Humanismo de Jesús

Juan-Pablo II a la orden de Washington

08.04.14 | 02:22. Archivado en Acerca del autor

Nota: en marzo 1982 escribí una carta abierta al papa Juan-Pablo II que le mandé también por correo a través la Nunciatura apostólica de mi país. Pensé que valía la pena recordar su contenido al acercarse el gran día de su canonización dándolonos como ejemplo de vida.

Estimado papa

La función política, que Usted asume como jefe del Estado Vaticano y la que resulta inevitablemente de sus muchos desplazamientos, de los discursos que pronuncia, de las posiciones que adopta como líder jerárquico de la Iglesia católica, no puede ser ignorada y aún menos denegada. La cuestión no es de saber si Usted debe sustraerse a cualquier función política, lo que sería tan ilusorio como quitarle el aire que respira, pero es saber más bien el tipo de función política que le ordenen llevar el mensaje del Evangelio y la situación actual de los pueblos.

La acción que Usted despliega actualmente en el tumulto de los conflictos que dividen los pueblos, que sea ya a través de sus viajes, discursos, silencios, las gentes que recibe o no, parece perfectamente cumplir con las expectativas de los jefes de Estado del Occidente cristiano. Es suficiente para convencernos de observar la actitud que Usted adopta frente a los conflictos que viven los pueblos de América Latina y la que tomó en el conflicto que vivió el pueblo Polaco.

En América Latina, no ha vacilado en recordar a los sacerdotes, religiosos y religiosas que su compromiso religioso debe situarse dentro del campo de la pastoral litúrgica y sacramental, y que la Teología de la liberación es un enfoque peligroso del mensaje evangélico, y que si el cambio de estructuras es deseable a veces, es el cambio de los corazones que se necesita operar en primer lugar. En la misma vena, Usted invita a las poblaciones a confiar en Dios y a la paciencia para realizar los cambios que se imponen con los medios democráticos y en respecto del orden establecido, condenando así los diversos frentes de liberación comprometidos en luchas sangrientas con las dictaduras militares.

Recientemente, Usted ha tomado una posición a favor de las elecciones a fines de marzo de 1982 en el Salvador, aunque los principales observadores estaban de acuerdo para decir que eran, en la situación actual, absurdas. Igualmente Usted evita de identificar a las dictaduras militares, los regímenes corruptos así como los poderes que les alimentan en artillería de guerra, evocando el argumento clásico que la Iglesia no tiene las competencias necesarias para juzgar las cuestiones políticas y económicas. Además, las grandes figuras de este hermoso mundo pueden tener siempre acceso a su persona, mientras que este acceso es más difícil para los implicados en las luchas de liberación. ¿No es el caso del padre Ernesto Cardenal, miembro del Frente Sandinista de liberación nacional de Nicaragua, que no pudo ser recibido por Usted, durante su visita en Roma en 1979? Algo parecido sucedió con Mgr Oscar Romero que tuvo muchos obstáculos para encontrarle. Tuvo que utilizar astucias para lograr este encuentro reclamado desde varios días. Venia para presentar a usted un informe sobre los crímenes cometidos por el ejercito contra el pueblo salvadoreño. Sin embargo, en la Conferencia de Puebla en México, Usted ha aceptado recibir al representante oficial de Somoza, quien dirigía una de las guerras más sanguinarias de América Central.

En Polonia, su discurso y sus compromisos toman un tono diferente. Usted se convierte en el apóstol de los trabajadores, el Papa de http://es.wikipedia.org/wiki/Solidarno%C5%9B%C4%87" target="_blank">Solidarnosc, la piedra angular de la defensa de las libertades individuales. Habla sobre el derecho de los trabajadores a organizarse, a ser respetados, de cumplir con su deber de luchar para asegurar el ejercicio de las libertades fundamentales. Encuentra el valor para condenar enérgicamente los medios utilizados por los gobernantes polacos y con el peso de toda su autoridad exige la eliminación de la ley marcial y devolver a Solidarnosc todos los medios que le permitan ejercer libremente sus actividades. En el corazón de la crisis, Usted no ha temido recibir en audiencia privada al representante de Solidarnosc y movilizar a toda la Iglesia de Polonia contra este golpe de fuerza.

Lejos de mí la idea de criticar la actitud que Usted ha adoptado en la crisis que vivía el pueblo polaco. Ella me parece bastante valiente e independiente de los poderes políticos en ejercicio. Lo que lamento es no encontrar la misma actitud ante los gobernantes y las potencias economías de nuestro Occidente cristiano. Esto es aún más doloroso que la lista de las dictaduras militares, encarcelamientos, torturas, asesinatos, es aún más larga y más trágica en América Latina y en África que en cualquier otro lugar. Los pueblos del Salvador, de Nicaragua, Guatemala, Haití, Argentina, Chile, Cuba sometida a un bloqueo económico injustificado, también los pueblos de África y Asia serían animados si Usted asumiese comprometer su persona en las luchas que llevan, como lo ha hecho en la lucha del pueblo polaco. ¿No sería allí una línea genuina de la catolicidad de la Iglesia?

