Humanismo sin credos

¿De quién es el cementerio del pueblo?

02.11.16 | 12:00. Archivado en Iglesia, Organización y Jerarquía


Como, según se desprende de lo que en días pasados decíamos, no es de personas cabales, honradas y justas quitarles a los pobres su peculio, hete aquí que nos encontramos hoy, precisamente hoy "día de difuntos", con un asunto espinoso: ¿son los cementerios de titularidad municipal o son de los pobres, es decir, de la Iglesia?

Puestos a extraer provecho de ellos, de los cementerios, que no de los indigentes, dichos pobres del lugar, administradores por propietarios de tierra sagrada, podrían en un arranque de lógica lucrativa imponer un canon por uso, paso, tiempo perdido en ellos, tiempo de lagrimeo… Lo recaudaría la Iglesia, sí, pero iría a parar a la subvención vital de los pobres. Es una idea.

Pero vamos a dejarnos de elucubraciones socarronas, burlescas o chocarreras para entrar en otras consideraciones más prosaicas: la titularidad de esos metros o hectáreas de terreno acotado.

Recordemos aquellos años en que saltó a los medios de comunicación la noticia de que… Pero mejor remitir a uno de ellos, publicado en 2004. LEER Se refería al patrimonio del Arzobispado de Navarra que, todavía hoy, puede dar pie a algunas reflexiones.

¿Es cierto lo que en él se afirmaba de que la Iglesia en años pasados ha estado registrando a su nombre iglesias, catedrales, basílicas, ermitas y cementerios? De ser así, la pregunta es obligada: ¿de quién es la propiedad? ¿Debería ostentarla también la entidad que cedió los terrenos y sufragó los gastos de erección y de conservación, el Municipio, el Ayuntamiento, la "Comunión" de vecinos? ¿Qué finalidad temporal les movía, o les mueve, a los administradores de la gracia divina?

Las consideraciones legales sobre determinados bienes inmuebles donde dicen que habita Dios y donde se administran bienes espirituales pueden resultar hasta chocantes. La ley parece no haber contemplado, porque quizá no eran "legales", esos "otros" considerandos, los piadosos y hasta sentimentales si hace posible la inscripción registral a nombre de la Iglesia. Hay gato encerrado y el asunto huele, pero no a incienso.

Algunos miembros del clero ya lo han dicho claro:

No se trata de asuntos de propiedad o no, éste es un tema «pastoral y sociológico» .

Ganas de salir por peteneras.

En la Ley Hipotecaria de 1946 se prohibía la inscripción de los templos en el Registro de la Propiedad. ¡Y eso que era una ley franquista! Ésta fue derogada en 1998. ¡Gracias, señor Aznar! porque gracias a ella la Iglesia ha procedido a inscribir en el Registro de la Propiedad el inmenso patrimonio inmobiliario de que era usufructuaria "para bien de los fieles".

Sin embargo, con iguales derechos que ella, los propios ayuntamientos podrían inscribir a su nombre iglesias, catedrales y cementerios, dado que "históricamente" corrieron con los gastos de erección y mantenimiento y además son "in-muebles", o sea, inamovibles.

Cierto es que la utilización “histórica” de los mismos otorga derechos, pero en este asunto no se puede aplicar con rigor, dado que hay un componente religioso, de fe, de uso, de participación del pueblo que la ley no puede contemplar.

Como dato anecdótico y por las mismas razones históricas que esgrime la Iglesia, el Islam podría inscribir a su nombre la Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba.

Un preboste diocesano (Rafael Navarrete, administrador general del Arzobispado de Pamplona) afirmó rotundamente:

«se ha demostrado durante siglos, mucho antes de que existieran los propios ayuntamientos, que el titular de esas propiedades es la Iglesia»

Pero su propio obispo Fernando Sebastián, quizá con otros criterios, pareció contestarle en su momento:

«Los templos son propiedad del pueblo. Los edificaron los creyentes y antepasados nuestros, para sentir con fuerza la presencia de Dios entre nosotros».

