Humanismo sin credos

Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 5

21.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Ubi caritas et amor, Deus ibi est (canto litúrgico)
En el cristianismo casi nada es como aparece (Antonio Piñero)
----------
El Dios cristiano es concebido en el Nuevo Testamento como Amor, en el sentido de Agápe/Cáritas: “ho theós agápe estìn” (1 Jn 4, 16), imagen divina que contrasta con el violento Dios Sebaoth del Antiguo Testamento, que será rechazado por el heresiarca Marción en el s. II.

En la teología mística del cuarto evangelio ese amor de Dios al mundo se revela mediante la entrega de su Hijo Unigénito para redimir a la humanidad: “Tanto amó (egápesen) Dios al mundo que le dio a su Hijo único…” (Jn 3, 16).

El primero en formular esta idea teológica de una muerte vicaria aplicada a Jesús convertido en Cristo/Mesías y Salvador universal, fue Pablo de Tarso y de él pasó a los evangelistas, desde Marcos que es el primero (entre 70 y 75 del s. I), al último, que es el de Juan (sobre el año 100).

Pablo, que escribe sus 7 cartas auténticas en los años 50, apenas hace referencia a la vida del Jesús histórico (katà sárka), al que minusvalora (2 Cor 5,16). Lo que a él le importa es el Cristo de la fe, la interpretación teológica de la crucifixión de Jesús como redención de los pecados de una humanidad caída, así como su resurrección gloriosa (1 Cor 15, 4) y la exaltación a la diestra de Dios Padre.

Y como estamos en la celebración de la semana santa [1], convertida en suceso cultural, hacemos unas breves reflexiones sobre la misma, dada la conexión sustancial entre el Amor de Dios y el sacrificio sangriento de su Hijo, es decir, la pasión, crucifixión y muerte de Jesús, vinculada a la fe en su resurrección.

Jesús, de hecho, nunca fue cristiano ni pretendió serlo, sino un genuino judío, como afirma el historiador Julius Wellhausen, o ”un judío con todas las de la Ley”, como afirma el profesor Piñero. Tampoco fundó una nueva religión y mucho menos una Iglesia.

Conviene, sin embargo, hacer una diferencia epistemológica entre la creencia de fe y el conocimiento propio de la ciencia histórica. El exégeta católico J. P. Meier subraya esta distinción y cita a Tomás de Aquino, quien diferenciaba entre lo que se conoce de forma autónoma por la razón y lo que se cree por fe.

De aquí derivan dos perspectivas antitéticas sobre la vida y muerte de Jesús:
a) la teológica o confesional, fundada en la fe y en la tradición eclesiástica y
b) la aportada por la investigación histórica independiente, desde finales del s. XVIII con Reimarus, el primero en diferenciar entre el Jesús de la historia y el Cristo de la fe (la expresión “Jesucristo”, tan usual, es teológica, no científica).

La primera imagen es la transmitida por la predicación, la catequesis o el culto y es la aceptada por la inmensa mayoría del público, creyente o no, incluso por personas cultas y bien formadas. La segunda imagen, científica, queda reducida al ámbito académico de los estudiosos y a grupos minoritarios que acceden al conocimiento experto. Estas dos concepciones inconciliables, paradigmas incompatibles entre sí.

Por ello, cada cual, con independencia de sus convicciones, habrá de optar por una o por otra. En términos antropológicos, la primera se basa en un enfoque emic (ad intra) y la segunda, en un enfoque etic (ad extra), propia del investigador.

Las Fuentes de información más importantes son los evangelios canónicos, pero interpretados de forma crítica. La lectura superficial y devota no es suficiente. Se requiere el conocimiento de los estudiosos, de diversas tendencias. Los evangelios no son libros de historia, sino de propaganda religiosa, escritos desde la fe. Contienen numerosas leyendas, incoherencias y contradicciones en sus relatos, pero bajo ellas se puede encontrar un núcleo histórico de conocimiento verosímil y plausible, pues en la ciencia nunca hay certezas absolutas y toda hipótesis es provisional y revisable.

