El blog de Gonzalo Sol

Día de la Hispanidad.

12.10.10 | 11:56. Archivado en Análisis

Bandera de EspañaEmpiezo estas líneas a sólo hora y media de iniciar el día 12 de octubre, día del Pilar, día de la Hispanidad. Hace hora y media igualmente, yo estaba en el Club Financiero Génova asistiendo a una Mesa Redonda del V Curso de “Experto en Estudios Asiáticos” que imparte el Dpto. de Humanidades de la Universidad Rey Juan Carlos, dirigido por mi amigo el Profesor Felipe Debassa, Secretario de la Sociedad del Pensamiento Lúdico, a la que tengo el placer de pertenecer. Aunque el eje de la Mesa era responsabilidad de Zhiwei Wan, Primer Secretario de la Embajada de China, y buen amigo igualmente, Felipe Debassa inició la sesión con un tema que, uniendo a China y España -largo de contar hoy aquí el porqué y el cómo- me sugirió iniciar un oportuno post dedicado al día de la Hispanidad: nuestra bandera. Nos recordó el maestro que el origen de la misma está en una Ordenanza General promulgada por el Rey Carlos III en 1785:

Para evitar los inconvenientes y perjuicios que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la Bandera Nacional de que usa Mi Armada Naval y demás Embarcaciones Españolas, equivocándose a largas distancias ó con vientos calmosos con la de otras Naciones, he resuelto que en adelante usen mis Buques de guerra de Bandera dividida a lo largo en tres listas, de las cuales la alta y la baja sean encarnadas y del ancho cada una de la cuarta parte del total, y la de enmedio, amarilla, colocándose en ésta el Escudo de mis Reales Armas, reducido a los dos quarteles de Castilla y León, con la Corona Real encima…

Proclamada Bandera de España, y no sólo de la Marina, en 1908, aquel diseño de Carlos III permanece hasta la actualidad, con tres modificaciones: la muy breve de la Primera República (1873-1874), que se limitó a sustituir la Corona del Escudo por una Torre almenada; la impuesta por la Segunda República mediante el cambio del rojo inferior por un morado, imponiendo una uniformidad en los tamaños de cada una de las tres franjas; la dictadura de Franco volvió a la bandera de 1908, pero puso un águila imperial San Juan abrazando el coronado Escudo original. La Democracia la devolvió a sus orígenes.

No me extrañaría que los anteriores párrafos lleguen a provocar comentarios a los que este blog no está acostumbrado ya que, curiosamente, aparecen sólo a veces y emitiendo opiniones sorprendentes porque nada tienen que ver con el hecho gastronómico que el post en cuestión desarrolla en el contexto que a este blog -y a mí- interesa. Bien; pues aunque lleguen esos inesperados, antes de abordar el hecho gastronómico -al final lo rozaré- quiero escribir aún unas líneas que sin duda invitarán a ser comentadas: me refiero a las palabras de algunos Jefes de Estado sudamericanos que acusan a España de genocidio y espolio.

En cuanto al genocidio, es curioso que ellos mismos no adviertan conservar buena parte de su fisionomía autóctona y que, apellidándose Chávez, Morales y Correa, por ejemplo, puede sospecharse que sus antepasadas aborígenes supieron aproximarse a los colonizadores, emparejándose de buen grado y creando familias que, con apellidos que aún perduran, hablan desde entonces en español.imagesCA3JXMN8 Hace unos minutos escuchaba acerca de la fantástica recuperación de los valientes mineros chilenos: se hablaba de los hermanos Sejón, del liderazgo que Luis Urtúa se ganó en el subsuelo, del Presidente Piñera y del Ministro de Salud Mañalich; además de lucir apellidos españoles, todos ellos muestran evidentes rasgos andinos y europeos, hablan español y rezan cristiano.

He vivido doce años en la bellísima y rica -no ahora, claro- Venezuela, lo que me ayudó a pensar que la profunda saña mostrada allí contra los EEUU de Norteamérica puede nacer en el evidente hecho de que nada fue igual al Norte de Río Grande, cuya “colonización” nos estuvo ampliamente contada en aquellas “películas del Oeste”, en las que los indios aborígenes eran literalmente cazados con rifles de repetición, incluso con cierto orgullo, sin el menor escrúpulo de guionistas, fotógrafos, actores y directores. Los restos de aquellos Sioux, Cheyenes o Cherokis -se calcula que sobreviven alrededor del 15% de los que fueron- no tienen la menor fisionomía europea, sí suelen hablar inglés, es cierto,... aunque son mayoritariamente analfabetos, y en sus míseras Reservas no tienen la menor oportunidad de quejarse del exterminio de sus razas.

Acaban de dar las 12 de la noche, luego ya es el día del Pilar, de la Hispanidad y de la Raza Iberoamericana. Sin embargo, no me he ocupado de cuanto nuestra colonización de Iberoamérica sugiere en lo alimentario que aquí interesa; invito a leerlo en mi post del 14 de marzo pasado, titulado “Despensas España-América”: trajimos unos 30 productos de despensa y llevamos alrededor de 77, por lo que españoles e iberoamericanos cambiamos la alimentación y las cocinas del mundo.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 23 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    • Gonzalo Sol Gonzalo Sol

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031