Humanismo sin credos

LAS EXPLICACIONES RACIONALES CONVENCEN MÁS Y MEJOR.

30.09.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas


Añadamos al título que una explicación biológica, psicológica, antropológica, incluso filosófica de la vida convencen más y mejor que cualquier explicación crédula.

Dicen los que explican la vida desde criterios celestiales que los hombres son malos. Y ponen los medios para que no lo sea. Dicen que el demonio ha hecho presa en la humanidad. Y buscan juros y conjuros para expulsarlo. Dicen que el pecado seduce, empuja y pervierte a los hombres. Dicen también que Jesucristo vino a liberar al hombre del mal. Dicen que gracias al bautismo el hombre se redime de la mácula original. Dicen que gracias a un sacramento --la penitencia--, podemos ir limpios al cielo. ¡Dicen tantas cosas para sustentar la creencia de que el hombre es malo...!

Frente a eso, los que pensamos un poco y buscamos otra causa más humana, “creemos” explicaciones más sencillas. Es cierto que en el hombre parece existir una maldad congénita. Pero no porque el hombre sea malo. Simplemente porque somos así: nuestra constitución biológica es la que es, racional en determinadas circunstancias, emocional en otras, hormonal en todas, sujeta a reflejos cuando conviene, egocentrista siempre...

Todas las funciones humanas tienen su asiento en estructuras biológicas. Eso de “el alma como informante” del cuerpo es un cuento chino, más debido a ignorancia original que a ínsita malicia. ¡Pero una ignorancia que es además voluntaria e interesadamente consentida y mantenida por instituciones humanas! Esto es lo grave.

>> Sigue...


Cataluña, España y la navegación del clero.

28.09.17 | 13:33. Archivado en Actualidad

El 30 de septiembre de 2013 publiqué en este blog el artículo que sigue. No recuerdo el motivo, posiblemente alguna manifestación "pro" de la feligresía catalana. Recibió nada menos que 71 comentarios. Hoy, al releerlo, veo que conserva toda su virtualidad, sobre todo tras la declaración pancista de la CEE, añadiendo un final que no sería otro que éste: es imposible matar mosquitos a cañonazos, pero si el gobierno decide entre hoy y pasado mañana atacar los focos de donde surgen los mosquitos, el problema se corta de raíz. Intelligenti patet.

La Iglesia no cambia, eso es lo bueno que tiene. Por eso es eterna.

Dado que no entra en nuestro ánimo loar las virtudes de una institución que nunca ha sido lo que parece ni jamás se ha mostrado como dice que es, tómese la frase anterior como invectiva sarcástica. Y si alguien quiere aprender, que deduzca de su “comportamiento” en Cataluña.

Decimos que la Iglesia no cambia. No cambia porque desde sus inicios ha hecho suyo el fenómeno de adaptación al medio ambiente con que ya la naturaleza ha dotado a determinadas especies tanto para la pervivencia de sus individuos como para una más efectiva labor predatoria: el mimetismo (del griego “mímesis, miméseos”, imitación).

Hoy se emplea el término no homologado de “camaleonismo” quizá por desconocimiento del concepto más genérico de “mimetismo”, dado que esta facultad no es privativa de los camaleones: también la han adoptado las serpientes, los saltamontes, la “mantis religiosa”, las aves y los peces (panza blanca, lomo azulado)… y los soldados de la Guerra de Iraq.

>> Sigue...


La difícil papeleta de la Iglesia en nuestro mundo avanzado.

26.09.17 | 12:00. Archivado en Actualidad


La Iglesia cristiana, dígase católica o protestante, de puertas afuera, es decir, a la vista de alguien que no pertenece a ella, es una sociedad más. De puertas adentro podrá llamarse "cuerpo místico", "esposa de Cristo", etc. En su relación CON el mundo se comporta como una sociedad más.

La Iglesia cristiana, como tal sociedad, dígase católica o protestante, es ya, mal su grado, una sociedad cerrada, enferma, esclerotizada y cosificada.

Merced a esa “distancia” en que se ha situado respecto al mundo se siente urgida, no por derecho ni autoridad, sino ¡por obligación!, a censurar las lacras que el mundo genera y soporta.

¿Es esto bueno? Sí, porque al menos hay una voz que lo denuncia.

>> Sigue...


Sí y no.

24.09.17 | 12:00. Archivado en Vivencia

Una disección sincrónica de “lo religioso”, podría mostrar hechos difícilmente rebatibles A FAVOR DE LA IGLESIA:

---el caudal de cultura que ha emanado de la creencia y aportado hasta ahora por las religiones seculares es gigantesco;

---en sus ritos civiles, especialmente los “ritos de paso”, la sociedad todavía se rige por celebraciones sacras convertidss en costumbres sociales;

---Las sociedades se están haciendo urbanas, pero las vivencias, ideas, criterios, mitos, festividades... son todavía agrarios. Las mismas sociedad rurales asumen modos de vida urbanos, con lo que, aunque la tradición y los festejos centrados en lo sacro se juzgan como algo esclerótico y cosificado, se siguen celebrando "porque no hay otra cosa". El proceso que conduce a una nueva visión filosófica de lo urbano es tan lento que tardará decenios en surgir una cultura nueva.

