Humanismo sin credos

La tergiversación indigna... aunque estimula.

20.09.17 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


El domingo pasado y por cuestiones ajenas a creer o no creer soporté en "tal" iglesia un sermón apocalíptico. El coadjutor de turno ya estaba entrado en años, aunque no lo pareciera. No sólo era que su discurso estuviera vacío de todo contenido humano, de algo que mínimamente pudiera encender la llama de la convicción, es que además presuponía y tergiversaba todo. Y esto es lo que me sublevó.

Su sermón daba por sentado varias cosas: que quienes no van a misa profesan un odio visceral a la religión; presuponía en quien no sigue los dictados píos, corrución de costumbres; presuponía en el “mundano” que habla en contra de los que creen y de lo que creen, analfabetismo compulsivo, desconocimiento criminal de lo que es la gracia y el plan de Dios; si este "mundano" se opone a la presencia de lo sacro en la vida civil, a la par que impío y anticlerical, entra en la categoría más o menos de terrorista. O casi. Sermón apocalíptico.

Las más de las veces el mundo cerrado en que estos clérigos-cervatana viven les lleva a refutar doctrina, opiniones, escritos, ensayos, libros afirmando cosas que “el otro”, el que pone a la credulidad en su sitio, ni ha dicho ni ha querido decir o no sabiendo interpretar las ideas dentro del contexto adecuado.

Esto que es verdad en cuanto a conductas o pensamientos de hoy enfrentados a la religión, lo es todavía más cuando juzgan escritos del pasado. Escritos que con seguridad no han leído y que sólo refutan de oídas. La Iglesia con su infinita sabiduría ya ha juzgado, saben que tal autor es contrario a las ideas clericales y para ellos cualquier cosa que diga es nefanda, censurable y digna de castigo.

Recordemos lo que sucedió hace ya unos años: con toda seguridad el malhadado Jomeini no había leído “Versos satánicos” antes de lanzar su diatriba mortal (fatwa acompañada de abundante dinero) contra su autor, Salman Rushdie, sumiendo a una persona en el temor a ser asesinado en cualquier momento. Eso mismo les sucede a estos domingueros lenguaraces. Bien saben ellos que para refutar algo hay que conocerlo muy a fondo. Eso se lo dejan a los de Roma. El cansancio mental les impide ponerlo en práctica. Más bien su fundamentalismo.

Me da la sensación de que todos ellos arrastran un problema serio que tiene que ver con el miedo a la verdad. O bien sienten un vago temor a que, cuando entran “a fondo” en lo que quieren defenestrar, primero lleguen a entender de qué va la cosa, quizá, luego que les parezca razonable. Por ende, saben que corren el peligro de admitirlo y... ¡puede que lleguen a convertirse!. Conocido el peligro, como lo conocen, prefieren no saber. Se vive bien en la casa del padre/Padre

Y todos son iguales, sean sacerdotes, rabinos o imanes. O simples fieles que quieren ahondar en su fe. No saben lo que piensan sus oponentes; no se paran en las ideas, van contra las personas; lanzan diatribas contra fantasmas creados por ellos con trapos sueltos. En el fondo una burda tentativa de tergiversar cualquier argumentación, filosófica o de sentido común, contra la religión dando patadas en el culo del personaje.

Por eso, tal como sucede en cualquier diálogo, cuando descubren lo que piensa el otro se llevan sorpresas mayúsculas. Y como hasta ahora han sido ellos los intérpretes tanto de su verdad como de la mentira [de sus oponentes], no había forma de que el vulgo supiera lo que piensa “el otro”. De ahí que los prejuicios y hábitos mentales hayan echado raíces tan potentes en la mente de los fieles: la palabra “ateo” suscita hasta miedo; decir “los masones” suena hasta duro al oído; “hereje” es lo peor que le podrían llamar a un creyente; “comunista” es poco más o menos asesino...

Cuando ese creyente percibe ensañamiento, desconocimiento, ataques infundados en ese sacerdote canijo o memo, la desconfianza araña la piel de la creencia ciega. Y consiguen el efecto contrario. Es entonces cuando surge un interés, aunque mínimo, por los enemigos del alma. Y descubre que la mayor parte de las veces le han engañado. Como aquellos que, ávidos de verdad, comprábamos libros de Historia en Francia prohibidos en España por el franquismo.

O el caso de Lutero y Voltaire. Cuando, tras leer sus biografías accedí a las obras, ya no me parecieron ni depravados ni malvados ni satánicos. Dos grandes hombres. Que tenían más razón desde luego que sus contrarios. Ya que se van a cumplir los 500 años del Lutero reventón, merecería que en estas tierras se conociera mejor al personaje.