Mencionamos de forma muy breve algunos de los resultados de la investigación con respecto a la pasión y muerte de Jesús, desde la perspectiva de la investigación crítica. Fernando Bermejo (véase en Internet: Historiagrafía, exégesis e ideología. La ficción contemporánea de la ‘tres búsquedas’ del Jesús histórico, I y II) y Antonio Piñero (véase: La verdadera historia de la pasión o Ciudadano Jesús, entre otros), siguiendo a otros muchos estudiosos (Brandon, Maccoby, Puente Ojea etc.), han tratado con rigor este tema y a sus escritos nos atenemos en esta síntesis mínima sobre la pasión.

El predicador apocalíptico/escatológico y maestro de la Ley, Jesús de Nazaret, hijo de José y María, después de predicar en Galilea, y con poco éxito, la llegada inminente del Reino de Dios, habiendo adquirido fama como traumaturgo por sus exorcismos y sanaciones varias, realiza un fatídico viaje a Jerusalén en el último año de su vida, sobre el año 30 del s. I, bien para celebrar la Pascua o bien para predicar allí la llegada e instauración del Reino/Reinado de Dios, pero no ciertamente para morir.

Los anuncios previos de su pasión y muerte, que aparecen en los evangelistas, son solo vaticinia ex eventu, o sea, profecías hechas después de los acontecimientos.

En Jerusalén, después de una entrada triunfal en la que Jesús es aclamado como mesías de Israel, protagoniza con sus discípulos (parte de los cuales estaban armados y usan las armas en Getsemaní) una acción violenta en el templo, siendo arrestado por una cohorte romana, condenado y ejecutado por motivos politicos, es decir, por sedición contra el imperio romano, no simplemente por los motivos religiosos que citan los evangelistas, como la blasfemia.

Los evangelios eliminan los elementos politicos del Reino de Dios, exoneran a Pilato y culpan a los judíos. Pero la idea teocrática del Reino, religiosa y política, implicaba la liberación de Israel del poder extranjero de los romanos.

La acción violenta en el Templo alertó a las autoridades de Jerusalén, como demuestra Jn 11, 47-53, donde Caifás alega que es mejor que un hombre muera por el pueblo antes de que los romanos destruyan la nación judía. La condena por sedición viene avalada por el título de la cruz, “Rey de los judíos” y por la crucifixion colectiva entre dos insurgentes, no simples bandidos ni ladrones.

La crucifixion romana era el castigo para rebeldes politícos o esclavos recalcitrantes. La muerte en tiempos de Tiberio y bajo el gobierno de Poncio Pilato, es considerado por la crítica el hecho histórico más seguro de la vida de Jesús, calificado por J. P. Meier como “un judío marginal”.

La resurrección no es ningún hecho histórico, sino una experiencia de fe. Serán las mujeres las primeras en sentir que “Jesús vive”. Los discípulos no las creen, pero luego se suman a la vivencia de fe. Ninguno de los 4 evangelios relata la resurrección, que solo se narra en el apócrifo de Pedro. Lo que aparecen son historias incoherentes y contradictorios sobre visiones y apariciones, que tampoco coinciden con la versión de Pablo en 1 Cor, 15.

De esas experiencias de fe nace el cristianismo.
___________

[1]Error del editor por encontrarse de vacaciones sin acceso a Internet.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por J.P. 24.04.17 | 20:24

    Usted está convencido de que no, que todos, o casi todos, estamos equivocados. Ok, lo acepto.

    Fin con usted sobre este tema.

  • Comentario por J.P. 24.04.17 | 20:22

    Manuel: lo suyo es flipante, de verdad. ¿Tono? Si me repite lo mismo como si fuese tonto, llega un momento en que hay que decirle algo.

    Este pasaje está aceptado diría que por unanimidad que se refiere a Jesús de Nazaret, y no a ningún otro, y que el pasaje es una interpretación de los textos del NT:

    Aparte del nombre Jesús el Nazareno (Yeshu ha-Notzri; borrado parcialmente en el manuscrito de Munich junto con otras partes) tiene también la fecha de ejecución, que coincide con la dada por Jn.

    Cercano al gobierno: recuerda los intentos de Pilato por exonerar y liberar a Jesús.

    Además, la Misná relaciona la idolatría con la blasfemia, por lo que esa acusación también puede estar implícita, y en la Misná no se da el plazo de 40 días, que contrastaría con los tres días del NT. Y Justino Mártir escribió que los judíos consideraban a Jesús un seductor y un hechicero. Y seductor remitiría a Jn 11:48.


