Humanismo sin credos

José Manuel Madruga Salvador, in memoriam.

12.10.17 | 12:00. Archivado en 1. PABLO HERAS ALONSO


El pasado lunes 9, a primeras horas del día, falleció una buena persona, José Manuel Madruga, al que en el pueblo saludábamos como Manolo. La mañana de ese lunes tenía sesión de hemodiálisis. Al no acudir, llamaron del centro médico a su familia. Lo encontraron caído a la puerta del baño. Luego diagnosticaron muerte por fallo cardiaco.

Recuerdo la ilusión con que, casi diez años atrás, acogió la noticia de que había un donante para su trasplante de riñón, ilusión frustrada porque los análisis dijeron que su corazón no habría soportado la operación. Desde entonces ha vivido atado a máquinas y medicaciones múltiples. Nunca salió una queja de sus labios.

Su trayectoria profesional aparece en Internet y no es cuestión de repetirla aquí. Estudios, licenciaturas, trabajo en misiones, rectoría de misiones extranjeras, viajes por el Caribe, América, África... y finalmente, en los últimos ocho años, su labor pastoral en la iglesia de San Juan Evangelista de Burgos.

Podrían deducir, por el blog que estas palabras aloja, que poco nos podría interesar una trayectoria vital ligada a la credulidad. Y no es así, porque era el trabajo que llenaba su vida, eran las inquietudes de tal persona, nuestro amigo y algo más.

Manolo fue compañero de escuela de muchos que todos los veranos recalan en el pueblo. Y hablan de su pasado, de su niñez, de los juegos infantiles, de las peleas... Mi mujer lo recuerda así, de niño, con los motes con que se adornaban todos. En los veranos, en agosto, lo teníamos entre nosotros en su pueblo natal, Revilla Vallejera, donde viven o pasan largas temporadas sus hermanas y su hermano Luisito. Ellos saben de nuestro pesar y consternación.

Porque Manolo era una buena persona y además afable, sin una palabra por encima de otra, sosegado siempre, encandilado con su pueblo. Se notaba que sus verdaderas raíces estaban en Revilla Vallejera y transmitía ese pensamiento a todos. Era, además, el lazo que unía a todos sus hermanos, todos ellos, como él, queridos en la villa que les vio nacer por esa bondad natural que les distingue a todos ellos.

No es que fuéramos amigos Manolo y yo, pero sí nos teníamos aprecio. Ambos notábamos la empatía que nos unía, bien que él sabía cuáles eran mis ideas --me di cuenta de que acudía con frecuencia a este blog— y, lógicamente, yo sabía las suyas. Pero charlábamos de cualquier cosa y compartíamos idénticos pareceres. Nuestra conversación siempre era fluida. Porque, además, Manolo era una persona culta. Ahí tendré siempre, como recuerdo de su presencia entre nosotros, dos de sus publicaciones que me regaló, una de ellas la tesis con que se licenció en Sociología, relacionada con los pueblos del Caribe.

Manolo había vivido en Madrid durante algunos años. Y conocía “perfectamente” al cardenal Rouco. También al que ahora es arzobispo de Burgos desde octubre del pasado año, Fidel Herráez. Ambos infaustos para mí y que tanto daño me hicieron. Nunca me quiso decir nada de Rouco Varela, pero se notaba que no era santo de su devoción: “Ay, si yo te contara”. Pero nunca me contó.

Mi última larga conversación con él fue en agosto pasado, no recuerdo el día, en los escalones de acceso a la iglesia. Hablamos de la recién constituida Asociación Cultural del pueblo; de la mala cosecha de este año; del Padre Revilla (del que yo acababa de escribir un libro pendiente ahora de publicación) y que mostró gran interés en leer; de otro personaje famoso del siglo XVI nacido en esta villa, Bartolomé de Torres, que fue obispo de Canarias y teólogo, cuyos escritos fueron tenidos en cuenta en el Concilio de Trento, del que lógicamente Manolo sabía tanto como yo; de éste o aquél vecino de Revilla... Jamás se le oyó decir nada negativo de nadie aunque materia había para ello. Todo lo más una sonrisa cómplice obviando inconvenientes.

