Humanismo sin credos

El poder del dinero / y 4

28.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas (K.Marx) No proviene la virtud de las riquezas, sino las riquezas de la virtud (Sócrates)

-----------------------------------------------------
Aristóteles en su Política distingue dos tipos de “economía” en relación al uso o abuso de la riqueza. La primera es la doméstica (oikonomiké= gestión de la casa) y a la segunda le llama crematística (chrematistiké). La economía doméstica es el arte de hacer un buen uso de la riqueza, dentro de ciertos límites (hóros)y orientada por naturaleza (katà phýsin) al buen vivir (eu dsên) de la comunidad familiar. Sin embargo la crematística es el arte de acrecentar de forma ilimitada (ápeiros) la riqueza por medio de la moneda (nómisma).

Esta crematística, a la que hoy llamaríamos “capitalista”, que nace de la acumulación desmesurada de riquezas (pléthos chremáton) y de la usura sustraída a todo control, es condenada por Aristóteles por ser hiperbólica (la hyperbolé es en la ética aristotélica un vicio por exceso, con respecto al mesótes o término medio, mesurado o equilibrado).

No sólo corrompe a las demás actividades profesionales, sino que corrompe el ideal de vida buena con el buen uso de los bienes.

>> Sigue...


El poder del dinero / y 4

28.02.17 | 10:05. Archivado en PROMETEO

La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas (K.Marx) No proviene la virtud de las riquezas, sino las riquezas de la virtud (Sócrates)
-----------------------------------------------------
Aristóteles en su Política distingue dos tipos de “economía” en relación al uso o abuso de la riqueza. La primera es la doméstica (oikonomiké= gestión de la casa) y a la segunda le llama crematística (chrematistiké). La economía doméstica es el arte de hacer un buen uso de la riqueza, dentro de ciertos límites (hóros)y orientada por naturaleza (katà phýsin) al buen vivir (eu dsên) de la comunidad familiar. Sin embargo la crematística es el arte de acrecentar de forma ilimitada (ápeiros) la riqueza por medio de la moneda (nómisma).

Esta crematística, a la que hoy llamaríamos “capitalista”, que nace de la acumulación desmesurada de riquezas (pléthos chremáton) y de la usura sustraída a todo control, es condenada por Aristóteles por ser hiperbólica (la hyperbolé es en la ética aristotélica un vicio por exceso, con respecto al mesótes o término medio, mesurado o equilibrado).

>> Sigue...


Los valores del mercado /3

27.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

El dinero es la prostituta común de todo el género humano (Shakespeare)
Poderoso caballero es don dinero (Quevedo)

---------------------------
Los mercados invaden cada vez más ámbitos no comerciales, como la vida familiar, el sexo, la procreación, la salud, la educación, el deporte, la naturaleza, el arte y los espacios públicos.

Pero si los mercados alteran el valor de los bienes que tocan, la ciudadanía debería preguntarse cuál es el sitio y los límites de los mismos. “Y no podemos responder a esta pregunta sin reflexionar sobre el significado y la finalidad de los bienes y sobre los valores que deberían gobernarnos”, afirma Sandel.

Estas reflexiones afectan a concepciones divergentes sobre la vida buena. Pero el autor concluye que, si no manifestamos nuestras convicciones morales en la plaza pública, los mercados decidirán por nosotros.

>> Sigue...


Los valores del mercado /2

26.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Conciencia en mercader es como virgo en puta (Quevedo)

------------------------------------------

Para confirmar su tesis del paso de una economía de mercado a una sociedad de mercado, donde todo se puede comprar y vender, Sandel analiza numerosos casos concretos, unos de la vida ordinaria y otros de diversas organizaciones sociales.

Por ejemplo, la “ética de la cola” prohíbe que alguien se salte el turno (el primero en llegar es el primero al que se sirve) se sustituye por la “ética del mercado” (pagar para que me guarden el turno y tener un servicio rápido).

Algo semejante sucede con la reventa de entradas a grandes acontecimientos. Incluso sucedió con las misas papales en la visita de Benedicto XVI a EE UU, revendidas a 200 dólares, lo que con razón suscitó la protesta eclesiástica, al pagar por un sacramento. En cárceles de California se paga caro dormir en celdas buenas.

>> Sigue...