  • Comentario por el observador 24.04.17 | 19:21

    Otro famoso pasaje del mismo tratado Sanhedrín (43a) es más explícito sobre la ejecución de Jesús. Reza así:
    "Es tradición: En la víspera de la Pascua fue colgado Jesús (el Nazareno), Y el heraldo fue por doquier durante cuarenta días diciendo: 'Jesús de Nazaret va ser apedreado, porque ha practicado la magia y ha engañado y extraviado a Israel. Si alguien sabe algo en su favor, que salga y declare sobre él. Pero no encontraron nada en su favor. Y lo colgaron en la víspera de la Pascua. Ulla dice: ¿Habría que suponer que Jesús, el Nazareno, un revolucionario, tenía algo a su favor? Era un engañador..."
    El texto confirma la muerte de Jesús por crucifixión.
    Piñero dixit

  • Comentario por lector 24.04.17 | 16:57

    Excelentes comentarios de Jp. Aunque al parecer hay quien no puede o quiere comprender los y en mal tono acusa de mal tono a quien tiene que sufrirlo.

  • Comentario por Manuel 24.04.17 | 12:10

    JP
    Pasaré de nuevo del tono que emplea desde hace un año y le responderé.
    - No hay un sólo indicio que apunte a que esa alusión es a Jesús
    - El juicio es otro. La pena es otra. La acusación es otra. La época parece ser otra. El acusado lo fue por otros motivos. Tuvo un tiempo de espera que no coincide. Murió de un modo que no se parece en nada: fue apedreado hasta morir... Tampoco el número de discípulos. En efecto, los romanos no aparecen por ninguna parte, ni la cruz, ni Jerusalén, ni nada que nos recuerde remotamente la pasión, a excepción de que el sujeto se llamaba Jesús y tenía 5 discípulos, sí 5, 5. Los cuales fueron igualmente condenados a su misma pena y ejecutados. Cosa que más bien disuade de pensar que pueda tratarse de Jesús

  • Comentario por J.P. 24.04.17 | 11:00

    Pero, en fin, hagamos un último intento.

    No entiendo por qué el Talmud acepta la principal acusación que le have el antijudaísmo y exonera a Roma.

    Es una decisión apologética suicida.

    A ver si ya, de una vez...

  • Comentario por J.P. 24.04.17 | 10:53

    Manuel: déjese de condescendencias y revise usted a su vez lo que he escrito, con los ojos bien abiertos y el cerebro despierto, y no se monte su película como d costumbre.

    "el hechicero e idólatra Jesús fue condenado y ejecutado conforme a la ley judía"

    "exonerando a Roma, que desaparece del relato"

    "No me refiero a que el Talmud describa hechos históricos (el Talmud Bavli se compila en los ss. III-V) sino a que acepta la versión de los evangelios (solo acusación religiosa) y para rematar la jugada elimina a Roma por completo de la ecuación salvo por el detalle de que Jesús era cercano al gobierno (romano). ¡Ni sedicioso ni neutral, cercano a Roma! Vamos, que ni los evangelistas"

    "Explicación, no la encuentro"

    Mire que es sencillo, ¿eh?

    Y si ni aún así lo entiende, no se moleste en contestarme, que no estoy lara perder el tiempo.

  • Comentario por Manuel 24.04.17 | 10:24

    Una dificultad adicional es que la continuación asegura que los 5 discípulos que Jesús Noztri contaba fueron igualmente condenados a su misma muerte, en un mismo acto.
    En otras palabras, no veo por dónde asegurar que se trata de una tradición sobre Jesús, esta vez muerto por apedreamiento, etc.

  • Comentario por Manuel 24.04.17 | 09:57

    ¿Y Vd cree que Jesús el Nazareno era realmente "cercano al gobierno"?

  • Comentario por Manuel 24.04.17 | 09:56

    J.P. Revise los datos:
    - La acusación es sólo por blasfemia y por brujería (lo cual es contradictorio con los relatos evangélicos de la pasión), no por declararse mesías (ni por asomo).
    - La pena es judía, concretamente la que corresponde según Dt 13 a un acto de brujería o blasfemia. No es crucifixión, pena romana, sino lapidación seguida de colgamiento del cadáver del ejecutado.
    O sea, nada que ver
    - Durante 40 días fue pregonada su acusación y pena por haber hecho idólatras.
    Nada que ver en ningún caso con Jesús, cuya pena además fue decidida con rapidez por un tribunal romano.
    - No hay fecha cierta para tal suceso y sentencia de muerte por lapidación, pero los especialistas suelen descartar que sea alguien del siglo I. La discusión está entre alguien por lo menos un siglo anterior a Jesús y un posible caso del siglo II.
    No parece verosímil que se trate de Jesús. Demasiadas conjeturas
    ¿Y Vd cree que Jesús el Nazareno era realmente "cer...

