El Blog de Francisco Margallo

Marx y la Biblia

16.09.17 | 09:08. Archivado en Biblia, San Pablo

2. Dialéctica de la fe

(Cont., viene del día 15 sept)

Como vimos en el apartado precedente, la fe paulina y todo el nuevo testamento consiste en creer que ha llegado el reino definitivo de la justicia y de la vida. Por Rom 6, 4 podemos decir que para Pablo es tan ultimum la resurrección como la nueva vida de justicia que toda la historia humana ha estado esperando; por eso, al ver resucitar a Jesucristo, ve que ha llegado la gloria, la misma gloria que consiste en "que caminamos en novedad de vida"

>> Sigue...


Marx y la Biblia

15.09.17 | 09:08. Archivado en Biblia, Marx, San Pablo

3 Marx y la Dialéctica

Marx coincide con Pablo en la intuición de la realidad del mal
que el pecado y la injusticia forman una estructura orgánica omnicomprensiva y omnipervalente. Pablo llama kósmos a esa totalidad. Marx la llama capitalismo

>> Sigue...


Marx y la Biblia

13.07.17 | 13:43. Archivado en Justicia social, Biblia, San Pablo

2. Dialéctica de la fe

Como bien sintió Althaus en Rom 6, 4 "el final del versículo es sorprendente. Lo primero que uno espera es que Pablo continúe: como Cristo fue resucitado, así nosotros seremos resucitados para una vida nueva, o: así nosotros seremos resucitados(el último día")

>> Sigue...


Marx y la Biblia

30.06.17 | 17:34. Archivado en Fe y razón, Ley, Biblia, profeta, San Pablo

5. Fe y Dialéctica

Lo que Bultmann y Käsemann dicen de la fe: que se la falsifica por completo cuando se la convierte en una "concepción del mundo", en una cosmovisión o en una visión de la historia, eso mismo, notablemente lo mismo, denuncia H. Marcuse, J-P. Sartre y E. Bloch haberle sucedido a la dialéctica: se petrificó en "concepción del mundo" y automáticamente dejó de ser dialéctica

>> Sigue...


Marx y la Biblia

05.06.17 | 22:20. Archivado en Fe y razón, Biblia, profeta, San Pablo

5. Fe y Dialéctica. La fe en la Biblia

El pueblo judío auténtico era consciente de que su misión en el mundo era realizar la justicia, pero no lo había logrado, y Pablo contaba con que la muchedumbre de gentiles convertidos en realizadores de justicia sería para él un espectáculo profundamente desquiciador de sus categorías, originador de auténtica metanoia

>> Sigue...


Domingos

02.02.17 | 22:00. Archivado en mujer, San Pablo

>El Cristianismo de María Magdalena

Juan José Tamayo

En su obra La Ciudad de las Damas, de principios del siglo XV, la escritora francesa Christine de Pisan constataba la disparidad entre la imagen negativa de los varones sobre las mujeres y el conocimiento que tenía de sí misma y de otras mujeres.

>> Sigue...


La cigüeña sobre el campanario

02.12.16 | 00:00. Archivado en Religión, Jesucristo, San Pablo

Span class="imagen">

La blanca cigüeña,
como un garabato,

tranquila y deforme, ¡tan disparatada!
sobre el campanario.
Antonio Machado

¡Yo creo en la esperanza...!
El credo que ha dado sentido a mi vida

4. El Cristo de mi fe

II. Descubrimiento de la Religión
Verdadera

Cuando Pablo habla de la incorporación de los cristianos a Cristo, de una identificación misteriosa del cristianismo con el cuerpo glorioso de Cristo, el dinamismo de este "misterio" no es el de la religiosidad ontológico-cultualista, sino el de la religiosidad ético-profética. Y esto por el papel que tiene Pablo "la fe que actúa por la caridad"(Gálatas 5, 6), por la dialéctica paulina de caridad y justicia y por la esplícita articulación de la fe en la resurrección con la esperanza escatológica.

>> Sigue...


Marx y la Biblia

02.03.15 | 09:27. Archivado en Biblia, Marx, San Pablo

3 Marx y la Dialéctica

El esceptimismo con el que el científico moderno(y bajo su in-
flujo, el hombre moderno)oyen hablar de la derrota y de la muer
te y del triunfo de la vida en la resurrección, no tiene de moderno y de científico absolutamente nada; es una capitula-
ción fatalista heredada de Grecia, pues Lucas sitúa en Atenas esta escena: "Pero cuando oyeron resurrección de los muertos, unos se burlaban y otros dijeron: te oiremos de esto en otra
ooasión"(Hech 17, 32).

Que no nos cuenta Bultmann que el hombre moderno ya no puede aceptar esas utopías; no es cuestión de el hombre moderno ni de la imagen moderna del mundo; el hombre que hace de la situación vigente y del statu quo su criterio de verdad y su norma para discernir lo posible de lo imposible, es un hombre que ha existido siempre y que encontró su mejor
sistematización ideológica en el pensamiento griego, es decir, en ese mismo pensamiento que Bultmann sin, quererlo, condivide.

