Humanismo sin credos

Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 6

23.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

El que no quiera al Señor (ou phileî tòn Kýrion), ¡sea anatema!” (1Cor 16,22)
Sicut lilium inter spinas, sic amica mea inter filias (Cantar de los Cantares)

--------------------------------------------------------------------
Dentro de la filosofía griega, Platón centró su análisis del Amor en el Éros, priorizando el primer lado, que sitúa en la base del “triángulo amoroso”, desarrollando una escala ascendente de grados, que va del amor físico al amor espiritual, culminando en la Idea de Bien (=Idea de Belleza), en sintonía con su dualismo e idealismo metafísico.

Aristóteles, más realista y empírico que su maestro, centra sus análisis en la Philía, segundo lado del triángulo, como virtud ética indispensable en las relaciones humanas y sociales. De ahí la enorme actualidad de sus valiosos análisis que, como buen naturalista, sitúa en un plano natural e inmanente.

Pero será el cristianismo, en cuanto religión y teología, el que dé prioridad al Amor entendido como Agápe, situándolo en una dimensión sobrenatural y trascendente, que sirve de fundamento último. Desde el punto de vista epistemológico, en la teología cristiana, sea en el Nuevo Testamento o en los teólogos posteriores, la razón natural, que nunca es autónoma, queda supeditada a la fe sobrenatural y, por tanto, la filosofía se subordina a la teología. En sentido estricto, no existe “filosofía cristiana”, puesto que en filosofía la razón es soberana. Una filosofía supeditada a una fe religiosa se convierte en “pseudofilosofía”.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 5

21.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Ubi caritas et amor, Deus ibi est (canto litúrgico)
En el cristianismo casi nada es como aparece (Antonio Piñero)
----------
El Dios cristiano es concebido en el Nuevo Testamento como Amor, en el sentido de Agápe/Cáritas: “ho theós agápe estìn” (1 Jn 4, 16), imagen divina que contrasta con el violento Dios Sebaoth del Antiguo Testamento, que será rechazado por el heresiarca Marción en el s. II.

En la teología mística del cuarto evangelio ese amor de Dios al mundo se revela mediante la entrega de su Hijo Unigénito para redimir a la humanidad: “Tanto amó (egápesen) Dios al mundo que le dio a su Hijo único…” (Jn 3, 16).

El primero en formular esta idea teológica de una muerte vicaria aplicada a Jesús convertido en Cristo/Mesías y Salvador universal, fue Pablo de Tarso y de él pasó a los evangelistas, desde Marcos que es el primero (entre 70 y 75 del s. I), al último, que es el de Juan (sobre el año 100).

>> Sigue...


El cansancio de escribir para nada.

20.04.17 | 12:00. Archivado en 2. Sobre este blog

Es lo cierto que desde el momento en que me presenté ante la audiencia con mi propio nombre --¿importará algo el nombre? ¿no será un nombre supuesto? ¿exige esto creer?-- he perdido el interés por escribir aquí. Lo haré por cumplimiento de un compromiso, eso que llaman profesionalidad, porque la palabra tiene rango de ley.

Eso sí, con la condición, también, de que "me" respete a mí mismo los tiempos de vacaciones, que, aunque parecen ser ahora permanentes, de vez en cuando coinciden con las escolares, más que nada porque nuestro recinto vacacional se ve alterado por "ovnis" sobrevenidos.

Es un decir, porque también la comida se puede dejar preparada de un día para otro y también los artículos. Todo esto en pura contradicción verbal, que así nos va en la vida a quienes nos contradecimos a nosotros mismos, como vulgares "rajoys".

>> Sigue...


Un dios no puede morir, dicen.

16.04.17 | 12:00. Archivado en Misterios, Ritos y Mitos


Hoy resucita el muerto, dicen. Contradictio in términis o mito irreductible, a gusto del consumidor que no resucita.

Y ya están ahí los racionalistas diciendo que si ha muerto no puede resucitar y si resucitó es porque no había muerto. Esto lo dice la razón o los conceptos que habitan en determinadas palabras: muerte es muerte, ni hay temporalidad en la muerte ni hay SAMUR que pueda lograrlo después de tres días (en la liturgia es un día y unas horas). Si hay resurrección ya no es muerte, será otra cosa, algunos dicen que catalepsia. O resurrección de una idea, que ésta tampoco muere. Su muerte es el olvido.

Hablar de resurrección es situarnos en un plano irreal, donde el pensamiento no accede ni puede. O sea, que aquí terminamos lo que pensábamos relatar. Adiós.

Lo que pensaba y que no quiero escribir, es lo siguiente: ese plano al que ni la razón (es la que deduce), ni la inteligencia (la que conoce y discrimina) tienen acceso. ¿Entonces cómo acceder al nivel donde el “concepto” resurrección tiene su hábitat. ¡Por la fe!

Vaya, tampoco sé qué cosa pueda ser la fe: no es conocimiento, porque el conocimiento discierne; no es razón, porque la resurrección se desvanece… Si la fe es asentimiento, debe ser un asentimiento a secas, sin razón, sin inteligencia, sin ganas de conocer, sin nada de lo que nos hace hombres y hasta personas.

