Editado por

Gabriel de PabloGabriel de Pablo

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



"La Pasión" de Mel Gibson es intrascendente

Permalink 06.04.07 @ 23:36:00. Archivado en Cuestión de fe, El cine en que vivimos

El Miércoles Santo, Antena 3 televisión emitió la película "La Pasión de Cristo", de Mel Gibson. Un título que amenaza con convertirse en una más de esas películas que se emiten sistemáticamente en Semana Santa, como Ben Hur, Quo Vadis, Espartaco, La túnica sagrada o Jesús de Nazaret.

No hace falta recordar aquí al lector que "La Pasión de Cristo" vino aderezada en su estreno con abundante polémica, lo que contribuyó sin duda a su clamoroso éxito, como ya es una tradición. Sin embargo, la ocasión me viene pintada para reflexionar sobre esta peculiar película, amada y odiada en el mundo a partes iguales.

En primer lugar, parece necesario detenerse algo en los puntos "polémicos" de la cinta. De ella se dijo que era antisemita, lo cual es, a mi entender, una idea muy peregrina. Este filme no es más antisemita que cualquier otro sobre Jesucristo. Quienes se empecinan en quedarse en lo anecdótico y hacen una lectura meramente "histórica" de las historias representadas, denunciaron con severidad que "los judios aparecen como los malos de la película", olvidando demasiadamente que el propio Cristo era judío, asi como su madre y sus discípulos. Decir que una película sobre Jesús es antisemita es afirmar en el fondo que el mismo Evangelio lo es. Lo cual es tan poco sostenible como decir que "El acorazado Potenkim" es una pelicula contra los rusos, cuando en ella son los rusos quienes matan a los rusos. Por otra parte, es simplista y torpe hacer una lectura "nacionalista" del Evangelio, siendo así que el texto no la admite ni con palanca.

De "La Pasión de Cristo" se dijo también que es una película de extremada y soez violencia, lo cual es cierto. Pero utilizar eso como argumento para desacreditar el filme no es muy ecuánime. Resulta curioso cómo nuestra sociedad, enferma de hipocresía, se echa las manos a la cabeza por la abundante sangre de las películas de Mel Gibson mientras aplaude con fruición los espectáculos sangrientos y gratuitos de Tarantino o Scorsesse. Peculiar esquizofrenia de nuestros más afamados y adocenados críticos de cine. Que a Mel Gibson le obsesione la sangre, cosa cierta y palpable en todas las peliculas que firma (desde Braveheart hasta Apocalypto), no tiene por qué ser de suyo un argumento en su contra. Habría que ver si esa violencia está o no justificada en el contexto de la historia que se cuenta.

Así pues, es verdad - como ya he dicho - que la película es un baño de sangre. Hay quien dice que nunca estuvo más justificada la violencia y la sangre que en un film sobre la pasión de Cristo. Y eso es cierto. Pero también lo es que en la inmolación de Jesús el sufrimiento físico fue acaso lo menos importante.

No me pretendo meter a teólogo, pero parece indudable que desde una perspectiva cristiana, en la que Dios mismo hecho hombre murió por redimir a la humanidad de sus pecados, la muerte de Cristo es una forma de liturgia divina. Es como si Dios hubiera pensado que, para que el ser humano (naturalmente cobarde y carnal) se hiciera una idea del dolor interior de Dios por el pecado y el mal de los hombres, era necesario "representarlo" con unos signos externos de suficiente fuerza, para que nuestra limitada imaginación pudiera hacerse cargo. Esos signos fueron la dolorosa pasión de Jesús, auténtica liturgia celestial.

Y ése es el 'quid' de la cuestión. Mel Gibson se centra casi exclusivamente en esos signos externos, por eso se hace difícil ver a Dios y no sólo a un hombre torturado en "La Pasión de Cristo". El espectador se ve obligado a "rellenar" de contenido espiritual lo que es simplemente la crónica cruel de un asesinato. El director juega con la ventaja de que todo el mundo (occidental) conoce la historia de Jesucristo y tal vez confía en que cada cual añada el CONTENIDO que le falta a la película. Pero, ¿qué pasa si el espectador no sabe una palabra de Jesús ni del cristianismo? Es sencillo: la historia se convierte en una carnicería sin sentido.

