Humanismo sin credos

Nueva sociedad frente a vieja religión.- 2

30.05.17 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


Si bien la sociedad todavía nada entre dos aguas, no es menos cierto que la postura intelectual librepensadora ha tenido grandísima importancia en esta nueva conformación social para implantar en las estructuras mentales del pueblo nuevas formas de pensamiento.

Que... ¿en qué se nota? ¿y por qué?

1. El pensamiento libre ha puesto en su sitio las fábulas cristianas y ha ayudado a decantar lo que es mito, lo que es leyenda y lo que es pura patraña de lo que es realidad. Incluso desde dentro de la misma creencia los estudios bíblicos han separado mucha paja del grano de la verdad.

2. El pensamiento libre ha ayudado a clarificar lo que es sentimiento de lo que es vivencia religiosa; lo que bueno de lo que es santo; lo que es puro estado de ánimo de lo que pueda ser “conciencia de pecado”; lo que son pulsiones instintivas de lo que son “pecados capitales”... y así un sinnúmero de aspectos sacros.

>> Sigue...


La religión laica y el pensamiento social.- 1

28.05.17 | 12:00. Archivado en Propuestas vitales desde el humanismo


Occidente ha pasado por una época desesperada. Las dos guerras mundiales provocadas "causalmente" por tres países que se consideraban "esencia" de las esencias europeas, Inglaterra, Francia y Alemania, supusieron una sacudida mortal para muchas posturas y muchos criterios mentales que se pensaban inamovibles. Entre ellos la esencia cristiana de Europa.

También la católica España sufrió la garra de la división. Hoy, en este descreído país parece impensable una contienda civil fuera del círculo de aquellos que siguen identificando la esencia patria con la fe secular. Parece imposible pero hace tiempo que las bases de la confrontación se siguen poniendo como lo hicieron desde 1934.

Sería simplista tildar de contienda religiosa la de nuestra Guerra Civil, pero la parte vencedora sí lo hizo: la intituló Cruzada de Liberación con otras martingalas añadidas.

Arrastrada por el ideario, o falta de ideario, de la dictadura triunfante, la Iglesia se creyó vencedora y como tal obró. Había también un afán de resarcimiento por lo que había sufrido. Resarcimiento que hasta justificamos humanamente.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 12

25.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Quien no comienza por el amor jamás sabrá lo que es la filosofía (Platón)
Querer es esencialmente sufrir y como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor (A. Schopenhauer)
Un amor de rodillas no es para mí un amor (Alain Badiou)
-----------------------------------------------------------------

Dentro de la misma Escuela de Frankfurt, a la que pertenece H. Marcuse, el psicoanalista Erich Fromm, también judío alemán y exiliado a EE UU, dedicó un interesante libro al tema del amor, titulado El arte de amar. En él analiza las diversas formas de amor, el erótico de pareja, el materno, paterno, fraterno, amor propio e incluso el amor a Dios.

Considera el amor un asunto básico para dar sentido a la existencia humana, pero, desde un enfoque sociológico neomarxista y desde un humanismo socialista, analiza su desintegración o alienación en la sociedad capitalista contemporánea, donde las relaciones amorosas están reificadas o deshumanizadas al estar mediatizadas por los valores del mercado.

Esta alienación de las relaciones amorosas ya había sido analizada por el humanismo antropocéntrico del joven Marx, quien criticaba el dinero como “poder enajenado de la humanidad”, que invierte y pervierte todas las relaciones, “transformando el amor en odio, el odio en amor, la virtud en vicio, el vicio en virtud, el siervo en señor, el señor en siervo, la estupidez en entendimiento” (Cfr. Manuscritos de economía y filosofía).