>> Sigue...


Dios mata a Dios: no lo entiendo.

14.04.17 | 12:00. Archivado en Misterios, Ritos y Mitos


Dos cosas me mueven a escribir esto, la una sumarme a los cuatro artículos anteriores donde apenas si salimos del mundo griego. Pues aquí tengo un personaje célebre, un tal Esquilo, que debió escribir según dicen una obra titulada Prometeo Encadenado. Está en PDF en internet.

¿La segunda? No me acuerdo. Pero da igual, seguimos con el tema de hace unos días referido a la Semana Santa: ¿hay quien se pueda tragar el que Dios mate a su propio Hijo, también Dios, para así salvar a los hombres de no se sabe qué delitos? Lo primero porque no era necesaria tal muerte, a pesar de que así nos lo han hecho creer desde pequeños: Abraham ya quedaba muy lejos; los sacrificios humanos parecen propios de gente salvaje como los mayas… Lo segundo porque la muerte de dioses ya es un tema manido e intragable.

¿Lo ven? Otra idea fija: ¿cómo es posible que todavía se mantengan credos que chocan contra nuestra mentalidad pero eran propios de pastores de tierras desérticas, o no, muy alejados incluso del inicio de nuestra era, la que dicen antes de Cristo?

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 4

12.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


La amistad consiste más en amar que en ser amado (Aristóteles)
Es bello hacer el bien sin esperar nada a cambio (Aristóteles)
Amor et melle et felle est fecundissimus (Plauto)
----------------------------------------------------------------
Aristóteles en la Ética a Nicómaco (VIII y IX) se pregunta ¿Qué es la amistad? En esta obra encontramos seguramente el tratado más profundo sobre la amistad que se hizo en filosofía, con un gran influjo en muchos otros pensadores (p. ej. Cicerón, en su tratado De amicitia y hasta el mismo Tomás de Aquino.

En la ética aristotélica, que prima la comunidad sobre el individuo, la amistad y la justicia son las dos virtudes más importantes en la vida social, pero la amistad es más valiosa.

La amistad, afirma, es lo más necesario para la vida: “sin amigos nadie querría vivir, aun cuando poseyera todos los demás bienes; hasta los ricos y los que tienen cargos y poder parecen tener necesidad sobre todo de amigos”. Pero la amistad no es solo algo necesario, sino algo hermoso. En efecto, consideramos valioso la posesión de amigos y alabamos a los que aman a sus amigos.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 3

10.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


Éros ha obtenido para mí la belleza y la luz del sol (Safo de Lesbos)

Καὶ μὴν τό γε κάλλιστον ἐρασμιώτατον; /¿Y lo más bello no es lo más amable? (Platón)

Lo más duro de todo es no ser en amor correspondido (Anacreonte)
--------------------------------------------------------------
Continuamos con el análisis del Amor en Platón, averiguando el significado del “amor platónico en su filosofía. En el diálogo Fedro ,Éros aparece no como Daímon, semidiós, sino como dios (theós) o algo divino (ti theîon).

Después de un discurso del retórico Lysias, que contrapone el Éros/pasión a la philía/amistad, Sócrates describe el Éros como concupiscencia, deseo (epithymía) posesivo y pasión irracional, que busca autosatisfacerse, distinguiendo en los humanos dos fuerzas dominantes, a menudo enfrentadas:

a) un deseo innato de placeres (“émphytos epihymía hedonôn) y

b) un juicio (dóxa) adquirido sobre lo que es mejor.

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe/ 2

08.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Alle Lust will Ewigkeit, will tiefe, tiefe Ewigkeit //todo amor quiere eternidad, quiere profunda, profunda eternidad (Nietzsche)
ἔστι γὰρ δὴ τῶν καλλίστων ἡ σοφία //la sabiduría es, pues, una de las cosas más bellas (Platón)
---------------------------------------------------------------------------------
Platón es el primero en plantear a fondo el problema con estas preguntas: ¿Qué significa el Amor y cuál es su naturaleza esencial? ¿Implica semejanza o diferencia? ¿Cuál es su finalidad? En el diálogo Lyýsis, discute Platón el problema de qué sea la philía y qué significa ser amigo (phílos), aplicado al amante y al amado. Como el diálogo es aporético, no aparece aquí una solución, pero plantea preguntas que responderá en el Banquete y en el Fedro.

En el Banquete, la discusión filosófica se centra en el Éros, un Daímon semidivino. En casa de Agatón, que hace de anfitrión, se realiza un banquete nocturno, al que también asiste Sócrates. Después de cenar se entabla una discusión filosófica sobre el Amor (Éros). Cada comensal pronuncia su discurso. El último y más profundo es el de Sócrates, quien explica la teoría del “amor platónico” (véase W.K.C. Guthrie: Historia de la filosofía griega, vol. IV, ed. Gredos).

>> Sigue...


