Fratría

Unamunámonos: en torno a Unamuno ( y Claves de la vida 94)

25.05.18 | 19:26. Archivado en Meditaciones

Deberíamos unirnos o reunirnos en estas circunstancias en torno a Unamuno, el escritor vasco-castellano que no solo representa un espíritu español indomable, sino también abierto y universal. Se ha presentado a veces a nuestro filósofo negativamente como un defensor del irracionalismo, cuando en realidad aboga por una razón sensible, y ello porque el hombre es un animal afectivo y sentimental. Lejos de renegar de la razón, critica explícitamente el miedo a la razón como un exagerado miedo al frío, como dice en La enseñanza del latín, desconfiando eso sí de la razón pura o abstracta, rígida y frígida, ideológica. Y es que las ideas deben estar unamunianamente al servicio del hombre, y no al revés.

>> Sigue...


El amor y la razón (y Claves de la vida 92)

18.05.18 | 15:56. Archivado en Meditaciones

Me duele el corazón
en la cabeza (Unamuniano)

Tradicionalmente el amor y la razón son dos principios radicales pero casi opuestos de la naturaleza y la cultura, del hombre y de Dios. El amor dice más bien cohesión, la razón dice más bien coherencia; aquel tiene una connotación erótica (eros), esta tiene una denotación lógica (logos). Podemos traducir el amor como implicación de la realidad, mientras que la razón sería la explicación de lo real. También cabe atribuir al amor un componente de creatividad dinámica, y a la razón una componenda de estabilidad estática. Pues el amor dice concreción o concrescencia, frente a la razón que dice deliberación o abstracción.

>> Sigue...


El beso de Judas (Claves de la vida 91)

11.05.18 | 14:11. Archivado en Meditaciones

O felix culpa:

oh culpa feliz

(Pregón pascual).

Hemos defendido y defendemos la idea de una Ilustración romántica, la cual propugna una razón no meramente abstracta sino afectiva. El neurólogo A.Damásio está defendiendo una inteligencia sentimental, porque nuestra mente está cohabitada por imágenes, las cuales son el símbolo universal del pensamiento. Pero la imagen arquetípica de nuestra existencia es una imagen duplex o dúplice, cómplice: es la imagen de Adán y Eva, Caín y Abel, Jesús y Judas. Sobre todo es la imagen fascinante y tremenda del beso de Judas a Jesús, su encuentro ambivalente en Getsemaní que antecede a la pasión y muerte de Jesús.

>> Sigue...


Fútbol y símbolos (y Claves de la vida 90)

04.05.18 | 19:01. Archivado en Meditaciones

Ningún jugador es tan bueno
como todos juntos (Di Stefano).

El hombre es un animal simbólico, pues el simbolismo le abre a la cultura y, por tanto, lo humaniza. Frente a la reducción animal al medio, el humano busca el remedio del simbolismo cultural para ampliarse y proyectarse. El simbolismo plasma la razón afectiva del hombre, una razón no meramente abstracta sino colorista o cromática, sensible y emotiva. Se trata de una razón sentimental y consentimental, ya que nuestros sentimientos no son meramente individuales sino también comunes o colectivos.

>> Sigue...


Valores y vivencias y Aguas anegadas

28.04.18 | 07:53. Archivado en Meditaciones

VALORES Y VIVENCIAS

Divide y vencerás:
suma y convencerás.

Los valores no son, pero se vivencian y convivencian, los valores no son pero valen, puesto que son simbólicos y no meramente cósicos o entitativos. El máximo valor es el amor que no es una cosa o ente, sino una causa. Diríase que las cosas son entes sólidos, mientras que los valores son seres acuáticos y a veces volátiles o aéreos: en efecto, son el agua y el aire de la tierra, su humus y respiradero existencial.

>> Sigue...


Política remediadora (y Claves de la vida 89)

20.04.18 | 16:43. Archivado en Meditaciones

La remediación está
en la mediación (AOO).

Asistimos hoy a políticas partidistas, partidos que se creen enteros, políticos que se piensan el todo y no la parte. La política debería ser remediadora de nuestros conflictos, pero es una política que no remedia a menudo nuestros problemas ciudadanos. La ideología partidista está anquilosada y nos divide entre la derecha recalcitrante y la izquierda recalcitrada, ambas devastadas por culpa de su exclusivismo y falta de diálogo con el otro, ambas extremosas en su partición arbitraria del bien común y del sentido común. De ahí la crisis del dualismo clásico entre la derechona y la izquierdona, los de arriba y los de abajo, el elitismo y el populismo.

>> Sigue...