En el mes de agosto la iglesia era suya, sustituyendo al párroco de turno (han pasado muchos por aquí en los últimos años). Todos los días, a las seis y media, hacía sonar el campanil de la iglesia convocando a los escasos fieles que al templo acudían. Y los domingos y sobre todo el día de la fiesta del pueblo, su verbo pausado y claro dejaba caer aliento y optimismo entre las gentes del pueblo.

Manolo ya no estará entre nosotros, pero el hueco que ha dejado será difícil de llenar. Todos le echaremos de menos especialmente el día de la fiesta, 15 de agosto, Virgen de la Zarza. Ya no podremos saludarle y pararnos un rato a charlar con él, cuando al caer de la tarde iniciaba sus paseos por los caminos de concentración. Siempre su presencia era bien recibida por todos.

Persona accesible, afable, con esa sonrisa comedida y hasta su cierta retranca al juzgar los asuntos del pueblo... Es una rara sensación la que nos embarga, no de pena, porque sabemos que ese camino es inevitable, pero sí de ausencia, de sentir cómo se nos priva de algo, algo así como un jirón o agujero en el horizonte de nuestra vida, otro más de tantos como han aparecido en estos último años. Manolo era algo especial. Era algo así como la conciencia optimista del pueblo.

El funeral celebrado en la breve y cercenada iglesia, ha congregado a una gran multitud. Jamás se vio tal en Revilla Vallejera. Nada menos que tres obispos –uno, el reciente arzobispo Fidel Herráez-- y más de ciento cuarenta sacerdotes. Gentes de los pueblos aledaños y de Burgos, el pueblo entero de Revilla... Chencho, organista de la catedral, solemnizó la ceremonia. El templo no podía acoger a tantos como querían homenajear su recuerdo y darle el último adiós. Hubo que instalar un servicio especial de megafonía para cuantos no pudieron acceder al recinto.

Manolo, el sacerdote José Manuel Madruga, ex delegado nacional de misiones extranjeras, se lo merecía. No caerá el olvido sobre su persona.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 19.10.17 | 15:33

    Se acabó el asunto, MANUEL (18.10.17/21:08). No doy más de mí. Estamos totalmente de acuerdo en que estamos en completo desacuerdo. Vd. entiende lo que yo no entiendo. Tampoco es tan raro: yo no entiendo multitud de cosas, casi todas. Pero no tengo remedio. Ni lo busco.

  • Comentario por Manuel 18.10.17 | 21:08

    Pues yo le veo (a lo referido en 16.10.17 | 08:16) toda la relación con lo que Vd dijo (14.10.17 | 14:27 "más claro imposible", al parecer). Es decir, me reafirmo en lo que le dije en respuesta a lo previamente dicho por Vd.
    Y sigo igual, claro.

  • Comentario por Moisés 18.10.17 | 14:28

    Efectivamente, MANUEL (17.10.17/20:42), había entendido perfectamente lo que escribió. Y por eso, precisamente, le decía que no veía ninguna relación con lo que yo dije.

    Y por eso copié lo de La Revoltosa. Y lo de don Pepe, que me contaron.

    Y sigo igual.

  • Comentario por observador 17.10.17 | 21:02

    Madre mía! Este parece de la escuela de Puigdemont. Todo un arte de manipulación y la ambigüedad.

  • Comentario por Manuel 17.10.17 | 20:42

    Moisés, ¿y yo que creía que me había entendido?
    "El tema no aludido (los no creyentes, a diferencia de la moral comparativa de los creyentes respecto al otro grupo elíptico o elidido) no lo parece tanto. Pongamos la frase con otro contenido para que su semántica y valor metafórico varíen sin que lo hagan su lógica e implicaciones sobre el elemento elidido."
    Y luego, en efecto, cambié la palabra por otra, de modo que, del mismo modo que los no creyentes no podían sentirse aludidos, tampoco las mujeres en el ejemplo completamente equivalente (ya que sólo se cambió un sustantivo que no alteraba la implicación de la frase, sino que cambiaba al grupo no aludido, que, no siéndolo según Vd. refería, no debería sentirse aludido en modo alguno, ya que ni había pensado en él al no aludirlo...)
    saludos sonrientes

  • Comentario por observador 16.10.17 | 18:32

    No se sorprendan, es que Manuel dice que "no lee" -si acaso las mayúsculas - aunque paradójicamente dice que son gritos, él lo dice. Y él lo grita y él se equivoca y él sigue y sigue con las mismas bobadas de siempre que están archicontestadas.