Respecto a la forma de hacerlo, algunos sacerdotes han denunciado el hecho:

«maniobra muy sucia y poco fina» la actitud del Arzobispado de inscribir estos bienes a su nombre «de forma solapada y sin previa discusión pública del tema».

«No sabíamos que se estaba haciendo esta privatización, iglesia por iglesia, sin informar de nada a la gente. Esto es una afrenta a la historia y a la cultura de Navarra. Legalmente, seguro que lo podrán hacer, pero una cosa es la legalidad y otra la honestidad. Unos serán los titulares jurídicos, pero otros son los titulares fácticos, porque los que sostenían las iglesias eran los ayuntamientos».

Aquí, como en casi todo, la esquizofrenia en que se halla instalada una sociedad --temporal-- que administra los bienes divinos --sobrenatural--: los unos se mueven en la esfera intemporal y los otros manejan los hilos del condumio. Palomas y serpientes en el mismo hábitat.

Otra consideración no islámica: el dueño del inmueble, también según otra ley, está obligado a correr con los gastos de reparación del inmueble cuando éste, por ejemplo, está arrendado o simplemente no le es permitido su derribo por ser un bien histórico. Ah, ¿que no puede?

No hace al caso aportar aquí las cantidades significativas que el Estado o las Autonomías han destinado a reparar, restaurar y conservar dichos edificios, pero sirva como dato anecdótico este testimonio:

“...hace tres años´(sería a principios de siglo) el Gobierno de Navarra pagó al Arzobispado de Pamplona 1,6 millones de euros por diversos inmuebles afectados por el llenado del pantano de Itoitz, entre los que se incluyen iglesias, ermitas e incluso cementerios".

Consideraciones al hilo de estas referencias:

1) Esos edificios fueron construidos con el dinero, el sufragio y el esfuerzo de los feligreses.

2) Se construyeron para el servicio religioso de los fieles de determinado lugar.

3) La administración de los mismos corrió a cargo de la Iglesia mientras ésta pudo hacerlo. Hoy le es imposible por carecer de efectivos humanos para ello.

4) Respecto a los cementerios, desconozco exactamente los términos, pero supongo que la legislación obliga a que el difunto sea inhumado en un recinto especial, aunque nada impediría que fuera enterrado en propiedad privada.

5) La Iglesia se aprovecha de la legislación vigente en lo que a ella le favorece y es lo que sucede con los bienes inmuebles citados. Jurídicamente puede tener razón, pero no la tiene “pastoralmente”. En asuntos de propiedad, el espíritu que a ella le debiera animar parece no contar en absoluto.

6) Cuando en la actualidad la Iglesia busca su conservación recurre a instituciones públicas y privadas alegando que "son patrimonio histórico, espiritual, artístico y humano del pueblo” (Fdo Sebastián)

7) Si los bienes pertenecen a la Iglesia, podría hacer lo que quisiera con ellos, con el peligro de que bienes que han sido venerados, admirados y disfrutados por los vecinos de "ese" pueblo, terminaran como objeto de almoneda, vendidos, intercambiados, cedidos o transferidos a iglesias de nueva creación. El tríptico de Covarrubias, por ejemplo, podría terminar en un apartado rincón de Colombia o de Filipinas. ¡Si son dueños...!

8) Quizá con objetos de interés nacional, catalogados y censados, no fuera fácil la enajenación, pero sí con la cantidad descomunal de objetos de orfebrería e imaginería, muchos de gran valor crematístico, imposibles de controlar.

9) El uso turístico revierte en beneficio de la institución eclesial, no del Municipio, cuando en muchos sitios lo único a visitar son monumentos religiosos. Y los turistas no son fieles que vayan a rezar.

