Humanismo sin credos

Cataluña, España y la navegación del clero.

28.09.17 | 13:33. Archivado en Actualidad

El 30 de septiembre de 2013 publiqué en este blog el artículo que sigue. No recuerdo el motivo, posiblemente alguna manifestación "pro" de la feligresía catalana. Recibió nada menos que 71 comentarios. Hoy, al releerlo, veo que conserva toda su virtualidad, sobre todo tras la declaración pancista de la CEE, añadiendo un final que no sería otro que éste: es imposible matar mosquitos a cañonazos, pero si el gobierno decide entre hoy y pasado mañana atacar los focos de donde surgen los mosquitos, el problema se corta de raíz. Intelligenti patet.

La Iglesia no cambia, eso es lo bueno que tiene. Por eso es eterna.

Dado que no entra en nuestro ánimo loar las virtudes de una institución que nunca ha sido lo que parece ni jamás se ha mostrado como dice que es, tómese la frase anterior como invectiva sarcástica. Y si alguien quiere aprender, que deduzca de su “comportamiento” en Cataluña.

Decimos que la Iglesia no cambia. No cambia porque desde sus inicios ha hecho suyo el fenómeno de adaptación al medio ambiente con que ya la naturaleza ha dotado a determinadas especies tanto para la pervivencia de sus individuos como para una más efectiva labor predatoria: el mimetismo (del griego “mímesis, miméseos”, imitación).

Hoy se emplea el término no homologado de “camaleonismo” quizá por desconocimiento del concepto más genérico de “mimetismo”, dado que esta facultad no es privativa de los camaleones: también la han adoptado las serpientes, los saltamontes, la “mantis religiosa”, las aves y los peces (panza blanca, lomo azulado)… y los soldados de la Guerra de Iraq.

La Iglesia sabe navegar en todos los mares: es la barca insumergible de Pedro, es el arca de Noé en cuyo vientre se encierra el mundo entero. En tiempos de debilidad –siglos I y II—predicaba el amor fraterno; en tiempos de bonanza, su teología justificaba el poder, incluso la tiranía, y se aliaba con el más fuerte (esperando siempre a que el vencedor quedara definido); en tiempo de poder absoluto, los siglos conocieron su mano de hierro, la Inquisición, la intolerancia, el Syllabus, la infalibilidad... En los nuestros, en que ve cómo su horizonte vital se achica, alza los estandartes del irenismo (del griego “eirene”, paz), del ecumenismo, predica la justicia social, el salario justo, la libertad, el “amor” a los pobres, la tolerancia y eso de que “la fe no se impone, se propone”…

¿Es censurable tal actitud vital? Podría parecer que no hay nada reprobable en ello, porque es una cualidad de la naturaleza. Pero… los humanos preferimos mirar a la cara del que nos habla. Mejor aún, necesitamos que los hechos se correspondan con las palabras, rehuimos la hipocresía (término sinónimo, en las relaciones humanas, de “mimetismo”).

Ha hecho de tal arte su hoja de ruta, su rumbo, su singladura. Cierto que no es su finalidad la de enmascararse para ejercer sus funciones, pero sí es su medio para conseguir fines no tan santos como podría parecer.

Este es el caso de la Iglesia catalana.

Volvamos grupas sobre un aspecto conexo con tan largo exordio. Cerca de treinta años, una generación, llevan los dirigentes catalanes, no diré intoxicando, pero sí “educando” a sus conciudadanos en una dirección. Se sirven de ellos para esconder sus fines y utilizan al pueblo para llevar a término sus proyectos.

La “realidad catalana”, como gustan decir quienes invocan determinados derechos, es una realidad bifronte: territorio y población con características específicas –hoy C.A. de Catalunya-- y, a la vez, parte de un conglomerado suprarregional –el que conforma la realidad nacional llamada España--. Se puede poner el acento, es decir, la educación, la financiación, las exigencias legales, los imperativos normativos…en una u otra “realidad”. De modo patente y oficial, desde hace treinta años los rectores públicos han propiciado la primera opción.

¿Cómo sería hoy la mentalidad ciudadana si se hubieran gastado las mismas energías en fomentar la fuerza centrípeta de que todos formamos una única comunidad?

Algo elemental olvidan aquellos que dirigen los destinos de sus pueblos, cual es el efecto que la manipulación informativa ejerce sobre los cerebros de los discentes, habitantes de esta región geográfica encuadrada desde hace siglos en otra de mayor entidad llamada España. Los habitantes de Cataluña pensarían de otro modo si durante treinta años la prédica política hubiera sido otra… (Y si los gobiernos centrales hubiesen cercenado expresiones “nacionalistas” desde el principio: agencias “nacionales” de Cataluña, Orquesta sinfónica… “nacional” de Cataluña, etc. etc.)