Dentro de la tradición del psicoanálisis, Jacques Lacan, en diálogo con Platón, sostiene que el amor viene a llenar de forma imaginaria el vacío que deja siempre la sexualidad, sometida a la ley de la repetición cíclica, pues una y otra vez hay que volver a empezar. Ello recuerda la metáfora socrática del tonel lleno de agujeros que el hedonista ha de llenar constantemente. En la sexualidad, piensa Lacan, cada uno va a lo suyo, buscando el propio disfrute: “lo sexual no une, sino que separa”, siendo el amor un mero vínculo imaginario.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe /11

23.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Alle Lust will Ewigkeit, will tiefe, tiefe Ewigkeit// Todo placer ansía eternidad, una profunda, profunda eternidad (F. Nietzsche)
Ἥ τε μνήμη τῶν μὲν καλῶν ἡδεῖα //El recuerdo de las cosas bellas es grato (Aristóteles)
-----------------------------------------------------------

Dentro de la tradición neomarxista frankfurtiana, analizamos brevemente la original obra de Herbert Marcuse, Éros y Civilización. Crítica de una Civilización represiva, que conecta con una crítica a la teoría psicoanalítica freudiana. Marcuse corrige a Marx con Freud y a Freud con Marx: la alienación, que Marx situaba en el ámbito económico del trabajo, tiene en Freud un fundamento en el inconsciente reprimido.

En su obra tardía El malestar en la cultura, defendía Freud que si la civilización y el progreso quieren subsistir, deben pagar el duro precio de la represión de las pulsiones instintivas (Triebe): “el precio pagado por el progreso de la cultura reside en la pérdida de felicidad por aumento del sentimiento de culpa”.

En efecto, piensa Freud, la liberación total de las pulsiones del Id, Éros y Thánatos, sexualidad y agresividad, regidos por el principio del placer, llevaría a la destrucción de la civilización. Por ello, las pulsiones del inconsciente han de someterse al principio de realidad (ya Platón defendía que los deseos sin límite del alma concupiscible han de regirse por el alma racional, el auriga del mito de Fedro, que se corresponde con el Ego freudiano).

>> Sigue...


También hay quien nos anima.

21.05.17 | 12:00. Archivado en Credulidad

Mucho nos congratula el que haya alguien que de vez en cuando asome sus narices intelectuales por los andurriales nacionales para corroborar lo que en este blog día sí y día también firmamos y afirmamos:

--la vacuidad de los credos,
--la necesidad de vivir según el sentido común,
--la necesidad de analizar las propias experiencias para hacerlas vida en uno mismo;
--el engaño histórico e intelectual de los dogmas,
--el imperio de la compulsión,
--la tiranía de las conciencias,
--la extorsión de las mentes ignaras y algún que otro chascarrillo de menor entidad
.

Alguien que, como ya tantas veces hemos dicho aquí, comprueba en sus carnes la imposibilidad de contender con un crédulo: dos vías paralelas excluyentes que no pueden poner nada en común por imperativo de sus categorías mentales. Es aquel lejano e inane diálogo entre el cardenal Martini y Umberto el filósofo que parece un diálogo que se produjo hace cinco siglos.

>> Sigue...


La falsa certificación de lo santo.

19.05.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro


Podrían declarar "santo", porque sí, sin más adendas, a cualquiera: por sus virtudes, por su caridad, por su testimonio martirial... Nada habría que objetar. Santo, hoy día, es sinónimo de modelo, persona a imitar. Antes no era así, hacían santo al que más actos estrafalarios había "cometido" o decían que...

Pero, señores, hacerlo necesitando para ello un milagro... ¡no es serio! ¿Por qué trascienden lo que es natural --ser virtuoso en algo-- necesitando lo sobrenatural? Lo segundo no puede ser verificado: ¿dicen que así se manifiesta el origen divino del asunto? Al ser así, ya no sirven para los humanos, sólo para los que creen en eso.

Pero, curiosamente, para certificar algo que no es natural, el milagro, acuden a procesos similares en la metodología a los que la ciencia tiene como propios. Nueva contradicción. Para certificar que un hecho es milagroso, recurren a los científicos bien que el asunto debe ser matizado: a determinados científicos.

Pregunta previa: ¿Por qué siempre los milagros son curaciones? Hoy los milagros son todos "sanitarios", ya no se mueven montes ni se transforma el agua en vino ni se multiplican los panes ni giran los soles. Nada de eso sirve.

