El blog de Gonzalo Sol

Rosafino, un delicioso rosado con aguja

12.06.10 | 22:33. Archivado en Vinos, Análisis

A finales del S.XVIII, y quizás alentado por cuanto su compatriota William Shakespeare había escrito alabando los vinos de Jerez, Thomas Osborne Mann creó las Bodegas Osborne, un símbolo de nuestra vinicultura -incluso de nuestra viticultura- así como de nuestra mejor publicidad corporativa, como muestra la silueta del toro admirable en todas las carreteras de España.

Dentro de tan larga tradición, Osborne ha ofrecido en pocos meses dos vinos que representan sus más de dos siglos de historia: el extraordinario Fino Quinta que sacó a mediados de mayo con motivo de la Feria de Primavera y del Vino del Puerto de Santa María,… un vino que de alguna manera nació con la Bodega, conocido y apreciado por todos desde siempre, con bello color oro brillante, muy generoso en fragancias y deliciosamente punzante -hay que probarlo con un queso de leche Merina curado durante unos 15 meses, que elabora COVAP-, y, antes de que ese fino cumpliera el mes -como quien dice, hace unos días solo-, llevó al mercado un vino que adelanta como serán los del XXI.

Me refiero al Rosafino, cuya primera característica destacable por premonitoria es que tiene sólo 9,5º Vol.. Yo, la verdad, prefiero los vinos con 12 ó 12,5º mínimo, pero comprendo que la actual forma de vida puede exigir hoy esa menor graduación y, sobre todo, pienso que ese tipo de vino puede atraer a esos millones de españoles que no son consumidores como lo fueron sus padres y sus abuelos. Los padres y abuelos de los californianos de los años 50 -cuando ese Estado empezó a conocer el vino-, prácticamente nunca habían bebido vino; sus nieos e hijos, lejanos al vino, empezaron sin embargo a acercarse al vino, ya mediado el S.XX,… y hoy beben más que nosotros los españoles: unos 25 L/año, contra los 18 nuestros -¡increíble!-, los 35 de Suiza y los 50 y tantos de Francia e Italia. Y tal ocurrió, probablemente, porque aquellos jóvenes se acercaron a vinos “fáciles” de la variedad Zifandel, con unos 10º Vol. o menos. Este Rosafino es elaborado por Osborne en su modernísima bodega toledana de Malpica de Tajo (D.O.Tierra de Castilla).

Está elaborado con Shiraz y Petit Verdot, tiene un precioso color rosado muy intenso y brillante, que aparece adornado por una ligera aguja residuo de su fermentación; es amablemente fragante, con recuerdos a frutas frescas. Es, en fin, suave y sencillo, sin las complicadas expresiones que a veces aportan los vinos de mayor grado; con tan sencilla expresión, resulta “muy rico” y fácil de beber, sobre todo ahora en verano, pues su aguja lo hace más refrescante,… pero conviene que no sobrepase los 7ºC. Estoy persuadido de que puede ser muy interesante durante una charla joven y desenfadada, así como, naturalmente, con muchos platos ligeros. A mí me ha gustado con unos langostinos a la plancha, y doy por seguro que me irá muy bien con un arroz abanda marinero, con una pasta “al vongole”, y acompañando a una ensalada de pasta fría con pequeñas gambitas, por ejemplo, aceitunas partidas, alcaparras y mayonesa.

Osborne hoy también elabora grandes vinos en las D.O. Rioja, Ribera del Duero y Rueda ¡Enhorabuena!


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por andres pierrard 07.07.10 | 00:36

    francamente. a mi ese vino me parece basura comercial de la mala. y no me pongo la pajarita de tontaina, como otros de mi familia, para decir esto

Lunes, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

  • Gonzalo Sol Gonzalo Sol

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930