Los valores del mercado /1

25.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Cuánto más rico es uno, más grande es su valor, quien no tiene dinero, no es de sí señor (Arcipreste de Hita)
Hoy hay muy pocas cosas que el dinero no pueda comprar (M. Sandel)

---------------------------------
Después de reflexionar sobre los valores de la educación y sobre la educación en valores en una sociedad democrática, valores laicos congruentes con una ética cívica y laica para todos los ciudadanos, por encima de las diferencias de confesión, sexo, etnia o cultura, dedicaremos un espacio a reflexionar sobre los valores del mercado y su relación antitética con los valores de la democracia.

Para ello, comenzaré haciendo un breve comentario del magnífico libro de Michael Sandel, que lleva el sugestivo título de Lo que el dinero no puede comprar y de subtítulo Los límites morales del mercado.

>> Sigue...


La cultura cristiana incapaz de generar HOY una filosofía del hombre.

24.02.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro


La filosofía no es otra cosa que una explicación más profunda –digamos de tercer o cuarto grado-- de las cosas, la existencia, el ser y los seres, los acontecimientos de la vida, la historia y la cultura… Decía K. Jaspers al inicio de su obra "Filosofía":

Cuando me planteo preguntas como éstas: ¿qué es el ser? ¿por qué hay algo?, ¿por qué no hay nada?, ¿quién soy yo? ¿qué quiero propiamente? no estoy nunca en el comienzo con tales preguntas, sino que las planteo desde una situación en que me encuentro procedente de un pasado.

La Filosofía suele descender de su olimpo metafísico para emitir juicios sobre el acontecer diario, algo que parece faltar hoy día. Así ha sido, es y debe ser.

En palabras de Heidegger: "Lo que sí deseo es que el auténtico concepto del filósofo no se pierda del todo". La cuestión, hoy y siempre, es dilucidar cuál es ese "auténtico concepto"

>> Sigue...


La otra cara que hoy se oculta.

22.02.17 | 09:45. Archivado en Sectarismo y fanatismo


No me afectan las descalificaciones estólidas diarias de los que vienen por aquí a rellenar ocios haciéndose a la idea de que escriben algo. Hoy dirán que "siempre lo mismo, que a vueltas con el pasado, que esto ya huele". Ahórrense el escrito, ya lo he hecho yo.

Las reflexiones de hoy me vienen al socaire de una lectura que sobrecoge: "Por la religión y la patria. La Iglesia y el golpe militar de julio de 1936". Francisco Espinosa Maestre- José Mª García Márquez. Ed. Crítica.2014. Aunque es barato y apenas llega a las 200 págs. no se lo recomiendo porque hay muy malos ejemplos y podrían ver el próximo domingo a su amado pastor de almas de otra manera. Consigan una foto del Padre Juan Galán Bermejo, capellán de la XI Bandera de la Legión y verán lo que es "el otro rostro de la católica"...

La otra cara, la desechada por la sensiblería individualista y pietista actual, pero aceptada como criterio de acción por el "estamento clerical" de otros tiempos e incluso la que ha dejado su impronta en las relaciones sociales del mundo occidental, es una cara de lucha, enfrentamiento y fracción social.

>> Sigue...


De vez en cuando una píldora de irracionalidad.

21.02.17 | 12:00. Archivado en Dios, esencia y existencia


Cierto es y si nos sentimos animados de buena voluntad, debemos admitir que todo lleva a Dios.

Una mirada al mundo teñida de simplicidad lleva a Dios. Pensar que todas las cosas funcionan ordenadamente y según un fin determinado, descubrir esas leyes, no puede conducir sino a Dios. Este orden, complejo y cósmico, sólo puede provenir de Dios, autor y creador del mismo.

Enseñan que Dios se ha revelado y su palabra está contenida en libros. Pero también Dios se revela en sus obras. El hombre, con la inteligencia recibida, acumula saber y ciencia: labor de esa ciencia es descubrir las leyes que rigen todo para comprender mejor la obra del Creador.

Estas cosas las explican muy bien los vendedores callejeros de Biblias. A veces las regalan. Así, bien explicado todo, lo que hay y lo que sucede en la Naturaleza, ¡es todo tan sencillo y excitante!...

Pero hay muchos que, también de manera sencilla, se ponen a pensar y ven “pequeñas” y continuas contradicciones entre ambas fuentes, las naturales y las reveladas, las sedicentemente reveladas.

>> Sigue...


