Humanismo sin credos

Cuatro provechosas meteduras de pata de Pablo de Tarso.

15.12.17 | 12:00. Archivado en La otra HISTORIA del Cristianismo.


No podemos ser tan parciales a la hora de juzgar los textos paulinos como para calificarlos unívocamente de negativos y degradar su mensaje. Dejando aparte contenidos de orden dogmático, el discurso de Pablo de Tarso también lo es moral o de orden programático, de organización. Ninguno de estos otros dos discursos, tomados globalmente, se puede estigmatizar, despreciar o vituperar.

Pablo de Tarso en su discurso moral coincide con las corrientes filosóficas en boga. La crítica acerba contra las inmoralidades de su tiempo también la proclamaban otras personas de bien; la práctica de la justicia, de la compasión, del amor en definitiva, es algo propugnado por gentes de su tiempo y de todos los tiempos. Es el suyo un mensaje “humano” y por lo tanto intemporal y universal.

Dicho lo cual, sí hay en el pensamiento de Pablo de Tarso tres o cuatro referencias “anecdóticas” que no debieran haber pasado el filtro del momento histórico en que se expresaron pero que han tenido enorme trascendencia en el devenir posterior de la Iglesia:

>> Sigue...


La semilla del odio.

13.12.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido


El odio es en primer término un discurso racional verbalizado, un enunciado de descalificación hacia quien se opone a determinadas ideas. En quien no tiene pensamiento propio digno de llamarse tal, dicho pensamiento que llamamos odio, se traduce en acción, en hechos concretos. Éste no tiene otra forma de manifestar su odio que con la agresión física.

Primero son las ideas y luego la acción. La acción no surge porque sí, ha de tener un sustento previo para sentirse legitimada. Generalmente no son los que profieren pensamientos de odio quienes los traducen en actos agresivos. Son las mesnadas de descerebrados quienes se encargan de ello.

De ahí la malignidad de determinadas ideas. Y de ahí lo que aquí decimos con frecuencia: no todas las ideas son defendibles. De hecho el Código Penal las persigue. En nuestros días, aplicamos este criterio al nacionalismo, que siempre es excluyente y discriminador, fuente permanente de segregación.

>> Sigue...


A propósito de España país católico (2/2)

11.12.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido

Consecuentes con ese pensamiento y ese juicio sobre el pasado –España ha sido una nación católica y debe seguir siéndolo-- creen que todavía la Iglesia católica tiene mucho que decir en la conformación de la sociedad, en la educación, en el respeto a sus ideas y en la lucha contra otras que desintegran nuestra nación.

Podríamos estar de acuerdo en algunos aspecto, pero no tanto porque emanen de miembros de Iglesia en cuanto católicos sino en cuanto ciudadanos. Lo malo es que ya la Iglesia nada contra corriente, se la ve como reaccionaria y actúa con miedo. Así nada juvenil ni renovador puede salir de sus antros

Por otra parte, de que las cosas hayan sido así, no se desprende que deban serlo así.

Cuando no hay libertad para decidir, difícilmente se pueden contrastar opciones. Siempre el mejor de los mundos es aquel en el que se vive. Hablar de otros es quimérico. Ahora bien, cuando los españoles han podido elegir entre seguir unidos por lazos de credulidad o lazos de “civilidad”, que es como decir humanidad, han elegido la segunda opción.

>> Sigue...


A propósito de España país católico ( 1/2).

09.12.17 | 12:00. Archivado en Cristianismo pervertido

Aquellos que tienen capacidad y potestad para gestar y difundir ideas sobre lo humano y lo divino, los que conforman el estamento “jerarquía”, lo quieran o no viven una vida a caballo entre la realidad y el mundo virtual. Lanzan ideas en los antros donde nadie se atreve a alzar la voz y dan por supuesto que “el que calla otorga” y que su discurso es aceptado con beneplácito. Nadie se atreve a decirles que una verdad a medias es una mentira también a medias.

Es el caso de la siempre por ellos defendida idea de que España es un país de raíces y raigambre católicas, que no se entendería sin el catolicismo, etc. Es algo que hemos oído, entre otros, a los abuelos Cañizares y Rouco en sus años de plenitud. Verdad a medias, mentira también a medias.

Nadie les niega que España ha vivido dentro del catolicismo, ha defendido una fe cristiana, se ha desangrado por ella; que esta fe ha servido de estandarte y bandera, que esta fe ha alzado catedrales y monasterios, etc. etc. ¿Pero?