  • Comentario por el observador 23.04.17 | 18:02

    Mete Prometeo en el mismo saco a Manuel a Dionisio y Unai. Parece un tanto injusto para el "experto" a juzgar por las "aportaciones" de los otros.
    Interesantísima la aportación de JP.

  • Comentario por J.P. 23.04.17 | 15:40

    Manuel: pues lo que digo y no solo eso, sino que b.Sanhedrin 43a continúa (mi traducción del texto en inglés):

    "Ulla dijo: ¿supones que Jesús el Nazareno fue alguien a quien se podía hacer alguna defensa? Él era un seductor [mesith, que seduce a otros para que caigan en idolatría], de quien el Misericordioso dice: no tendrás piedad ni le encubrirás. Con Jesús el Nazareno fue distinto porque era cercano al gobierno".

    No me refiero a que el Talmud describa hechos históricos (el Talmud Bavli se compila en los ss. III-V) sino a que acepta la versión de los evangelios (solo acusación religiosa) y para rematar la jugada elimina a Roma por completo de la ecuación salvo por el detalle de que Jesús era cercano al gobierno (romano). ¡Ni sedicioso ni neutral, cercano a Roma! Vamos, que ni los evangelistas y, además, se ponen a los pies de los caballos.

    Explicación, no la encuentro.

    (¿En el s. II, dice Vd?)

  • Comentario por Manuel 23.04.17 | 14:09

    Buenas tardes, JP. No sé si Vd se referirá concretamente a la cita siguiente (Sanhedrin 43a):
    “Se enseña que en la vigilia de Pesaj (fiesta de Pascua) se colgó a Yeshu. Durante (los) cuarenta días precedentes (a la ejecución), un pregonero público había proclamado: "Será conducido a ser lapidado porque se entregó a la brujería, sedujo a Israel y de él (Israel) hizo apóstatas. Quienquiera tenga algo que decir en su defensa, que venga y lo diga". Habiendo sucedido que nada fue dicho en su defensa, se lo colgó en la vigilia de Pesah".”
    Nótese: i) que esta condena es, en efecto, judía, no romana: no es a muerte por crucifixión, sino a la clásica lapidación que se sigue de exposición del cadáver y enterramiento antes del anochecer ; ii) no es por mesianismo, sino por “brujería y seducción”. iii) No se explicita la época, y la que se propone dista un siglo de la esperada. iv) La fuente es sospechosa y tardía: en el siglo II ya existe un relato de Jesús en los evangelios.

  • Comentario por J.P. 23.04.17 | 00:08

    Juambi, libertad y Moisés: muchas gracias por sus palabras, aunque me abruman.

    ----

    Promiscato: D.Antonio escribió en su blog que D.Gonzalo sufrió por la muerte de su esposa (creo que en 2015; ¿y quién no sufriría?), llegando a decir "se ha ido vencido por una profunda tristeza y sin ánimo de vivir, tras la muerte de su mujer, Pilar Lasa, y las demoledoras consecuencias que le trajo".

    Dicho esto, yo no le daría excesivo crédito a un comentario anónimo colgado en un blog. No es el caso de lo afirmado por D.Antonio, que goza de siempre le ha profesado su amistad y no ha ocultado jamás su admiración y respeto intelectual hacia su obra y su figura. Y siendo una voz, pienso, autorizada, en su semblanza no dejó caer nada parecido a lo afirmado por el anónimo.

  • Comentario por J.P. 22.04.17 | 23:41

    Repetiré aquí un comentario que acabo de subir al blog de D.Antonio.

    Solo dejar una cuestión para la reflexión, y confieso que to no tengo respuesta fácil. ¿Por qué el Talmud compra la versión cristiana y afirma, por un lado, que el hechicero e idólatra Jesús fue condenado y ejecutado conforme a la ley judía, exonerando a Roma, que desaparece del relato, y, por otro, que Jesús era cercano al gobierno romano? ¿Por qué el Talmud no recurre a la más mortífera arma dialéctica del Jesús sedicioso, rebelde y ultranacionalista?

