El blog de Hilari Raguer

Trabajos forzados en el Valle

10.09.18 | 16:14. Archivado en Historia

Uno de los aspectos más odiosos del Valle de los Caídos son los prisioneros de guerra que tuvieron que trabajar allí, como trabajadores forzados. Hasta que no se tenga libre acceso a la documentación de las obras no podremos saber su número, y el de los que allí murieron, y cuándo dejó de haberlos. Parece ser que solo los hubo al principio, cuando presidía el proyecto la primitiva idea de Franco, de mausoleo solo de los “caídos por Dios y por España”, construido por presos republicanos.

Los defensores de la obra alegan que todos eran voluntarios, que percibían un salario y además se les perdonaba parte de su pena de prisión expiando su culpa a pico y pala. Sí, formalmente eran voluntarios, pero eran como aquel condenado a la horca a quien dejaban escoger el árbol del que lo colgarían. Mejor ciertamente trabajar al aire libre que pudrirse amontonados en una de aquellas prisiones superpobladas e insalubres. Opción tanto más preferible si además percibían un salario, por mísero que fuera, que les permitía enviar algo a la familia, con gran negocio de la empresa constructora (Huarte o algún otro de los aventajados concesionarios de obras públicas) que explotaba aquella mano de obra barata, y mejor aún si encima se les descontaban varios días de prisión por cada uno de los trabajados. Era aquella una voluntariedad muy especial.

El P. José Agustín Pérez del Pulgar, S. J., se enorgullecía de haber creado la “Obra de la Redención de Penas por el Trabajo” (Orden del 7-X-1938), en colaboración con el Director General de Prisiones, que curiosamente atendía al nombre de “Máximo Cuervo”, que no era un mote impuesto por los presos, sino que realmente se llamaba así. En aquella institución, que se pretendía humana y hasta cristiana, latía la idea perversa de que aquellos presos republicanos no eran solo delincuentes sino también pecadores, que necesitaban expiar su pecado con el trabajo, como Adán después del pecado original. Si según el psiquiatra del régimen Vallejo Nájera los comunistas eran enfermos mentales, para Pérez del Pulgar todos los republicanos eran pecadores. El sistema podía haberse llamado “Reducción de penas”, pero el nombre de “Redención” tenía una sobrecarga bíblica y teológica con la cual aquel negocio del trabajo casi gratuito se asimilaba sacrílegamente a la obra de la Redención de Cristo.

¿Humanidad? Según las instrucciones impartidas por el P. Pérez del Pulgar a los capellanes de prisión, no tenían que poner nunca en duda la justicia de las condenas, ni ofrecer sus buenos oficios para aliviar la condición de los presos. Era una mentalidad bastante generalizada. Son numerosos los testimonios de la actitud inhumana de muchos capellanes de prisiones, que (con honrosas excepciones) en sus sermones o alocuciones a los presos no solo aprobaban las sentencias sino que les decían que no eran dignos de la misericordia con que el Caudillo los trataba. Cuando Carrasco Formiguera fue apresado con toda su familia, sus hijos pequeños, en el orfelinato donde estaban recluidos, se disponían a comulgar, como de costumbre, en la misa del domingo, pero les dijeron que estaban en pecado y antes tenían que confesarse, y cuando lo hicieron el cura les puso a todos la misma penitencia: “Reza un padrenuestro por la conversión de tu padre”.

Cuando tras la derrota de los países del Eje Franco quiso maquillar su régimen, uno de los retoques fue convertir aquel mausoleo de los vencedores de la guerra civil en sitio de oración por todos los muertos de ambos bandos y santuario de reconciliación, con un centro de estudios de la doctrina social de la Iglesia, que contribuiría a la paz en el futuro. Entonces ya no había lugar para pecadores redimiéndose con su trabajo.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Llanos de Alba 01.10.18 | 15:25

    A la de ahi abajo:::: Ellos se autollamaban ROJOS, eso si la otra parte contestaban Rojos de ...mer.da, y mas cosas cariño, y como no tenéis nada en la chola, lo que hacéis es violentar a toda la población. Pues mira roja, y ahora amarilla por mi...cada uno que cargue con su parte de responsabilidad, montarla brava...



  • Comentario por Llanos de Alba 01.10.18 | 15:20

    En Franco va fer matar molts inocentsi no va demanar mai perdo..

    Y claro una Anna Maria se cree en el derecho de decidir la moralidad de unos individuos que actuaron según las circunstancias. Pues no entró Franco por las buenas en BCN...sin un tiro tita! que lo aplaudian nena!!! Cambó metió mucho dinero en el ejercito nacional ...hartos de rojos, como ahora de amarillos ¿claro?

    Estos añoran un Nüremberg, y ser jueces y parte en la ejecución, mayor inmoralidad no lo he visto jamás.