Pregunta subsecuente: ¿Y por qué son los médicos quienes han de someterse al trance de certificarlo? Da la casualidad de que uno de los estamentos profesionales donde más abundan los creyentes convencidos es el de la medicina. ¿Será por algo? Un médico no creyente dirá, siempre, que no se explica determinada curación, lo cual no quiere decir que deba tener origen divino o se deba al poder taumatúrgico del padre Tarín.

>> Sigue...


Juegan con Dios y con la salud - 3

17.05.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas, MARIA Y EL MITO


Los que gozan de una cierta cultura, necesariamente dejan de lado aquellos aspectos más groseros de la credulidad “salutífera”, ésta que pretende, busca y a veces hasta encuentra la curación de enfermedades o el restablecimiento de la salud acudiendo a esos centros de “magia oficial” como son Fátima, Lourdes, Medjugorge, Guadalupe... donde se trafica con la esperanza imposible de tanta gente desauciada.

Se sabe que la palabra "obra milagros" cuando de curar enfermedades hablamos. Muchas veces no se sabe ni por qué no cómo, pero así es. Ahora bien, otra cosa son los "santuarios" institucionalizados, Fátima por ejemplo, a los que acuden muchos desesperados "sabiendo" que allí pueden encontrar la salud. Esto es un engaño y un desfalco. Y si eso no es perseguible de oficio, no sé qué atentados más graves puede consentir la sociedad contra la salud mental de sus ciudadanos. Esos centros del engaño autocomplaciente debieran ser objeto de investigación, si no criminal, sí por lo menos profiláctica.

Pero hay encontronazos todavía más groseros si cabe, por ejemplo cuando la palabra de unos exaltados o fervorosos creyentes no es que propugnen centros alternativos de curación crédula, sino que su palabra se alza contra una minúscula vacuna. Vacuna y palabra no están en el mismo nivel de consideración, desde luego, pero eso sólo lo tiene en cuenta la ciencia que descubre las vacunas, que "pasa" de considerandos pueriles, como acudir en “trenes especiales” a Fátima o Lourdes.

>> Sigue...


La psicología infantil de la Virgen de Fátima - 2

15.05.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido, MARIA Y EL MITO


¿Alguien se lo imagina? Jesús quería mucho a los niños y, sentados en torno a él, les contaba cuentos terroríficos que les hacían llorar y temblar de miedo. Luego en sus casas se despertaban a mitad de la noche, aterrorizados y dando grandes gritos. ¿Alguien se lo imagina?

Es de suponer que Jesús acomodaría su lenguaje a lo que los niños entendían; no les transmitiría mensajes de alta teología; ni les citaría la Ley y los Profetas; y les haría reír; y jugaría con ellos… Quizá estemos pecando de “racionalistas” o “psicologistas” al presuponer eso en Jesús. Pero seguro que cualquiera que piense en Jesús y los niños, estará de acuerdo con lo dicho.

Es de suponer, por otra parte, que su madre, la Virgen María, sería todavía más afectuosa que su hijo, aunque sólo sea porque era madre y el instinto maternal…

Presuponiendo lo dicho, ¿cómo es que a la Virgen, cuando se aparece, olvida los principios elementales de la psicología pedagógica e infantil, que ella conocía de sobra porque era sapientísima?

>> Sigue...


Fátima, nunca mais (Mario di Oliveira) - 1

13.05.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido, MARIA Y EL MITO


¿Cómo hablar hoy de Fátima sin lanzar las campanas al vuelo para que resuenen nuestros ecos también en su recinto? ¿Cómo no unirnos al fervor colectivo que inspiran tanto el lugar y la efemérides como la presencia del máximo sacerdote, el Papa Francisco? No podría ser de otro modo. Hablar otra cosa sería de atrevidos, o de necios, o de voluntaristas.

La Iglesia católica entera está hoy en Fátima. Aquí se produjeron apariciones; aquí la Virgen realizó milagros de enorme envergadura; aquí bailó el sol su particular rigodón; aquí se han congregado miles y miles de peregrinos; aquí se ha venerado a la Virgen en su maravillosa y sencilla belleza; aquí es el no va más de la glorificación de María; aquí se llena el inmenso recinto de “El trece de mayo – la Virgen María…”.