>> Sigue...


DE NUEVO LA INMACULADA.

07.12.17 | 12:00. Archivado en MARIA Y EL MITO

El hecho de que la Iglesia exponga sus doctrinas en circuito cíclico y que nos venga cada año con lo mismo, nos exculpa a nosotros de ser reiterativos, a la par que nos incita a volver con las mismas monsergas. Podríamos con el mismo derecho acudir al corta y pega de años pasados. Pero no lo hacemos, que eso esclerotiza las membranas.

Podemos coincidir con ciertos comentarios, que he vuelto a leer, proferidos en escritos de años pasados sobre la fiesta de la Inmaculada Concepción: el dogma es una creencia, no una verdad axiomática, porque eso es la fe, asentimiento y creencia, no una evidencia racional; el dogma se refiere a que Dios preservó a María de “la tendencia al mal” con que todo niño nace (ésa parece ser la novedosa interpretación del “pecado original”); María fue preservada de todo pecado o bien, otra forma de ver las cosas, no cometió en su vida pecado alguno...

>> Sigue...


La provechosa ignorancia del pasado cristiano.

Lo que no se sabe no existe y, lógicamente, lo que no existe es fácilmente refutable con hechos constatados. Así vemos en determinados contertulios de cualquier cenáculo cultural que verse sobre el pasado del cristianismo. Es claro ejemplo el de los mártires. Aquí al lado tengo el libro de la BAC titulado “Actas de los mártires”. Maravilloso ejemplo de fe. Pero si decimos que los santos cristianos de los siglos IV hasta el VIII produjeron más mártires entre los paganos que si se multiplicaran los suyos por diez, la ignorancia lo negará.

Y si decimos que los cristianos destruyeron gran parte de la cultura griega y romana, ¿no argüirán diciendo que gracias al cristianismo quedó preservada tal cultura? La ignorancia tiene esas cosas: no saben los templos y sinagogas que o bien destruyeron o bien convirtieron en templos; ni saben la cantidad de estatuas que fueron destruidas a martillazos por obscenas, irreverentes o sacrílegas. Ni saben del desprecio por la ciencia y cómo ésta reculó de tal modo que quienes antes sabían construir grandes basílicas apenas si ahora sabían hacer una choza. Es lo que tiene la incultura.

En comparación con los textos históricos sobre el pasado cristiano, aquellos que versan sobre lo que decimos son mínimos. Además de muy difícil constatación por la sistemática y larguísima opresión cristiana.

>> Sigue...


Condenar para seguir viviendo

03.12.17 | 12:00. Archivado en Iglesia, Organización y Jerarquía

Recordando tiempos pasados, pongamos cuarenta años, parece que hoy la Iglesia es una balsa de aceite en que no aparecen disidencias que los medios de comunicación aireen, donde no hay quiebras doctrinales, donde no se ven teólogos que discutan. Hoy parece que nadie pone en solfa nada, ningún obispo es defenestrado, el papa tiene un halo reconocible...

Uno se inclina a creer que aquellos disidentes al fin se dieron cuenta de que es mejor condescender para ascender también en el escalafón, para evitar grietas en el entramado orgánico, para esconder desconchones doctrinales, para mantener el principio de autoridad o simplemente para que no se esfume la nube que les sirve de suelo a los "encumbrados" y queden con las vergüenzas al aire.

>> Sigue...


Los acerbos orígenes de una religión de paz.

01.12.17 | 12:00. Archivado en La otra HISTORIA del Cristianismo.


Mucho tiempo ha pasado desde que comencé a leer estudios referidos a los inicios del cristianismo en fuentes no ligadas al mismo. Y regreso al monotema quizá por un cierto regodeo o caso grave, a tratar, de masoquismo mental.

Descubrí entonces ciertos hechos que no lo dejaban en buen lugar. Nada extraño si consideramos idénticos orígenes en otra religión, en cierto modo más cercana y hoy más presente, como es el Islam. Una sociedad que nace matando a sus oponentes no es digna ni de crédito ni de ser admitida como solución a problemas, porque ella es la que crea otros nuevos.

Inicios que la historiografía sacra edulcora de tal manera que más o menos el mundo entero estaba ansioso por entregarse en brazos de la nueva religión, religión de paz, de amor, religión de los pobres, religión más espiritual que ninguna. Es el idealismo de todos los movimientos regeneracionistas que llegan desde Amenofis IV y su monoteísmo solar al nacionalismo catalán.

>> Sigue...


