Humanismo sin credos

Trinidad epistémica: filosofía, ciencia y teología / 2

24.03.17 | 12:00. Archivado en PROMETEO

Philosophia est quod philologia fuit (Séneca y Nietzsche)

El antiguo ideal científico de la episteme –de un conocimiento absolutamente cierto y demostrable- mostró ser un ídolo (K.R.Popper)

No hay ciencia libre de filosofía, hay solamente ciencia con un bagaje filosófico aceptado sin análisis previo (D. Dennet )

--------------------------------------------
Dentro de la cultura griega, Werner Jaeger considera la filosofía “la creación más maravillosa del espíritu griego”, afirmando también que “el pueblo griego es el pueblo filosófico por excelencia” (véase Paideia: los ideales de la cultura griega). La filosofía griega se considera la“gran filosofía”, la primera potencia intelectual por su fecunda creatividad en la historia del pensamiento (para Heidegger es simplemente “la filosofía”).

Nietzsche, filólogo y filósofo, en la Conferencia sobre Homero, nos recuerda que no se puede hacer filosofía sin filología, idea defendida, entre otros, por Heidegger y Ortega (“los vocablos, como las plantas, viven de sus raíces”). Siguiendo este enfoque filológico, recurrimos a las etimologías, raíz originaria de donde surge el sentido de los conceptos.

>> Sigue...


Trinidad epistémica: filosofía, ciencia y teología / 1

23.03.17 | 10:11. Archivado en PROMETEO

Filosofar debería ser una experiencia tan estimulante y placentera como enamorarse (Mario Bunge). La buena filosofía es radical, es decir, busca la raíz de las cosas (M. Bunge)

---------------------------------------------------
La epistemología (del griego epistéme, conocimiento o saber firme y lógos, razón o discurso), también llamada gnoseología (del griego gnôsis, conocimiento y lógos), es la parte de la filosofía teórica, que reflexiona sobre los diversos problemas del conocimiento o el saber (su origen, su posibilidad, sus fuentes, sus clases, su validez etc.).

Una de las varias funciones de la filosofía, enfatizada por la filosofía analítica (del lenguaje), es la clarificación de conceptos, términos y enunciados lingüísticos.

Filosofía, ciencia y teología son tres términos referidos a tres tipos de saber, que todo el mundo usa y da por conocidos, como tantos otros. Parecería incluso ofensivo que a alguien, por ejemplo, le preguntaran qué es la democracia o la justicia o la libertad o la política o la religión o el arte etc., (pre)conceptos o ideas espontáneas que todos dan por bien sabidos.

Éste era el tipo de preguntas críticas que hacía Sócrates y que tanto molestaban a sus conciudadanos (de ahí el “tábano de Atenas”), según testimonia Jenofonte y los Diálogos de Platón (“tí estìn”= qué es la piedad, la virtud, la justicia, la valentía, la templanza etc.).

>> Sigue...


Adán mata a Dios.

22.03.17 | 14:28. Archivado en ¿Sagradas Escrituras?


Dios consiente que el hombre tenga tales libertades y parece no darse cuenta de las consecuencias. Consiente quizá a la fuerza... ¡porque así quiso que fuera el hombre: él lo hizo! ¿No les parece que así tiene que ser si Dios no es un ser contradictorio?

¡Qué sublime tontería la que mantienen teólogos y pastoralistas! Adán símbolo de la humanidad suspirando por un paraíso al que sólo el camino de la cruz conduce.

Ni siquiera como sustrato literario de algún mitologema novedoso, que no lo es, se puede admirar.

Afirmamos, reiteramos y diremos cuantas veces sean necesarias, que todas las figuras “antiguas” no deben verse como figuras reales en su sentido literal, como entes de carne y hueso, sino como símbolos: estamos de acuerdo con aquellos teólogos que explican las cosas en este sentido.