  • Comentario por A la de aquí abajo 28.09.18 | 01:20

    Debería terminar la ESO aunque sea adoctrinada en nacionalsocialismo catalán. Nadie les dice "rojos". Ellos eran y son los que se gozan de llamárselo a sí mismos: "Socorro Rojo", "Ejército Rojo", "Estrella Roja"... Y si ahora dejan de hacerlo alguna vez, es sólo por disimular y hacerse los civilizados, dado lo feroz que resulta hoy declararse rojo, con más de cien millones de víctimas inocentes del marxismo a las espaldas. Y subiendo en Venezuela, Nicaragua, Cuba, China, Corea del Norte...

  • Comentario por Anna Maria 27.09.18 | 12:48

    Senyor Francisco, Em semble que si alguna persona manifesta odi és vosté mateix. Vosté ens diu que els catalans que volem ser el qu som, és a dir, catalans, estem odiant als espanyols. Aixó és pura imaginació seva i des-de un punt de vista moral s’en diu calumniar. La calumnia és un pecat. Estimar la seva pàtria es una virtut. Ademés, el Pare Raguer no nega el mal fet pels els que vosté en diu « rojos ». Per acabar, sap vosté que en Lluis Compsnys va morir demanant perdó i perdonant? En Franco va fer matar molts inocentsi no va demanar mai perdo...

  • Comentario por Llanos de Alba 14.09.18 | 21:43

    Que Dios lo perdone, porque yo no puedo. (Luego que Dios me perdone a mi, por no poder perdonarlo) ¿contento?

  • Comentario por Francisco 12.09.18 | 20:25


    Recuerde también, sr. Raguer (no le llamo por su tratamiento habitual de "padre" porque para mí Vd. es todo menos alguien cristiano o seguidor de cristo... que las ideas independentistas catalanas que usted (que ha manifestado) y las de sus compañeros de monasterio, sobre todo el abad de Montserrat, si no son pecado se le acercan mucho, puesto que los independentistas catalanes lo que han hecho hasta ahora es mantener y conservar en formol el ODIO a España y a los españoles como personas. Mantener ese odio, esa separación (de ahí viene lo de separatismo) y ese agravio comparativo insolidario con otras comunidades autónomas si no es pecado... se le parece mucho. Aparte de lo que ya he comentado, es una falta grave de solidaridad y comunión con los demás, porque nos PONEN EN GRAVE RIESGO DE ENFRENTAMIENTOS en lo social y de convivencia y en una INJUSTICIA MUY GRAVE en lo económico en tiempos que se ponen difíciles. Vd. NO es cristiano ni nada que se le parezca.

  • Comentario por Francisco 12.09.18 | 20:20


    La pena es que usted, sr. Raguer, no cuenta "la otra parte", las torturas y tormentos a los que se sometió a muchas personas por su fe católica durante la Guerra Civil, los ataques a conventos, monasterios (al suyo no, por supuesto), a colegios, seminarios, escuelas católicas y a todas las personas (monjas violadas, sacerdotes y obispos a los que torturaban, a veces arrancándoles los testículos o quemándoles vivos, o la persecución a laicos católicos). En unos textos, en relación con fray Leopoldo de Alpandeire, cuentan sus biógrafos que en cierta ocasión, antes de la guerra, en la década de los años 30, él fue víctima de un ataque hacia su persona por personajes anticlericales. Se dice que se pudo salvar de estos ataques por una intervención milagrosa (léalo, porque creo que ni lo sabe). ¿Y qué me dice usted de Antonio Molle Lazo, defensor de un convento de monjas? No dice nada. Recuerde que MENTIR también es OCULTAR LA VERDAD, cosa que Vd. hace constantemente.

  • Comentario por Pobre Raguer 11.09.18 | 13:43


    Verse totalmente desacreditado en avanzadísima vejez por historiadores de tesón, inteligencia y archivo como Alberto BÁRCENA o Pío MOA, tiene que ser un duro trago a las puertas mismas del "Supremum vale". Pero él se lo ha buscado siempre. O como reza la sabiduría popular y le viene a Raguer como anillo al dedo:
    "Tú lo quisiste, fraile mostén. Tú lo quisiste, tú te lo ten".


  • Comentario por procato 10.09.18 | 22:33

    Hilari,si leyeras a Moa, te volverías capaz de ver los aspectos positivos del franquismo, y superarías esa fijación en el lado oscuro del mismo. ¿Serás capaz? Dudoso,teniendo en cuenta tu idolatría por el secesionismo abyecto. También podrías aprender de memoria esta frase de San Juan XXIII:"Da leyes católicas, ayuda a la Iglesia, es un buen católico... ¿qué más quieren?" Y Pablo VI, tras la muerte de Franco:"Ha hecho mucho bien a España y ha proporcionado un desarrollo extraordinario, y una época larguísima de paz. Franco merece un final glorioso y un recuerdo digno de gratitud".¿Serás capaz de aprenderlas?

Sábado, 23 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930