¿No reside el problema fundamental en el hecho muy sutil de la recuperación gradual de la jerarquía y las instituciones de la Iglesia por los poderosos y potencias de nuestro Occidente cristiano? ¿Pues, no han logrado conseguir a hacerse un aliado leal, capaz de consolidar su poder y debilitar la de sus oponentes? ¿No han tenido la inteligencia y el astuto de realizar esta alianza con la Iglesia, dándole la seguridad física y el bienestar, asegurándole un trato preferencial en el despliegue de sus instituciones: parroquias, escuelas, hospitales, etc., fomentando el establecimiento de una religiosidad de ritos y de práctica sacramental, sin contestar el poder establecido y inspirada de una doctrina que separa la realidad en “sagrado” y en “profano”?

¿De hecho, no es desde los primeros compromisos hechos con los Reyes en el Concilio de Constantinopla en 325, que la Iglesia de Jesús Cristo y de los apóstoles cedió gradualmente su lugar a una Iglesia jerárquica, estructural, vaciada de su sustancia original? ¿No ha sucumbido la Iglesia a las tres tentaciones a las cuales Jesús resistió en el desierto mientras se preparaba para comenzar su vida pública? ¿No se ha metido los dedos en los engranajes de los acomodamientos?

¿No ha dicho sí a la tentación de satisfacer a sus necesidades individuales, a su bienestar humano, a su seguridad material con el fin evidentemente de poder dedicarse mejor a su apostolado? (tentación del pan)

¿No ha dicho sí, también, a la tentación de desplegar sus poderes espirituales en grandiosos eventos hechos de rituales y ceremonias religiosas, con el objetivo defendible de ganar la adhesión de las creencias populares? (la tentación de caer desde lo alto del templo)

¿No ha dicho sí finalmente a la tentación de someterse a los grandes y poderosos en cambio del despliegue universal de sus instituciones? (tentación de dominación)

Conocemos las respuestas hechas por Jesús a estas tres tentaciones que pretendían diluir bajo las apariencias del bien la substancia de la misión que le había sido encomendada por su Padre. Por su NO inequívoco, consolidó la libertad que le permitía hablar y actuar como le pedía su Padre, independientemente de Caifás, Pilatos y Herodes. Así inauguró el Reino de justicia y paz prometido a todos los hombres de buena voluntad.

¿Puede Usted, en el lugar supremo que ocupa en la Iglesia, trabajar a su liberación de las garras veladas de los poderes políticos del Occidente que han logrado ejercer sobre ella, con su consentimiento? Su jerarquía llegó a ser a menudo el portavoz espiritual de los jefes de Estado del Occidente cristiano. ¿No es este el papel que le toca ejercer ahora? ¿Esto no le impide utilizar la fuerza activa del Espíritu y del Evangelio, de una manera real, al servicio de los pobres y oprimidos de todos los países, en todos los continentes, de todas las regiones y de todos los sistemas?

Oscar Fortín
04 de marzo de 1982

Carta quedada sin respuesta


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por http://www.imakh.ir/sitemap.xml 27.08.14 | 14:31

    http://www.imakh.ir/sitemap.xmlhttp://www.imakh.ir/sitemap.xml http://www.imakh.ir/sitemap.xml http://www.imakh.ir/sitemap.xml

  • Comentario por http://www.kocaeliafetacil.gov.tr/UserFiles/mcmbags/sitemap.xml 26.08.14 | 18:33

    http://www.kocaeliafetacil.gov.tr/UserFiles/mcmbags/sitemap.xmlhttp://www.kocaeliafetacil.gov.tr/UserFiles/mcmbags/sitemap.xml http://www.kocaeliafetacil.gov.tr/UserFiles/mcmbags/sitemap.xml http://www.kocaeliafetacil.gov.tr/UserFiles/mcmbags/sitemap.xml

  • Comentario por Oscar Fortín [Blogger] 18.04.14 | 18:44

    Parece que le impacto mucho al payaso bolivariano la gorra con bigote transferible. Gracias por informarnos de su gran interes por la gorra con bigote, un bigote como lleva Maduro y supongo millones de personas en el mundo. Mi abuelo llevaba bigote como fue el caso de tres de mis tios. Muchos amigos que tengo tienen bigote. Con usted escuche al presidente Maduro cuando se presento la gorra con el bigote transferible. Lastima que no tengamos la video para pasarla en el comentario. Yo veo que el bigote le importa mas que las otras cosas que suceden, como por ejemplo la violencia gratuita de los opositores de extrema derecha, como sucedió anoche en un sector de Caracas.

    Que tenga una buena fin de semana y ojalá que pruebe la gorra con bigote.

  • Comentario por el payaso bolivariano 18.04.14 | 18:17

    Durante un discurso ante seguidores chavistas con motivo del primer aniversario de su designación como presidente, Nicolás Maduro presentó el que será el nuevo símbolo de la "revolución bolivariana". Se trata de una gorra –en colores azul, rojo y verde– con un bigote que puede retirarse para colocarlo en el rostro.

    El presidente dijo que "esta gorra, además de ser gorra normal para uno jugar béisbol, hace así y le aparece un bigote, miren" al retirar de la frente de la gorra el bigote postizo y autoadhesivo que colocó sobre el suyo.

    En un tono distendido, Maduro dijo que "estos son inventos de Darío Vivas y Delcy", en referencia al diputado chavista que organiza los actos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y Delcy Rodríguez, ministra de Comunicación. Agregó que se trata de "tremenda gorra. La gorra del bigote. El bigote de la revolución".

Miércoles, 18 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031