El Blog de Francisco Margallo

Laudato Si . Carta encíclica del Papa Francisco

17.11.18 | 16:55. Archivado en Encíclica, Papa Francisco

scristpan class="imagen">

sobre el cuidado
de la casa común Capítulo Primero

Lo que le está pasando
A nuestra casa

CAPITULO SEGUNDO

EL EVANGELIO DE LA CREACIÓN

71. Aunque la "maldad se extendía sobre la faz de la tierra" Gn 6,5) y a Dios "le pesó haber creado al hombre en la tierra (G6,6), sin embargo, através de Noe, que todavía se conservaba íntegro y justo, decidió abrir un camino de salvación. Así dió a la humanidad la posibilidad de un nuevo comienzo ¡Basta un hombre bueno para que haya esperanza! La tradición bíblica establece claramente que esta rehabilitación implica el redescubrimiento y el respeto de los ritmos inscritos en la naturaleza por la mano del Creador.

Esto se muestra, por ejemplo en la ley del Shabbath. El séptimo día Dios descansó de todas sus obras. Dios ordenó a Israel que cada séptimo día debía celebrarse como un día de descanso, un Shabbth (cf. Gn 2,2-3; Ex 16,23; 20,10). Por otra parte, también se instaurió un año sabático para Israel y su tierra, cada siete años Cf.Lv 25,1-4), durante el cual se daba un completo descanso a la tierra, no se sembraba y sólo se cosechaba lo indispensable para subsistir y brindar hospitalidad (cf.Lev 25,4-6)

Finalmente, pasadas siete semanas de años, es decir, cuarenta y nueve años se celebraba el Jubileo, año de perdón universal y "de liberación para todos los habitantes" (Lv 25,10). El desarrollo de esta legislación trató de asegurar el equilibrio y la equidad en las relaciones del ser humano con los demás y con la tierra donde vivía y trabajaba. Pero al mismo tiempo era un reconocimiento de que el regalo de la tierra con sus frutos pertenece a todo el pueblo.

Aquellos que cultivaban y custodiaban el territorio tenían que compartir sus frutos, especialmente con los pobres, las viudas, los huérfanos y los extranjeros: "Cuando coseches la tierra, no llegues hasta la última orilla de tu campo, ni trates de aprovechar los restos de tu mies. No rebusques en la viña ni recojas los frutos caídos del huerto. Los dejarás para el pobre y el forastero" Lv 19, 9-109.

72.Los Salmos con frecuencia invitan al ser humano a alabar a Dios creador: "Al que asentó la tierra sobre las aguas, porque es eterno su amor" (Sal 136, 6). Pero también invitan a las demás criaturas a alabarlo:"¡Alabazlo, sol y luna, alabazlo, estrellas lucientes, alabazlo cielos de los cielos, aguas que estáis sobre los cielos! Alaben ellos el nombre del Señor, porque él lo ordenó y fueron creados" (Sal 148, 3-5)Existimos no sólo por el poder de Dios, sino frente a él y junto a él. Por eso lo adoramos.

Ver: Carta encíclica
Laudato si'
del Papa Francisco


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 10 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31