Fratría

Heidegger y el sentido (y Claves de la vida 56)

21.08.17 | 08:28. Archivado en Meditaciones

(Para Rui Branco Ribeiro)

Martin Heidegger es un filósofo demónico y, por tanto, altamente ambivalente. Por una parte plantea incisivamente el sentido del ser como el sentido de nuestra existencia; por otra parte, recae inicialmente en el nacionalsocialismo alemán. Gran filósofo y fatal político. Su discípulo democrático H.G.Gadamer ha tratado de salvarlo filosófica y hasta humanamente, aunque reconociendo su energía tenebrosa, así pues un cierto oscurantismo que contamina su propia razón filosófica.

Yo añadiría aquí que el oscurantismo heideggeriano se manifiesta en su visión del ser o sentido existencial como cierre tanto o más que apertura, como ocultamiento tanto o más que desocultamiento, como retroyección tanto o más que proyección. El ser o sentido existencial dice en nuestro autor tierra arraigadora y mundo abierto, matria y patria, pero no fratria, al menos en principio. Aquí se inscribe su episodio nacionalsocialista, en el que identifica a Grecia como la matria del ser y a Alemania como la patria del ser, abandonando la fratria del sentido de origen cristiano.

>> Sigue...


Todologia (y Claves de la vida 55)

16.08.17 | 17:20. Archivado en Meditaciones

El mal existe pero no sin el bien,
como la sombra no sin la luz
(A.Musset)

La filosofía suele ser considerada como una todología, es decir, como un intento por comprender las partes o partidas de la realidad desde el todo o conjunto. El filósofo es un todólogo porque es un pensador global, que trata de obtener una visión no parcial sino coimplicativa del mundo, así pues tanto relacional como asuntiva de las realidades. Por eso intenta insertar en la conciencia colectiva la crítica política y cultural, económica y social, religiosa y artística en las deslabazadas formas de vida contemporánea. Pues todo lo que no se entiende se desentiende.

>> Sigue...


El enigma y la trascendencia (y Claves de la vida 54)

05.08.17 | 11:43. Archivado en aforismos

El universo es un enigma de fondo, un enigma que tiene que ver con la trascendencia. En la ciencia actual la trascendencia del universo se llama evolución, mientras que en nuestra conciencia religiosa se llama misterio. El enigma del universo se sitúa así entre la evolución y el misterio, una evolución cada vez más misteriosa que avanza de la materia al espíritu, descubriendo la inmaterialidad de la materia y la interrelación de la realidad universal.

>> Sigue...


Poemas

31.07.17 | 08:05. Archivado en Poemas

SONETO

Un soneto quisiera hacer sonoro
que cante pros y contras de la vida
que cuente junto al ritmo y a la rima
arritmias sinsabores y descuentos.

Nuestra existencia fluctúa entre el ser
que se confirma positivamente
y la nada que anida el contraser
como un fondo negado sin trasfondo.
El fondo que celebra el fin del mundo
y el ser que concelebra la victoria.

Entre la nada en medio de la escoria
y el mundo que se afirma en lo inmundo
el hombre se desgarra al infinito
mientras sufre un destino tan finito
tambaleado en medio del abismo.

Un soneto quisiera hacer sonoro
que cante pros y contras de la vida
pero no me salió sino sonado
lo visto escrito es una sonata
incluso puede ser una asonada.
El son y el ton sonido y el buen tono
desentonan más bien en nuestro estado.

SIGNO

Qué degradada vida
la del que huye del interior
sonoro
y solo se apacienta de ruidos
del entorno:
sin entornar los ojos
sin entonar un canto
embarrándolo todo
de cieno y de cemento
desbarrando a sus anchas
resbalando por todo
embrutecido en suma.
Que no le atañe al cielo
su desbarre en el suelo
ni atañe al ángel quedo
su barullo errabundo
su degradado encono
su desgraciado empeño
su putrefacto sueño.

El hombre se degrada
si no asume su ensueño
se ensaña con las cosas
y no cultiva el seño:
el signo de la vida
y la trasvida
la señal del amor
y de la muerte
el sesgo que designa
la apertura.
La apertura que consigna
el símbolo del alma
de las cosas
frente a las cosas meras.

Qué degradada vida
la del que huye de sí
mismo
rehuyendo el sentido:
el sentido simbólico del mundo
el sentido de fondo de la vida
el designio interior del universo
la pregunta por el ser de los seres
y su sino.
Aunque sea una pregunta
que no obtiene respuesta:
la respuesta es el signo
de su interrogación abierta.
Un signo que hominiza
y humaniza
al animal que aún somos.

HERMANO

Diré lo que no he dicho mas callado
magullaré el silencio a trompicones
mascullaré el lenguaje tan hollado
diré lo que yo he visto y he hallado.
Por ejemplo diré que falta el tiempo
y tampoco hay espacio suficiente
para poder salvaguardar la vida
para poder salvaguardar el mundo.

