Humanismo sin credos

Historia de la persecución religiosa en España / 3.

03.03.17 | 12:00. Archivado en Historia, Pablo Heras Alonso


A propósito del “decíamos ayer” con que vuelvo a considerar una de las frases de artículos pasados, no puedo por menos de recordar a fray Luis de León con su célebre “dicebamus hesterna die” al retomar sus clases en la Universidad.

Pero a propósito de esta cita y respecto al contenido de lo publicado, he de traer a colación otras dos referencias al benemérito profesor de Salamanca humillado con cinco años de prisión en cárceles inquisitoriales, Fray Luis de León. La una: Para hacer el mal cualquiera es poderoso. La segunda: Los pastores serán brutales mientras las ovejas sean estúpidas.

Quizá la primera cita se pudiera trocar en esta otra: “ Haciendo el mal cualquiera se siente poderoso”. Y con relación a la segunda, en ese tiempo de vesania generalizada donde los rayos y truenos de la guerra se habían desatado y los lobos del monte habían invadido las tenadas, las ovejas no podían ser otra cosa que estúpidas. No tenían otra alternativa.

Hoy las ovejas han perdido esa “cualidad”, están más formadas, se han vuelto en respondonas, han trocado la sumisión por la crítica, no se aceptan así como así las afirmaciones altisonantes…

Pues a lo dicho: Decíamos ayer que, en el título “Historia de la persecución religiosa en España”, el adjetivo “religiosa” es un término equívoco. Se puede entender de manera objetiva o de manera subjetiva. Es decir, la religión sufrió persecución o la religión ejerció la persecución. Evidentemente el libro de marras habla de persecución subjetiva. ¿Pero y la otra?

No quiero decir la Iglesia, es más “objetivo” hablar de los miembros de la Iglesia: sufrieron una persecución sistemática que cualquiera denuesta, hoy y en ese tiempo. Precisamente hubo muchos alcaldes y dirigentes republicanos que se opusieron a ella y que trataron por todos los medios de defender a miembros indefensos de la Iglesia que no merecían persecución alguna. Los que tal ejercieron, la persecución, se pueden decir que eran jauría humana digna de ser raída de la sociedad.

Pero también hubo persecución “objetiva”, la realizada por otros miembros de la Iglesia. A fuer de ser honrados, también hubo un amplio sector de curas que no comulgaban con esas prácticas asesinas y clamaban contra ellas. Lo mismo que ya en ese tiempo, pasada la guerra, se encuentran testimonios de sacerdotes y religiosos que hacen referencia al mal que procurará a la Iglesia la connivencia tan íntima con el poder y el aprovechamiento que de él hace.

El asunto de curas y frailes que se convirtieron en verdugos del pueblo es un asunto vidrioso, hasta ahora apenas sabido en su generalidad, pero bien conocido en el ámbito en que esos seres malignos actuaron. Y ahí está el quid del asunto: ¿cómo verían esas gentes al cura asesino? ¿Generalizarían los casos particulares?

Tenemos el ejemplo de nuestros días. Han salido a la luz numerosos casos de pederastia en la Iglesia. Dentro del colectivo sagrado son casos muy particulares, contados, una ínfima minoría… ¿pero el mal que hacen al cuerpo entero? Ése es el asunto preocupante. Relucen, resaltan y los medios de comunicación los magnifican. En una camisa blanca una pequeña mancha de tomate es lo que destaca y a lo que el ojo se dirige. Lo mismo se puede decir de aquellos que, teóricamente, debieran ser el referente moral del pueblo, los curas, como la autoridad gubernativa lo era y es en asuntos civiles y de orden público.

El cura en los pueblos, junto al maestro, el médico y el comandante de puesto eran “las personalidades”. El cura, además, se constituía en árbitro de las conciencias por recibir las confidencias íntimas de los fieles. Encontrar un cura asesino, al lado de los facciosos, alabando sus gestas, corroborando con escritos sus decisiones… ¿qué efecto podía tener en el pueblo?

El primer efecto, desde luego, el de la confusión. ¿Qué venían a ser los curas? ¿Ejemplo moral? ¿Dispensadores de sacramentos? ¿Palabreros de la fe? ¿En qué consistía su testimonio de santidad al que habían entregado su vida, defender su estatus con la espada o convertir por el testimonio?

Pues examinemos este testimonio y parémonos a pensar el efecto que pudo producir en las gentes del contorno: José Román fue cura párroco de Los Corrales (Sevilla). Tras el golpe militar fue protegido por varias personas de tendencia izquierdista y sobre todo por el alcalde Antonio Rueda Martín y por el presidente de Juventudes Socialistas Bonifacio España. En 1937, tras la caída de Málaga, el alcalde José Román fue detenido. La familia acudió al cura José Román para que intercediera por él. Se negó a ello, no se saben los motivos. Pudiera ser por prescripción del obispo que había ordenado a los curas no inmiscuirse en las causas contra los “verdugos de la fe”. El alcalde fue asesinado el 27 de junio de 1937.