Es un pensamiento en el que, como dice Richard Stich "la obser-
vación toma el lugar de la vocación". De la epistemología grie-
ga vale por entero lo que Marcuse de la ciencia galileana:

Precisamente porque la ciencia galileana es, en la
formación de sus conceptos, la técnica de un mundo
vital. Permanecer esencialmente dentro del marco
experimentalmente básico y dentro del universo de
fines establecido por su realidad...Lo que está en
juego...es el límite inherente de la ciencia y el
método científico establecido gracias al cual ellos
extienden, racionalizan y aseguran el mundo vital
prevaleciente sin alterar su estructura esencial,
esto es, sin plantear un modo cualitativamente nue-
vo de "ver" y sin plantear relaciones cualitativa-
mente entre los hombres y entre el hombre y la na-
turaleza.

El escepticismo susodicho surge desde el artificial sujeto que la mente occidental literalmente "adopta", para ponerse a ejercitar lo que ella llama conocimiento objetivo. Anterior-
mente veíamos que sólo por operación mental artificiosa se
construye un sujeto cognoscente que se figura no ser la huma-
nidad histórica, sino una especie de punto intemporal como esencia platónica que está fuera de la humanidad y de la his-
toria.

El verdadero sujeto del conocer, el sujeto real, el que
se identifica con el movimiento de la historia y con la gran
marcha hacia la liberación, no puede ser escéptico cuando se trata de la derrota de la muerte y del triunfo de la vida en la resurrección.

Que el nombre del mártir tiene un altar en el corazón
de la clase obrera, no le restituye a ese nombre ni los
ojos, ni la presencia corporal; también él queda, como
cadáver, muy lejos de la meta por la que luchó. Qué lejos
y fuera de la futura justicia queda el martirio padecido;
ella será, si acaso, gozada por otros hombres enteramente
distintos. El mundonestá lleno de buenos masacrados y de
criminales exitosos con luenga y pacífica vejez;.... en
ambos casos todo se vuelve irreparable con la muerte.
(E. Bloch)

Los estoicos "han hecho de la nada del futuro capitalismo una nada absoluta e inevitable, para que quede radicalmente bloqueada la mirada que se dirige hacia un mundo transformado, hacia el futuro socialista (E. Bloch). Para el hombre real y concreto esa nada _opio verdadero del pueblo- sigue siendo nada si sólo se le promete un altar en el corazón de la clase obrera, y a eso mismo se reduce una dizque supervivencia "genérica" en el "género humano" liberado.

La negación de la resurrección de los muertos es ideología defensora del statu quo, es acallamiento del sentido de jus-
ticia que la historia objetivamente suscita, es matarle el nervio a la esperanza real de cambiar este mundo. El marxis-
ta auténticamente dialéctico y el cristiano que permanece fiel
a la Biblia, son los últimos hombres que podrán renunciar a la
resurrección de los muertos.

Ver: José P. Miranda, Marx y la Biblia, crítica a la filosofía de la opresion
Ediciones Sigueme 1975


Marx y la Biblia

13.10.14 | 22:00. Archivado en Justicia social, Fe y razón, Biblia, Nuevo Testamento, San Pablo

2. Dialéctica de la fe

(Cont., viene del día 6)

En Pablo como en todo el nuevo testamento, el éschaton es física y existencialmente el últimum de la historia, algo realmente nuevo y definitivo: "Se ha cumplido el tiempo y ha llegado el reino de Dios. Convertíos y creed
en este anuncio" (Mc 1, 15)

>> Sigue...


Marx y la Biblia

3. La civilización

(Cont., viene del día 28 julio)


Marx y la Biblia

28.07.14 | 09:00. Archivado en Ley, Justicia, Biblia, San Pablo

3. Ley y civilización

3. La civilización

(Cont., viene del día 23)

Como nota Fitzer, crucificar a Jesús no fue un error de la justicia humana, no fue una lamentable equivocación de la ley. "La visión de Pablo, que como fariseo proviene del concepto de la ley, puede enteramente interpretarse con las palabras de los judíos según Juan 19, 7: "Nosotros tenemos una ley, y conforme a la ley debe morir"

>> Sigue...


Marx y la Biblia

23.07.14 | 21:00. Archivado en Justicia social, Ley, Biblia, San Pablo

3. Ley y civilización

3. La civilización

(Cont., viene del día 16)

Pablo quiere un mundo sin ley. La exégesis que soslaye este hecho imposibilita la intelección del mensaje paulino. Ni Kropotkin ni Bakunin ni Marx ni Engels llegaron a hacer contra la ley afirmaciones más fuertes y subversivas que las que Pablo hace.

>> Sigue...


Lunes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031