  • Comentario por Moisés 16.10.17 | 17:29

    Atenedoro (no confundir con Atenodoro Cananita maestro de Augusto):

    "Al pie de tu ventana
    vengo a cantarte;
    no arrugues el hocico
    que ayer fue martes"

    Cándido:

    "¡Olé los hombres
    sacando consecuencias!"

    ...

    Don Pepe era bueno y, sin embargo, llovía.

  • Comentario por Moisés 16.10.17 | 14:39

    Yo no he dicho (no soy del todo idiota... según creo) que "No se puede decir que por ser HOMBRES sean más buenos", como copia MANUEL (08:16), sino

    "No se puede decir que por ser CREYENTES sean más buenos".

    Y como no sea que Vd. ha copiado mal, no entiendo la relación entre lo que Vd. pone y lo que escribí yo.


  • Comentario por Manuel 16.10.17 | 08:16

    Elifaz: Ya que le gustaría ver esas investigaciones, véalas: le doy los enlaces.
    Moisés, por supuesto que le profeso afecto. El tema no aludido (los no creyentes, a diferencia de la moral comparativa de los creyentes respecto al otro grupo elíptico o elidido) no lo parece tanto. Pongamos la frase con otro contenido para que su semántica y valor metafórico varíen sin que lo hagan su lógica e implicaciones sobre el elemento elidido.
    "NO SE PUEDE DECIR QUE POR SER HOMBRES SEAN MÁS BUENOS".

    "Pero quizá algo tenga que ver la hombría en los hombres.

    En lo que les ocurra a las mujeres, ni se me ha ocurrido mencionarlo.

    Esto, por supuesto, no puede ni debe ser leído como machista, del mismo modo que lo otro no requeriría que se le mostrara un buen estudio en el que se demostrara que la moral media de un grupo de creyentes en nada supera (o mejora) a la moral media de un grupo de no creyentes. Esto es, lo esperado en una persona no mejora porqu...

  • Comentario por observador 14.10.17 | 16:17

    Exactamente, esas eran las consecuencias a las que me refería, a lo que dijo Moisés, no a lo que afectuosamente le colgó el prejuicio ajeno.
    Pero aunque se explicó perfectamente la primera vez, al parecer hay quien no se enteró, por lo que no está de más esa repetición con ampliación.
    También es evidente que Elifaz no dijo lo que le quiere colocar prejuiciosamente otro comentarista, en contra de la realidad. Y es que Manuel desde su posición de falsa superioridad en lo alto del pedestal añade a sus prejuicios otra distorsión de la verdad.
    Aquí cada cual dijo lo que dijo y no lo que el otro utiliza como pretexto para colocar su discurso de siempre.

  • Comentario por Moisés 14.10.17 | 14:27

    MANUEL (13.10.17/18:20) afectuosamente me menciona. Digo lo de afectuosamente porque tiene que deberse a eso ya que yo no he dicho nada para que me diga que no. Lo que he escrito (13.10.17/14:54), conscientemente (algunas veces lo hago así), es: "NO SE PUEDE DECIR QUE POR SER CREYENTES SEAN MÁS BUENOS".

    También con toda intención escribí: "Pero quizá algo tengan que ver las creencias EN LOS CREYENTES".

    En lo que les ocurra a los no creyentes, ni se me ha ocurrido mencionarlos.

    Más claro, imposible.

    ...

    En lo de la "genética" (y la "evolución", si todo viene de la evolución) sólo digo que si no tenemos "libertad moral" para actuar, no tenemos responsabilidad y, por tanto, no hay maldad ni bondad, que es lo que le sucede (según nuestra estimación) al león que se zampa al explorador. O al perro que muerde al dueño en la entrepierna. Aunque duela... si es que duele: a mí nunca me ha mordido un perro y no lo sé experimentalme...