>> Sigue...


Lo intenso frente a lo extenso: a propósito de viajes papales y el rédito asegurado.

22.09.17 | 12:00. Archivado en Iglesia, Organización y Jerarquía

Interpretar los hechos bajo puntos de vista “discrepantes” podría beneficiar a la organización clerical, porque tales puntos de vista responden a criterios ajenos. Visión o luz distinta a su creer y a su actuar.

Sin embargo ellos interpretan cualquier cosa que se "les" diga como “ataque” a su organización. Pues así es, si así les parece o, en todo caso, tómenlo como quieran. Siempre serán palabras ajenas. Incluso hasta sin "animus" ofensivo.

Con no tanta frecuencia como el asunto mereciera el Vaticano "exige” con relación a América y más a África su lírico bla, bla, bla... de atención a los pobres, cambio en las estructuras, atención a los medios de producción y monsergas de todos sabidas.

Europa da la espalda al catolicismo y en general a los credos. Ante este hecho lo fácil para la Iglesia es la "huída" a tierras americanas. Sí, América, porque es territorio ya colonizado por el credo cristiano; porque no exige mayor esfuerzo de cultivar; porque el rendimiento está de momento asegurado.

¿Recapacita la Iglesia en el “hecho africano”, un continente con idiosincrasia tan particular que apenas si merece la atención de la jerarquía en la proporción que debiera?

>> Sigue...


La tergiversación indigna... aunque estimula.

20.09.17 | 12:00. Archivado en Celebraciones y ritos


El domingo pasado y por cuestiones ajenas a creer o no creer soporté en "tal" iglesia un sermón apocalíptico. El coadjutor de turno ya estaba entrado en años, aunque no lo pareciera. No sólo era que su discurso estuviera vacío de todo contenido humano, de algo que mínimamente pudiera encender la llama de la convicción, es que además presuponía y tergiversaba todo. Y esto es lo que me sublevó.

Su sermón daba por sentado varias cosas: que quienes no van a misa profesan un odio visceral a la religión; presuponía en quien no sigue los dictados píos, corrución de costumbres; presuponía en el “mundano” que habla en contra de los que creen y de lo que creen, analfabetismo compulsivo, desconocimiento criminal de lo que es la gracia y el plan de Dios; si este "mundano" se opone a la presencia de lo sacro en la vida civil, a la par que impío y anticlerical, entra en la categoría más o menos de terrorista. O casi. Sermón apocalíptico.

Las más de las veces el mundo cerrado en que estos clérigos-cervatana viven les lleva a refutar doctrina, opiniones, escritos, ensayos, libros afirmando cosas que “el otro”, el que pone a la credulidad en su sitio, ni ha dicho ni ha querido decir o no sabiendo interpretar las ideas dentro del contexto adecuado.

Esto que es verdad en cuanto a conductas o pensamientos de hoy enfrentados a la religión, lo es todavía más cuando juzgan escritos del pasado. Escritos que con seguridad no han leído y que sólo refutan de oídas. La Iglesia con su infinita sabiduría ya ha juzgado, saben que tal autor es contrario a las ideas clericales y para ellos cualquier cosa que diga es nefanda, censurable y digna de castigo.

>> Sigue...


¡Ay, Cataluña de todos los días!

18.09.17 | 12:00. Archivado en Actualidad

De lo que pensamos, de lo que oímos y de lo que nos cuentan.


En Cataluña están sucediendo cosas que son de esperpento. Unos “rufianes” de la política pretenden llevar a todo un pueblo al despeñadero de la sinrazón mientras ellos se quedan al borde del abismo sentados en butacones y bien pagados. Los tontos útiles se despeñan y quienes los dirigen se marchan a Andorra a gozar de sus paraísos.

Aunque quieran envolver todo con el trapo, que no bandera, del patriotismo, en el fondo de las preocupaciones humanas está la ECONOMÍA. Lo queramos o no, todos nos movemos por terrenos económicos: en Cataluña como en el resto de España, bien tratando de encubrir desmanes, bien asegurándose las sinecuras en euros que el puesto proporciona. El indefendible ministro de Economía ha puesto el dedo en la llaga... bien que, como siempre, tarde y cuando la llaga ya es una gangrena. Se trata de incidir en lo esencial, los dineros.