Dígase lo mismo de otros científicos o pensadores que laboran con la realidad. Por ejemplo: es cierto que hoy día muchas de las aseveraciones de Freud están puestas en entredicho. Se equivocó en la generalización de su diagnóstico, pero... ¡cuánto ha aportado a la comprensión del ser humano! ¡Y cuánta pseudopsicología religiosa ha desmontado!

Hay que gritarlo muy fuerte: aún equivocándose, aún errando, todos aquellos que desvelan los secretos de la Naturaleza, son más creíbles que toda la sarta de doctores de la Santa Madre Iglesia que, instalados en la verdad previa, emiten compulsivamente "fatwas" de obligado cumplimiento.

Es la diferencia entre estar leyendo historia o estar leyendo novela histórica.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 21.09.17 | 14:42

    Hay varios comentarios razonables y oportunos y, entre ellos, quiero destacar la última frase de JUAMBI (09:46) que dirige al Blogger:

    "Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo",

    pero lo que ocurre aquí con el Blogger es que éste quiere que los demás hagamos lo que él quiere y si no lo hacemos (o decimos que no vamos a hacerlo) nos dice que no tenemos dos dedos de frente, que no pensamos por nuestra cuenta, que somos infantiles... y nos desprecia. Y nos dice, como resumen: "No existen 'creyentes', sino 'crédulos'"

    Y personaliza: "Todos estos MOISÉS, ELIFAZ, INQUIETO, ACS (...) me parecen redomados crédulos que defiende la nada de sus credos (...) ¡Y se jalean entre ellos alabando sus propias memeces!".

    ...

    Diferencia el post entre historia y novela histórica. Lo del Blogger tiene que ser novela porque ya nos dijo que "no pretendemos hacer historia, sino opinar PARCIALMENTE sobre ella".

    Y si lo dice él sobre sus esc...

  • Comentario por Juambi 21.09.17 | 09:46

    La fe religiosa, como convicción y actitud humana, no comporta necesariamente un contexto de polémica anti nada ni anti nadie. Uno no se hace o no es hecho creyente para condenar a nadie, para fastidiar a otros, para vengar o desacreditar. Somos medianamente libres para elegir, para tomar una decisión, para hacer una elección. Una opción fundamental por un camino o un estilo de vida o un tipo de realización personal supone, como es obvio, reordenar la pirámide de valores e identificar los anti-valores. En primera instancia, no se trata de los demás, sino de uno mismo. Elijo y me quedo con lo que creo que es mejor para mí, como hace cualquier persona. Cada cual hace la suya y yo hago la mía. Como decía Fritz Perl: yo no estoy en este mundo para cumplir o cubrir todas tus expectativas, ni tú estás en este mundo para cumplir o cubrir todas las mías. Yo soy yo y tú eres tú. Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo.

  • Comentario por observador 20.09.17 | 23:09

    A veces me pregunto de dónde ha salido el blogger. No dudo de q existirá ese párroco, en su mundo, el del blogger, ese mundo en donde por lo visto la palabra "ateo" es una palabrota y comunista significa poco menos que asesino. Lo curioso es que por muy mayor que pueda ser el blogger, incluso si se quiere quedar anclado en el mundo de su juventud, resulta que ya entonces el comunismo era el eurocomunismo de la transición democrática y el ateísmo una opción más entre amigos y conocidos q uno podía asumir sin complejos si le daba por ahí. Así q no sé de dónde ha salido ni por qué el tiempo no ha pasado por él en el peor sentido de la palabra.
    Lo de masón, sin embargo,la verdad es q nunca resultó molón, por un lado se hablaba de contubernio judeomasónico y por otro de masonería blanca. Es que eso de formar parte de un club privado de rascadores de espaldas mutuas no es muy democrático ni supone real igualdad de oportunidades - los q no rascan se pican -natural.

  • Comentario por procato 20.09.17 | 22:27

    Pablo, ¿no es capaz de captar lo grotesco y masoquista de ir a misa para quedar convicto de necio, o de ir al médico para que animen a enfermar, o al juez para que le estimulen a delinquir, o a una academia para que aplaudan su autosugestión de científico? Sabe perfectamente que si se identificara como necio se le cerrarían las puertas de la iglesia,que fue lo que hicieron con su colaboración en oficios religiosos los clérigos al descubrir su identidad sobrevenida. Y se molesta como se molesta el delincuente con el juez que le obstaculiza el ejercicio de la delincuencia.

    - Pablito, me da mucha pena que mi gallina haya destrozado tu jardín.
    - No te preocupes, pepito,porque mi perro acaba de comerse tu gallina.
    - Menos mal,Pablito, porque mi coche acaba de matar a tu perro.