¡Pero tenemos que entrar a saco contra tales “cuentos” cuando los mismos se presentan a los fieles "ad pedem líterae", o sea, de forma literal!. Y es que ésta es la realidad con la que nos encontramos en la práctica diaria... o semanal! Se leen textos y no se explica el contexto. Incluso hasta se explican aumentando más la sinrazón del símbolo. Convierten el símbolo en realidad. Total, la gente se lo cree todo.

>> Sigue...


Los capuchinos como paradigma.

21.03.17 | 17:21. Archivado en Vida religiosa


Me perdonarán el retraso, pero uno no puede hacer nada cuando el portal que nos acoge nos dice: Error estableciendo conexión con la base de datos! y nos impide la entrada.

Por necesidades del guión que rige últimamente mis días, he buceado por todas las páginas posibles y Webs de la O.F.M.Cap. o sea la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Una historia repleta de hechos gloriosos; una orden que si uno explora sus quinientos años de vida resulta simpática, eso sí, siempre a la greña con sus hermanos conventuales e incluso con los espirituales u observantes por preservar cada una su espacio vital.

En sus tiempos mejores, digamos siglos XVI-XVIII, llegaron a formar parte de este rebaño de seguidores de Jesús “versión” San Francisco de Asís, 34.000 capuchinos. Hoy, dice su página Web son cerca de 11.000 en todo el mundo. Y todavía me parecen muchos.

>> Sigue...


El dolor de Kitamori

20.03.17 | 12:00. Archivado en El mal


El libro “Teología del dolor de Dios” del teólogo japonés Kazoh Kitamori, publicado por Sígueme se vende en un portal de libros antiguos y descatalogados por 15 €. Si alguien busca saber “en profundidad” (expresión teológica) lo que es el dolor, merece la pena, y no perder el tiempo en esos tratados médicos que llevan necesariamente a la morfina.

Habla Kitamori, por supuesto con conocimiento de causa, del dolor de Dios y del Jesús histórico (debe haber otro Jesús que no es histórico, claro). Del dolor como esencia de Dios (capítulo 4º) y de la mística del dolor, del dolor de Dios y la ética, del dolor oculto, de contemplar el dolor de Dios…

Cita:

El dolor del hombre se convierte en símbolo del dolor de Dios, porque Dios y el hombre están unidos mediante la condición del dolor. El dolor del hombre, sin embargo, es la realidad de la ira de Dios contra el pecado.

>> Sigue...


El dolor sin resolver, con algo de acritud.

19.03.17 | 12:00. Archivado en Delenda est credúlitas


Nos acercamos peligrosamente a la Semana Santa. La denominan santa no se sabe por qué. Sí, no me lo recuerden: porque en ella se conmemora nada menos que la muerte del Hijo de Dios. Pero eso no es motivo para denominarla santa, en todo caso cruenta, brutal, sanguinaria: “Semana de Sangre”, buen título, en consonancia con la película de Mel Gibson.

Cuanto más piensa uno en esta aberración de la mitología cristiana, más motivos encuentra de ininteligibilidad. Algo que no se entiende no debe presuponer por necesidad que haya que entenderlo por la fe y que sin ella sobran comentarios que, de añadido, atentan contra el “buen gusto”, contra las creencias de los fieles cristianos. ¡Ellos sí que atentan! Contra la naturaleza humana, que es racional y piensa.

No nos vengan con la monserga de que la fe es, también, un impulso y un plus intelectual para entender lo que nadie que se diga normal entiende. La inteligencia es como el estómago, digiere todo, pero no puede digerir pedruscos.

>> Sigue...


El sentimiento de culpabilidad inducida: religión.

18.03.17 | 12:00. Archivado en Psicología

En Psicología está bien estudiada la relación entre sentimiento de culpa y educación recibida. El padre o la madre que continuamente están recriminando la conducta de sus hijos, diciéndoles que son malos, que no valen para nada… pueden generar una personalidad tremendamente secundaria, inconstante, incapaz de tomar decisiones y depresiva.