Y a pesar de que debiera ser un acontecimiento no ya portugués ni católico sino mundial, universal y hasta planetario, los protestantes no quieren saber nada de esto; los fieles musulmanes no saben siquiera lo que quiere decir Fátima si no es por haber prestado el nombre al lugar; los hinduistas ni el nombre… Y los descreídos, los impíos e irreverentes, en fin, las malas personas, se ríen de tan descomunal engaño.

>> Sigue...


Ontogénesis, filogénesis e incapacidad de razonar.

11.05.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro


Entendemos por “ontogénesis” el proceso de constitución del individuo, proceso que se inicia en el feto y concluye en la edad adulta; y por “filogénesis” el proceso de formación de la especie en un periodo de tiempo que va desde los primeros organismos al hombre, dotado de cerebro capaz de autogenerar y autorregular su propio pensamiento.

No es una afirmación atrevida decir que en muchos campos de la naturaleza la ontogénesis mimetiza como en espejo la filogénesis de la misma; sería decir que determinados individuos, en su “hacerse” y “ser”, manifiestan los estadios progresivos de la evolución natural, detenida en formas diferenciadas de vida.

Refiriéndonos al hombre, a los hombres individualizados, y aplicado esto a la capacidad razonadora, los resultados que derivarían de tal hipótesis serían letales para ciertas concepciones filosóficas y sobre todo teológicas. Es patente que por su cultura los hombres no son iguales, algo que importaría poco a la hora de defender su diginidad humana; pero lo profundamente inquietante es que por constitución, los hombres no son iguales.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 10

09.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Nächstenliebe braucht keine Religion// El amor al prójimo no necesita ninguna religión (M. Schmidt-Salomon)
En la historia, el amor al más cercano (Nächstenliebe) y el odio al más lejano (Fernstenliebe) van de la mano (M. Schmidt-Salomon)
----------------------------------------------
Continuando la desmitificación y desenmascaramiento de la moral cristiana, basada en el amor y en el sacrificio, realizada por Feuerbach y Nietzsche, el filósofo alemán Michael Schmidt-Salomon, critica en la actualidad el dualismo moral que atraviese los textos sagrados de los tres monoteísmos, el Antiguo Testamento, el Nuevo y el Corán. El dualismo moral de buenos y malos, presente en el judaísmo, cristianismo e islamismo, se funda en el dualismo religioso de fieles e infieles, creyentes y no creyentes.

De esta dualidad deriva la antítesis de amigos y enemigos, que recorre los libros sagrados. Amigos son los hermanos que poseen la misma fe intracomunitaria en el mismo Dios. Los enemigos son los otros, de diferente fe o los incrédulos. Los enemigos de la fe propia pueden ser internos, por tener una doctrina diferente (heterodoxos o herejes) y externos (paganos, incrédulos o de otras confesiones). De estas premisas se deriva el dualismo escatológico de salvados y condenados, agraciados y desgraciados.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe /9 - II

07.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


La fe es por naturaleza excluyente, mientras que el amor es inclusivo. Pero la contradicción reside en que el amor cristiano no puede unir lo que la fe separa. “La fe es excluyente, por su naturaleza. Sólo una cosa es verdad; solo uno es Dios; uno solo es al que pertenece el monopolio del hijo de Dios; todo lo demás es nada (Nichts), error (Irrtum) y locura (Wahn); solo Yahvé es Dios verdadero; todos los demás dioses son ídolos vanos”.

II

Ello significa que bajo la humildad (Demut) del creyente se esconde la altivez (Hochmut) y arrogancia de poseer la verdad.

Feuerbach, que fue teólogo antes de ser filósofo, como Hegel y Strauss, funda su crítica en los textos bíblicos. Así, recuerda que el que no está con Cristo está contra Cristo y lo que no es cristiano es anticristiano (o anticristo).

