El Blog de Francisco Margallo

Espiritualidad P. Casaldáliga

09.09.18 | 09:08. Archivado en Teología de liberación, Liturgia, Evangelización


Evangelizar liberadoramente

El recuerdo de los 500 años del Descubrimiento
nos obliga a nosotros como cristianos
y como latinoamericanos a revisar,a desandar y
volver a las fuentes de la identidad latinoamericana y hacia las fuentes cristianas; a descolonizar y a desevangelizar también.

¿Fue un descubrimiento?
No. Fue un encuentro por casualidad en gran medida.
Fue también un choque de culturas y pueblos.
Fue una codicia. Fue una invasión.
Fue una conquista. Debemos hacer que sea,
cada vez más, encuentro de continentes,
encuentro de pueblos.

Aceptaríamos muy bien una 'inter-integración
América Latina que puede y debe darle a Europa
mucha ecología, mucha naturaleza, mucha gratuidad,
mucha alegría, mucho colorido, mucha hospitalidad,
mucha solidaridad, mucha utopía y mucha esperanza.

¿Fue una evangelización?
Fue una evangelización compulsora, muy culturalista e impositiva.Fue una evangelización muy poco evangélica.
Porque sirviendo al Señor servía al Rey;
trayendo Evangelio traía también cultura europea, ibérica; creyendo anunciar el Reino de Dios imponía el Imperio, por ser poco lúcida su teología.

Quizá las circunstancias no permitieron más,
pero nosotros estamos obligados a criticar la historia pasada para corregir el futuro. Fue una evangelización violentadora, que provocó los eclecticismos que después hemos condenado. Pero el mundo indígena sigue estando ahí.
El mundo negro sigue estando ahí también.

Por fortuna aún no han acabado y tienen vitalidad
suficiente para continuar siendo ellos aun siendo cristianos, siendo evangelizados de nuevo. Fue una evangelización ambigua, cuya memoria debería ser una
celebración penitencial,para pasar a ser una evangelización valiente y nueva.

Todo ello nos obliga a descolonizar y desevangelizar
¿Qué significa descolonizar? Descolonizar significa: volver a las fuentes de la identidad latinoamericana, dejar que América Latina sea lo que originalmente es, permitir que se realice como un continente de todos, fraterno,con una unidad radical, indígena, negra, criolla...

Descolonizar significaría dejar de que se realice y se libere este continente prohivido hasta ahora, dependiente, sometido a una deuda externa injusta, inícua: una deuda que el pueblo latinoamericano no debe pagar, porque él no tiene esa deuda; una deuda que el pueblo latinoamericano no puede pagar, porque ya la pagó, con materia prima, con mano de obra barata, entregando sus propios bienes, el suelo, el subsuelo...; una deuda externa que es pecado pagar, que es pecado cobrar.

Descolonizar, volver a la identidad latinoamericana, significa que la gran cultura latinoamericana _que es la suma de muchas culturas, sin duda, de muchos pueblos indígenas inicialmente, del pueblo negro, esclavo, traído a América Latina también, y del resultado en muchos lugares, el pueblo criollo_ pueda expresarse en todos los aspectos de la vida cultural, en sus producciones literarias, artísticas...en la educación, en la organización política, administrativa, en la misma agricultura...

Descolonizar significa permitir al pueblo latinoamericano que pueda expresarse en el concierto de las naciones del mundo como otro, como diferente, a mi modo de ver con una identidad que en cierta medida unifica a todos estos pueblos y que permite que se hable legítimamente de la "Patria Grande": América Latina entera y el Caribe simultáneamente.

¿Qué significa "desevangelizar? Lo veremos otro día.
Pedro Casaldáliga, obispo
Al acecho del Reino.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 08.03.11 | 21:33

    Moisés, lo de la seriedad no tiene la importancia que le das, lo dije porque tú terminasta tu comentario diciendo: vamos a ser serios. Lo que no quiere decir que no sea serio lo que digo.
    Si puedes, entra en el post de hoy sobre Ellacuría a ver que te parece el comentario que hace un lector a un artículo de hace meses titulado "Religión occidental e islámica", a propósito de la palabra sátrapa que aparecería en el texto indicado.
    Saludos

  • Comentario por Moisés 08.03.11 | 19:52

    Pues éso es lo malo, don Francisco, a mi modesto modo de ver: que lo que Vd. sostiene, lo dice con toda seriedad.