Así pues, la película peca de ser demasiado "inmanente", es decir, de quedarse mucho y exageradamnte en el dolor físico sin preocuparse apenas por representar el dolor más significativo, que es el dolor moral de Dios. Este defecto es suficiente para descafeinar una película muy bien rodada y de impresionante armonía estética, pero con un contenido poco trascendente. Sobra sangre y faltan miradas. Sobra explicitud y falta una suerte de dolor contenido, interior, moral, personal, divino. Es, pues, una película intrascendente, que fuera de contexto puede provocar un daño mayor del bien que pretende subrayar.

Por eso, lo más reseñable de la película es precisamente la relación de la madre con el hijo y las apariciones tensas del demonio. Son los únicos momentos en los que se pueden ofrecer al espectador "pistas" de que lo que allí se está cocinando no es simplemente la tortura de un bandido. Sin embargo, esos momentos son escasos y pobres en comparación con el recalcitrante detenimiento con el que se exhiben todas y cada una de las heridas sobre el cuerpo desnudo de Cristo.

La mirada de Gibson en "La Pasión" no me gusta. Entre otras cosas, porque la película me trae el tufillo de una cierta clase de cristianismo obsesionado con la peor ascética, la que adora el dolor y las privaciones, la que convierte la vida en un valle de lágrimas y olvida con frecuencia que Cristo además de morir resucitó, la que en definitiva vive un cristianismo negativo que linda con la desesperanza. Ese "cristianismo" que acaba pareciéndose demasiado al seco y atormentado estoicismo.

Dios nos libre.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Defensor de los pobres

Guillermo Gazanini Espinoza

Corrupción global

Corrupción global

2200 Los dos enemigos mortales del Estado de Bienestar: el desempleo y los salarios bajos por recortes salariales y altos impuestos, La finalidad del impuesto. Cual es e sistema fiscal óptimo.

Luis Llopis Herbas

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Mónica Araya: ¿Cómo podemos construir una sociedad sin combustibles fósiles?

Salvador García Bardón

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

EL SUFRIMIENTO INTEGRADO EN CRISTO

Francisco Baena Calvo

Punto de vista

Punto de vista

La reprobación del Rey

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Teje y Maneje, la nueva experiencia gastronómica más clandestina del restaurante Ponzano

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Aunque esté descansando en nicho o fosa

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El alto comisionado para asuntos catalanes.

Vicente A. C. M.

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

ADIÓS A TODO AQUELLO - 1

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

EN BUENA HORA LLEGÓ LA LEY DE DEPENDENCIA

Josemari Lorenzo Amelibia

Un grano de mostaza

Un grano de mostaza

Plagios

Dolores Aleixandre

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

17.10.18 Ignacio de Antioquía: Trigo de Cristo, pasto de leones

Xabier Pikaza Ibarrondo

No más mentiras

No más mentiras

¿Quién y cuántos se benefician de las drogas? ¿Tenemos que pagar nosotros "los g

Antonio García Fuentes

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Preces de los Fieles (D. 29º TO B 2ª lect. (21.10.2018): Vuelta al Evangelio de Jesús

Rufo González Pérez

In itinere

In itinere

DE COLOR “VERDE LECHUGA”

Antonio Aradillas

Opinión

Opinión

El rincón del soneto -  PEDRO EL MUDO

Opinión

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del Cristianismo

Francisco Margallo

Mi vocación

Mi vocación

El salmo 111 y Oscar Romero

Sor Gemma Morató

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los jóvenes no viven la castidad «porque nadie les ha dicho que hay otra forma de vivir un noviazgo»

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Hermosillo

Hermosillo

Decisión del Senado de EU impediría a Peña Nieto firmar el USMCA

Efrén Mayorga

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital