Humanismo sin credos

I Comunión, ritos de paso y voracidad religiosa.

19.06.17 | 12:00. Archivado en Psicología


Los meses de mayo y junio han sido tradicionalmente meses de Primeras Comuniones. Mayo por ser mes de las flores, mes de la Virgen, mes de la pujanza de la naturaleza... mes del despilfarro en fenomenología superficial. Y Junio por ser del Corazón de Jesús, del amor, del Corpus... Y me ha tocado el próximo 24 en Orense nada menos.

Algo profundo subyace en esa compulsión a celebrar la I Comunión como fiesta-dispendio familiar-exaltación principesca del niño.

Las etapas de la vida no pueden pasar de forma banal, hay que prepararlas y, sobre todo, celebrarlas: nacimiento, uso de la inteligencia y del pensamiento, adolescencia, matrimonio... Son hitos importantes en las primeras etapas de la vida, de las que dependerá el futuro adulto.

La I Comunión celebra el paso de una etapa a otra, celebra la nueva situación del niño. Se podría hablar del paso de la infancia a la niñez, compleción de la primera infancia. En este paso hay una serie de hechos mentales y físicos importantes: paso del niño a la pre-adolescencia, la conclusión del proceso de adquisición de los valores morales, el uso pleno de las facultades racionales, acceso al uso eficaz del lenguaje, formación de las representaciones del universo, de la causalidad y el azar, comprensión de la interacción social, el papel de los afectos...

En resumidas cuentas, que en la celebración de la I Comunión hay "algo más". Y como en tantas ocasiones, de nuevo nos encontramos con ese afán proselitista, acaparador y rapacero de la Iglesia --de todas las Iglesias y religiones-- respecto a la infancia.

No en vano hay algo que tienen bien claro los próceres eclesiásticos: El que controla la infancia controla la juventud, primera madurez y, posiblemente, toda la vida.

Todo cambio lleva una connotación psicológica y festiva a la vez. El "paso" de una situación vital a otra lleva aparejada una "crisis" de la persona que implica cambios en la estructura de la personalidad y en los hábitos de vida. ¿Es necesario regularlos o simplemente el conocimiento y la prevención bastan para su control?

Como hecho social el cambio ha supuesto siempre un hecho cultural, que se ha traducido en "fiesta". La fiesta es, pues, algo "connatural" al hombre que siente de este modo la alegría de vivir (más filosófico sería decir "la alegría de estar vivo").

La celebración de tales "pasos" se realiza según un rito que establece el tiempo preciso de la pertenencia del individuo al estadio inferior y el comienzo de una nueva vida en el superior.

Hablamos de "pasos", la mayor parte coincidentes actualmente en las sociedades avanzadas con etapas escolares. Se suelen entender como tales son los que siguen:

• El nacimiento, la imposición del nombre y la incorporación a una sociedad determinada

• El paso de la sociedad familiar al grupo primero, hacia los 3 ó 6 años

• El tránsito del nivel infantil al nivel racional, hacia los 7 y 8 años

• El paso de la niñez a la adolescencia, hacia los 12 años, uno de los más importantes en la vida de la persona

• Un paso intermedio que celebran algunas culturas y otras no, sería el de la adolescencia a la juventud, bien hacia los 16-18 años o hacia los 21-23 para el largo periodo de la madurez productiva.

• Hay otros pasos no tan claros para el psiquismo y no "celebrados", como pueden ser el que ronda los 60 años, cuando comienza a decrecer la vitalidad madura o se produce el paso a la "soledad" con la pérdida de los padres.

• Es el paso de la madurez a... (Aquí parece que prima la corrección tonta, no queriendo llamar a las cosas por el nombre que tuvieron sin tener por el momento otro mejor: 3ª edad como podría ser la 5ª o la 7ª, tópico ridículo que sustituye a la vejez y a la senectud), marcado por la finalización de la edad laboral y el de ésta a la senectud.

• El fallecimiento, como paso sin continuidad. Es éste el que más ha acaparado la religión, dado que el único consuelo que le queda a la familia, además del recuerdo, es la pervivencia. Sin embargo la sociedad debiera "solemnizarlo" de otra manera y despojarlo de cualquier sentido trascendente. Fundamentos de su celebración debieran ser el enaltecimiento de sus virtudes y trabajos, la pervivencia de su huella, la perpetuación de su memoria, la continuidad en sus hijos, incluso erigiendo en un lugar oportuno –pueblo, casa, documento, archivo...— una señal física de su paso por este mundo.

Dentro de la rutina del vivir diario es preciso caer en la cuenta de la importancia que pueden llegar a tener estos ritos de paso. Sin ellos, por ejemplo, el muchacho no admite que todavía siga siendo lo que es ni exija por "status" que ya pertenece a otra etapa nueva.

El refrendo social en determinadas épocas de la vida es un valor determinante en la formación de la personalidad. Sin estos ritos la sociedad occidental asiste a la grave situación de la "quema de etapas".

Un muchacho de 16 años, tratado como un niño o como un adolescente por sus padres, no como un joven, tiende a crear formaciones reactivas adoptando "costumbres" de adulto, generalmente viciadas, pero sin la responsabilidad del adulto: borracheras, lazos amorosos impropios, uso de vehículos, amistades heterogéneas, promiscuidad sexual anticipada, etc.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Moisés 22.06.17 | 16:29

    Si no se entrena ¿quién? (16:21). ¿Vd.? ¿Es que puede mejorar su retrato?

  • Comentario por Dionisio García 22.06.17 | 16:21

    Porque no se entrena.

  • Comentario por Moisés 22.06.17 | 14:29

    Por la impresión que recibo de lo que escribe aquí, DIONISIO GARCÍA (11:26), se hace un buen retrato.

  • Comentario por Juambi 22.06.17 | 13:15

    Dionisio, le aconsejo que menos de actitud de prepotencia y casi desprecio y más de entenderse o preguntar aquello de lo que se duda que el otro ha dicho o dejado de decir o el por qué ha dicho lo que ha dicho. Vuelvo a reiterar que la pregunta que le formulé en absoluto era retórica. Yo no sabía con certeza lo que usted iba a contestar. No me refería a "deducida" la respuesta, claro está, sino a "deducida" la duda que me sirvió de base para hacerle la pregunta, en base a sus comentarios que entrecomillé. No creo estar disparatando en tanto en cuanto colectivos como Europa Laica (creo que se denomina así ese foro) ha exigido expresamente la neutralidad en la educación religiosa de los niños y niñas por parte de las familias (se puede ver en un artículo recogido en RD hace ya unos días) en base a unos argumentos que ellos exponen.

  • Comentario por Dionisio García 22.06.17 | 11:26

    Por un lado me dice que no era una pregunta retórica —retórica porque ya implicaba la respuesta— y por otro me dice que la respuesta sí que está "deducida". Entonces ¿para qué me la hace? "Ya es de los nuestros" no lo digo yo —comentario mío anterior—: es lo que supongo que dirán los curas cuando el bautizado se incorpora a la grey por medio del bautismo. Iba a seguir replicando a su comentario punto por punto, pero ¿para qué? No sé si será usted algo "más que ciego" (¿?), usted se lo dice todo, lo que sí parece es que tiene dificultades para interpretar lo que lee. O sea que sí: usted sabe que la 'b' con la 'a', ba; la 'b' con la 'e', be, etc. pero no sabe interpretar lo que lee. Adiós.

  • Comentario por Juambi 21.06.17 | 23:45

    En modo alguno se trataba de una pregunta retórica la que le formulé. Se la hice por su intervención acerca de los ritos y sacramentos de la iniciación cristiana y los comentarios y juicios que ha estado haciendo. Por tanto, sí que está "deducida" de la intervención citada ("ya es de los nuestros", dice usted; "¿a ver si entra en el uso de 'su' razón?", escribe usted; "una superstición —¡a ver si al niño le va a pasar algo si muere sin bautizar!—", sigue refiriendo usted). Y, a pesar de eso, agrega lo de "sin ninguna base". Será entonces que uno es más que ciego. No suponga usted tanto de si es o no políticamente correcto lo de decir "padres y madres", pues yo estaba pensando en la pluralidad de familias que existen. Y luego está lo de "el colegio también", cuando yo no he mencionado expresamente a las instituciones educativas como agentes de socialización primaria.

  • Comentario por Dionisio García 21.06.17 | 13:35


    [viene de abajo]

    Por eso es por lo que la iglesia no quiere soltar estos dos bocados para influir en el niño. (Parece que está perdiendo el otro gran ámbito de influencia que es el confesionario). Así es que, por si no queda claro: el que no pueda haber "una educación neutra o neutral" no significa que la iglesia tenga que mangonear en la educación del niño. En esto, quizás más que en ningún otro aspecto "Arrêtez les curés".

