Humanismo de Jesús

El PAPA FRANCISCO QUIERE DIALOGO EN VENEZUELA

28.01.19 | 21:17. Archivado en Acerca del autor

No es la primera vez que el papa habla de dialogo, pero, esa vez, habla de dialogo que se realice en un clima de paz y de justicia. Las dos palabras, “paz” y “justicia”, son muy importantes. Ellas implican, por un lado, que la parte opositora no se haga promotora de violencia al sostener guarimbas, tampoco el gobierno a provocar persecuciones sin motivos.

Por otro lado, la justicia a la que se refiere el papa es la que encuentra sus fundamentos en el respeto tanto de la Carta magna de las Naciones Unidas que en la Constitución del Estado venezolano. Hacer justicia es cumplir con ellas.

Recién, el 26 de enero, el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas se reunió para debatir de la pertenencia o no de una intervención de los Estados Unidos y sus aliados en Venezuela. La respuesta de los 35 miembros presentes fue que 19 de ellos votaron por el respeto del derecho internacional y la no intervención en Venezuela. Por su voto mayoritario, el Consejo de seguridad dijo no al intervencionismo de É.U. en Venezuela. Fue una gran decepción por É.U. y una gran alegría por la mayoría del pueblo venezolano.El CS opto por el dialogo y negociaciones entre las partes.

Esta decisión del CS tiene su importancia en el dialogo, también necesario, que Estados Unidos y Venezuela tendrán que tener para resolver sus problemas de relaciones internaciones. Hacer justicia a Venezuela, en este caso, implica que É.U. renuncie de forma directa o indirecta a meterse en los asuntos internos de Venezuela.

En cuanto al dialogo interno del gobierno con la oposición se impondrá la Constitución como referente compartido por las dos partes. Los distintos poderes del Estado encuentra su legitimidad en esa constitución. En ese caso, hacer justicia, es conformarse con la Ley fundamental del país. Se trata de una Constitución que se dio el pueblo venezolano por referéndum, el 15 de diciembre 1999. Todos los diferentes tendrán que encontrar sus soluciones en el cumplimiento de esta Constitución.

Estos parámetros, dados por el papa, se imponen como condiciones básicas para que el dialogo sea fructífero. La buena fe de los unos como de los otros será necesaria para asumir plenamente esa paz y esa justicia. Yo espero que el episcopado venezolano ha tomado buena nota de ese llamado del papa y de la importancia que da a la paz sin guarimbas y a la justicia sin fallas a las leyes internacionales como nacionales. Ellos pueden jugar un rol fundamental para abrir el camino a la oposición hacia la paz y la justicia conforme a la Constitution y a la Carta magna de las N.U"

Buena fe y deseo de servir ante todo al pueblo en el respeto de su voluntad (Constitución) y de sus votos.

Oscar Fortin
28 de enero 2019


EL VATICANO Y EL INTERVENCIONISMO

17.01.19 | 22:43. Archivado en Acerca del autor

El Vaticano, como estado miembro de las Naciones Unidas, hace suya la Carta magna de los derechos humanos, tanto de las personas como de los pueblos.

Articulo 1

Los Propósitos de las Naciones Unidas son:

1. Mantener la paz y la seguridad internacionales, y con tal fin: tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz;

2. Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal;

3. Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estimulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión;

¿CUMPLE EL VATICANO CON ESTE COMPROMISO DE LAS NACIONES UNIDAS?

Mi interrogante se refiere, de forma muy especifica, a América latina. Se trata de una región del mundo donde la presencia de la Iglesia y del Vaticano es muy importante. Los nombramientos de los obispos, cardenales, nuncios apostólicos obedecen a la voluntad del Vaticano. Cada uno de ellos ha sido seleccionado en función de las necesidades y intereses de la Iglesia en cada país del continente. No se puede analizar los comportamientos de esos personajes sin tomar en cuenta el hecho que cumplen con los mandatos recibidos de Roma.