Algo similar sucede en algunos creyentes. Puede haber quien pueda, por el sentimiento de pecado que le han inducido a soportar, llegar a ser un hombre tremendamente acobardado y avergonzado. Un hombre que arrastra durante toda su vida un trastorno de culpabilidad sin posible redención ni siquiera por las vías crédulas.

En otros tiempos tal situación se denominaba “tener escrúpulos”. Mientras la Psicología, ciencia y técnica, no penetre con su bisturí en la conciencia del pecador, no habrá “perdón redentor” para sus pecados.

>> Sigue...


Desde Santa Teresa hasta el ridículo.

17.03.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido


Tomar disciplina” (sacudirse nalgas o espalda con un zurriago).- Leo en las Obras Completas de Santa Teresa de Jesús, Constituciones, cap. 3.2“De los ayunos y penitencias, algo cuya lectura e imaginada produce escalofríos . No digamos a quien quisiere someterse a tal rigor.

Habla este párrafo de cuándo y cuánto de las “disciplinas”: el porqué en otro lugar. Faltaría añadir otra pregunta: ¿Para qué? [En otros tiempos: para que el cuerpo no domine al alma, que así se sentirá en mejor situación para recibir la gracia]. Olvidan que sacudir al cuerpo no elimina las hormonas. ¿O sí? Pero oigamos a la santa, que lo debió ser por cómo se laceró y no por sus escritos, fundaciones y cosas similares.

...cuando se reza feria y en Cuaresma y Adviento cada día de feria; en el otro tiempo, lunes miércoles y viernes; cada viernes del año por el aumento de la fe y por los bienhechores y por las ánimas del Purgatorio y cautivos y por los que están en pecado mortal; en el coro después de maitines, el tiempo de un Miserere y oraciones por la Iglesia. [Con qué] ...con mimbres como lo manda el Ordinario.

Si echamos cuentas puede que lleguemos a la conclusión de que estas benditas de Dios dedicaban un momento de su jornada, a diario, a lacerarse las magras u orondas carnes, a recibir disciplinas propinadas por propia mano, o sea, azotes corporales algo más severos que los que les propinaban sus mamaítas.

>> Sigue...


Seguimos con Einstein y la religión.

16.03.17 | 12:00. Archivado en DAWKINS


La cosa más hermosa que podemos experimentar es el misterio. Es la fuente de toda verdad, arte o ciencia... ...Es este conocimiento y esta emoción constituyen la verdadera religiosidad. En este sentido, y sólo en este sentido, yo soy un hombre profundamente religioso.

La crispación que suscitaron las opiniones de Einstein en la puritana y "superreligiosizada" sociedad americana condujo a exabruptos antológicos.

Einstein, por su categoría científica, ha sido paradigma para muchas cosas, una de ellas su posición ante la creencia en Dios. No es casual que los más furibundos ataques que recibió provinieran de la misma sociedad que lo había acogido, de la sociedad que él en un principio admiraba, pensando que el ideal democrático era allí una realidad, cuando lo imperante era la más exacerbada credulidad. Algunos, mezclando todo, profieren desatinos como éste, el de un afamado abogado católico usamericano:

Sentimos profundamente que Ud hiciera esa afirmación... en la cual ridiculiza la idea de un Dios personal. Esa su calculada afirmación repetida por Ud en los últimos diez años ha conseguido que la gente piense que Hitler tenía algo de razón para expulsar a los judíos de Alemania (¡¡!!). Concediéndole a Ud el derecho a expresar libremente su pensamiento yo todavía digo que su afirmación le constituye a Ud en una de las más grandes fuentes de discordia en los EE.UU. de América .

>> Sigue...


A propósito de Einstein. ¿La Naturaleza acerca a Dios? ¿O la Naturaleza es el primer Dios?