    P. S. Tampoco es que crea uno que la pedagogía tenga como base al mismísimo Herodes, como creía Mairena, aunque, eso sí, "en sus momentos de mal humor": «Un pedagogo hubo; se llamaba Herodes». Por cierto que esta sí es una sentencia de Juan de Mairena, que no hay que confundir, como hacen algunos ignaros en este blog, colgándole además sentencias que no vienen a cuento, con los casos en que Mairena habla de opiniones de su maestro Abel Martín.

  • Comentario por Dionisio García 21.06.17 | 13:33

    Juambi (21.06.17 | 08:14): Su pregunta es retórica como lo muestra el resto de su comentario, que implica una respuesta afirmativa a la misma por mi parte —respuesta deducida de… ningún sitio, atribuida a mí sin ninguna base—, de ahí su lección magistral subsiguiente. Pues no, no soy "de los que piensa que es posible…". Es más, creo que ese tipo de educación sería una contradicción en los términos: si se educa, se forma. Más todavía: según el sabio Corominas dice en su diccionario etimológico, el término 'educar', del lat. 'educare', está "emparentado" con el también término lat. 'ducere' = 'conducir'. Ya sé que es inevitable la influencia en la "humanización" —en la socialización, porque humano ya es el educando— y que los padres (¡"y madres" dice usted!, supongo que por aquello de lo políticamente correcto) tienen la responsabilidad… Sí y el colegio también, claro.

    [sigue arriba]

  • Comentario por Juambi 21.06.17 | 08:14

    Dionisio, ¿es usted de los que piensa que es posible una educación neutra o neutral de los párvulos? La primera institución de socialización es la familia. Los padres y madres tienen la responsabilidad de educar a sus hijos según aquellos principios y valores que creen que más humanizan. Es inevitable la influencia en los niños durante las primeras fases del proceso de humanización.

  • Comentario por inquieto 19.06.17 | 19:17

    Vale, UNAI.

    Admito, pues, la admonición fraternal de Ud. (18,50): " si sería una bilbainada diría "agua de Bilbao". Dije "champagne".

    Retiro también lo del Rolex (17,17). Y digo, "reloj de Bilbao". :)



  • Comentario por Unai 19.06.17 | 18:50

    Kaixo!
    A ver, inquieto, si sería una bilbainada diría "agua de Bilbao". Dije "champagne". Y para más señas, con marisco gallego. ¿Vale, pues?
    Bueno, ahora toca el ritual del txikiteo. Arriba, abajo, al centro y..., ¡adentro!
    ¿Qué sería de nosotros sin los ritos? Nunca será suficientemente loada su importancia cultural, social y psicológica.
    Un saludo compasivo y misericordioso a la afición.
    Agur.

  • Comentario por Dionisio García 19.06.17 | 18:28


    [viene de abajo]

    en la hora del último viaje, la extremaunción, para que lo tenga bueno —iba a decir para que le resulte leve, pero no, puesto que 'dura' la eternidad, valga la contradicción, que eso debe de ser mucho—; otro rito, este más curioso, es el de la confirmación, que debe de ser una especie de sacramento de segunda al modo en que en el instituto hay asignaturas 'marías'.
    En fin que lo que creo que hay es una costumbre social —¿papanatismo?—, un dejarse llevar, unos intereses comerciales, una superstición —¡a ver si al niño le va a pasar algo si muere sin bautizar!—, etc. ¿Voracidad religiosa? Al completo: todo lo que aproveche al convento, pa dentro.

  • Comentario por Dionisio García 19.06.17 | 18:26

    No creo que los ritos de paso tengan la fuerza que el autor les supone. Me imagino que con la intención que dice es con la que se hace, claro. Desde los primeros meses de vida, influencia sobre el niño con el bautismo —"ya es de los nuestros", o eso se deben de creer los popes—; la comunión, cuando más o menos el niño entra en el uso de razón —¿a ver si entra en el uso de 'su' razón?—: ¿de veras algún primercomulgante —y si me apuran, el comulgante 'de después'— se ha creído alguna vez que aquello que se tomaba era nada más y nada menos que —la iglesia dixit— el cuerpo y sangre de Cristo?;

    [sigue arriba]

  • Comentario por inquieto 19.06.17 | 17:17

    Mi amigo UNAI, el limítrofe, está con su champagne como Mateo con la guitarra.

    Para mí, que es una "bilbaínada" más.

    PATXI, ¿estamos a Rolex o a setas, pues?.