Apelar a un mínimo de decencia, incluso de honradez histórica resulta vano cuando vemos el hiato que existe entre lo que la Jerarquía dice que cree y aquello de lo que vive. Lo mismo que sucede con los viejos, tan celosos de su dinero y su patrimonio, tal ocurre con la Iglesia. Signo de vejez.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Gregorio Amo López 19.06.18 | 22:25

    En Bañugues (Gozón, Asturias) se da el caso curioso de un cementerio que se asegura que es "del pueblo". No del Ayuntamiento, ni de la Iglesia, sino "del pueblo", cosa que aprovecha la asociación de turno (o de vecinos) para, por ejemplo, con la inhibición del Ayuntamiento, negar la colocación de una placa "en memoria de las asesinadas por el franquismo" en el lugar donde estuvieron (y aun quedan restos de ellas) tres mujeres represaliadas. Ignoraba que "el pueblo" (no sé qué personalidad jurídica, CIF o NIF tendrá) podía ser dueño legal de algo. Como prueba de que no estoy bebido adjunto la noticia del periódico: http://www.elcomercio.es/asturias/mas-concejos/vecinos-banugues-impiden-20180618002639-ntvo.html. ¡Ah, y gracias por el blog! Muy interesante

  • Comentario por Moisés 03.11.16 | 14:30

    Me ha costado pero ¡al fin! aparece BERNARDO (02.11.16/22:04). No sé si sus letras las ha consensuado con el Blogger o éste se las ha mandado escribir o es algo del magín bernardiano. Pero el asunto es claro:

    "Lo que el blogger REFIRIÓ como TERGIVERSACIÓN..." O sea: que no era tergiversación (que es lo que yo digo) "veo que no es más que una estupidez interpretativa". Estupidez del Blogger, supongo que quiere decir BERNARDO, porque es el que interpreta como tergiversación, etc. Luego, sigue BERNARDO pero ya dentro de sus límites y grosería característica.

    En resumen: que el BLOGGER debe disculparse por decir que tergiverso cuando no lo hago ni mucho menos. Y todavía no se ha disculpado, que yo sepa.

    Hay que saber LEER y cuidar lo que se ESCRIBE.

    Lo

  • Comentario por Bernardo 02.11.16 | 22:04

    Lo que el blogger refirió como tergiversación veo que no es más que una estupidez interpretativa. Pero con Memoises ese tipo de situaciones están garantizadas de antemano.
    El estúpido de formación esmerada no tiene límite (como muchas veces he recordado). Por eso pone la guinda y dirime su estupidez con una estupidez aún mayor. Pretender que se disculpen ante el cagón defecador de estupideces interpretativas no es sólo un acto insolente sino una idiotez que refleja las calenturas de una mente obsesionada con el blogger. El descojone. El bufón Memoises.

  • Comentario por promiscato 02.11.16 | 22:03

    antídotos contra las necedades del necio autosugestionado de científico con decencia.San Cipriano (c. 200-258), obispo de Cartago y mártir:"Hemos de pensar, hermanos amadísimos, y reflexionar sobre lo mismo: que hemos renunciado al mundo y que vivimos aquí durante la vida como huéspedes y viajeros (He 11,13). Abracemos el día que a cada uno señala su domicilio, que nos restituye a nuestro reino y paraíso, una vez escapados de este mundo y libres de sus lazos. ¿Quién, estando lejos, no se apresura a volver a su patria? ¿Quién, a punto de embarcarse para ir a los suyos, no desea vientos favorables para poder abrazarlos cuanto antes? Nosotros tenemos por patria el paraíso, por padres a los patriarcas. . ¡Qué alegría tan grande para ellos y nosotros llegar a su presencia y abrazarlos, qué placer disfrutar allá del reino del cielo sin temor de morir y qué dicha tan soberana y perpetua con una vida sin fin!"

  • Comentario por promiscato 02.11.16 | 21:58

    blogger:
    -¿cómo le encontró el psicólogo?
    -me vio muy obsesionado con la Iglesia;veo catedrales por todas partes,ermitas,santuarios,fiestas cristianas,calendario pautado por santos y santas,hoy mismo veo cementerios en manos de la Iglesia...
    -¿qué le receta?
    -lo ideal sería que me desparasitara de la Religión y emigrara a lugares sin presncia eclesial,porque aunque practiqué la ablación religiosa,vuelvo compulsivamente a mi pasado religioso
    -¿no sospecha el psicólogo la raíz de su mal en la conversión a la necedad,seguida de la autosugestión de científico?
    -si lo sospecha,me lo oculta,tal vez porque no me ve capaz de soportar una verdad tan cruda.En esta edad mía,ya terminal,no vale la pena conocer la verdad.