Recuerda igualmente la moral dualista, que recorre los textos bíblicos, de amor a los amigos y odio a los enemigos:

“¿Cómo no odiar, oh Yahvé, a los que te odian? ¿Cómo no aborrecer a los que se levantan contra ti? Los detesto con odio implacable y los tengo por enemigos míos” (Salmo 139, 21-22).

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe / 9 - I

05.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


El amor en el cristianismo está mancillado por la fe (L. Feuerbach)
La religión cristiana es la religión del sufrimiento (L. Feuerbach)
------------------------------------------------
Durante siglos, la teología moral cristiana asoció el Éros (erotismo y sexualidad) con el pecado. Incluso algunos, como Agustín, vincularon el pecado original con el deseo sexual. La philía, tan loada por Aristóteles, se mantiene en una categoría inferior al agápe o caridad, virtud teologal subordinada a la fe, convertida en virtud (para la filosofía griega la fe no es virtud).

En general, el amor carnal queda subordinado al amor espiritual (el espíritu es superior al cuerpo, en sintonía con el dualismo platónico) y el buen cristiano asciende por grados de lo carnal a lo espiritual. El amor al prójimo sigue subordinado al amor a Dios, al que hay que amar sobre todas las cosas.

Pero la idea suprema de amor a Dios va unida de forma permanente a la idea de sacrificio, imitando la pasión del Cristo crucificado. El ideal ascético, que tiene como culmen la vida mística, es un camino hacia la santidad, que incluye sacrificio (de sacrum facere), renuncia al placer (antihedonismo radical), negación antropológica del cuerpo, al que hay que mortificar, incluso flagelar o castigar con cilicios.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 8

03.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

“Lo que se hace por obligación, no se hace por amor” (Kant)
“El deber de amar es un absurdo” (Kant)
------------------
Tanto la moral judía como la cristiana convierten el amor en una obligación, en un deber, expresado en un doble mandamiento: “Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo”. Kant, desde su ética deontológica, señaló el absurdo de convertir el amor en un mandato (imperativo hipotético, no categórico), pues lo que se hace por amor no se hace por obligación. Y la neokantiana y católica Adela Cortina escribe: “al amor puede invitarse, pero no puede imponerse: una ética impuesta no puede tener por contenido el amor” (cfr. La ética de la sociedad civil).

La moral autoritaria y teónoma del judaísmo se expresa por una alianza, un contrato utilitarista (do ut des). Yahvé, el Dios celoso y belicoso, promete al pueblo de Israel la liberación de sus enemigos y protección al estilo feudal, a cambio de fidelidad, sumisión y monolatría.

El dualismo moral de amigos y enemigos, fieles e infieles, recorre la Biblia judía y cristiana (especialmente en la tradición apocalíptica), como más tarde el Corán, dependiente de ambas.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 7

01.05.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


El infierno endulza las alegrías de los creyentes bienaventurados (L. Feuerbach)
La Iglesia ha pretendido siempre aniquilar a sus enemigos (F. Nietzsche)
------------------------

Después de Feuerbach, tal vez sea F. Nietzsche el crítico más radical de la moral cristiana. Desde la hermenéutica de la sospecha, trata de desenmascarar los valores que se ocultan tras las virtudes cristianas y más en concreto tras la caridad o amor cristiano.

La moral judeo-cristiana viene calificada como una “moral de esclavos”, antinatural, antivital, propia de individuos inferiores a los que califica de “animales de rebaño”, siendo el camello cargado de pesados fardos el animal que mejor simboliza esta actitud.

Fue el pueblo judío, afirma Nietzsche, el que realizó una inversión axiológica (Umwertung) de la moral aristocrática, dominante en el mundo grecorromano. Esta “rebelión de los esclavos”, que hereda el cristianismo, conduce a sostener que “los miserables son los buenos; los pobres, los impotentes, los inferiores son los únicos buenos; los que sufren, los indigentes, los enfermos, los deformes, son asimismo los únicos piadosos, los únicos a quien bendice Dios” (Cfr. Genealogía de la moral, Tratado primero).

>> Sigue...


Domingo, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031