Con seguridad la deriva actual sería de distinto cariz si en vez de subrayar o enfatizar lo que desune –lengua propia, destino propio (inducido), historia propia (tergiversada)-- hubieran centrado sus esfuerzos en resaltar y subvencionar lo que de común tienen con el resto de los españoles. A la sangría de mentalidades se unió la sangría económica que todo ese tinglado ha propiciado.

Podrían haber aprendido de la “selección de fútbol” que ha sido algo cuando ha cobrado conciencia de su valía, cuando ha unido en un proyecto común la energía de los distintos clubs de fútbol. Las “autonomías”, que podrían haber vertebrado España poniendo en común lo que es propio, han derivado en reinos de taifas, susceptibles de ser engullidas por cualquier potencia (no se piense en potencia militar o política “ocupante”: hoy día la dependencia económica es otra tiranía y otro modo de colonizar a los pueblos).

Volvamos al principio. ¿Por qué la Iglesia catalana no hizo suya la universalidad y el catolicismo que dice impregnar su espíritu y se unció al carro de la catalanidad y la nacionalidad? Mimetismo, camaleonismo, expectativas de conseguir prebendas… y así le ha ido y le va: la mayor defección de fieles se ha dado precisamente en Cataluña.

El panorama eclesial de Cataluña parece un esperpento y movería a risa si no fuera por las consecuencias: cardenales de mente panzuda, obispos oportunistas, curas catalanistas predicando para el parlante catalán, franciscanos capuchinos de Sarriá ya en tiempos de Franco sediciosos, abadías montserratinas que han recabado para sí las esencias espirituales de Cataluña, monjas “forcadianas” que no saben si mear fuera del tiesto es bueno o no para las plantas… mentes en teoría rectoras que no han visto más allá del corto plazo y se han enganchado al poder. Una vez más, pero sin saber hoy dónde está el poder.

Dado que Cataluña y España tienen más en común que notas diferenciadoras, soy de la opinión de que urge un cambio de rumbo mental, jubilando –o recluyendo en la ergástula — a aquellos dirigentes que, por ansias de poder y de peculio, han secuestrado la mente de toda una generación. Dígase lo mismo de sus dirigentes religiosos.

¿Pero quién ata el cascabel a este gato?

30 septiembre 2013


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por observador 30.09.17 | 10:03

    No entiendo, blogger. Aparte del baile de fechas, no sé si me quiere decir que los comentario se han mimetizado con el fondo y por eso no se ven. Yo creo recordar que había más en el post del otro día pero ahora no los veo, eso es lo que dije. Misterios de la virtualidad o mala memoria, eso no lo sé, pero no están ni los 40, como le digo.

  • Comentario por inquieto 29.09.17 | 20:43

    PABLO: me parece que hay un baile de fechas. En la epístola Ud. hace mención del 30 Setiembre de 2013. Y en la nota a Observador, del ¿31? Setiembre 2008.

    Colaborando. Saluditos.
    ----------------------------------
    Lo mío es genial: ¡¡¡SEPTIEMBRE TIENE 30 DÍAS!!!
    (bloguero)

  • Comentario por [Blogger] 29.09.17 | 19:56

    PARA OBSERVADOR En el "editor" del BLOG de 31 septiembre 2008.

    Hoy se emplea el término no homologado de “camaleonismo” quizá por desconocimiento del concepto más genérico de “mimetismo”, dado que esta facultad no es privativa de los camaleones: también la han adoptado las serpientes, los saltamontes, la “mantis religiosa”, las aves y los peces (panza blanca, lomo azulado)… y los soldados de la Guerra de Iraq.


    >>>>>>>>>>>>>>> Sigue...

    Enlace permanente. Editar . Borrar . Contador: 71 comentarios. Visita: 358

  • Comentario por Rawandi 28.09.17 | 21:40

    Inquieto, por supuesto que monseñor Setién condenó el terrorismo. El problema de Setién era que compartía los dogmas nacionalistas de los etarras, por lo cual no podía evitar simpatizar más con ellos que con sus víctimas. Es lo mismo que le pasaba al PNV, un partido que también condenaba el terrorismo, aunque sin dejar nunca de recoger las nueces que caían del árbol sacudido por la banda terrorista.

    La Wikipedia lo resume bastante bien: "Durante su largo episcopado, su actitud provocó fricciones por su tibieza con la Banda Terrorista ETA: tras el asesinato del socialista Enrique casas no permitió que su funeral se celebrase en la catedral,​ mientras que durante la tregua de 1998 fueron muy conflictivas sus cartas pastorales en donde llegó a manifestar que la Constitución española de 1978 debía recoger el derecho a la autodeterminación del pueblo vasco.​ Ese mismo año se ofreció a mediar a favor de los presos políticos."