Morales religiosas y Ética laica /5

20.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Pensar la religión es el mejor antídoto contra el veneno integrista (Engenio Trías)
Si la muerte no existiese, no habría ninguna religión (Ludwig Feuerbach)

-------------------------------------------------------------------------------------
El hecho de que las diversas religiones históricas, y especialmente los tres monoteísmos, formulasen códigos morales acordes con su sistema propio de creencias (el Decálogo es el más conocido), hace que muchos creyentes sean incapaces de distinguir moral y religión.

Durante siglos, el código de normas morales en los tres monoteísmos estuvo unido de forma sustancial a la fe religiosa, de modo que el código moral único (monismo moral) era inseparable del Dios único (monoteísmo). “Pero, en Occidente, el proceso de modernización supuso el retroceso de las imágenes religiosas del mundo y, en consecuencia, la moral fue independizándose paulatinamente de la religión, y tratando de buscar un fundamento racional, común a creyentes y no creyentes”, afirma Adela Cortina (El quehacer ético. Guía para la educación moral).

>> Sigue...


Los valores básicos de una educación democrática/4

19.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

La cuestión educativa no es “neutralidad-partidismo”, sino establecer qué partido vamos a tomar (F. Savater)
Todo necio confunde valor y precio (A. Machado)

---------------------------------------------------------------
Aceptada la necesidad de una educación en valores, aún queda la cuestión de ¿en qué valores educar? La respuesta en una sociedad pluralista con diversas formas de vida, no puede ser una ética de máximos, sino una ética de mínimos. Una educación moral acorde con la idea de democracia ha de basarse en unos mínimos éticos universales, aquellos valores que, a la altura del siglo XXI son ya “patrimonio moral” de la humanidad.

Frente al relativismo radical y al dogmatismo absolutista de la tradición religiosa monoteísta, Victoria Camps afirma (cfr. Los valores de la educación), que contamos con un conjunto de valores universalmente consensuables, que cumplen la exigencia kantiana de universalidad, un mínimo común moral de la humanidad, con validez transcultural. Y aunque no se encarnen en las prácticas vigentes, no por ello pierden su estatuto de validez universal.

>> Sigue...


La necesaria educación en valores / 3

18.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Verba docent, exempla trahunt (refrán latino)

Video meliora proboque, deteriora sequor (Ovidio)

___________________________________________________________
Desde el punto de vista de la socialización, antes de llegar a la escuela, los niños ya han interiorizado y asimilado parte de la tabla de valores dominante en su contexto social. Si la educación, en cuanto proyecto intencional, no es reducible a mera socialización, la escuela ha de asumir de forma consciente la educación en valores, en especial si existe dimisión por parte de las familias y sin olvidar la influencia hegemónica de los medios, que no sólo son de comunicación, sino también de formación por medio de la cultura de la imagen.

En cuanto al influjo socializador, vale más una imagen que mil palabras, como demuestra la eficacia de los mensajes publicitarios. La televisión, sin duda, transmite también modelos ideales de vida sustentados en valores.

Pero la escuela se encuentra ante el dilema de optar por una educación ética que reproduzca los valores socialmente dominantes, como la competitividad agresiva del mercado o el individualismo insolidario, la autosatisfacción hedonista, la corrupción en el uso del poder, el logro de la fama a toda costa etc. o bien optar por un enfoque crítico, que defienda valores alternativos a los socialmente vigentes, como la justicia, la solidaridad con los desfavorecidos, el respeto a las diferencias, el cuidado del medio, la paz, el interés general, la excelencia para todos o la calidad de vida.

>> Sigue...


Educación y valores/2

17.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Non scholae, sed vitae discimus (L. A. Séneca)

----------------------------------------
Tradicionalmente se definió la función docente como mera transmisión de los saberes propios de las diversas disciplinas académicas, dando primacía al conocimiento de los conceptos teóricos. Pero, como nos recuerda Victoria Camps, “aunque queramos, no podemos dejar de educar en un sentido o en otro. La escuela es un lugar en donde se hace algo más que dar clase” (véase Los valores de la educación).

Por su parte, el sociólogo M. Fernández Enguita nos recuerda que un centro educativo no es un mero centro de instrucción o de enseñanza: “La experiencia de la escolaridad es algo más amplio, profundo y complejo que el proceso de instrucción” (véase La escuela a examen).

En la “sociedad del conocimiento o del aprendizaje” la escuela ha perdido su función hegemónica tradicional de transmisora de conocimientos. Con lo cual, el profesorado ya no tiene el monopolio del saber, que ha de compartir con las nuevas tecnologías de la información, como Internet o Wikipedia.