    Me trontxo.:)


  • Comentario por inquieto 19.06.17 | 17:03

    PABLO:recuerdo el disgusto mayúsculo de Ud., expresado en epístola ad hoc, del día en que fue Ud. invitado a otra comunión en Barcelona. ¡Con plática en catalán de por medio!.

    Es muy posible, PABLO, que en Orense sea en gallego. Me pareció oportuno prevenir a Ud. y así lo realizo.

    PABLO: tal vez los padres de los niños, y los niños, que "hacen" su primera comunión, no compartan el mismo criterio de Ud.: "ese afán proselitista, acaparador y rapacero de la Iglesia, respecto a la infancia".

    No todos los padres de familia cristianos serán gaznápiros, pienso. Ni acaparadores, proselitistas, ni rapaceros, porque la Iglesis la conforman todos los creyentes, incluídos los familiares de Orense y Barcelona. A los "cuñaos" no los incluyo en el pack, porque todos sabemos cómo son los "cuñaos". :)

    Saluditos.

  • Comentario por Moisés 19.06.17 | 16:53

    Con preocupante frecuencia nos envía saludos compasivos y misericordiosos y a mí me da igual, pero hoy se dirige al propio Blogger titular y quizá no le siente bien recordando la despedida de la carta que don Quijote escribió a Sancho Panza cuando era Gobernador de la Ínsula Barataria:

    "Y a Dios, el cual te guarde de que ninguno te tenga lástima".

    Lo siento, Blogger: ya sabe que yo le admiro y en tantísimas cosas le envidio... sin remedio.

  • Comentario por Unai 19.06.17 | 16:17

    Kaixo!
    El afán rapacero de las confesiones religiosas de apropiarse de celebraciones populares tradicionales existe, pero con escasos o nulos resultados desde hace unas décadas. La primera comunión suele ser también la última. En la práctica viene a funcionar como una vacuna, pues, y el tiro les sale por la culata.
    En cuanto a lo de Ourense, lo siento mucho, blogger. Los usos sociales -por absurdos que sean- suelen tener más coactividad que las normas jurídicas y hay que morir al palo. A mí me pillará cerca, en As Rías Baixas, celebrando por San Juan Bautista el solsticio de verano como es debido. Le tendré presente al brindar compasivamente por Vd con champagne frío frío.
    Un saludo compasivo y misericordioso.
    Agur.

  • Comentario por Moisés 19.06.17 | 15:15

    y al final del post dice algo que es absolutamente opuesto a lo vivido por mí:

    "Un muchacho de 16 años, tratado como un niño o adolescente por sus padres (...) pero sin la responsabilidad del adulto: borracheras, lazos amorosos impropios, uso de vehículos, amistades heterogéneas (?), promiscuidad sexual (?) anticipada (?), etc.

    Cuando yo tenía 16 años, hacía cuatro que se habían muerto mis padres. A los 16 años nadie me trataba como un niño o adolescente. A esa edad, exactamente, me independicé y comencé a vivir por mi cuenta... hasta hoy. Ni tuve borracheras, ni lazos amorosos impropios, ni nada de nada de lo que dice. Y tenía (y me dura aún) responsabilidad de adulto. (Alguno quizá no ha llegado aun tras sobrados años ).



    En mi descargo: nunca fui a colegios de frailes, monjas o curas. Quizá por eso (según "respiran" los que, al parecer, sí: hasta la Pontificia Universidad Gregoriana alguno).

    Y tan contento.

  • Comentario por Moisés 19.06.17 | 15:04

    Quizá por los calores actuales y posiblemente próximos, al Blogger titular no ha debido caerle bien eso de que le ha tocado (supongo que es una forma de hablar: querría no ir, pero...) ir a la cálida Orense el próximo sábado que es cuando celebraba (no sé si aún) el nacimiento de San Juan Bautista. De todas maneras si la Iglesia tiene "ese afán proselitista, acaparador y rapacero" no debiera participar en esos festejos que sirven a los peores fines eclesiásticos: luego, no se queje. En cualquier caso, no es obligatorio... salvo quizá para los niños de 1ª Comunión.

    El fallecimiento de las personas, "la sociedad debiera 'solemnizarlo' de otra manera y DESPOJARLO de cualquier SENTIDO TRASCENDENTE". ¡Qué inmoderado afán de mandar en los demás! ¿Y si hay, realmente, un sentido trascendente? ¿Quién es Vd. para afirmarlo? ¿Cómo lo sabe?

    El Blogger se queja a veces de que yo hable de mis propias vivencias, pero no tengo certeza de las ajenas

Domingo, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031