  • Comentario por inquieto 28.09.17 | 19:10

    Más para Rawandi: Lo hace por vez primera al año de su toma de posesión, en 1980 (lo había hecho con anterioridad junto a Jacinto Argaya en 1975 -antes de la muerte de Franco-, 1976, 1977 y 1978): "Por respeto al hombre, por amor a los hermanos, por temor a Dios, dejad de matar". Por última, en el funeral de Ordóñez: "Quiero también, desde este lugar sagrado, hacer una vez más una grave llamada a ETA a fin de que preste a este pueblo, por cuya libertad dice luchar, el mayor y mejor servicio que le puede hacer, que es dejar las armas y abrir así las vías adecuadas para lograr la paz por el camino del entendimiento".

    Tiene Setién más documentos que muestran clara condena del terrorismo. En el enlace puede Ud. leer el artículo completo. Ignoro si fue "cariñoso" con los terroristas, pero Ud. me saca de mi ignorancia (18,44).

  • Comentario por observador 28.09.17 | 19:07

    Blogger,tendría vd 71 comentarios, pero me he pasado por ahí y ni siquiera se ven los 40 últimos como sería de esperar. Solo se ven los últimos 10 o quizás 11, no más. Lo mismo pasa en otro post. No sé qué razón hay para ese cambio.

  • Comentario por inquieto 28.09.17 | 19:01

    Más para RAWANDI: " "No tenéis derecho a imponer vuestra voluntad por las amenazas, los secuestros y la muerte, como si fuera la vuestra la única razón del pueblo. Y no recurráis al pueblo para justificaros, porque él no os da la razón" (1982); "el pueblo no quiere a los mesías de la violencia y de la muerte. Es una mentirosa pretensión arrogarse la representación de un pueblo que está ya harto de amenazas, de coacciones, de asesinatos" (1991); "el pueblo quiere que ETA deje de matar. Y mientras no lo haga seguirá sobre ella el peso de la repulsa popular" (1988).

    "Rechazo cualquier pretensión de convertir a quienes lo han realizado en héroes o gudaris de la causa del pueblo vasco. No tienen razón ninguna para matar y, al hacerlo, pierden toda legitimidad y prestigio moral para enarbolar la bandera de los derechos humanos de nadie" (1991).

  • Comentario por observador 28.09.17 | 19:00

    Rawandi, todo lo q dice no hace más q demostrar q los ciudadanos católicos, sean o no obispos y curas, son como los ciudadanos no católicos en cuestiones políticas y entre ellos hay nacionalismos para todos los gustos.
    Y a mí no me extraña lo de podemos, me extraña más bien q defienda vd la unidad de este bendito país (es lo q llaman nacionalismo español), porque vengo asombradita de lo que dicen algunos colegas míos q ni siquiera llegan a podemitas.
    Defender q hay que ser legales y apostar por otras soluciones distintas al referéndum te convierte en derecha fascista nacionalista decimonónica o poco menos. También parecen no darse cuenta de lo que viene detrás -ojos cerrados a los peligros del imperialismo catalán y la exportación del separatismo. No sé quién les come el coco para q no se quieran dar cuenta de las consecuencias de todo esto.
    Español¿fascista?: no importa q cantásemos "l'estaca" y el "no serem moguts" x la democracia, no el separatismo.

  • Comentario por inquieto 28.09.17 | 18:59

    RAWANDI 18,44: sugiero a Ud. la lectura de este enlace:

    https://elpais.com/diario/1995/02/07/espana/792111630_850215.html

    En él se hace referencia a las fechas en que el obispo Setién condenó el terrorismo de Eta. Conviene estar un poco informado para no meter la gamba. O sea, que condenar, lo condenó públicamente.

    "El obispo recalca de diversas formas su especial depravación: son "asesinatos sangrientos" (1984), "especialmente repugnantes" (1990), "ignoran y aniquilan el derecho más radical de la persona humana" (1988), son "acciones execrables" ( 1990), "estrategia ciega y sin salida" (1991), locura que no se detiene ni siquiera ante el derecho a la vida" (1988).

    Estos crímenes "no pueden ser admitidos ni justificados por la conciencia cristiana" (1985), "no pueden ser justificados por un supuesto y abusivamente reclamado amor al pueblo o por otras razones políticas" (1986), son "acciones terroristas, sin sentido ni justificación a...