  • Comentario por Elifaz 14.10.17 | 11:43

    " Esto no quiere decir que la bonhomía tenga que ser algo exclusivo de los creyentes, por supuesto, ni mucho menos."

    Eso fue lo que yo dije, a buen entendedor...De prejuicios nada.

    A mi me gustaría ver esas "investigaciones" de las que se desprenden esas "realidades".



  • Comentario por Manuel 14.10.17 | 11:37

    Claro que las hay JP (por cierto, agradezco la corrección del lapsus, no las hay, de haber; pero, en efecto, no las hallan, de hallar):
    - https://dspace2.creighton.edu/xmlui/bitstream/handle/10504/64409/2005-11.pdf (Journal of Religion & Society Volume 7 (2005) ISSN 1522-5658 Cross-National Correlations of Quantifiable Societal Health with Popular Religiosity and Secularism in the Prosperous Democracies A First Look Gregory S. Paul, Baltimore, Maryland)
    Varias organizaciones religiosas trataron de remitir el estudio, emprendiendo iniciativas particulares, pero no han podido pergeñar ninguna refutación y se sigue a la espera de alguna conclusión de signo opuesto. Y esto es lo que hace tan paradójico que se siga ignorando que la supuesta "lógica" subyacente en considerar teóricamente a un creyente como moralmente superior a un no creyente, en realidad no ha sido comprobada jamás, a diferencia de su denuncia como prejuicio.
    Saludos

  • Comentario por J.P. 14.10.17 | 05:11

    Bueno, que dicen por ahí abajo que no hayan...

    ¿Y hallan?

    ¿Eh?

    ¿Alguna estadística al respecto?

  • Comentario por observador 14.10.17 | 01:40

    Tiene razón en parte Manuel: una cosa son SUS prejuicios y otra la realidad.
    En cuanto a si el pelo le está luciendo por dentro, no sabría decirle.

    Respecto a la genética que dice el blogger, tiene razón Moisés al sacar esas consecuencias.

  • Comentario por Manuel 13.10.17 | 18:20

    Pues resulta que no, Sres Elifaz y Moisés. Las investigaciones no hayan mayor bondad ni menor maldad entre los creyentes que entre los no creyentes, ni entre los creyentes concretamente católicos que entre el resto de creyentes de otras confesiones (ni de no creyentes, según quedó dicho).
    Una cosa son los prejuicios y otra la realidad.
    Se puede ser creyente y buena persona como se puede ser de Mozambique y buena persona. Claro que a nadie se le ha ocurrido pensar que lo sea por ser de Mozambique, ni lo contrario. Quiero decir ni sospechar remotamente que los de tal país deban ser mejores o peores que los de tal otro.
    (Dicho sea aunque últimamente no esté luciendo el pelo aquí mismo. Dentro, digo. Pero insisto en que no somos mejores ni peores, aunque en casos de crisis brillen los extremos menos dados a la constructividad...)

  • Comentario por Moisés 13.10.17 | 14:54

    El Blogger (12.10.17/19:51 y 19:55) atribuye la bondad (supongo que, también, la maldad) "hasta" a "la genética".Si así fuera, no se puede alabar a nadie por su bondad ni denigrar a nadie por su maldad (aceptando que el Blogger conozca la bondad o maldad de alguien... salvo las actuaciones públicas que haya gozado o sufrido). Y si esa bondad "procede de sus padres" genéticamente, es claro que éstos la habrán recibido de los suyos que, a su vez se lo habrán transmitido sus antepasados, etc. Quizá, más simplemente, tengan mucho que ver los ejemplos y enseñanzas de los padres, por más próximos. Y si estos eran católicos, por ejemplo, tratándose de castellanos en aquellos años...

    No se puede decir que por ser creyentes sean más buenos. Pero quizá algo tengan que ver las creencias en los creyentes. Aunque los creyentes católicos nos consideramos y confesamos pecadores (para escándalo del Blogger).

    D. José Manuel ¿sería creyente?




    <...

  • Comentario por Elifaz 13.10.17 | 00:52

    " Algo se muere en el alma cuando un amigo se va ".