  • Comentario por inquieto 02.11.16 | 18:12

    . . . / . . .

    Sabiendo que Blogger no es ya chavalín, sorprende que escriba: "Lo mismo que sucede con los viejos, tan celosos de su dinero y su patrimonio".

    Ándale. ;)

  • Comentario por inquieto 02.11.16 | 18:10

    Que sí, Que lo de las inmatriculaciones es cosa de revisarlo bien.

    Escribe Ud.: "Y los turistas no son fieles que vayan a rezar".

    A ciencia cierta, no lo sé, Blogger. Supongo que algún turista, rezará.

    Pero el título de la epístola es: ¿De quién es el cementerio del pueblo?".

    Respondo: el de mi pueblo de adopción es propiedad parroquial, sujeto al Ordenamiento de Cementerios Parroquiales aprobadas por el Decreto del 15 de mayo de 2014.

    En el Preámbulo leo: "...... servicio que se presta también a quienes no pertenecen a la Iglesia Católica".

    Art. 29º Las personas estimadas como pobres que, a juicio del Párroco, no puedan abonar las tasas establecidas, estarán exentas de las mismas. En este caso los honorarios debidos al sepulturero los abonará la Parroquia, deduciéndos de los fondos parroquiales del cementerio.

    Sabiendo que Blogger no es ya chavalín, sorprende que escriba: "Lo mismo que suced...

  • Comentario por Moisés 02.11.16 | 17:58

    "...Me tengo que enterar" dice nuestro estimado ELIFAZ y, aunque a BERNARDO se lo parezca, no le falta una "r" porque uno no se puede enterRar a sí mismo... si está muerto del todo y no de parranda.

    Lo malo, ELIFAZ, es que el muerto (todos los muertos una vez muertos) no saben que el dinero no irá a los pobres, como quiere desprendidamente el Blogger.

    Y es que la Iglesia es "mu" mala. Fíjese que crió a tantos que ahora la cocean...

    Saludos cordiales, ELIFAZ

  • Comentario por Elifaz 02.11.16 | 16:17

    Pues en mi pueblo yo no se quien es el propietario. Los gastos de enterramiento los cobra el ayuntamiento, el archivo y el control de las tumbas, osario, etc, los lleva el ayuntamiento, pero las misas de difuntos todavía no son laicas porque va el cura..y los patios tienen nombres de santos.....la verdad es que estoy hecho un lío. Hace muy bien el blogger en tratar este tema tan interesante: hay que saber en tierra de quien le entierran a uno !!!

    Cachis en diez...pues me tengo que enterar.

  • Comentario por Moisés 02.11.16 | 14:38

    Sólo puedo hablar del Cementerio de mi pueblo que es propiedad municipal. Casualmente hace unos pocos meses he tenido (entre los demás que están en mi caso y otros) que acudir al Ayuntamiento para aclarar y actualizar datos porque mis padres en 1935 compraron a perpetuidad una urna y ahora el Ayuntamiento reclama que aunque la escritura de compra ponga a perpetuidad sólo lo es por 99 años. Absolutamente nada que ver con la Iglesia.

    Lo demás, no me interesa aunque quizá, además del Blogger, pueda preocupar a alguien.

    Por cierto, Blogger: no se ha disculpado aún por decirme en el post de ayer que tergiverso, etc. cuando sólo con leer lo que escribió Vd. (y yo) conocería exactamente la cuestión. No es que me importe que Vd. se disculpe: lo hago únicamente para que no quede Vd. como Cagancho en Almagro, que se decía.

    Ad hominem.

Lunes, 16 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031