>> Sigue...


Pensar la educación/1

16.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

La buena educación es aquella que da al cuerpo y al alma toda la belleza y toda la perfección de que son capaces (Platón)

------------------------------
Siguiendo con el tema general de Axiología y Valores, antes de reflexionar sobre los valores de la educación, conviene hacer algunas consideraciones previas de carácter didáctico.

Para tratar con cierto rigor un tema tan complejo como es la educación, no basta con tener información, basada en creencias subjetivas u opiniones sociales ampliamente extendidas. Hace falta formación basada en el conocimiento experto. En efecto, como señala José Antonio Marina, quien dedica mucha energía a pensar en serio la educación, para transformarla (véase su libro Despertad al Diplodocus), es habitual que todo el mundo se crea capacitado para opinar sobre educación, aunque no se tenga conocimientos sobre el tema. Ergo, primum cognoscere, deinde opinare.

Tener conocimiento es siempre más que tener solo información. Y si el conocimiento es experto, es decir científico, con más razón. Por otro lado, vivir la experiencia educativa no implica necesariamente tener conocimiento experto sobre la misma, lo que también es aplicable a otras experiencias. Vivir o padecer una enfermedad no implica conocimiento experto sobre ella. Para eso están los médicos especialistas. Las vivencias son meras sensaciones, dolorosas o placenteras. El conocimiento científico, por el contrario, implica competencia sobre conceptos y teorías abstractas.

>> Sigue...


El juego de suprimir.

14.02.17 | 12:00. Archivado en Credulidad

Volvemos al deseo del hombre por conocer, a la imparable progresión de la ciencia, como si del hada del existir se tratara; y volvemos al pensamiento humano que corre paralelo con otro trufado de sentimiento, enfrentado a la creencia, bruja del pensamiento. Lo mínimo que podríamos decir es que... por sus obras los conoceréis.

Quizá resalte más este hecho si, situados en nuestro nivel de bienestar, vamos suprimiendo de nuestro diario existir algo de una y algo de otra. Un ejercicio de imaginación. Es la ciencia frente a la creencia.

No pretendemos poner en parangón las dicotomías a que hacemos referencia sino hacer un mero ejercicio ilusorio o ilusionista de supresiones seguidas de efectos. Tampoco lo es tanto, puesto que la humanidad ha vivido así durante siglos y siglos:

---Eliminamos los logros científicos de la medicina, más aún, suprimimos los médicos: ¿qué quedarían? Brujos y sanadores; epidemias; enfermedades leves que se vuelven mortales de necesidad.

>> Sigue...


¿Diálogo salvífico?

13.02.17 | 12:00. Archivado en Iglesia, Organización y Jerarquía

Hemos asistido en las últimas décadas a una triple Conferencia-en-las-alturas, no sabríamos decir si ha terminado ya, propiciada “desde arriba” por altos dignatarios del credo haciéndose eco también ellos del sentimiento unificador que afecta a países otrora en permanente lucha.

Ahí está toda una panoplia de afirmaciones sobre la Iglesia y el Diálogo, la Iglesia se hace Diálogo, el diálogo con el mundo, el diálogo es salvífico… Sólo estas afirmaciones nos vienen a decir que hay dos entes independientes y distintos: Iglesia y Mundo.

Que cuando no quieren verse viven enfrentados. Hubo tiempos y siglos en que la Iglesia dominaba; hoy es el Mundo. Y es ahora cuando la Iglesia “se hace diálogo”.

>> Sigue...


Sincronía de lo religioso, lo católico y la púrpura ajada.

12.02.17 | 12:00. Archivado en Credulidad

Contemplación desde el altozano de la indiferencia y la distancia de la desafección, disección sincrónica de “lo religioso”: la muestra que aparece difícilmente se puede rebatir. La visión primera de la iglesia católica confunde por hechos que nadie podría negar:

• el caudal de cultura que ha emanado de la creencia y aportado hasta ahora por las religiones seculares, especialmente la católica, es gigantesco;

• la sociedad todavía se rige, en sus ceremonias civiles, especialmente los “ritos de paso”, por ritos religiosos convertidos en costumbres sociales;

• Si bien es cierto que las religiones están ligadas a usos, etiquetas y creencias rurales; que las sociedades se están haciendo urbanas; que las mismas sociedad rurales asumen modos de vida urbanos, con lo que la tradición podría quedar más o menos truncada, lo cierto es que el proceso es tan lento que tardará decenios, por no decir siglos, en surgir una cultura de lo urbano;

• Podría parecer que el rebrote de fundamentalismo, ortodoxo o radicalizado, debiera ser algo a considerar con preocupación incluso por los mismos jerarcas de la religión organizada, pero lo cierto es que tal rebrote debe ser entendido como un renuevo vital de las creencias;

>> Sigue...


