Humanismo sin credos

Siniestro Rouco, diestro Fidel. ¡Vaya dúo!

20.03.07 | 18:30. Archivado en Iglesia, Organización y Jerarquía

por Norberto Alonso.

RD nos proporciona las noticias y en los blogs las comentamos. La noticia de hoy se refiere a los tapices de la Hermandad de Santa Rita.

Aprovecho las páginas que me brinda Religión Digital para ello, como testigo directo, porque estas noticias “afectan” y cuando afectan las chispas saltan.

Malo sería, pero creo que tiene aquí aplicación aquella frase con que termina el chiste: “Date por jodido”. Si Rouco quiere algo, lo consigue. Y sin despeinarse. Y también sin dar la cara. Símplemente con frases como ésta: “Quiero que todo esto termine de una vez”. ¿Recuerdas esta frase, Fidel Herráez?

Sin despeinarse y sin dar la cara porque, entre otras cosas, tiene un siniestro delfín a su servicio, obispo también, que responde al significativo nombre de Fidelfidel a su Rouco señor—y proviene de la familia Herráezmachaca, machaca—y Vegassabe el camino a seguir--. Pero no es cuestión de hacer glosas fáciles con su apellido aunque los apellidos marquen.

El asunto que trae de cabeza a la Cofradía de Santa Rita, que tiene su sede en la Iglesia de las Calatravas, es cierto que viene de lejos. Yo tuve conocimiento de ello exactamente en Semana Santa del 2001, cuando, tras los oficios de Jueves Santo, merendamos en comandita el párroco de dicha Iglesia, Don J.Mª.B. y yo en el bar que hace esquina con Virgen de los Peligros y Alcalá.

Entonces fue cuando supe de los intentos del “señor Cardenal", como gusta citarle Don Fidel Herráez Vegas, por hacerse con los tapices. ¿Estaba ya de rectora de la cofradía Dña Rosa María Barranco? No recuerdo. Brotaba de labios del sereno párroco, profesor de Patrística en el Seminario, no indignación sino una lánguida pena.

También recuerdo otro asunto que llevaba anejos mil millones de pesetas, no sabría decir para qué. ¿Para la compra de la Iglesia de las Calatravas que ahora está en proceso de restauración? También salieron a relucir otras cosas que afectaban más directamente a dicho párroco, que no son el caso comentar, pero que si Fidel recuerda Torrelodones él sabrá de qué se trata. Siento que el pasado lunes 12 de marzo no estuviera a tal hora José María para charlar de todo ello.

Lo suyo, lo del dúo Rouco-Herráez, es la sencillez hecha serpiente, y venenosa. Es hacerse con propiedades, sean tapices, sean edificios, sean panaderías, sean pisos... Y lo pretenden, como algo normal en los buenos negociantes, a bajo precio. Y pretenden además tener razón legal, porque la ley tiene agujeros para todo. Y dado que palabra de obispo igual a palabra de Dios, jamás mienten y siempre están en posesión de la verdad. Y como su fundación es eterna, no les importa el tiempo: las personas pasan, ellos permanecen. ¿Suquía no? ¡Pues Rouco sí!

Desde aquí animo a Doña Rosa María Barranco a que no ceje. Esta pareja teme a la legalidad como a un nublado. Tienen pánico a los juzgados, pero saben manejar los hilos políticos y la presión psicológica hasta conseguir lo que quieren.

Es cierto que daría lo mismo que los tapices estuvieran en tal sitio o en tal otro. Pero lo que intenta el dúo Rouco-Fidel es la propiedad, ahora por tercera vez: después de que tales tapices, de enorme valor, entraran en la Catedral, ya no saldrían. Y pasado un tiempo, serían propiedad del Arzobispado. Así de claro.

¿No pasó otro tanto con el edificio donde ahora se ubica el Seminario Menor – Colegio Arzobispal?

Mañana hablaremos de ello si ha lugar.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 20 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930