Pongamos el caso de Ada Colau. ¿Qué era esta “meona de la Diagonal” antes de acceder al puesto que ahora tiene? Nada.Ni siquiera terminó la carrera de Filosofía y Letras (le faltan 30 créditos). No tiene preparación profesional alguna para nada, porque manifestarse, encabezar movimientos okupas, gritar contra el “establishment”, aparecer en la TV3... no creemos que prepare a nadie para algo constructivo, regir la alcaldía de una de las grandes ciudades de Europa, Barcelona. No consta que haya trabajado en nada remunerado. Gritar y protestar sabemos todos. A cualquier profesional mejor preparado que ella para ese puesto le rechinan las meninges de indignación.

>> Sigue...


¿Cuándo se va a desprender la Iglesia de los milagros?

16.09.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro


Cada vez que "suben a los altares" a algún mortal fenecido, sacan a colación, primero y como es natural, su vida ejemplar y después la confirmación de tal vida ejemplar ¡con un milagro! Si no fuesen las autoridades crédulas tan recurrentes no seríamos nosotros tan renuentes.

Una y otra vez tenemos que volver a hacer la pregunta: ¿pero todavía crees en milagros? Como personas sensatas no podemos entender que alguien, en los tiempos que corren, crea en "milagros al uso", por hechos más inexplicables que parezcan.

Situémonos en el contexto de las religiones consideradas paganas y por tanto falsas: los que creen en los milagros "católicos" ¿creen en los milagros que en esas religiones paganas se citan? Evidentemente no.

Copio el texto que aparece en el Diccionario Filosófico editado por los enciclopedistas franceses:

>> Sigue...


Reniega de su infancia: la Iglesia-2

14.09.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido


[Primero los bárbaros, luego los cristianos]

Historia de la Iglesia y legado para la posteridad son las trifulcas doctrinales y cómo se las tenían con los que resultaban vencidos, como es el caso de Nestorio y Arrio (no olvidemos que ambos fueron altos dignatarios eclesiásticos, patriarcas). De su legado doctrinal, que hoy posiblemente podría ser doctrina oficial, no queda nada, todas sus obras fueron quemadas y ellos considerados proscritos.

Historia de la Iglesia es también la conducta de los frailes asesinos seguidores en Alejandría del “gran” santo Cirilo. Digno de que los cristianos de hoy supieran cómo se las gastaba la Iglesia en el siglo V sería el que conocieran cómo trataron a un rival para ellos digno de muerte por dos razones contundentes e imperdonables, ser mujer y ser sabia, Hipatia de Alejandría.

Pero de asuntos tan concretos mejor es pasar por encima y no hablar ni recordar nada: San Cirilo, prolífico escritor y padre de la Iglesia, merece recuerdo imperecedero por lo que hizo como criminal y por su santidad. ¡Menuda santidad!

A la zaga de los desmanes iban las leyes, no al revés. La infamia quedaba justificada por decretos y códigos, como el de Teodosio del año 380. Los no cristianos eran personajes infamantes, lo cual llevaba consigo verse desprovistos de sus derechos civiles.

>> Sigue...


Reniega de su infancia: la Iglesia-1

12.09.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido

Para muchos creyentes su credo está hecho de presentes vitales: los ritos les consuelan y les estimulan, las palabras sagradas les hacen pensar y ayudan a las buenas acciones, junto al resto de los cofrades se sienten encuadrados en la sociedad… ¿Pero qué piensan quienes se han zambullido en el pasado de esta sociedad?

A los primeros el pasado no les importa, viven en un salvífico presente esperando un futuro, se alimentan de lo que hoy les dicen desde el papa hasta los ministros de la Iglesia, especialmente las carismáticas y maternales encíclicas de los últimos tres papas, explicadas por los santos varones que guían su fe. Comentan por doquier los “gestos” del actual papa, modelo no sólo para los fieles sino para cualquier persona de bien.

¡Parece hoy tan purificada la Iglesia!

Si en algo se inspira la Iglesia de hoy es en el modus vivendi de los primeros cristianos, que ponían todo en común y se amaban como hermanos.

>> Sigue...


De la novela “Patria”.

10.09.17 | 12:00. Archivado en Vivencia


Uno de los éxitos editoriales de este año ha sido el libro “Patria” de Fernando Aramburu. La trama gira en torno al conflicto personal y social producido por la presencia de asesinos en la sociedad vasca casi como elemento normal de la convivencia.

Más o menos apoyados por distintos grupos de dicha sociedad, no han sabido percibir el inmenso drama que ha supuesto para muchas familias los actos criminales realizados por estos iluminados, familias, para mayor ludibrio, que han sido desencajadas de su ámbito social por el rechazo, miedo, temor, connivencia o lo que sea sufrido por parte de sus convecinos. También por parte de miembros del clero vasco que o se negaban o realizaban los actos religiosos fúnebres como a escondidas. El mundo al revés, cuando el asesino se convierte en héroe.

>> Sigue...