No hay espaciotiempo pero hay trastiempo
en el que situar nuestra trastienda
no hay tiempoespacio pero queda espacio
para espaciar aún nuestro destino.
Quizás sea cuestión de cal y canto
quizás sea cuestión de abrir el flanco
por donde fluya al fin el desencanto
por donde fluya al fin el desacato.

El desencanto de saberse aislado
y el desacato de sentirse otro.
Otro que nadie pero junto a otros
otro que nadie pero más al lado
otro que nadie pero más cercano
otro que nadie pero más hermano.
El hombre está cercado por el hombre
y el hombre está cercado por el hambre
liberemos al hombre del mercado
y hagamos del mercado democracia
que tenga en cuenta la demografía.

Diré lo que no he dicho mas callado:
este mundo sin ti está acabado.

SAUDADE

De repente me asola
una soledad desoladora
acompañada empero de recuerdos
no muy precisos pero muy preciosos.
Son las fiestas patronales de mi pueblo
Tardienta
y de su bullicio emerge la imagen
afectiva de la madre galaica
y del viejo amigo lusitano
reunidos por no se sabe qué duende
trasgo o daimon.

La madre falleció y el amigo
desapareció sin dejar rastro:
simbólicamente.
Pero mi simbolismo solo logra
traerme espectros nostálgicos de ambos
melancolía de un tiempo desterrado.
La soledad está pues acompañada
por ambos como si la madre fuera
el trasfondo de nuestra vieja hermandad:
la matria de la fratria.

En mi vejez rememoro la niñez con la madre
y la juventud con el amigo desaparecido
en el combate de la vida:
ambos me acompañan a pesar de su ausencia
galaico-portuguesa.
Ausencia presente y presencia ausente
saudade
una soledad desolada pero no sola
por el eco de sus voces que sigo escuchando
por el reflejo de sus gestos que sigo estimando
por el brillo de sus rostros que prosigo amando
hasta la muerte final y su reverso.

Son recuerdos memorables y memoria
del tiempo y del espacio vacíos
pero llenos por dentro de imágenes sutiles
y atractivas: la madre y el hermano putativo
a quien quisiera ver ya encanecido
antes de que la Parca nos aparque.
Finalmente aparece el buen amigo
sobre la ausencia de la madre mía
una presencia sin duda ferviente
y que reta la sombra de la muerte.
El viejo Gilgamesh encuentra a Enkidu
como intérprete en la bella Bruselas:
la amistad como adujo Aristóteles
es lo más importante de esta vida
por cuanto representa la fratría
que es la hermandad congénita del hombre.

Reencuentro, celebración y augurios
la brecha abierta queda clausurada
y el horizonte queda armonizado
en un pentágrama de afecto y fado:
vuelve el fiel amigo y canta el Rui-señor
como una promesa de inmortalidad.
Siempre quedará el rostro de la madre
junto al rastro del amor y la amistad.

CELOSÍAS

Aquí la envidia y los celos
me anduvieron acechando.
Dichoso el que no envidia
ni tampoco es envidiado:
porque la envidia corroe
y ser envidiado apesta.
Apréstate a ser tú mismo
frente al orgullo y lo vano
pues solo siendo el que eres
tratando de ser tú mismo
podrás llegar a ser otro.
Otro mejor que envidioso
otro mejor que celoso:
el que se sabe contento
contento o bien contentado
con la suerte de su esfuerzo.


Cultura y barbarie (y Claves de la vida 53)

21.07.17 | 10:08. Archivado en Meditaciones

Cultura es culto y cultivo del alma, arte espiritual por excelencia, capacidad de introspección y expresión frente al ruido ambiental, meditación y recreación. El hombre culto es un cultor de la vida como existencia humana, y por tanto un humanista. Ahora bien, frente a la cultura humanista coexiste la barbarie, que es la incultura empedernida, pero también la cultura antihumanista, meramente técnica o funcional, instrumental. Barbarie viene de bárbaro, caracterizado por su rudeza o brutalidad, a veces inculto, pero otras veces cultivador como decimos de un antihumanismo e incluso inhumanismo.

>> Sigue...


Sobrevivir (y Claves de la vida 52)

14.07.17 | 09:23. Archivado en Meditaciones

A los hombres no les gusta la muerte
porque no aman la paz (J.Mercanton)

Mi médica de cabecera me recomienda escribir sobre mi enfermedad por si ello ayuda a otros o a mí mismo, pero me siento escéptico ya que la enfermedad más bien desayuda a todos: lo demás son retóricas. Ninguna enfermedad es heroica sino antiheroica, y no se trata de ser un héroe pagano o pío ya que la enfermedad no expía nada, sino que cumple su función de puente entre lo vital y lo mortal. Pero el hombre ama la belicosidad heroica de la vida y no la paz antiheroica de la muerte, así que sufre en la enfermedad la impaciencia de la muerte anunciada.

