Humanismo sin credos

Camino hacia el fanatismo / 2

19.11.17 | 12:00. Archivado en EL MALESTAR DE LOS UNGIDOS

La socialización implica la aceptación de las reglas y normas de convivencia aprendidas, implica que una norma se acepta… o no se acepta, pero es lo que se espera de una persona que quiera convivir con los demás. Esto se desarrolla en la infancia y quien influye en su desarrollo de manera determinante es la madre.

Otro de los factores que pudieron intervenir secundariamente en su personalidad fue la ausencia de elementos femeninos en su entorno: era hijo único; se educó en un internado entre niños y adolescentes masculinos; posteriormente pasó a la universidad estudiando una carrera técnica donde sólo había hombres; su actividad profesional la desarrolló entre hombres…

Pasados los años en que es normal tratar con el otro sexo, adolescencia y juventud, esto pudiera haber producido en él un recelo a no saber tratar al elemento femenino. Pero, por mucho que tratemos de justificar hechos, no parece ser éste su caso. Posibilidad de trabar relación con muchachas la tuvo, con toda seguridad. Si hubo algún rasgo de homosexualidad, no lo sabemos. En aquellos tiempos...

Si hubiera formado una familia cuando ya su cargo le concedía autosuficiencia, con seguridad el derrotero de su vida hubiera sido otro: se habría enfrentado de otra manera a lo que decidió su futuro, el choque con sus jefes como punto de inflexión en sus decisiones. ¿O no encontraba “sentido” en dicha profesión, como les sucede a muchos jóvenes hoy día?

Pudiera ser que en determinado momento, a falta de expectativas que en la vida civil llenaran su futuro personal, no le quedara otra alternativa que el ingreso en “religión”. Desde luego mucho dice el sesgo que tomó su vida al incardinarse a una orden religiosa donde uno de los votos, como decimos, es el de castidad, que implica negarse a sí mismo la posibilidad de constituir un vínculo familiar.

Se puede alabar una conducta porque nos parece heroica, preocupada por los desfavorecidos de la vida, amante de la justicia, etc. Parece que eso es lo que aparece en su biografía, más todavía pensando que proceden de un religioso.

El pensamiento popular tiene conceptos en cierto modo contrapuestos sobre la “profesión” y vida de los religiosos. Unos dan por supuesto que el hecho de entrar en religión conlleva ciertas actitudes, como el amor a los demás, el sacrificio, la voluntad de entregar la vida por los otros y que, para tales personas, ésa es su profesión. Y parece como que el consagrado a Dios hace votos de vivir con esta ocupación, la dedicación amorosa a los demás, especialmente si milita en la Orden franciscana.

La otra opinión por el contrario, las más de las veces subconsciente, considera que el ingreso en religión viene a ser una opción por una vida sencilla, despreocupada, piadosa y ascética en consonancia con los tres votos emitidos; una vida encerrada entre las cuatro paredes del convento, dedicado a la oración, la meditación y el servicio de Dios.

Es y no es así, porque también el carácter y el temperamento de la persona que sustenta al individuo que ha ingresado en religión van a condicionar en gran manera la conducta y dedicación posterior. Ese carácter y temperamento decidirán las más de las veces la vida que el individuo consagrado va a llevar.

Aunque vulgarmente se confundan, para la Psicología carácter y temperamento no son lo mismo. En términos generales el temperamento es la forma de ser innata, heredada, no modificable, que tiene un fundamento somático; el carácter, por el contrario, si bien se sustenta en el temperamento, depende mucho de la educación, puede ser corregido y moldeado, obedece en gran medida a las circunstancias y puede ser controlado. Ambos, carácter y temperamento, son los que conforman la personalidad del individuo. El temperamento suele condicionar el carácter, nunca al revés. Un temperamento flemático difícilmente puede ser sustento de un carácter fanático o irascible.

Es el caso de muchos “consagrados” que consideran su vida conventual excesivamente menguada y piden el traslado a tierras de misión, donde su actividad primordial no es la pura y estrictamente religiosa –misa, sermones, catequesis, etc. — sino la acción social: erigir escuelas, ayudar a la mejora de los cultivos, procurar medios para alimentar a los niños, fundar hospitales… En una de las citas de la prensa que hemos podido consultar, algo de esto vio el periodista: el convento era un reducto demasiado estrecho para él.

Se entregó por entero a los desfavorecidos de la tierra, en antros de pobreza y desnutrición y centros para toxicómanos y demás. En algunos aspectos su conducta es tan explícita, tan diáfana en hechos, tan cargada de deseos que fácilmente podemos deducir rasgos definitorios. El contraste entre la vida muelle de sus conmilitones y el despotismo de que hacían gala sus autoridades eclesiásticas, lo llevaron a posturas radicales si en términos políticos hablamos.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por J.P. 21.11.17 | 00:37

    A pesar de la censura, sigo teniendo arcadas.

  • Comentario por observador 19.11.17 | 22:10

    Todo se va sabiendo. :)

  • Comentario por inquieto 19.11.17 | 17:33

    Mi Blogger PABLO ha considerado pertinente anular de la epístola anterior la mención del Padre Revilla; Eloy Gallego, para el mundo. Nada que objetar a la expurgación, porque la cosa iba de "No diré el nombre ni haré referencia a sus publicaciones".

    "Conocí hace ya muchos años a un sacerdote", escribía PABLO. También Repugnancio se echa más años encima para que me digan que me conservo divino de la muerte.

    PABLO: intuyo que Ud. me va a novelar la vida del P. Revilla. ¿Por qué digo esto?. Por algunos párrafos de la epístola de hoy que someto a su consideración seguidamente.

    "Otro de los factores que pudieron intervenir en su personalidad...."

    "........esto pudiera haber producido en él (Eloy Gallego) un recelo...."

    ".......... si hubo algún rasgo de homosexualidad no lo sabemos..."

    "Parece que eso es lo que aparece en su biografía...."

    Con tanta hipótesis, PABLO, la vida y milagros del Padre R...

  • Comentario por Moisés 19.11.17 | 16:52

    Como no sé a quién se referirá el post estoy relativamente expectante e indebidamente estupefacto: no me lo merezco. Espero que en las próximas "entregas" desvele el misterio tanto de la persona como de su intención. Si se trata del sacerdote fallecido hace aproximadamente un lustro a quien mencionaba, sin mencionar, en el post anterior hay algo extraño: ingresó en una orden franciscana (quizá capuchina por tomar el nombre del pueblo, como hacían entonces) a los veintiséis años. Eso va en contra de la teoría póstica de que los aspirantes a religiosos sacerdotes, ingresaban en la niñez y así los podían manipular fácilmente. Por otra parte, a esos veintiséis años parece que hacía algunos que tenía actividad profesional de una cierta relevancia e ingresos suficientes lo que no es tan fácil con tan pocos años para ello, máxime que, previamente, cursó una carrera técnica universitaria.

    En fin: que sufro sin necesidad.

Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031