrían transmitido a sus descendientes).

  • Comentario por Moisés 07.12.17 | 15:34

    ./. le haya quedado esa creencia en los nocturnos gatos voladores. Los males entran por adarmes y salen por quintales, que decía mi difunta abuela burgalesa.

    Me intriga lo de los "intestinos mentales". Tendré que acudir a un neurólogo especializado en cerebros y que no sea psicólogo. Por si acaso.

    "Suena bien, Inmaculada Concepción, pero es un cuento". Que "suene bien" no es poca cosa para que lo diga un músico de renombre. Lo que ocurre es que ese mismo músico no sabe si es un cuento o no. De todas formas, perdonemos la gratuita afirmación por tratarse de un artista... con su sentimiento a cuestas y a flor de piel.




    (*) MONSERGA. 1. Exposición o discurso FASTIDIOSO, PESADO o repetitivo, y en ocasiones reprensivo.
    2. Cosa o asunto FASTIDIOSO
    3. Enunciado confuso y embrollado.

  • Comentario por Moisés 07.12.17 | 15:25

    Aprovecha don PABLO que el Éufrates pasa por Quintanilla Pedro Abarca para sentirse incitado "A VOVER con las mismas MONSERGAS (*)". Y vuelve.

    "Estoy por decir (y lo dice) que la mayor parte de la gente no comete pecado alguno en toda su vida", pontifica don PABLO con la suficiencia que le caracteriza (aquí, por lo menos). Alabado sea. Y gracias por la parte que me toca... si me toca.

    "Por cierto, ¿los católicos siguen pensando que existieron Adán y Eva?". Pues no lo sé: hay tantos... Y tantas cabezas, tantos pareceres. De todas formas quizá, en la última época, piense alguno un poquitín en la famosa Eva mitocondrial. ¡Yo qué sé! Tampoco el Blogger.

    "La Iglesia lo IMPONE como algo de OBLIGADA creencia". No se asuste ni preocupe. Si Vd. no lo quiere creer nadie se lo va a imponer. Cosa distinta es que acierte.

    "...y es una patada a la inteligencia". Quizá, como secuela de esa patada recibida en sus tiempos fervorosos, le haya quedado e...

  • Comentario por procato 07.12.17 | 13:23

    - Mami, te quiero.
    - Y yo a ti,Pablito,pero díselo a papi también.
    - ¡Papi, quiero a mami!

  • Comentario por procato 07.12.17 | 13:18

    la Madre del Redentor?

    Corazón que ante tu planta
    no adore grandeza tanta,
    ¡muerto o podrido ha de estar!
    Garganta que no te canta,
    ¡muda debiera quedar!

    Vidal,un día responderás de no mover un dedo para despertar a Pablo de su autosugestión de científico y permitirle revolcarse en la necedad -"Les ha sucedido a ellos según el proverbio verdadero: EL PERRO VUELVE A SU PROPIO VOMITO, y: La puerca lavada, vuelve a revolcarse en el cieno"(2 Pedro 2)

  • Comentario por procato 07.12.17 | 13:14

    Pablo: comienza bien:-“que la plomada marque invariablemente la vertical, que el sol con ciclo diario recomience su ruta, nos exculpa a los necios de ser reiterativos en enseñar a la plomada a marcar la vertical y al sol a no salir de su camino”. Y sigue a tono:-“A juicio de los necios, la gente no comete pecado. Si los necios, con la ablación religiosa, hemos eliminado el pecado, la herencia de Adán y Eva queda sin efecto, suplantada por la nuestra, los necios” –“Para los necios es una auténtica barbaridad admitir el pecado original, como es barbaridad para la “manada” sentirse culpables de forzamiento, como lo era para el copiloto de germanswing llevar a su destino a los pasajeros, como es barbaridad para los delincuentes apelar al código penal. Como lo es para mí ,Pablo, despertarme de la autosugestión de científico milhombres”.
    Gabriel y Galán:
    ¿Qué más decirse podría
    en tu alabanza y loor,
    después de decir que un día
    fuiste sin mancha, ¡oh María!,

Viernes, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031