>> Sigue...


Filosofía de la canción

07.07.17 | 09:48. Archivado en Meditaciones

FILOSOFÍA DE LA CANCIÓN I

El amigo E.Trias compuso una brillante filosofía de la música clásica, pero coexiste también una filosofía popular de la música popular. Mientras que la música clásica oferta la lucha heroica o heroificada de ciertas ideas que encarnan personajes con un destino ejemplar, la música popular ofrece la lucha antiheroica y cotidiana de inciertas ideas de personas con su destino personal. La música clásica es música noble e ilustrada para notables, la música popular es ligera o ilustrativa compuesta para el personal descabalgado o de a pie. A continuación ofrezco una leve pincelada folclórica sobre esta música romanticota, centrada no en amores aristocráticos sino en amores discretos que discurren indiscretamente. Y es que la música clásica, como la filosofía de Trias, es límite y frontera, delimitada como la poesía y la filosofía clásica, mientras la música y cultura popular es más implicativa o implicacional, deslimitada (como el rock que asume el ruido, el jazz la mezcla y lo atonal lo disarmónico). Pero aquí me decanto por el canto: me reencuentro con la vieja canción juvenil y su eco.

>> Sigue...


Homo patiens (y Claves de la vida 51)

01.07.17 | 08:33. Archivado en Poemas

La vida dice oscilación
mi vida es un vaivén
inextricable.
Murió el padre
y apareció la madre
murió la madre y reaparecieron
los hermanos
se dispersaron los hermanos
de sangre roja
y surgieron los hermanos
de tinta azul
desaparecieron los padres putativos
los maestros
y aparecieron los hijos putativos
condiscípulos.

>> Sigue...


La realidad y su impotencia (y Claves de la vida 50)

23.06.17 | 18:13. Archivado en Meditaciones

La realidad ha solido definirse por su potencia o energía, tanto en la ciencia como en la tecnología, en la filosofía y la política , en la Ilustración y el mito del progreso, en las religiones idealistas. Resuena todavía el eco de esta potencia positiva de la realidad en el positivismo buenista contemporáneo. Sin embargo, encuentra su oposición tradicional en los viejos estoicos y epicúreos, cínicos y escépticos, así como en los nihilistas modernos que, como los existencialistas, declaran la impotencia de la realidad e incluso su absurdo existencial, como Sartre, Camus o Cioran. Por lo demás, en la actualidad el hombre ha abandonado ampliamente a Dios, y Dios parece haber abandonado al hombre a su propia suerte.

>> Sigue...


Duende y daimon: lo demónico

16.06.17 | 08:43. Archivado en Meditaciones

Lo demónico está entre lo inmortal y lo mortal:
es el enlace que une la totalidad.
(Simposio de Sócrates-Platón).

En esta ocasión quisiera considerar el mundo, su duende o daimon y la trascendencia. Sospechamos que entre el mundo inmanente y su apertura trascendental, cohabita un duende o daimon determinante o destinal, un espíritu elemental que preside el ámbito intermedio de lo humano, precisamente mediándolo o intermediándolo sutilmente, así como recreándolo dialécticamente. En el fondo duende y daimon encarnan la energética ambivalente del universo, y en el trasfondo la propia daimonía o autocreatividad del universo diverso y aun contradictorio, pero entrelazado radicalmente. Esta es la cuestión radical de una filosofía radical.

>> Sigue...


El amor no tiene remedio

10.06.17 | 10:00. Archivado en Meditaciones

Oblígame a gritar
mi verdadero nombre
(J.Cortázar)

Aparece el libro del cantautor y poeta Luis Ramiro “Poemas para infancias mal curadas”, celebrado por Carlos Salem por sus versos rebeldes e insurrectos, que concelebran el encuentro y el desencuentro amoroso, el amor descarnado y el desamor abrupto, lo urbano noctámbulo exento de la vieja urbanidad y un romanticismo seco, continuando el estilo popular de su colega J.Sabina. El poeta vive por nosotros experiencias urbanas y suburbanas, de un cierto realismo sucio y de un incierto anhelo límpido – a veces sin saberlo. El gozo y el dolor, el placer y la miseria del mundo se dan cita en un lenguaje con gracia y rima, con ritmo y tino. Es un poemario propio de un autor que lucha en pro del amor, pero no del todo, porque “buscar así el amor (en discotecas) me decepciona: yo quiero una pasión de cielo abierto”.

>> Sigue...


Lo demónico (y Claves de la vida 49)

03.06.17 | 09:56. Archivado en Poemas

Lo demónico es la esencia del mundo
la esencia existencial del universo
ni puramente divino en su centro
ni demoníaco en su periferia.
Lo demónico suena a trasversal
a un recruce de genes y de trenes
a mediación universal y externa
a implicación universal e interna.

>> Sigue...


Jueves, 24 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031