Lo que vemos en Venezuela, en Bolivia, en Nicaragua como manifestaciones y declaraciones corresponden a las políticas del Vaticano. Los medios de comunicación del Vaticano no faltan para ponerlos de relieve. Al igual, podemos preguntarnos del porque, del comportamiento, mas que tranquilo, de otros episcopados que se quedan sin decir nada de los crimines que se cometen en contra lideres sociales, periodistas como es el caso en Columbia y, entre otros, en Honduras. El contraste entre los unos y los otros es grande. Sin embargo, de un lado como del otro, actúan en conformidad con las políticas intervencionistas, promovidas por Washington. Uno puede pensar, a través esos comportamientos, que el Vaticano y sus representantes en A.L. comparten las políticas intervencionistas del imperio.

El punto uno de la Carta magna especifica : “tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz;”

En múltiples ocasiones, Washington amenaza de golpe de estado a esos pueblos y gobiernos que no se someten a sus voluntades. Cada vez que lo hace no oímos nada del Vaticano para condenar tales acciones para imponerse a un pueblo. Va igual con los bloqueos económicos y las sanciones económicas que tocan, en primera línea, a los pueblos en sus necesidades esenciales. De eso, tampoco hablan el Vaticano y los episcopados, como si no existieran. Todas estas acciones van en contra del punto 1 y 2 de la Carta magna de las N.U..

1…tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz, y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz;

2. Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal. Si tuviéramos a identificar, dentro de los estados miembros de las N.U. , ?cual fuera el estado mas indicado para denunciar los delincuentes de la Carta magna y llamarlos al respeto de los derechos humanos de las personas y de los pueblos. Su poder, en este mundo, no puede ser otro que el poder que asumió Jesús en este mundo: un poder de verdad, de solidaridad con los pobres y humildes y de condena de los que ponen sobre las espaldas de otros pesos que no pueden llevar ellos mismos. Un poder que no tiene que ver con la hipocresía, la mentira, la corrupción y el dinero.

En tal contexto ¿Como puede el Vaticano sostener ese intervencionismo de E.U. en America latina, sin nunca denunciarlo? Un intervencionismo que no respeta el derecho de los pueblos a disponer de su propio destino, lo que es el caso de Venezuela, de Cuba, de Bolivia, entre otros. cuyos Presidentes han sido electos por sus pueblos respectivos. El bloqueo económico del cual Cuba es víctima, desde 60 anos, no respeta en nada la Carta magna de las N.U.. De eso, ¿porqué no habla el Vaticano en las N.U.y el episcopado cubano en el pais? Al igual de Cuba, Venezuela es víctima de una verdadera guerra económica. Se trata de agresiones que empobrecen hacen sufrir a los pueblo. Mas grave, aun, es que los episcopados de estos países echan la culpa de los problemas generados por estos bloqueos, a los gobiernos locales. Mas allá del silencio, hay la mentira, el engaño.

Pienso que una iglesia que no tiene la libertad de hablar con la “VERDAD” no tiene mucho que ver con Jesus. De lo que veo, la iglesia que tenemos esta subordinada al poder dominante del Imperio N.A. Dos pactos, firmados (1982 et 2014), la tienen ligada al imperio.

Al liberarse de esa dependencia, volvería a ser libre y a denunciar lo que hay que denunciar de ese imperio que se comporta como si estuviera por encima de todas las leyes. Nos hace falta un Cristo, un Juan Bautista, un Oscar Romero, un Elder Cámara para hablar con la VERDAD.

Oscar Fortin

N.B. Al momento de publicar este articulo, me toco leer la intervención del nuncio apostólico de Nicaragua. Por primera vez, leo una intervención que inspira sinceridad y que llama a un autentico examen de consciencia de todos los actores de la violencia política. Espero que no sea una intervención de diversión. ¡Ojalá que no! Lo noto porque me parece un paso por adelante que abre las puertas a mas humildad y mas verdad. Se trata de un buen paso por adelante. Vean por su cuenta:

https://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2019/01/17/nicaragua-pide-paz-ante-el-senor-de-esquipulas-religion-iglesia-dios-jesus-papa-francisco-fe-esperanza-luz-dialogo-confesion-perdon-reflexion-nicaragua.shtml

https://www.oas.org/xxxvga/espanol/doc_referencia/Carta_NU.pdf

http://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/


Miércoles, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031