Dios no muere, lo rehúyen.

11.02.17 | 12:00. Archivado en EL MALESTAR DE LOS UNGIDOS

Es demasiada la vesania humana. El hombre ya no consiente que “todo eso” lo consienta Dios. Lo que no se conoce no se siente ni, menos, provoca heridas en la razón. El conocimiento de lo que sucede en el mundo lleva a un sentimiento de hermandad entre los hombres que ya no “consiente” nada al “rector” del Universo.

El siglo XX ha sido el coletazo final de una Civilización con base cristiana: genocidio de armenios, I Gran Guerra, II Guerra Mundial, judíos y gitanos, Hiroshima y Nagasaki, Camboya, ancianos y fetos, Ruanda, IS, Siria...

¿Algo más? Si a los crédulos lo más grande lleva al “más grande”, lo más monstruoso llevaría al hombre al “monstruo”. Pero el hombre rehuye los monstruos.

Es un paso del juicio "de" Dios al juicio "a" Dios. Dios, señor de la vida de los hombres. Otros dioses se alzaron arrogándose el poder de Dios, los que colgaron al niño en Auschwitz y los que rajaron las entrañas a mujeres embarazadas.

Para ambas cosas hay que ser Dios, porque el hombre no es capaz. El mal absoluto sólo puede hacer relación a un ser absoluto. Todos ellos han sido sometidos al juicio de los hombres y les han negado el futuro: no queremos un Dios impotente, que, para más “INRI”, lo sabe todo y ama a todos los hombres por igual.

>> Sigue...


El miedo a la muerte.

10.02.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas

"Doy fe" es un libro escrito en París y en el año 1937 por el que fuera secretario judicial de Burgos, Antonio Ruiz Vilaplana. No pudo resistir más y, con todos los permisos en regla y salvoconductos de rigor, huyó a Francia.

Sobrecoge su lectura. Es relato de lo que, por oficio y destino, le obligaron a ver y hacer, dejar constancia, de lo que "tuvo que dar fe".

No sólo habla de muertes, con ser ya de por sí terribles. Transcribo el caso que sigue que deja helado el corazón a cualquiera excepto a los fanáticos. El pueblo que cita, Buniel, a 12 km. de Burgos deja muchas adherencias en mi memoria por proximidad y por referencias familiares:

Como caso dramático recuerdo el de una pobre viuda de BUNIEL, cuyo marido había sido ejecutado por "izquierdista" y que hubimos de desahuciar y arrojar de su pobre casucha, mientras sus tres pequeñuelos, agarrados a sus faldas, nos conmovían con sus lloros. La pobre mujer no tenía un céntimo y vio como la justicia les dejaba abandonados, arrebatándoles todo lo que poseían, incluso un cerdo que, con grandes sacrificios, conservaba para vender y con su importe ir defendiéndose ella y sus chiquillos. Nuestra tardanza en efectuar aquel inicuo lanzamiento motivó la enemistad del gobernador con nuestro juzgado.

>> Sigue...


La inducción a la muerte

09.02.17 | 12:00. Archivado en Manifiesto pro mundo sin religiones.


Dentro de pocos días se celebra la fiesta de San Valentín. Me intereso por él y lo primero que me sorprende es eso de "de dudosa existencia". Sin embargo lo ha venerado la Iglesia como mártir sin saber si eran uno o eran tres los "Valentín".

Pero lo que me lleva a entrometerme en cosas que no debiera es en la consideración de mártir, o sea, que se dejó matar antes que renunciar a su fe. O sea, visto en la lógica de hoy, un fanático. Pero como el martirio no duele si han pasado muchos años o siglos, ser mártir hoy es algo así como ser campeón regional de ajedrez.

Antes de seguir: la Iglesia desestimó su culto en 1969 por tratarse de leyendas sus atribuciones y martirios y por no estar asegurada su historicidad.