Prohibido leer la Biblia por si acaso da qué pensar.

08.09.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas


Insistimos en el lenguaje de los textos sagrados, que son el sustento de las fantasías y prácticas de millones y millones de personas que las siguen como ideario vital sin caer en la cuenta de su inverosimilitud.

E insistimos también en algo que cualquier mente que piense no puede admitir, cual es la unión del mensaje al personaje de fantasía y a los hechos inverosímiles.

Todos los tratadistas independientes de los credos están de acuerdo en afirmar que Jesús puede que existiera, cosa que importa poco; lo que desde luego no existió más que como personaje de ficción, es el engendro formulado por Pablo de Tarso Jesu-Cristo.

Pero volvemos a los textos del Nuevo Testamento que crean la ficción “Cristo”. Es sintomática la existencia de miles y miles de páginas descartadas por la Iglesia y que se conocen como “evangelios apócrifos”. Sí, es cierto que fueron descartados porque no constituían el discurso unívoco sobre Jesús que la Iglesia oficial buscaba.

>> Sigue...


A los creyentes les importa un bledo la historia.

06.09.17 | 12:00. Archivado en Historia


Decíamos el día pasado que los textos sagrados pertenecen al género preformativo, es decir, que el relato crea la realidad que narra, cuando el mismo pasa por el filtro de las seseras crédulas. Pero no sólo los relatos, también las fórmulas sagradas son del mismo género. Las cosas suceden, son eventos, son acontecimientos reales por el hecho mismo de pronunciar lo que refieren. “El suceso coincide con las palabras que lo significan” (M. Onfray).

Por lo mismo, a los evangelios y demás escritos que denominan sagrados no les interesa la realidad humana ni tampoco tienen interés por la historia. Puede que lo que refieran coincida con lo real y que los eventos sucedan en determinado lugar histórico, pero no es necesario. Para ellos lo importante es convencer, que el lector u oyente se enamore del personaje, quede seducido por él, lo venere, admire o adore y, en consecuencia, siga sus enseñanzas.

Es en este aspecto en el que más se fijan los creyentes con un mínimo de racionalidad: les importa, sobre otras consideraciones, su mensaje y sus enseñanzas. No entran en si Jesús fue personaje real o no, aunque lo dan por supuesto. ¿Importan los argumentos a favor o en contra de su existencia? No, aunque también se valoran los que aparecen. Ésta es una parte importante de su apologética.

>> Sigue...


La historia contra Jesucristo.

04.09.17 | 12:00. Archivado en Credulidad


Es imposible que el sentido común pueda contender o se imponga frente a aquellos que están dispuestos a creer en muertos que salen del sepulcro, muros que se derrumban ante un griterío, paralíticos que andan, lluvia de sapos o enfermos de hemorroides que al solo contacto con el manto del gurú quedan curados.

¿Será necesaria otra actitud en los incrédulos racionalistas que todo lo ven con los ojos del sentido común, habiendo otras formas de interpretar la vida? Quizá estemos equivocados nosotros, quizá debiéramos hacer un acto de humildad quienes intentamos regirnos por la razón o simplemente por lo que nos dicen los sentidos, quizá así pudiéramos encontrar sentido al hecho de que una simple palabra cura una enfermedad largamente soportada. Es decir, pensar en la palabra terapéutica y el gesto milagrero.

Que la palabra cure es algo fácil de entender y admitir; que se den hechos extraordinarios en la naturaleza también se puede entender, ¿pero hasta el punto de que con tanta frecuencia y del modo más grosero se conculquen las leyes naturales como son los milagros todos que aparecen en esos libros fantasiosos llamados Evangelios?

>> Sigue...


Los Evangelios cuentan hechos maravillosos: no son los únicos.

02.09.17 | 12:00. Archivado en 1. PABLO HERAS ALONSO

Si se comparan textos antiguos que utilizan el mismo sistema glorificador que Mateo con su ensalzado Jesús, se llegará a la conclusión de que materia y forma son idénticas. Un ejemplo lo tenemos en Diógenes Laercio cuando aborda la tarea de escribir sobre filósofos célebres, aportando opiniones y sentencias de los mismos.

Si se juzga el estilo literario, el motivo que le inspira, los personajes que describe y cómo los describe, Marcos y Diógenes no difieren en nada, aunque digan que el primero escribía bajo la inspiración del Espíritu Santo. La pretensión de ambos es que se ame y se admire a los personajes de los que escriben.

Cuando ambos se refieren a personajes ilustres, no pueden detenerse en hechos normales o corrientes: todo en ellos debe ser extraordinario. Y también fabuloso. Marcos no se recata en narrar milagros de los que cualquier persona sensata se reiría por imposibles.

Tanto para Diógenes como para Marcos sus personajes no pueden nacer, vivir, hablar, pensar o morir como el resto de los mortales.

>> Sigue...


Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930