Casos en que los curas se negaron a devolver los favores recibidos se citan muchos en el libro “Por la Religión y la Patria”. ¿Volvería la familia a las prácticas religiosas?


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Manuel 05.03.17 | 12:38

    Porque estaba respondiendo a una lista que sí era sesgada, como sin duda habrá advertido: la que unas cuantas veces ha presentado don promiscato, en la que se perdonan las dictaduras de siempre (el 90%) para presentar sólo las que (siendo iguales que las de siempre) él considera deleznables, a diferencia de las otras. Y ésa es una lectura sesgada. Porque Stroessner, Videla, Viola, Pinochet, Somoza, etc., no por gobernar en interés propio resultaron menos tiránicos que Mao, Franco, Mussolini, Gaddafi, Mubarak o el actual Basar Al Asad. Por supuesto que Pol Pot, Idi Amín y demás matadores profesionales estuvieron a la altura de Hitler y Stalin. Y no pocos presidentes "democráticos" en Israel o Sudáfrica (y como sigamos así, puede que en los EEUU) se han conducido similarmente... con respecto a otros estados, o las minorías "de dentro" (o mayorías sin derecho a voto).

  • Comentario por Manuel 05.03.17 | 12:30

    En efecto, Moisés: me refiero a la inmesa mayoría, incluidos esos tres que no fueron ni pasaron a ser franquistas que yo sepa, y en cualquier caso son una pequeñísima muestra, ya que son muchísimos los otros: multitud los trabajadores, médicos, panaderos, profesores, maestros, concejales, sindicalistas, sacerdotes, carteros, etc., que fueron perseguidos a muerte sin haber cometido crimen alguno. La queja no primaba a nadie que muriera siendo del todo inocente.
    La lista es bastante larga, si la mira bien, y además incluye a dictadores y tiranos de 4 de los 5 continentes, sin pretensión alguna de perdonar a alguien por motivo diferente al de ser menos asesino, menos dictador, menos sanguinario, menos represor, menos tiránico, etc.
    Y lo demás, ante un manifiesto tan claro, es lectura sesgada. Me temo.


  • Comentario por Moisés 04.03.17 | 14:33

    Es llamativo (¿y significativo?) el comentario de MANUEL (03.03.17 / 22:25).

    "O sea que los republicanos demócratas y deseosos de libertad, justicia, educación y prosperidad..." ¿se refiere a Marañón, Ortega, Pérez de Ayala...?

    "Hitler, bueno (¿quién lo dice?), Stalin malo, etc. ¿No los dos?" ¿Quiere decir buenos o malos? Luego hay una serie de nombres que da la impresión que quiere decir que son malos (que no digo yo que no) pero es una lista "coja": faltan muchos que han masacrado, aterrorizado, esclavizado a sus (y ajenos) pueblos ¿por qué no aparecen en su relación?

    Es preocupante "selección" tan selectivamente seleccionada.

  • Comentario por acs 04.03.17 | 01:05

    No todo es igual. Ahora es la costumbre de personas que jamás fueron demócratas y que no movieron un dedo contra el franquismo hablar del franquismo como si fuera igual que el nazismo.
    No es cierto. Claro q hubo barbaridades en una guerra civil. Las barbaridades empezaron incluso antes, pues ocurrían cosas que no pasan en las democracias, desde el asesinato de Calvo Sotelo y los incendios de iglesias al "Viva Rusia abajo España", que si a mi juicio no justifican un golpe de estado, algo lo explican.
    Después en una guerra pasa lo q pasa y barbaridades he oído contar por los dos lados, pero el pasado pasado está. El franquismo aglutinó a todo tipo de personas. Los separatistas vascos, por ejemplo, quieren ahora convertir la guerra en una guerra entre el centro y la periferia, olvidando que el centro era republicano y que en el país vasco estaban divididos. En el bando vencedor había de todo, carlistas, falangistas, monárquicos, progermánicos, anglófilos...

  • Comentario por Manuel 03.03.17 | 22:25

    O sea que los republicanos demócratas y deseosos de libertad, justicia, educación y prosperidad querían destruir la democracia española y condenaban especialmente las barbaridades de los desalmados del país poniéndose de parte de los fascistas o pareciendo que lo hacían y hasta justificaban los asesinatos de centenares de miles de gente inocente...
    Ya, ya.
    Hitler bueno, Stalin malo, etc. ¿No los dos? ¿Franco, Mussolini, Pinochet, Somoza, Idi Amín, el Sha, Aquino, Videla, Viola, etc., buenos?
    Va a ser que los dictadores tienden a la tiranía, y los especialmente desalmados no ven límite alguno a su ideal alocado e inhumano.
    Toda la ristra: todos los de Asia, África, Europa y América. Que han sido muy mayoritarios hasta hace bien poco. Violando a mujeres apresadas por ser progresistas y demócratas ("infinitas veces"), torturando sinfín durante a´ños para luego tirar los cadáveres al mar, ejecutando a parejas, vendiendo a sus hijos... Y todo lo demás que hemos conoc...

