Fratría

El amor en nuestro mundo (y Vivencias y convivencias 9)

21.09.18 | 15:31. Archivado en Meditaciones

El amor humano en nuestro tiempo suena a inhóspito, a falta de hospitalidad, a hospital e incluso a hospicio. El amor comparece hoy egoísta, sálvese quien pueda. Por su parte, el amor mundano suena a barullo porque vuela y revuela, a menudo aparece como un enfermo contagioso, virulento, como un trastorno pasajero, y siempre como carnavalesco. A veces prende y arrasa, obsesivamente, a veces pretende levantar el vuelo y no puede. El amor es el fenómeno humano más relevante y revelante del hombre y la mujer, que nos eleva o rebaja, que nos inspira y expira o aturde, que nos salva o nos condena, condicionando radicalmente nuestra psicología. El amor es la condición humana en su actuación más significativa, la cual consiste en abrirse al otro u otra. Por eso representa nuestra identidad no recalcitrante sino herida o diferida, lo que podemos llamar “didentidad” o identidad aplazada.

>> Sigue...


Fratria y ágape (y Vivencias y convivencias 8)

14.09.18 | 18:13. Archivado en otros autores

Eloy Fernández Clemente
Universidad de Zaragoza

Querido Andrés, compañeros de ágape, sus y mis amigos por lo tanto:

Alegría y solidaridad, en este encuentro, tras muchos años de conversas formales, informales e informáticas. Me dices que soy el único al que autorizas a hablar, es decir me obligas a ello; quizá porque aunque no soy de Tardienta, somos casi quintos, apenas te llevo un par de meses (“!Aupa, muchachos!”, gritaste cuando como yo, alcanzabas los 75) y te conozco de tiempo inmemorial: desde alguna célebre colaboración en Andalán, alguna noche paseante por el Casco Viejo, y haberte presentado, escrito reseñas, biografías, comentarios.

>> Sigue...


El nihilismo actual (y Vivencias y convivencias 7)

05.09.18 | 21:44. Archivado en Acerca del autor

Asistimos a un difundido y difuso nihilismo actual, caracterizado por cierta vacuidad e incierta nadería, por una situación difuminada de pérdida de la verdad y descarrilamiento del sentido, de inseguridad cósmica. Cierto, la globalización nos acompaña como un salvavidas, pero es un globo flotante e inestable. El ser parece reflotar hoy en una nada indefinida, la unidad parece diluirse en la diversidad, la proclamada muerte de Dios obtiene crédito. Ya no creemos en casi nada, incluso empezamos a creer en la nada, al tiempo que nos lo tragamos casi todo. Así que, como dijo Nietzsche, el desierto crece, a veces mediante su propia aportación o deportación nihilista.

>> Sigue...


El ser de los seres (y Vivencias y convivencias 6)

26.08.18 | 19:40. Archivado en Meditaciones

Ser y no ser:
esta es la cuestión
(AOO)

Indagar el ser de los seres es el objeto de una vieja ciencia abstrusa, la metafísica, que ha quedado arrinconada por su fundamentalismo del ser contra el no-ser, del ser frente al devenir, del ser como fundamento inconcuso de las cosas. Se trata de una filosofía que celebra lo inmutable frente a lo mudable, lo absoluto frente a lo relativo, lo esencial frente a lo existencial. Por eso ha sido acusada de ser una ciencia pura y abstracta, dogmática e inmovilista, ya que el ser de los seres se presentaba como algo eterno e intemporal. En el fondo el ser der los seres era un concepto fijo, caracterizado por una rigidez tan ideal que se convertía en irreal.

>> Sigue...


Democracia inflada (y Vivencias y convivencias 5)

19.08.18 | 20:46. Archivado en Meditaciones

El hombre es un animal racional y afectivo, en el que la razón se nutre de afección. La razón articula la realidad a partir de su aprehensión sensible o sensitiva, de modo que la implicación sentimental de lo real condiciona su explicación racional o abstracta. El amor y el odio, la aprehensión positiva y la aprensión negativa juegan así un papel o rol fundamental en nuestras relaciones con el mundo, las personas y las cosas. Pues bien, es en la democracia donde se trata de equilibrar lo racional y lo cordial, lo abstracto y lo concreto, el ideal y lo real, la cualidad y la cantidad.

>> Sigue...


Fraternizar (y Vivencias y convivencias 4)

10.08.18 | 12:26. Archivado en Meditaciones

El ser dice unión:
la fratria dice reunión
(AOO).