    Saludos

  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 07.03.11 | 19:36

    Moisés, todo lo que digo sobre los personajes que citas lo he bebido en escrituristas, que son los que mejor interpretan la S. Escritura. A alguno de ellos le tuve de profesor y otros son de gran renombre. Por cierto, lo de Marx profeta lo dice el escriturista que escribió un libro titulado Marx y la Biblia, que recomendó mi profesor de Escrturas que era jesuita.
    Alemán Mur está haciendo una gran labor de desmitificación del Antiguo Testamento con su libro.Te lo digo con toda seriedad.




  • Comentario por Moisés 07.03.11 | 18:20

    Un día, don Francisco, quiere "hacer" santo a Antonio Machado, otro quiere "hacer" poeta a Casaldáliga, a más le quiere hacer profeta (¿en nombre de quién habla? ¿quién le ha dado autorización? ¡Ay, don Francisco, que le veo muy mal! No me asuste. Que yo le tengo estima. Pero a Casaldáliga no: ni profeta ni poeta, dejémoslo en "iluminado" ¿le gusta? Y al Mur (además de Alemán), tampoco. Vamos a ser serios.

  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 07.03.11 | 16:44

    Moisés, Pedro Casaldáliga es un poeta tan grande como Antonio Machado y me quedo corto. Lo que pasa es que no te gusta la profecía que lleva dentro. ¿Te gustan los profetas bíiblicos? Pues eso es él hoy.

  • Comentario por Moisés 07.03.11 | 14:11

    ¡A Casaldáliga, no, por favor, don Francisco! Si al menos no pretendiera ser poeta...

  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 06.03.11 | 21:39

    Moísés, de todo esto que expones puede informarte mejor D. Pedro Casaldáliga que ha recorrido toda América Latina y ha estudiado toda su historia, para cumplir mejor la misión que se le encomendó alli poniéndole al frente de una diócesis. Yo tengo unos cuantos libros suyos de donde saco todo lo que expongo aquí sobre los pueblos latinoamericanos. Yo creo que los conoce mejor que a los españoles y estoy seguro que quiere mas a sus gentes que a sus paisanos . A él te remito y a lo mucho que he dicho aquí en el blog sobre su obra.

  • Comentario por Moisés 06.03.11 | 20:31

    Pues más lío en mi cabeza, don Francisco.

    Aparte lo que pasó hace siglos, en los últimos (finales del XIX y primer tercio del XX, principalmente) la idea que yo tenía era que muchos españoles de mi tierra, de Asturias, Galicia, Vascongadas, iban a América (especialmente, Argentina, Cuba, Venezuela...) a hacer "las Américas", según se decía. Muchos se quedaban allí, otros volvían tan pobres como fueron, trabajaron mucho, otros se hicieron ricos (principalmente casándose con mujeres ricas de allí), etc. Argentina (hasta Perón) era culta, rica, Cuba tenía una renta per capita bastante mayor que la de España, etc. ¿Qué ha ocurrido? Si hubieran metido en un manicomio a Las Casas mejor nos hubiera ido. Digno de meditarse con calma y sin pasión ¿Qué pasó en Hispanoamérica -o Latinoamérica que, como decía Foxá, las responsabilidades para todos-?
    En fin: tengo un gran lío en la cabeza.

  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 06.03.11 | 19:02

    Moisés, creo que el tema versa más bien sobre el trato humano o inhumano del encuentro entre los dos continentes. Por eso se critica lo que hubo de choque de culturas y pueblos, la invasión, codicia, conquista.Y, olvidado ya esto, hacer que sea cada vez más encuentro de continentes, de pueblos y lo que Casaldáliga llama "inter-integración". América tiene mucho que dar a Europa y viceversa. ¿Fue una evangelización? Pues se puede criticar en lo que tiene de imposición y poco evangélica. ¡¡qué contradiccion!!
    Saludos


  • Comentario por Moisés 06.03.11 | 17:44

    Me hago un poco de lío. Parece entenderse que los negros llegaron (o los llevaron) a América después de la llegada de los españoles; los criollos se da a entender que tienen un origen europeo (español, normalmente); suponemos que los indígenas lo fueran (aunque parece que también llegaron de regiones asiáticas)... ¿cómo suponer que los de origen europeo tengan menos derechos que los citados?
    Tengo un poco de lío en la cabeza: incluso Mons. Casaldáliga es europeo de Cataluña (para no ofender a nadie, aunque alguno se sentirá ofendido). En fin: que no me aclaro.

Jueves, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930