    Ambas posibilidades reclaman el judaísmo de Jesús, pero una lo recoge para arrojarlo inmediatamente y la otra se lo quedaría para sí y convertiría todo el discurso cristiano en una fabulación, un constructo ideológico tergiversado y falso.

    ¿Cuál de las dos sería más efectiva? ¿La que acepta la llamada leyenda cristiana pero diciendo cosas terribles de Jesús o la que la denuncia?

  • Comentario por promiscato 22.04.17 | 20:46

    Pablo: celebro su apertura a los hechos, señal de una inteligencia desprejuiciada. Es curioso.También yo veo cambio en su prosa. ¿Significa un anhelo de reconcialiarse con su infancia-juventud? ¿Un deseo de eliminar la fractura introducida en su vida en la ya lejana juventud, seducido por el señuelo de un espejismo con apariencia de ciencia, el mismo espejismo que cautiva a xocupo, unai, dionisio? Si xocupo pudiera despistar, el elogio de unai, dionisio, disipa cualquier duda.

    La cita que le interesa la encuentra en esta dirección, post de la Cigüeña y sus comentarios:
    https://infovaticana.com/blogs/cigona/ha-muerto-gonzalo-puente-ojea/

    y comentario de quie le conoció personalmente, Xavier Pikaza
    http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2017/01/11/g-puente-ojea-1924-2017-una-clave-tres-e

  • Comentario por Moisés 22.04.17 | 14:32

    Totalmente de acuerdo con todo el comentario de JUAMBI (00:00).

  • Comentario por [Blogger] 22.04.17 | 12:49

    DON PROMISCATO: Es la primera vez en 7 ó 10 años que le veo cambiado en cuanto a la dialéctica que Ud. venía utilizando. He leído sus comentarios y admito y admiro lo que Ud. dice. Al menos aporta datos, discute con fundamento, aporta citas e interpretaciones que se pueden admitir o no, pero que no están recubiertas de esa acritud habitual en Ud. Espero que no vuelva a las maneras agrias con aquí le he hemos visto, porque ése y no otro es, o debería ser, el modo de "dialogar".
    Respecto a esa cita sobre Puente Ojea, de cierto diálogo en cafetería, ¿con quién o a quién se refiere? No encuentro la referencia.

  • Comentario por Dionisio García 22.04.17 | 12:40

    Sí, si puede tener su lado divertido, por lo ridículo, leer a los 'fratres' cómo se retuercen en su rabia; leerlos y pensar uno: ¿pero estos de qué van? ¿de dónde salen?, pero no quiero entrar al reclamo.

  • Comentario por Unai 22.04.17 | 12:16

    Buen día a la afición.

    Dionisio, ¿no disfruta usted en este blog viendo cómo impera ente los cristianos la Ley del Amor, la vida en ellos del Resucitado, cómo viven la alegría del Evangelio y dan testimonio y razón de su fe? Pues yo mucho. Y agradecido porque este auténtico auto de fe es impagable y nos lo brindan gratis et amore.

    Como ha amanecido un día estupendo, voy a dar un paseo por la playa escuchando a las olas decir YO SOY cuando alcanzan la arena o cuando rompen en el acantilado. Una experiencia religiosa, casi mística, que diría alguno. Ruego a los comentaristas disculpen las molestias que este hecho les pueda suponer.

    Saludos cordiales y misericordiosos.


  • Comentario por Dionisio García 22.04.17 | 11:11

    Quienes se quejan, con motivo, de los insultos y provocaciones de otros, deberían hacer caso omiso: dejar los comentarios que crean oportunos y a quien le pique que se rasque. Que estos 'orates fratres' rabien y se cuezan en su propia salsa. Ni caso. Yo al menos no pienso hacérselo. No les voy a dar la posibilidad de que lo pasen 'divinamente', y nunca mejor dicho, respondiendo a sus delirios.

  • Comentario por Unai 22.04.17 | 04:22

    Hola.
    Y buenas noches.
    OM...