La lógica que lleva al martirio tiene una doble vertiente: la de acción perversa de unos; la de omisión sangrante por parte de otros. Todos culpables. Asesinos y consentidores. Malo es que haya asesinos, pero igual de malo es tener que vivir en una sociedad que los consiente, por dejación o por mutismo.

>> Sigue...


F. Nietzsche: Las metáforas de la muerte de Dios y el Superhombre / y 2

08.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Muertos están todos los dioses: ahora queremos que viva el superhombre (Nietzsche) Casi dos milenios y ni un solo Dios nuevo (Nietzsche)

--------
F. Nietzsche, el filólogo heterodoxo, filósofo, artista y poeta, se declara enemigo del sistema, del discurso racional y de los conceptos. Opta por un lenguaje expresivo, mediante aforismos provocativos (“yo no soy hombre, soy dinamita”), como destellos que captan de forma intuitiva y vivencial (Erlebnis) los fragmentos de una realidad irracional, cambiante y con infinitas perspectivas.

Nietzsche filosofa a martillazos, derribando los viejos ídolos de occidente y dando a la filosofía unos pies de bailarín y un tono festivo (“!Vosotros, hombres superiores aprended a reír”¡), frente a la seriedad adusta del moralista. No busca la claridad lógica (apolínea), sino la expresividad mediante metáforas, símbolos y prosa poética.

Los conceptos identifican lo diferente, mientras que las metáforas expresan las diferencias y el devenir. Al no definir los términos básicos, ello dio lugar a múltiples interpretaciones, algunas antitéticas.

>> Sigue...


Transvaloración de los valores: F. Nietzsche / 1

07.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

“¿Qué significa nihilismo? Que los valores supremos se subvierten” (F. Nietzsche)

El hombre libre en nada piensa menos que en la muerte, y su sabiduría es una meditación no sobre la muerte, sino sobre la vida” (B. Spinoza)

----------------------
En la filosofía de los valores, el pensamiento de Nietzsche representa un punto de inflexión, al dar el paso de la ontología (estudio del ser) a la axiología (estudio del valor).

La expresión alemana Umwertung, presente en varias de sus obras, suele verterse al español por transmutación, transvaloración, inversión o subversión de los valores.
En su obra póstuma La voluntad de poder trata de clarificar el significado del término nihilismo (del latín nihil= nada): “significa que se desvalorizan los más altos valores”. “Nietzsche llama nihilismo a la empresa de negar la vida, de despreciar la existencia; analiza las principales formas de nihilismo, resentimiento, mala conciencia, ideal ascético; denomina espíritu de venganza al conjunto del nihilismo y de sus formas” (G. Deleuze: Nietzsche y la filosofía).

>> Sigue...


El alimento funcional del cerebro.

06.02.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro

Por más que lo digamos y repitamos, nunca se insistirá lo suficiente: el cerebro no es distinto al resto del cuerpo. Sólo sus funciones son distintas. Pero es un órgano "universal", admite todo, puede diversificarse en todo, nunca se cansa de escudriñar, siempre pregunta por algo nuevo, es la "recepción" del hotel de la sabiduría que nunca cierra sus puertas...

Un cerebro inquieto no duerme ni muere. La muerte física le viene por carencias de oxígeno y la muerte funcional por el cierre voluntario al oxígeno de la sapiencia.

El exceso unidireccional de función marca su sino. Si el cerebro se "emplea" para cultivar creencias, se tornará predispuesto a admitir todo y quizá todas. Bien fácil es constatar este hecho, por el tiempo dedicado a actividades mentales superiores, las que exigen reflexión.

>> Sigue...


¿Da la religión felicidad?

05.02.17 | 12:00. Archivado en Psicología


Admitamos, tal como dicen los rectores de los credos, que “esta” vida está llena de sinsabores y en ella el hombre no encuentra la felicidad. De acuerdo. No encuentra pero el hombre persigue la felicidad "también" en este mundo. ¿Por qué si sabe que aquí no la va a encontrar?

Póngase a pensar el creyente, si puede, ¡que tampoco la creencia proporciona la felicidad! La creencia únicamente “promete” la felicidad. El secuestro mental está en que el creyente se contenta con esa promesa.

¿Alguien es más feliz siguiendo un credo? Dirá que sí, porque él ha encontrado la paz en la promesa, sinónimo de "cierta" felicidad. Y encuentra cierta felicidad sujeto a las normas que rigen el grupo, con lo cual el grupo pasa a ser sustento de sus seguridades.

