Fratría

Ser humano (y Claves de la vida 57)

28.08.17 | 10:24. Archivado en Meditaciones

Me invitan a escribir sobre el ser humano hoy, y viene en mi auxilio su origen del humus (tierra, polvo). Ser humano es ser humus terráceo o polvoriento, como narra el Génesis, el cual añade al lodo telúrico del hombre un aire o hálito espiritual. Hasta ahora el hombre ha desarrollado sobre todo su tierra o lodo, y no tanto su alma o espíritu. Esto significa que el hombre ha cumplido su proceso de hominización, pero aún no de humanización.

Filósofos y antropólogos interpretan el humus del hombre no en sentido literal sino simbólico, traduciéndolo como mundo. El hombre no es meramente tierra, sino tierra cultivada y culturizada, tierra habitada y habitable, así pues mundo abierto al sentido interhumano. La tierra del hombre se vuelve humana, es tierra ya no literal sino literaria, humus húmedo o humedecido de sentido interlingüístico. Ahora el hombre es el ser encarnado en la carne simbólica del mundo.

La encarnación del hombre en el mundo sucede pues en la carne, la cual es carne real y surreal, vital y mortal. La conciencia de la vida y de la muerte es la conciencia específicamente humana, una conciencia que nos sitúa siempre en el límite o frontera existencial, al borde del abismo del ser. Pero paradójicamente el límite de la muerte dice también abertura ilímite, apertura trastemporal, trastiempo intemporal. El tiempo del hombre se humaniza y vuelve humano en relación con ese trastiempo que nos condena y libera al mismo tiempo.

Así que el ser humano se define por su relación entre el tiempo y el trastiempo, entre la tierra o el mundo y su límite, entre la existencia y la dexistencia. Ser humano hoy es replantear lúcidamente la relación de la vida con la muerte, una relación que conduce al hombre humano y no inhumano a la “compasión” universal de sí mismo y del otro. La compasión es la clave de toda auténtica religión y de toda religión verdaderamente humana, como mostraron Buda y Jesús, como demostró Schopenhauer y recalca el Papa Francisco.

Pero hay dos ideologías extremas que se refuerzan anticompasivamente. Por una parte, un paganismo o naturalismo de carácter cruel o sádico; por otra parte, una religiosidad o sobrenaturalismo fundamentalista y masoquista. Frente a ellos, la compasión del hombre por el hombre es la compasión propia y ajena ante la muerte común y lo que conlleva, el compadecimiento de lo fuerte por lo débil y del fuerte por el débil (aquello que cierto Nietzsche y el nazismo odiaban).

Finalmente compasión significa compatibilizar los contrarios, ponderando la fuerza de lo débil y la debilidad de lo fuerte, la mortalidad de la vida y la vitalidad o inmortalidad de la muerte. Ser humano hoy consistiría pues en compatibilizar los contrarios simbolizados radicalmente por la vida y la muerte, lo cual significa vivificar la vida y amortiguar la muerte. Pero también debería significar amortiguar nuestra vida desmesurada y vivificar nuestra muerte inhibida.

En el viejo relato de Jacob en lucha con el ángel, el humano resulta herido por el angélico, pero este finalmente le otorga su bendición compasivamente. La gran herida trascendental de la vida es la muerte, la cual empero es la obertura del tiempo zaherido a la bendición de la eternidad. Ahora bien, la herida mortal de la vida no es luminosa, como pensaba el viejo José Mª Pemán, sino “numinosa”: a la vez oscura y luminosa.

Parafraseando a Christian Bobin, podríamos afirmar que en la más profunda herida de la vida subyace un cierto sinsentido (negro) y un incierto sentido (claroscuro). Nuestra existencia humana es una luz que oscila en el presente entre la oscuridad clara del pasado y la oscuridad abierta del futuro.

CLAVES DE LA VIDA

---Otro Dios: Dios es el otro, el otro es Dios.

---Decimos que Dios o el tiempo dirá: así que Dios es el tiempo (trastemporal).

---El amor redime lo diablesco de nosotros mismos: eros religioso.

---Se ha asociado con la homosexualidad algo diablesco: como si la heterosexualidad fuera angelical o celeste.

---El amor es más grande que la muerte: si lo es y cuando lo es.

---El éxtasis como salida simbólica del mundo: flotación surreal.

---El infinito flota taciturno sobre su esfera nocturna.

---La razón es racional: el corazón es sapiencial.

---En internet se pierde el tiempo e incluso se mata: pero resucita virtualmente.

---La felicidad navideña como sueño: el sueño de una noche de invierno.

---La boira como niebla: boina o tiniebla.

---He cogido frío: me he encogido.

---El optimismo es proyectivo: el pesimismo es introyectivo.

---El atraso del hombre y su cerrazón mental: el hombre es un animal abierto, hasta que se topa con otro hombre.

---Se podría vivir más felizmente: se nos constriñe la humana felicidad.

---No se puede hacer casi nada: pero en ese casi cabe todo.

---Soy un empecinado: me empreño en el empeño y me despeño.

---Petrarca trataba de salvar su propia mismidad: pero incluso la propia mismidad solo se salva a través de la otredad del otro.

---Todo artista es mercurial: todo creador es paradójico.

---Se me toma literalmente: pero soy un simbolista.

---El optimista no suele ser óptimo: el pesimista no suele ser pésimo.

---Desventurados los soberbios: porque absorberán su caída en picado.

---Aventurados los buenos: porque la osadía de su bondad se topará con el oso del mal.

---Malaventurados los malos: porque su maldad ya los maldice.

---Ambivalencia del aforista, el cual es como el flautista de Hamelín: canta lo bueno y lo malo, tratando de encantar a buenos y malos.

---Hombre refranero hombre puñetero: pero el aforista es más bien un florista que recoge flores en florilegios.

---(Plegarias navideñas) Que el tren no descarrile y llegue a punto: que el frío amaine y el sol resplandezca: que el turrón sea dulce y el cava seco: que la felicidad no sea tan melosa.

---Vida de calidad y vida de caridad: paganismo y cristianismo.

---La gracia cristiana no destruye la naturaleza pagana, sino que la perfecciona.

---La esencia de la democracia es pagana y cristiana: greco-cristiana.

---La historia rememora la realidad: la poesía la conmemora.

---La filosofía como articulación simbólica del mundo.

---Leo que el Opus Dei divide su potestad ejecutiva: me temo que algún miembro pueda ser ejecutado.

---Casarse requiere una casa: la casa condiciona el casamiento.

---Secularizar falsos dogmatismos es positivo: profanar malas sacralizaciones es bueno.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 23 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930