El Blog de Francisco Margallo

Los Santos fueron seres humanos

28.05.18 | 09:08. Archivado en Santos, Humanidad

Fr. Melchor se dedica al ejercicio apostólico, viaja, bautiza, confiesa, predica. Adopta las costumbres del país, cambia su nombre por el de Xüyen, (que significa río) y en poco tiempo domina la lengua y puede entenderse con los nativos. Incluso edita textos muchas veces escritos por él mismo.


Entre sus escritos figura una Relación, de la persecución de Tung-kin, que permanece inedita y un artículo premonitorio sobre el martirio del obispo José Díaz Sanjurjo, que le había sido consagrado obispo en BuiChu y cuyo cargo ocupopó asta su muerte.

En 1855, a la edad de 34 años, se convierte en obispo titular de Tricomía y coadjutor del Tonkin central. Sabe que este cargo supone firmar su sentencia de muerte, sin embargo acepta. En Tonkin el sentimiento xenófogo no era inferior al de la China.

Con motivo del apresamiento del obispo Sanjurjo, fray Melchor tomó la pluma para salir en su defensa y ver qué puede hacerse por él. Con palabras de el Padre Villarroel: "he aquí un paso arriesgado y atrevido.

Es la primera vez que los misioneros españoles dirigen a la Europa un acento suplicante; es la primera vez que invocan el derecho de gentes en favor del catolicismo bárbaramente calunniado y perseguido; es la primera vez que no contentos con la protección del cielo, buscan en la tierra un brazo vigoroso y robusto que intervenga en su favor y garantice la libertad de su laborioso apostolado".

Melchor intuía que estaba cerca la muerte. Se le condena por haber entrado clandestinamente en el imperio de Anam y haber predicado la religión de Jesucristo contra lo dictado por las leyes del país. El emperador Tu-Duc había mandado que se cortase la cabeza a los sacerdotes europeos. Pero para Fr. Melchor había dispuesto un suplicio aún mayor; se pretendía que su ejecución sirviese de ejemplo aterrorizante para todos los cristianos del país. Y Por eso la crueldad empleada fue extrema.

La tradición de Quirós dice que dos árboles que habían sido plantados por él en su tierra natal y que no dieron flores aquella primavera, al llegar el mes de julio se llenaron de capullos para luego secarse de repente. En todo el reino escribió fr. Melchor. No exageraba.

El 28 julio de 1858 él mismo fue asesinado en Man-Dig de manera horrorosa. Más de diez mil cristianos habían sido asesinados por el señor de Hue, que dominaba las costas occidentales de Indochina. Se cumpliría una vez más que la sangre de mártires es semmilla de cristianos.

Cuando llegó a Asturias la noticia del martirio de San Melchor aún vivían sus padres. Sus restos llegarían años después, el 28 de abril de 1889 a la catedral de Ovido.

Ver: José Manuel Coviella Corripio
Los santos fueron seres humanos
S. Melchor de Quirós
Ediciones CyC


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 17 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Categorías

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728