Examínese y vea que, a find e cuentas, lo que ha encontrado ha sido una forma de llenar el tiempo encuadrado en determinado grupo social.

>> Sigue...


Relativismo axiológico vs. Universalismo .

04.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

El relativismo axiológico radical es falso y perjudicial (Mario Bunge)

----------------
Desde el punto de vista epistemológico de la validez, cabe formular algunas preguntas básicas: ¿Los valores son subjetivos o hay valores objetivos?, ¿Proceden de este mundo histórico o de otro mundo trascendente como dones divinos? ¿Son ideas platónicas subsistentes o meras valoraciones subjetivas? ¿Todos los valores son relativos o hay valores universalmente válidos, con carácter transcultural, para todos los humanos?

En filosofía se han dado, como en otros temas, dos respuestas contrarias. Para Nietzsche, por ejemplo, todo valor es una creación subjetiva. Con ello pretende negar el carácter objetivo y absoluto de la moral cristiana, dominante en occidente.

Desde otra perspectiva, otro defensor del subjetivismo de los valores fue el sociólogo alemán Max Weber. En su análisis del proceso de secularización, “desencantamiento del mundo” y racionalización, propio de la modernidad, distingue un doble proceso en oposición: por un lado, el triunfo inevitable de la racionalidad científico-técnica (“monoteísmo de la racionalidad instrumental”), en la que estamos encerrados como en una “jaula de hierro”.

>> Sigue...


Destrucción, esquizofrenia y asidero moral = religión.

03.02.17 | 12:00. Archivado en Razón, sentido común y cerebro

REFLEXIÓN.

Dios como elemento aniquilador es un arma inapreciable: si se le ama con todas las consecuencias, muere la personalidad del propio amante y los personajes allegados a él; si se le teme, hay que ofrecerle como presente los cadáveres de los enemigos en montonera informe y secular, porque “yo soy un Dios celoso”. Ya que él crucificó a su Hijo, ¿por qué no obrar también así nosotros para salvar el mundo? Orgía de guerras, orgía de muerte, orgía de Dios. Es la contribución del ánimus, del èlan vital bergsoniano.

Pero el hombre también tiene ánima. A fuerza de hacer teología de todo, han convertido el pecado en un concepto; el perdón en un silogismo; la personalidad en un telón de fondo; el drama de la salvación en un tinglado de farsa teatral. Se representa el drama –en cualquier Viernes Santo por ejemplo— y se van a tomar zurracapotes .

Nada es real pero creemos que nos lo creemos, echamos alguna que otra lágrima, escenificamos actos reiterados y nos vamos a acostar, incluso a pecar, como si nada hubiera pasado. Mañana amanecerá de nuevo. Y el creyente se instala en la esquizofrenia del pensar frente a la realidad del vivir.

>> Sigue...


El nacimiento de la axiología / y 2

02.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Los más sabios de todas las épocas han pensado siempre que la vida no vale nada
(F. Nietzsche)

---------------------------------------------------------------------
La reflexión filosófica sobre los valores, también llamada “axiología”, se inicia por primera vez entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, por obra de autores como Nietzsche, Ortega y Gasset, Max Scheler y muchos otros, formando una nueva rama de la filosofía.

Antes del siglo XIX, sólo se estudiaban los valores económicos y de este campo se pasará a los demás, en especial al campo moral.

A comienzos del siglo XX aparece el nombre técnico de axiología, formado a partir del término griego “áxios” (valioso, estimable, digno de aprecio) y “lógos” (discurso, tratado), de donde resulta la nueva área de reflexión filosófica, “teoría de los valores”.

>> Sigue...


Valores y valoraciones/1

01.02.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

El valor de la vida es algo que no se puede tasar (F. Nietzsche)

------------------------
En la comunicación lingüística todos los humanos, de forma implícita o explícita, hacemos valoraciones y emitimos juicios de valor sobre todo tipo de bienes, personas, acciones u objetos que consideramos valiosos o dignos de aprecio.

De modo similar, nuestra conducta, lo sepamos o no, se guía por valores, que a menudo parecen “entidades” invisibles.

Pensar los valores no equivale a vivirlos, de forma inconsciente. Valorar, estimar, ponderar o evaluar son términos sinónimos y se aplican a distintos esferas sociales. Pero no deberíamos confundir lo valioso con lo válido, ni la valoración con la validez. Ésta es una cuestión epistemológica.

>> Sigue...


Viernes, 22 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728