  • Comentario por Rawandi 28.09.17 | 18:44

    La Iglesia es una dictadura teocrática representada ante todo por el clero que obedece al Papa. El infame obispo Setién, tan cariñoso con los asesinos etarras, estuvo durante muchísimos años al frente del clero vasco porque así lo quiso el papa Juan Pablo II. Eso es la Iglesia.

  • Comentario por Moisés 28.09.17 | 17:33

    No sé si RAWANDI tiene algún interés en hablar (o escribir) con propiedad, pero según los antiguos catecismos, con su claridad y precisión, definía a la Iglesia como "la congregación de los fieles cristianos cuya cabeza es el Papa". Congregación de LOS (todos) fieles cristianos... El clero y la jerarquía es DE la Iglesia, pero NO ES LA Iglesia.

    Y ello refiriéndonos a los que aún no hemos muerto: la Iglesia militante, que se decía. Porque también se consideraba Iglesia a la Purgante y a la Triunfante, de los que acabaron su viaje terrenal y llegaron al Padre, provisional y, al fin, definitivamente.

  • Comentario por Rawandi 28.09.17 | 17:08

    Observador, sí se trata de la Iglesia, porque hablamos de muchos 'clérigos nacionalistas' de Cataluña y del País Vasco. Igual que en el siglo pasado había muchos clérigos franquistas en España y muchos clérigos nazis en Alemania.

    Otra cosa es la escandalosa incoherencia de Podemos, que se consideran progresistas y al mismo tiempo simpatizan con los independentistas. Esa es una de las muchas razones por las que yo jamás he votado ni votaré a Podemos.

    Pero el infame comportamiento de Podemos no borra el infame comportamiento de la Iglesia. Ni viceversa, claro.

  • Comentario por Moisés 28.09.17 | 16:27

    Al simpático y ocurrente RAWANDI (15:41) se le olvidan varios "nacionalismos" patrocinados o disfrutados por LA IGLESIA, por ejemplo, el Vaticano, Andorra, con su co-príncipe que, siempre, es un obispo católico...

    De acuerdo con OBSERVADOR (15:59).

  • Comentario por Observador 28.09.17 | 15:59

    Entonces no se trata de LA IGLESIA, sino de los ciudadanos concretos, sean o no católicos. Por aquí cuanto más podemitas y progres más simpatías independentistas. Yo me admiro de la inconsciencia andaluza tan pasota.. Por otra parte no veo solución aunque me manifieste como española.

  • Comentario por Rawandi 28.09.17 | 15:41

    La Iglesia católica siempre ha defendido el nacionalismo, en cualquiera de sus abyectas formas: el nacionalismo de Franco, el de Hitler, el de Mussolini, el de los vasquistas, el de los catalanistas...


  • Comentario por Moisés 28.09.17 | 15:16

    Con lo que dice el post sobre la "educación" (y actividades conexas) totalmente de acuerdo. Y aparte lo que han hecho los "catalanistas" (que no sólo catalanes) que han dirigido las políticas de estas últimas décadas en Cataluña, la clave de lo que ocurre se debe a los políticos (todos) que han dirigido la política nacional española. Y los dos últimos Presidentes del Gobierno, Rodríguez Zapatero y Rajoy, son los máximos culpables. No olvidemos tampoco que, si no me equivoco, Aznar fue el que, definitivamente, aceptó lo más grave: la "inmersión" lingüística.

    Y, en el fondo, la resignación callada de los catalanes que no quieren la separación de Cataluña. Y menos, por las bravas, sin respetar ley alguna comenzando por la Constitución que la Permanente de la CEE, almibaradamente y como en un sueño, dice que hay que respetar.

    Y tan panchos.




  • Comentario por Moisés 28.09.17 | 15:02

    Me refiero exclusivamente a la parte del post que comienza: "Este es el caso de la Iglesia catalana" y todo lo que sigue hasta el final.

    Con motivo de la declaración de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española, aprobada por unanimidad, sin haberla leído aún pero por lo que publica la prensa, y respecto a lo que me interesa en este momento, sin juzgar lo que ignoro, recuerdo aquello: "Pero porque eres tibio, y no eres ni frío ni caliente, te voy a vomitar de mi boca" (Ap 3, 16).

    Y dado que dicha declaración dice, al parecer, que dejaron clara su sintonía con los prelados catalanes y añaden, quizá innecesariamente, que son los "auténticos representantes de sus diócesis", recuerdo a ellos y a los curas catalanes, más de 400, que firmaron su declaración independentista: "Acuérdate cómo recibiste y oiste la palabra; guárdala y arrepiéntete" (Ap 3, 3).

    Sólo por señalar la sustancia de lo eclesiástico.


Lunes, 11 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031