    - ¿Pablito,¿qué número calzas de pie?
    - El mismo que sentado.



  • Comentario por inquieto 20.09.17 | 16:51

    PABLO: casi seguro que tiene Ud. razón.

    Escribo "casi" porque Repugnancio no estuvo de cuerpo presente y Ud. sí.

    Además, Ud. sabía que era el coadjutor quien sermoneaba y no el jerarca de base, por lo que Repugnancio "presupone" alguna asiduidad de Ud. a "tal" iglesia.

    De lo que estoy muy seguro, PABLO, es que el coadjutor susodicho no es el que figura en la estampita del post.

    PABLO: en alguna otra ocasión, Repugnancio ya ha ofrecido a Ud. la dirección de alguna otra parroquia.
    Hoy, invito a Ud. a visitar la parroquia Nª Sª de la Piedad, (Calle Antonio Folgueras, 24, Vallecas. El nombre del párroco es Jesús María.

    En la Iglesia hay muchas "sensibilidades". Verbigracia: la del coadjutor con sermón apocalíptico que Ud. padeció en propia carne y la de Chusmari, quien no es "sacerdote canijo o memo".

    A Onfray tampoco agrada Freud. Y en HUMANISMO SIN CREDOS no faltan predicadores con credos pero sin hum...

  • Comentario por Elifaz 20.09.17 | 16:23

    ...De otra manera a lo peor ya no tenía dedos con que teclear...

  • Comentario por Elifaz 20.09.17 | 16:20

    Habla el blogger de tergiversación...que ya tiene bemoles la cosa. Y debe tener razón, porque de tergiversación es de lo que más entiende.

    Pero tergiversara o no el buen cura lo que no sé es que puñetas pinta un ateo en misa...como no sea realimentar su fobia para luego verterla adecuadamente.

    Si un católico se mete en una mezquita diríamos que está chalado, no que el imán tergiversa.

    Y, hombre, comparar al párroco con Jomeini me parece una pasada; será cosa de su fobia anticatólica que se le está desbordando.

    Por otro lado, yo no mataría a nadie por nada; pero Versos Satánicos es una mamarrachada antireligiosa más, una burla impresentable de una creencia religiosa y una falta de respeto hacia millones de personas; aunque no sean de la fe que yo profeso.

    Hace muy bien el blogger -precavido- en descargar su fobia antireligiosa solo contra los católicos, que tenemos mandado orar por los que nos odian. De otra manera a lo p...

  • Comentario por Moisés 20.09.17 | 15:19

    Un sermón como el del párrafo segundo del post y que comienza "Su sermón daba por sentado..." yo no lo he oído jamás en una homilía. Quizá el Blogger tenga mala (o buena) suerte o elige al predicador ad líbitum.

    Con lo de clérigo cerbatana no sé si se referirá al licenciado Cabra, pero no soy capaz de relacionarlo. No se esfuerce en explicarlo: no tiene más interés.

    Dice el Blogger: "... o simples fieles que quieren ahondar en su fe. No saben lo que piensan sus oponentes; no se paran en las ideas, van contra las personas; lanzan diatribas contra fantasmas creados por ellos con trapos sueltos..." y si no fuera por lo de simples y fieles, creería que se autorretrataba: tal cual, con lo que hace el Blogger aquí.

    "La palabra 'ateo' suscita hasta miedo". Será a Vd. A mí que he vivido rodeado de ateos por casi todas las partes, pero me resultaban muy queridos y eran ciudadanos honrados y muchos enternecedoramente incultos.

  • Comentario por Moisés 20.09.17 | 15:03

    "La tergiversación indigna... aunque estimula", dice el Blogger. Y yo estoy de acuerdo con él si bien a mí su tergiversación no me indigna pero me estimula. Y yo se lo agradezco, como ya tengo dicho.

    Hace unos pocos años la Conferencia Episcopal se refirió al asunto de las homilías dominicales especialmente, y quería que se hablara menos y se prepararan más. Y últimamente el Papa Francisco ha venido a decir lo mismo. Por mi parte, modestamente (porque no doy más de mí), algunas veces he dicho a algún cura que si yo fuera Papa prohibiría las homilías y a los curas que se portaran bien durante el año, les permitiría diez minutos de homilía en la Misa del Gallo. Y el párroco, al que suelo saludar los domingos un poquito antes de entrar en la iglesia para la misa dominguera, me dijo una vez que, en serio, me dejaba decir una homilía. Le contesté que no aceptaba porque si él, que era el profesional, lo hacía así peor lo haría yo.

Lunes, 18 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031