  • Comentario por libertad 22.04.17 | 01:09

    Suscribo lo que dice Juambi.
    Añado que la diferencia que señala John Meier no es la obviedad que se señala arriba de que una aproximación teológica, o ideológica, más en general, -o artística, o literaria etc - es un obstáculo que hay que aparcar cuando se quiere hacer una investigación histórica.
    Y poco importa que lo que se aparque sea teología de la liberación o teología aristotélica, o que sea ideología anticatólica o ideología antisemita o ideología marxista. Simplemente si quiere hacer una aproximación histórica tendrá que aparcar su ideología y sus sesgos y recabar los datos y establecer hipótesis que tengan mayor o menor probabilidad de coincidir con lo que realmente ocurrió. Lo cual no significa que el constructo histórico sea el Jesús real o que sea incompatible con la creencia q le quiera añadir.
    No veo q uds cumplan los requisitos de aparcamiento. Empezando porque el primer requisito sería reconocer su sesgo para evitarlo y ustedes no lo reconocen.

  • Comentario por libertad 22.04.17 | 00:14

    En el cristianismo casi nada es como aparece a los ojos de ustedes.
    Casi nada, pues en algo aciertan:
    El Dios cristiano es concebido en el Nuevo Testamento como Amor, en el sentido de Agápe/Cáritas: “ho theós agápe estìn” (1 Jn 4, 16), imagen divina que contrasta con el violento Dios Sebaoth del Antiguo Testamento, que será rechazado por el heresiarca Marción en el s. II. (pero que está en la evolución hacia el Dios de misericordia que también aparece en el AT)
    En la teología mística del cuarto evangelio ese amor de Dios al mundo se revela mediante la entrega de su Hijo Unigénito para redimir a la humanidad: “Tanto amó (egápesen) Dios al mundo que le dio a su Hijo único…” (Jn 3, 16).
    Lo cual nada tiene que ver con esa, que no "esta idea teológica de una muerte vicaria" a la que dan uds un sentido literal.
    Ciertamente Jesús era ”un judío con todas las de la Ley”, la Ley del Amor. Y esa es la base del cristianismo, no de lo que uds consideran "cristianismo...

  • Comentario por Juambi 22.04.17 | 00:00

    He leído atentamente la intervención de J.P. Lejos de toda apología y de presentaciones unilaterales, J.P. argumenta como un exegeta. Le quedo muy agradecido, pues he disfrutado de su intervención. La respuesta de Prometeo es como un irse por la tangente (un discurso sobre teoría de la ciencia y del conocimiento que no viene tanto al caso). Cuando nos metemos en camisas de once varas, metemos la pata tarde o temprano. Los resultados de la investigación crítica deben presentarse como tales y no como nos convienen. Cuando no hay consenso, debieran citarse las diferentes posibilidades, argumentos y autores.

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:47

    San Juan de la Cruz: ”donde más señales y testimonios concurren, menos merecimiento hay en creer... Y así, estas maravillas nunca Dios las obra, sino cuando meramente son necesarias para creer; que, por eso, porque sus discípulos no careciesen de mérito si tomaran experiencia de su resurrección, antes que se les mostrase, hizo muchas cosas para que sin verle le creyesen. Porque a María Magdalena (Mt. 28, 1-8) primero le mostró vacío el sepulcro y después que se lo dijesen los ángeles -porque la fe es por el oído, como dice san Pablo (Rm. 1O, 17)- y oyéndolo, lo creyese primero que lo viese. Y aunque le vio fue como hombre común, para acabarla de instruir, en la creencia que le faltaba con el calor de su presencia (Jn 20, 11-18). Y a los discípulos primero se lo envió a decir con las mujeres, después fueron a ver el sepulcro (Mt 28, 7-8; Jn 20, 1-1O). Y a los que iban a Emaús primero les inflamó el corazón en fe que le viesen, yendo él disimulado con ellos (Lc 24, 15); y, finalmente, d

  • Comentario por Unai 21.04.17 | 21:43

    Me voy..., a cenar. El ágape de San Viernes.
    Pero..., volveré..., no sé a qué hora, así que no me esperen.
    Buenas noches a la afición.
    OM, OM, OM...

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:34

    el elogio de xocupo a unai y dionisio prueba que se encuadra entre valentones y chuletas vacíos. manuel...¡¡?