15.03.17 | 12:00. Archivado en DAWKINS


La contemplación de los fenómenos naturales es fuente inagotable para un complejo de sensaciones que van desde lo más sensiblero a lo más espiritual. Muchos de los que admiran la naturaleza podrían ser considerados “religiosos naturalistas” por la sugestión que ésta provoca.

Ahora bien, el término naturalista es excesivamente ambiguo. Como expresión con sentido definido, en los siglos XVII y XVIII naturalistas eran aquellos que se dedicaban a estudio de la naturaleza desligando dicho estudio de cualquier consideración espiritual. Muchos de ellos, paradójicamente, era clérigos, labor facilitada primero por la "asepsia" que ello implicaba --como no era el caso de los alquimistas-- y, sobre todo, por tener las necesidades vitales resueltas.

Entre los filósofos sin embargo se entiende naturalista como el opuesto a sobrenaturalista:

>> Sigue...


Dos revoluciones y ninguna buena.

14.03.17 | 12:00. Archivado en Credulidad


En este año de 2017 y en el mismo mes, octubre, dos celebraciones, dos centenarios. Ambos supusieron la quiebra de un mundo hasta entonces el mejor de los mundos.

El Imperio ruso del zar Nicolás II se podría comparar en muchos aspectos al imperio religioso que era la Iglesia del Papa León X. Ambos idílicos, inconmovibles, pétreos. Y los dos cayeron en un mismo mes, bien que en años diferentes, 1517 y 1917.

La “revolución de octubre” tiene otros foros donde ser enjuiciada. Felizmente su tiranía cayó hecha pedazos al finalizar los años 80, no sabemos si para bien o para mal en lo que afectaba a la economía –que ése fue el motivo principal de su caída--, pero desde luego para bien de quienes como primer valor en su vida es ése, su vida. Stalin, junto con Mao, ha pasado a la historia como el mayor genocida. Lo malo es que no hay infiernos para él: lo dejó en esta tierra maldecida por él y maldita tras su paso.

>> Sigue...


Raimundo Lulio o Ramón Llull que tanto monta.

13.03.17 | 12:00. Archivado en Vida religiosa

Entre los numerosos tomos de la colección B.A.C. que pululan y se esconden por mi biblioteca, hay uno al que tengo una cierta simpatía (ya es extraño hablar de simpatía hacia un libro y más de este tenor: mejor sería decir apego)… no por el libro en sí sino por el personaje. Con el añadido de que, a poco de comenzarlo y recomenzarlo a leer y releer, se me cae de las manos. Contradicciones de la vida.

Hablo de uno de los primeros tomos de la colección B.A.C., número 31, de la sección Literatura y Arte (Ramón Llull. Obras Literarias. Un tomazo de 1.144 páginas). Y eso que son sólo las "obras literarias" (Libro de Evast y Blanquerna, que contiene dentro de sí otras dos; El arte de contemplación; Libro Félix o Maravillas del muno; y Poesía) porque dicen que escribió unas 280 obras.

Respecto al nombre, Ramón Llull, que otros conocíamos por Raimundo Lulio cuando en Cataluña estudiábamos bachillerato en castellano, en cada país se le denominó de un modo acorde con la lengua propia: encuentro un Ramon Lully, que debe entroncar con el famoso músico italo francés de Luis XIV. En la última sección de mi edición se encuentran la poesías escritas en catalán… o en mallorquín, que no distingo. Bueno, todas sus obras están escritas en catalán, pero como en los “països catalans” no entendían su prosa y por eso tampoco lo leen, hubo que traducirla al castellano.

¿Y por qué traigo aquí a un personaje tan raro por olvidado y tan extraño por su misma deriva personal? Por una sencilla razón: porque se nos ha pasado el año 2016 sin acordarnos de él celebrando de alguna manera los 700 años de su “éxitus”, vulgo muerte. Podría ser que el año de su muerte hubiera sido en 1315 como 1317 porque, a decir verdad, no se sabe cuándo murió, y casi ni dónde.

>> Sigue...


Sábado, 25 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031