La idea universal de la fraternidad procede tanto del ámbito religioso como del secular. En el cristianismo la fraternidad interhumana se basa en la humanización o encarnación de Dios en el hombre y su humanidad, lo que funda el hermanamiento radical de toda la humanidad. Por su parte, en la filosofía estoica el hermanamiento del hombre con el hombre y la mujer proviene de su mismo origen común o nacimiento en la tierra, de su mismo medio o mediación en el mundo y de su mismo destino final señalado por la muerte.

>> Sigue...


Fraternidad posible e imposible (y Vivencias y convivencias 3)

06.08.18 | 11:23. Archivado en Meditaciones

Las fratrías o hermandades paganas son agrupaciones de amigos o simpatizantes de composición intermasculina, en torno a un objetivo o tarea común de tipo político o social. Es Sócrates quien eleva la fratría política a fratría filosófica o cultural, más amplia, propia de un discipulado que sigue siendo masculino. Pero será el cristianismo el que desborde la vieja fratría intermasculina, abriéndola no solo a la mujer sino a la universalidad. En Jesús la fratría particular se desborda en Fratria universal, Iglesia ecuménica, aunque sus sucesores no se hayan enterado y se hallen divididos inhóspitamente.

>> Sigue...


Cuestiones existenciales (y Vivencias y convivencias 2)

28.07.18 | 09:35. Archivado en Meditaciones

Ignoramos o acallamos casi todo lo esencial, pero sabemos ya lo que tenemos que preguntarnos existencialmente. En primer lugar, si estamos acompañados o solos en el universo, si hay otros cohabitantes o no como nosotros por ahí. En segundo lugar, si nuestra vida tiene algún sentido, si manifiesta algo sagrado o es impura profanidad y mero devaneo o devenir. En último lugar, si cabe plantearse la trascendencia en el universo, o estamos encerrados a cal y canto inmanentemente. En fin, todo ello replantea la cuestión de si la vida merece ser vivida humanamente hasta su final mortal.

>> Sigue...


Razón del amor y Poesía

20.07.18 | 13:21. Archivado en Meditaciones

La editorial "Sapere Aude" de Oviedo acaba de publicarme dos libros: uno en prosa, con Introducción de Javier Otaola, titulado La razón del amor; el otro, en verso, se titula Poética senti-mental, y está músicado por Gontzal Mendibil. Ofrecemos a continuación el Prólogo de Rui Ribeiro a este último.

>> Sigue...


El humanismo hoy (y Vivencias y convivencias 1)

13.07.18 | 18:51. Archivado en Meditaciones

Nada humano me es ajeno
(Terencio).

El humanismo es la consideración del hombre como central y medial en nuestro universo, así pues el mediador de todas las cosas y hasta cierto punto su medidor o criterio. El humanismo en sentido estricto es el humanismo renacentista, de inspiración socrática y cristiana, pagana y religiosa, que se caracteriza por su giro antropológico y su visión antropocéntrica, definiendo al hombre como síntesis o microcosmos del cosmos. El segundo gran humanismo sería el ilustrado, una revisión racionalista del hombre abierto científicamente al cosmos y caracterizado por su libertad, igualdad y fraternidad teóricas, a verificar o realizar políticamente.

>> Sigue...


Edad provecta ( y Claves de la vida 100)

07.07.18 | 07:57. Archivado en Meditaciones

La edad provecta es la edad madura propia ya de la vejez o senectud. Suele considerarse la edad más caduca y a veces caducada, la más contingente y la menos gloriosa, la más borrosa. A pesar de ello, la edad pro-vecta significa la edad vectorializada hacia adelante, adelantada o avanzada, por cuanto abierta (pro) a su enigma y estigma: la muerte como horizonte rasgado y sellado. La cual empero, como afirma Montaigne, es el como el finiquito de la vida, pero no su final o finalización absoluta, ya que la vida queda reflotando en el ser.

>> Sigue...


El hombre y su destino (y Claves de la vida 99)

29.06.18 | 12:45. Archivado en Meditaciones

Una civilización que niega la muerte,
acaba por negar la vida (O.Paz).

El destino es el hado o sino, nuestro punto de llegada, el final prefijado: la muerte como necesidad o imposición natural. Toda su vida A.Malraux luchó contra el destino mortal del hombre, contra lo fatídico humano, contra la muerte mayúscula o minúscula. Toda su vida trató heroicamente de matar la muerte y el mal, de acabar con la Parca y los males, enarbolando una voluntad recia enfrentada a la fatalidad como una afrenta. Por eso predica y practica una solidaridad activa, basada en un humanismo planetario y en una fraternidad viril frente a todo despotismo y tiranía.

>> Sigue...


Lunes, 17 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31