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:28

    también se declara partidario por igual(¿¿!!) de Bunge y Popper. Bunge sobre Popper:"Nunca he sido un partidario fervoroso de Popper, he sido un admirador desde el momento en que leí algunos de sus libros, pero critiqué su lógica del descubrimiento científico. Creo que ha sido más destructivo que constructivo; no tiene un sistema filosófico, no tiene una metafísica propias. Ha sido muy eficaz para combatir el positivismo, pero no logró reemplanzarlo por una filosofía global. Lo que más me ha separado últimamente de Popper es la manera, a mi modo de ver incorrecta, en que la tratado el problema mente-cerebro. Popper es defensor del dualismo psíconeural, cree que la mente es una sustancia independiente del cerebro y que interactúa con él".

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:25

    cita a Puente Ojea para dejar clara su incapacidad para entender nada:"Conocí a Puente Ojea a mediados de los 90. No he visto a persona con mayor tristeza dentro de sí, con una amargura personal y un sentimiento de fracaso humano que producía una inmensa lástima. Recuerdo una conversación que mantuvimos en una cafetería en la que se abrió bastante y me confesó que no era feliz, que consideraba la vida como un tormento continuo y que sufría por cosas que cualquier persona, el mismo decía, consideraría triviales.
    Me dijo una cosa que nunca olvidé: que ÉL MISMO NO CREÍA LA MAYORÍA DE LAS COSAS QUE DECÍA, pero que disfrutaba mucho intentando haciendo dudar a los demás.Tuve siempre una relación correcta con él y creo que me consideró si no amigo, al menos no enemigo. Al tratar con personas como él siempre pensé que la fe es un don. Hace años que no le veía. Solo Dios sabe si aceptó ese regalo en su último tiempo".

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:21

    y conoce también la cruz de Jesús. Estas son referencias directas a palabras y hechos de la vida de Jesús(…)quiero aludir a la dimensión salvífica de la muerte de Jesús, como la encontramos en la frase evangélica: "El Hijo del hombre no ha venido para ser servido sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Mc 10, 45; Mt 20, 28). El reflejo fiel de estas palabras de Jesús aparece en la doctrina paulina sobre la muerte de Jesús como rescate (cf. 1 Co 6, 20), como redención (cf. Rm 3, 24), como liberación (cf. Ga 5, 1) y como reconciliación (cf. Rm 5, 10; 2 Co 5, 18-20). Aquí está el centro de la teología paulina, que se basa en estas palabras de Jesús”(Benedicto XVI).

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:20

    y conoce también la cruz de Jesús. Estas son referencias directas a palabras y hechos de la vida de Jesús(…)quiero aludir a la dimensión salvífica de la muerte de Jesús, como la encontramos en la frase evangélica: "El Hijo del hombre no ha venido para ser servido sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos" (Mc 10, 45; Mt 20, 28). El reflejo fiel de estas palabras de Jesús aparece en la doctrina paulina sobre la muerte de Jesús como rescate (cf. 1 Co 6, 20), como redención (cf. Rm 3, 24), como liberación (cf. Ga 5, 1) y como reconciliación (cf. Rm 5, 10; 2 Co 5, 18-20). Aquí está el centro de la teología paulina, que se basa en estas palabras de Jesús”(Benedicto XVI).

  • Comentario por promiscato 21.04.17 | 21:19

    -¿xocupo sabe leer?:"¿Qué sabía san Pablo de la vida concreta, de las palabras, de la pasión, de los milagros de Jesús? ... En sus cartas encontramos tres formas de referencia al Jesús prepascual. En primer lugar, hay referencias explícitas y directas. San Pablo habla de la ascendencia davídica de Jesús (cf. Rm 1, 3), conoce la existencia de sus "hermanos" o consanguíneos (1 Co 9, 5; Ga 1, 19), conoce el desarrollo de la última Cena (cf. 1 Co 11, 23), conoce otras palabras de Jesús, por ejemplo sobre la indisolubilidad del matrimonio (cf. 1 Co 7, 10 con Mc 10, 11-12), sobre la necesidad de que quien anuncia el Evangelio sea mantenido por la comunidad, pues el obrero merece su salario (cf. 1 Co 9, 14 con Lc 10, 7); san Pablo conoce las palabras pronunciadas por Jesús en la última Cena (cf. 1 Co 11, 24-25 co

  • Comentario por J.P. 21.04.17 | 20:49

    Le di antes de tiempo a enviar y meditaba si seguir o no.