  • Comentario por promiscato 03.03.17 | 21:59

    Podrían aplicarse a la República estas palabras de Menéndez Pelayo,ignorante del horror de la República secuestrada por el Frente Popular: “Presenciamos el lento suicidio de un pueblo que, engañado por gárrulos sofistas emplea en destrozarse las pocas fuerzas que le restan, hace espantosa liquidación de su pasado, escarnece a cada momento las sombras de sus progenitores, huye de todo contacto con su pensamiento, reniega de cuanto en la Historia hizo de grande, arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce, la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía. Un pueblo viejo no puede renunciar (a su cultura) sin extinguir la parte más noble de su vida y caer en una segunda infancia muy próxima a la imbecilidad senil”.

  • Comentario por promiscato 03.03.17 | 21:55

    Pablo: celebro su concordancia con uno de los llamados padres espirituales de la República,Marañón:
    “¡Qué gentes! Todo es en ellos latrocinio, locura, estupidez. Han hecho, hasta el final, una revolución en nombre de Caco y de caca”; “Bestial infamia de esta gentuza inmunda”; “Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales, y aún no habremos acabado. ¿Cómo PONER PEROS, aunque los haya, a los del otro lado?”; “Horroriza pensar que esta cuadrilla hubiera podido hacerse dueña de España. Sin quererlo siento que estoy lleno de resquicios por donde me entra el odio, que nunca conocí. Y aun es mayor mi dolor por haber sido amigo de tales escarabajos”.
    Pérez de Ayala,otro padre de la república:“Cuanto se diga de los desalmados mentecatos que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco”;- “Lo que nunca pude concebir es que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza”.

  • Comentario por Moisés 03.03.17 | 18:00

    No se olvide, Blogger (17:24), que desde mayo 1931 con la quema de iglesias, etc. hasta la Revolución de Asturias en 1934 con los socialistas dirigentes (con excepción de algunos, como Besteiro) porque eso de "afines"... queda un poco diluído y desenfocado. Recordar el 13 de julio de 1936 el definitivo "motivo" con el asesinato de Calvo Sotelo por los guardias escoltas de Prieto (socialista punterísimo que, además, luego, en 1939, se llevó los tesoros en el Vita). Todo ello antes del "Alzamiento" del 1936.

    En cualquier caso ¡albricias!

  • Comentario por [Blogger] 03.03.17 | 17:24

    ¡No lo había leído ayer! No me lo puedo "de" creer: por primera vez estoy de acuerdo con "ese" PROMISCATO.
    Desde luego que los primeros que se alzaron contra la República y buscaron arruinarla fueron los anarquistas, comunistas y afines. Así como en privado y después de leer "muchíiiiisimo" sobre la Guerra Civil, he dicho que lo mejor que le pudo pasar a España fue que ganara Franco (sí, pero no tanto tiempo). Hubiéramos sido algo así como Albania, Yugoslavia, Polonia... bajo la mano férrea del criminal Stalin, el peor criminal de la historia.

  • Comentario por inquieto 03.03.17 | 16:15

    Aviso a navegantes: para mí que los curas de la estampita disparan con carabina de perdigón y en una caseta de feria. Hasta pudiera darse el caso que la carabina disparara corchos.

    Observo que el cura del centro es quien paraece tener más experiencia en romper palillos y ganar un chupito de moscatel. Lo digo por el "postureo".

    .............

    Como no sé lo que predican los del autobús de HazteOir no comenté la intervención de XOCUPO en la epístola de ayer. Por tanto, debo una a XOCUPO.




  • Comentario por Moisés 03.03.17 | 14:56

    No me agradezca, don PABLO, que no comente su post pero no quiero que Vd. interprete que quiero ofenderle o que yo descontextualice algo en su texto.

    De todos modos me da la impresión (no sé si equivocada) de que en su última frase "¿Volvería la familia a las prácticas religiosas?" parece que a Vd. le duele que fuera negativa la respuesta a su pregunta, cuando debería estar tan contento, ya que Vd. desde hace años quiere "desterrar la práctica religiosa" y hace unos días escribió que "el 'creo en Dios', es algo que debe ser extirpado de la conciencia del hombre". Desterrar, extirpar...

    No he tenido (ni querido) buscar incongruencias, pero...

Jueves, 21 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728