Consideraciones sobre el fanatismo político / 7

29.11.17 | 12:00. Archivado en Sectarismo y fanatismo

Hemos apuntado algo sobre el fanatismo religioso, el más visualizado a lo largo de la historia y el que más conflictos bélicos, holocaustos, asesinatos y actos terroristas ha generado. Grandes ideas que han movido a grandes masas a realizar grandes actos, la mayor parte de ellos en contra de los propios postulados religiosos y utilizando a la sociedad como carne de picadillo.

Después de siglos en los que las religiones rivalizaban entre sí por la verdad, llevándose de paso por delante sociedades enteras, la religión vencedora, la cristiana percibió un enemigo peor que todos los anteriores: la razón. “Delenda est” vinieron a decir los teólogos del XVIII. Quien sirve a la razón se convierte en “siervo de Satanás”.

Es un principio del fanatismo considerar adversario o enemigo al que piensa de distinta manera. Las famosas quemas de libros dan a entender la destrucción del pensamiento. O un mecanismo de sustitución: como no se puede quemar a sus autores, se queman sus producciones.

>> Sigue...


Aspectos del fanatismo / 6

27.11.17 | 12:00. Archivado en EL MALESTAR DE LOS UNGIDOS


La personalidad es la que es, ni buena ni mala. La personalidad que tiende hacia el paranoidismo no es mala, todo lo contrario. Puede derivar, según el influjo familiar y social, según multitud de circunstancias, por muy variadas sendas: el líder político, el reformador, el “santo” típico... pero también el capo mafioso, el revolucionario amargado o el político salvapatrias. Al pensar en nuestro sacerdote ciertamente deducimos una personalidad paranoide, pero también encontramos un narcisismo subido.

Las entrevistas periodísticas son, en parte, el altavoz de su vida. Y así se comporta: se le ve afable, cordial, encanta al periodista… pero esa conducta no deja de ser un rol finalista. ¿Cómo era cuando se despedía de los periodistas?

Estamos de acuerdo con Freud cuando afirma que a través del fanatismo el hombre busca su felicidad y su seguridad. Esta afirmación, que puede parecer simple, se aplica perfectamente a la personalidad fanática, precisamente por el desfondamiento de su propio yo.

>> Sigue...


ASPECTOS DEL FANATISMO / 5

25.11.17 | 12:00. Archivado en EL MALESTAR DE LOS UNGIDOS

Para el fanático la aprobación crítica de las ideas colectivas se convierte en su estructura mental, en la esencia que vivifica su personalidad. La Orden religiosa, el Partido, la Hermandad… suplen la función nominativa y definidora que antes correspondía a la familia o a la profesión.

El fanático encuentra en esa filiación su punto de localización social. Coloniza el entorno en el que vive gracias a esa ideología, siente que es estimado y considerado dentro de la sociedad por los signos distintivos que porta (por ejemplo, el hábito religioso; en otros, el correaje, las insignias, las banderas, el uniforme). De este modo nunca se siente apartado o, peor, extraño.

Otro aspecto a considerar es el tiempo. En realidad el fanático desdeña y hasta suprime el presente. Su existencia, su historicidad, está en el futuro, bien porque quiere cambiar la sociedad o bien porque llegará un tiempo en que tendrá realidad la uniformidad en la que él vive. Típica frase ésa de “otro mundo es posible”. Es el espíritu de todas las revoluciones que en el mundo han sido, las más representativas la francesa y la del octubre 1917.

>> Sigue...


SOBRE EL FANATISMO / 4

23.11.17 | 12:00. Archivado en EL MALESTAR DE LOS UNGIDOS

Este religioso, tanto cuando celebraba sus ceremonias de culto con tantísima unción como cuando participaba en los mítines de izquierdas, era un remedo del retrato psicológico del fanático. Participaba del fanático religioso en un principio y fanático político después. O quizá simultáneamente.

Es peligroso usar tópicos cuando se trata de una figura tan poliédrica como él, pero a la fuerza tenemos que servirnos de conceptos previos que sean comunes. Es lo que decíamos en el artículo primero: la necesidad de encuadrar en nuestros esquemas mentales lo que vemos, para poder entenderlo.

Es lo que nos pasa en este caso, la necesidad de servirnos de una palabra inteligible para todos, el fanatismo y así hacer un retrato psicológico del individuo fanático, sea el fanatismo que sea, religioso o político (en este “páter” creemos se daban ambos quizá sirviendo el segundo al primero).

>> Sigue...


Viernes, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031