    En fin, seguiré con lo poco que me quedaba: sabiendo el fuego graneado que dirige uno o dos de los citados en el post contra (sí, contra)...

    Bah, lo dejo, que al final repetimos demasiado.

    P.D.: y sigue sin contestar.


  • Comentario por J.P. 21.04.17 | 20:42

    Prometeo: pero resulta que ese verosímil y plausible (¿merecedora de aplauso, recomendable o contsminación por el inglés? Ya que aquí se señalan los false friends, hagámoslo) suena a palabrería hueca en cuanto se acompaña de la coletilla "desde la perspectiva de la investigación crítica", eliminando de antemano cualquier otra posibilidad defendida por otros autores tan críticos e independientes (y agnósticos) como los señalados.

    Son como los disclaimers que se.incluyen porque hay que hacerlo.

    O, para los amantes del cine de serie B, a los marcianitos de Mars Attack grtando " no huyáis, somos vuestros amigos" mientras masacran a la.población.

  • Comentario por Prometeo 21.04.17 | 20:31

    J. P.: el post nada presenta como "verdades incontrovertibles y establecidas". Todo lo contrario. Se afirma claramente: que hay "un núcleo histórico de conocimiento verosímil y plausible, pues en la ciencia nunca hay certezas absolutas y toda hipótesis es provisional y revisable". Está muy claro y Prometeo sigue la epistemología de Popper y Bunge, que concuerda con la nueva imagen de la ciencia, postpositivista. Sobre ideología, habrá que clarificar el concepto, polisémico. Pero en el sentido más general, ningún historiador está libre de ideología. Tampoco existe objetividad absoluta, imposible. El problema está en saber qué paradigma o enfoque teórico resulta un "programa de investigación" que explique mejor los hechos, como afirma Lakatos, de forma más progresiva. Hay gente que no se ha enterado de que no hay hechos ni datos puros. Y cuidado! No se vaya a confundir ideología con teoría o estructuras teóricas que explican los hechos o datos textuales.

  • Comentario por J.P. 21.04.17 | 20:15

    Pues sí.

    Y ya no digamos cuando con estos mimbres se construye el caso del Jesús sedicioso (y violento) so pena de ser antijudío, irracional y visceral si no se rinde con armas (pocas veces mejor dicho) y bagajes ante la evidencia. Que ya hay que ser tremendista.


  • Comentario por Moisés 21.04.17 | 19:57

    J.P. (19:52), última frase: es lo que suele ocurrir.

    Y efectivamente (16:40), así es.

    Saludos cordiales

  • Comentario por J.P. 21.04.17 | 19:52

    Prometeo: el problema es cuando se presenta en el post todo esto como verdades incontrovertibles y establecidas. Y ya no digamos cuando se pretende convertir a la historia en el arma ideológica definitiva.

    Y el otro problema es que las familiaridades políticas (lesteia, creo que quiere decir, ¿no?) tienen poco que ver cuando a) stasis y stasiastes son mucho más específicas (y stasis más cercana a seditio) y b) todos sabemos que una de las razones de describir a los dos ejecutados como insurgentes es precisamente el uso de lestai y no ninguna otra palabra.

    Así que el problema es que no ha respondido.


  • Comentario por Prometeo 21.04.17 | 19:41

    Doy cordial bienvenida al nuevo comentarista Dionisio, que también se asustó de algunos comentarios. Agradezco al veterano Manuel, "experto" en el tema del Jesús histórico, su continuo reconocimiento. El tema que introduce Unai, sobre la Apocalíptica me parece fundamental y suele ser un tema tabú, incluso en las facultades de teología. No se entiende el gran Banquete cristiano sin el desayuno apocalíptico y Jesús era profeta apocalíptico, lo mismo que Pablo. Algo tocaré de este tema tabú más adelante. A J. P.: El historiador M. Goguel se quejaba de que se le pedía a la historia un conocimiento "dogmático", que no puede ofrecer. Nada se puede demostrar en las ciencias histórico-hermenéuticas fuera de toda duda, como pide Ud. Se trata de hipótesis verosímiles, más o menos plausibles. Tampoco hay hechos ni datos puros (positivismo!), sino interpretados (Hermenéutica)! Los hechos sin la luz de las teorías son mudos y ciegos. Stásis, thórybos y lestaì son familia política, creo yo.

Solo se muestran los últimos 40 comentarios

Martes, 25 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930