Triángulo amoroso: Éros, Philía y Agápe / 1

06.04.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Todo amor es fantasía (A. Machado)
Principium dulce est, sed finis amoris amarus (P. Ovidio N.)
-----------------------------------------------------
El concepto de amor fue un importante tema de reflexión filosófica, desde los griegos hasta la actualidad. Lo fue también en la reflexión teológica y un tema omnipresente en la literatura y en el arte. La respuesta a la pregunta socrática ¿qué es el amor? es enormemente compleja, pues el término en sí es polisémico y necesitamos, como en otros temas, el auxilio de la filología, comenzando por la terminología griega.

En español el término amor se refiere a objetos y fenómenos muy diversos, desde el apetito sexual, enamoramiento, sensaciones eróticas (“hacer el amor”) a relaciones de amistad, vínculos conyugales o familiares (amor maternal o filial), actividades sociales de beneficencia, solidaridad o filantropía, aficiones o afectos varios (amor al arte, a la patria, a la naturaleza, etc.) y otras más espirituales y religiosas como la caridad cristiana o el amor a Dios. Se podría decir, pues, que Amor es un género con muchas especies y subespecies, lo que requiere elaborar una taxonomía básica, es decir, no sólo clarificar, sino también clasificar los diversos tipos y formas de amor.

>> Sigue...


¡Bendita Semana Santa que felizmente periclitó!

04.04.17 | 12:00. Archivado en Misterios, Ritos y Mitos, 1. PABLO HERAS ALONSO


Regina coeli tono solemne.

Voy por mi segundo año en que no participo ni del dolor de la Semana Santa, por otro nombre como yo titulé el otro día Semana de la Sangre, ni del gozo subsiguiente de la Resurrección, que como ya dejamos advertido repetidas veces, el espectro sólo resucitó para unos pocos, lo cual da mucho que pensar... al que quiera pensar.

Para ésos que de todo quieren explicación, va una confidencia. Hace dos años que me he desligado de la trama burocrática eclesial. Se fueron los tiempos de colaborar a que los fastos litúrgicos fueran solemnes: se anunciaba misa solemne cuando había órgano y cánticos.

¡Qué categoría! Era yo quien condicionaba las "solemnidades". Nada me liga a ellos. De ahí que haya podido gozar de un grado mayor de libertad, bien que nunca me he sentido coartado, porque la verdadera libertad es aherrojar uno de sí credos vacíos e inútiles.

Rememoraba el otro día, en una reunión de compañeros víctimas de la fe, cómo era la Semana Santa en aquellos años de, por poner una fecha, 1955. Una década antes sería de otra ralea, perdón, de otro cariz, pero uno no tiene tantos años como para recordar cómo sería en 1944, año en que nació mi ínclito arzobispo burgalés Fidel Herráez Vegas del que no consigo desprenderme: ahora es obispo de mi pueblo como antes fue puñal asesino de Rouco en Madrid.

>> Sigue...


Testimonio de fraile.

02.04.17 | 12:00. Archivado en Vida religiosa


Hablábamos hace días aquí de una Orden religiosa en otro tiempo florida y pujante -en 1761 eran 34.000-- Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Según datos propios (suyos), el 1 de enero de 2008, los profesos eran 10.686 (8.932 perpetuos y 1.754 temporales) y 406 novicios, que hacen un total de 11.092. La mayor parte pertenecen a las provincias de Italia, India, Brasil y América, aunque están repartidos en 96 países. En España quedan hoy 247, con una media de edad de 65,7 años. Desde 2008 han pasado 9 años, pero no dispongo de otros datos.

No es que los capuchinos sean distintos a otros. Simplemente que los tenía a mano por otras cuestiones. Traigo hoy a este reducto el testimonio de quien, desde dentro, ha visto el panorama.

Es un comentario en un blog por parte de alguien que conoce bien “el percal”, posiblemente integrante de alguna comunidad de las llamadas “grandes órdenes” (jesuitas, franciscanos o dominicos). Como interlocutor responde a otras entradas donde afirman que dichas órdenes tienen muy pocas vocaciones, como de hecho es cierto:

>> Sigue...


Trinidad epistémica: filosofía, ciencia y teología / y 5-B

31.03.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO


El racionalista Leibniz creará el nombre de “Theodicea” como equivalente a teología natural o racional, pues considera necesario justificar a Dios (theodikaía), frente a la existencia del mal. Esta teología racional será criticada de forma definitiva por Kant, como conocimiento pseudoconocimiento.

Todo el pensamiento moderno, antropocéntrico, luchará por la autonomía de la razón frente a la fe, por la autonomía de la filosofía (y de la ciencia) frente a la teología revelada. En efecto, la filosofía desde su nacimiento en Grecia es pensamiento libre, no supeditado a libros sagrados ni a ninguna revelación sobrenatural, aceptada por fe. El lema de la teología medieval era la “fides quaerens intellectum”, el de la filosofía moderna es el “sapere aude” ilustrado, propuesto por Kant.

La filosofía, como pensamiento crítico, es contraria a los dogmas de fe revelados, incompatible con el pensamiento único y en ella no cabe la distinción dogmática entre ortodoxia y heterodoxia. La fe cristiana es inconciliable con la razón filosófica (y científica).

>> Sigue...


Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930