    Cuando un amigo se va se sufre una conmoción interior, es momento inmejorable para meditar sobre lo que fuimos, lo que somos, lo que seremos...sobre el misterio de la vida. El por qué de que un montón de escoria estelar que se formó hace millones de años tenga hoy nombre propio y capacidad de pensar, de sentir, de amar; de volver su mirada al Universo que le engendró en busca de un por qué...pero sobre todo de un para qué.

  • Comentario por procato 12.10.17 | 22:38

    Pablo: el elogio, bien. Pero viniendo de Ud, más bien es ofensivo y carente de valor ya que lo que "Manolo" estimaba bien supremo al que consagró su vida,es para Ud. producto de su mente delirante.Y lo remacha con lo de la "maldad" de Rouco y Herráez, maldad que les adjudica porque descubrieron su conversión a la necedad y ,en buena lógica ,le vetaron para toda participación en oficios religiosos. Esa es la explicación de su aversión.Sabe que la disyunción es Religión o necedad. Ud. opta por lo segundo , y está casi mineralizado en el extravío mental y ético. Lo confirma una vez más al derivar bondad y maldad de la genética, que es lo mismo que poner sensatez y necedad en la genética. Así,unos serán irremediablente sensatos,y otro necios sin que quepa opción libre.¡Cuanto disparate y maltrato de la inteligencia,¡por genética!!

  • Comentario por [Blogger] 12.10.17 | 19:55

    DON ELIFAZ: Creo que la bondad de Manolo procede de su propia familia, de sus padres. Sus hermanas Elvi y Valen son como él, buenas personas. Y nadie puede decir nada negativo del resto de sus hermanos. Una familia buena: ¿por ser creyentes? No lo creo. Más exacto sería hablar hasta de genética.

  • Comentario por [Blogger] 12.10.17 | 19:51

    Para alguno que quiere generalizar respecto a los creyentes: la bondad personal no tiene nada que ver con ser creyente o no. Una persona de Madrid, que era asidua de las misas veraniegas de Manolo y que conoció personalmente a Fidel Herráez, el jefe de José Manuel Madruga en su último año, me dijo en 2001: "A lo largo de mis 61 años he conocido tres personas positivamente malas: X, X y Fidel Herráez". Y me contó el porqué. Y éste es ahora arzobispo, en aquel año, obispo auxiliar de Rouco, otra persona también mala, éste cardenal.

  • Comentario por inquieto 12.10.17 | 16:49

    O sea, que las "credulidades" de José Manuel Madruga no impidieron que fuese persona apreciada por casi todos.

    Hago constar esta frase en el libro de condolencias.



  • Comentario por J.P. 12.10.17 | 16:22


    Que descanse en paz, y mis condolencias a familiares y allegados.

  • Comentario por Moisés 12.10.17 | 14:44

    Alegra esperar que Dios pensará como el Blogger sobre don José Manuel Madruga y, como puede, le habrá acogido en su eterno y glorioso abrazo paternal.

  • Comentario por observador 12.10.17 | 14:24

    Me alegra saber que este sacerdote dejó una huella tan positiva entre los que lo conocieron. Y la esperanza cristiana consiste en que el amor es eterno y los que aman viven para siempre.

  • Comentario por Elifaz 12.10.17 | 13:50

    Pues entonces...pasó haciendo el bien, que es lo mejor que se puede decir de un creyente cristiano.

    Tenga en cuenta el blogger, por si no se ha percatado, de que personas así, aunque no sean amigos ni conocidos suyos, los hay a millones en el pueblo cristiano. Una cosa que sería interesante para muchos sería el darle un poco al magín a ver si se puede saber por qué las buenas personas son así y no son lo contrario; si hay algo en alguna parte del ser humano que sirva de motor, de acicate, de motivación para ser así.

    Esto no quiere decir que la bonhomía tenga que ser algo exclusivo de los creyentes, por supuesto, ni mucho menos. Hasta ahora no conocemos muchos increyentes que se hayan educado en un ambiente totalmente ateo. La sociedad, nuestra cultura y manera de ser está impregnada de siglos y siglos de cristianismo que imperceptiblemente nos rodea y moldea nuestro carácter. Aunque alguno se declare increyente todavía le debe mucho a la Fe.


Lunes, 18 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031