Experiencia profunda de la vida y Noche clara

13.04.18 | 21:32. Archivado en Acerca del autor

EXPERIENCIA PROFUNDA DE LA VIDA

Nada mejor que el amor,
nada más verdadero que el sufrimiento
(A.Musset).

La experiencia profunda de la vida promana de la vivencia abismática de la existencia, la cual es la vivencia que ronda la muerte. Lo profundo se halla en el inframundo, que es la realidad hollada por la contingencia y lo efímero, por el paso exabrupto del tiempo abrupto. Ahora bien, lo que nos aboca a la muerte es la enfermedad grave, el deterioro existencial, la devastación del cuerpo y del alma. Por eso, A.Musset considera el sufrimiento como lo más verdadero, porque nos prepara para la hora de la verdad, que en la tauromaquia animal y humana es el final del encierro: la encerrona.

>> Sigue...


Que fluya (y Claves de la vida 88)

06.04.18 | 17:30. Archivado en Poemas

(Para Maxi
en su aniversario)

Tomándome una copa junto al Ebro
fui retomado por mis pensamientos
los unos me llevaban río abajo
los otros me subían río arriba.
Río abajo recordaba los sueños
río arriba las penas y los daños
los unos me llevaban en volandas
los otros derruían mis estancias
aquellos me animaban vitalmente
estos me desahuciaban mortalmente.

>> Sigue...


Lo sublime y el éxtasis (y Claves de la vida 87)

31.03.18 | 12:15. Archivado en Meditaciones

En mi por ti me moría
y por ti resucitaba
(Juan de la Cruz).

Desde abajo lo sublime es una sublimación o elevación, desde arriba lo sublime es un descenso o irrupción. Pero lo sublime es fundamentalmente transversal y oblicuo, ya que atraviesa la realidad para expresar o exprimir su ser. Y el ser de la realidad dice eros o amor, quicio o junción, juntura o coyuntura, reunión o cópula de diversos dispersos.

Acceder al ser como implicación de los seres es arribar a una visión no meramente estática de la realidad, pero tampoco puramente dinámica, sino “extática”. El éxtasis es la intuición radical de lo real en su cruz o encrucijada, en su ensamblaje o coimplicación, en su complicidad. Lo cual es visto por el hombre como algo trascendente o trascendental, enigma o misterio. El problema es cosa del ente o cosa, el enigma es propio del ser, el misterio se refiere a Dios, lo divino o lo sagrado.

>> Sigue...


Los hombres no lloran. Creancia

23.03.18 | 16:10. Archivado en Meditaciones

En las sociedades patriarcales los hombres varones no suelen llorar porque no deben llorar, de acuerdo a la machotería oficial. Llorar sería una debilidad propia de mujeres, como parece que le advirtió al rey Boabdil su madre Aixa tras perder el reino de Granada: llora como mujer lo que no supiste defender como hombre. En efecto, la mujer llorona tiene una larga tradición que la manifiesta ritualmente como plañidera, que es la encargada de ofrecer los trenos fúnebres en el entierro de ciertas personas o personajes.

>> Sigue...


Yazgo (y Claves de la vida 86)

19.03.18 | 17:45. Archivado en Poemas

Testigo soy
del padecer del día.
Un ave carroñera
me vigila
desde un árbol caído
sobre el agua.
En su espesura el tiempo
se apenumbra
bajo el crisol del sol.
Recuerdo mis estancias
recorro mis distancias
sentado en este muelle
del destino.

>> Sigue...


Eros y religión (y Claves de la vida 85)

09.03.18 | 19:57. Archivado en Meditaciones

El eros es una vivencia
religiosa (W.Schubart).

En muestra sociedad irreligiosa asociar eros y religión resulta extraño, porque eros estaría reñido con la religión y viceversa, la religión con eros. Pero al disociar eros y religión, la religión se resiente fríamente, mientras el eros se recalienta sexualmente. Sin embargo, hay una relación entre eros y religión, ya que la religión dice religación, y el eros ligación. Tanto el eros como la religión buscan reparar la unidad perdida o separada, sea a nivel erótico sea a nivel religioso respectivamente.

Por eso precisamente la religión natural o pagana santifica la pro-creación, al tiempo que la religión sobrenatural o cristiana santifica el eros como amor. En ambos casos se venera el principio de la unión o reunión, de la junción o conjunción: el eros ajunta lo humano y su humanidad, la religión ajunta lo humano y transhumano o divino. Pero su mutua relación llega hasta el punto de considerar sagrado eróticamente al otro o religiosamente al Otro (que es el otro bajo la mirada del Dios). Debería quedar claro en este contexto erótico-religioso que el otro remite al Otro divino y viceversa, el Otro divino al otro humano.

>> Sigue...


Martes, 21 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031