El blog de Hilari Raguer

Óscar Romero y los sacerdotes secularizados

22.08.17 | 09:08. Archivado en Adviento

Durante los dos últimos años de su vida, hasta el día en que fue asesinado, Óscar Romero registraba cada noche en cinta magnetofónica lo más notable de su actividad durante aquella jornada. Diez años después de su muerte, la curia arzobispal de San Salvador publicó Su diario, transcripción fiel de aquellas cintas, sin introducción, notas ni comentarios, sólo un documento del canciller certificando la fidelidad de la transcripción. Ante la inminencia de su canonización se han publicado muchos y merecidos elogios de su actuación, pero, sin ser lo más importante de su personalidad episcopal, creo oportuno divulgar un pasaje del 9 de noviembre de 1979 que no he visto citado ni comentado en ninguna parte. Lo transcribo.

“Otra invitación muy interesante para la noche. Una reunión de ex-sacerdotes que han encontrado en esta reunión fraternal la manera de compartir sus preocupaciones y su situación de sacerdotes retirados del ministerio. Sintieron mucha alegría de que yo estuviera con ellos y me propusieron su idea de crear una comunidad de base. Yo les animé en su propósito, ya que, por el hecho de haberse retirado del ministerio, no dejan de ser miembros selectos de la Iglesia. Que el carácter sacerdotal que llevan les capacita para una obra de Iglesia, como es una verdadera comunidad eclesial de base, desde la cual tienen que vivir la característica misionera y santificadora de la Iglesia. Noto mucha sinceridad, mucha cordialidad y un gran sentido de adhesión a la jerarquía”.

(Óscar Arnulfo Romero, Su diario, Arzobispado de San Salvador, San Salvador, 1989, p. 329)


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por luis alberto 11.09.17 | 17:28

    ¿adhesión a la jerarquía? Es raro que no haya empleado la frase OBEDIENCIA A LA JERARQUÍA.
    Lo importante es ser fiel a su vocación a la cual han sido llamados, esto vale tanto para el matrimonio como en el celibato.
    No olvidemos que el casado se preocupa de como agradar a su mujer, el soltero de cómo agradar al Señor.
    Si no se es fiel en lo poco, ¿cómo será en lo mucho?
    A nadie se le ha puesto una pistola para que sea cura, cada uno es libre de su decisión. Dios llama, la Iglesia discierne.
    ¡Qué triste de aquellas personas que combaten para que el celibato sea anulado, porque, lo consideran una cruz bien pesada. Seamos sinceros y reconozcamos nuestras debilidades.
    ¿No será acaso que queremos seguir las huellas del doctor Martin Lutero?

  • Comentario por Rufo González Pérez [Blogger] 22.08.17 | 12:41

    Precioso texto. Gracias. Ahí se ve la diferencia del obispo leguleyo y el evangélico. La mayoría huye de los sacerdotes casados. No reconocen la honradez personal, la valentía para ser fiel al corazón, su amor a Cristo y al evangelio que no queda disminuido por el amor a una mujer. Mientras sigan identificando celibato y ministerio no vislumbrarán que los secularizados renuncian sólo al celibato, no a ser testigos de Jesús y su pastoreo. El ministerio -la vocación sacerdotal- es arrebatada por la ley, no por el Espíritu Santo que la concedió y sigue con ellos mientras vivan. ¡Qué triste que los "ministros del Espíritu" "apaguen el Espíritu... no retengan lo bueno" (1Tes 5, 19-21)!

Sábado, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930