El Blog de Francisco Margallo

Los Santos fueron seres humanos

23.05.18 | 09:08. Archivado en Santos, Humanidad

Breve alusión biográfica de Melchor

(Cont....)

El año 1848 es de una gran crisis económica y social. Crisis que inunda a toda Europa. La desamortización de Mendizábal(1835-1838), supuso el fin para los conventos.

Algunos, sin embargo, por su servicio grauito, fueron respetados. Uno de esos fue el Colegio de Ocaña, en Toledo. Fundado por los dominicos en 1527, convertido en Colegio-Seminario en 1830. Pertenecía a la provincia del Rosario en Filipinas. Fue un gran centro de formación de misioneros.

A mediados de julio de 1845, con 24 años y medio, Melchor abandona la ciudad de Oviedo con el fin de ingresar en el convento de Ocaña (Toledo). Aquí toma el hábito de Santo Domingo de Guzmán un año después. Su intención y el lugar de la preparación le predisponen a consagrarse a las misiones en Indochina. El 29 de mayo de 1847 es consagrado sacerdote. Melchor habia ingresado en el convento de Ocaña con la carrera de teología ya terminada.

Su etapa de estudios en Ocaña, antes de ordenarse sacerdote fue por ese motivo, breve, preparando el viaje a Filipinas y completando su fornación dominicana No le fue posible visitar a sus padres, familiares y amigos en Asturias antes de partir.
Así escribía:

"...Pocos días antes estaba arreglando mis cosas para hacer a ustedes una visita, única cosa que en este mundo deseo; por ello daría mitad de mi vida; y por decir una misa en la capilla de Alba daría un ojo de la cara...Mas aquello que más amamos es lo que ofrecer debemos al Señor. Cuesta mucho, lo confieso; pero mucho vale lo que mucho cuesta..."

En 1848 embarca hacia Filipinas, a donde llega el 25 de julio. De esas tierras venían noticias de crueles martirios y del heroísmo de sus misioneros. Desembarca en Manila con otros cinco Dominicos. Tiene 28 años. Aquí en Manila le tenían dispuesta una cátedra de filosofía en la Universidad de Santo Tomás.

Pero él ruega a sus superiores que no le dediquen a las tareas académicas, sino que le permitan marchar a las misiones de Tonkin. Su deseo no era vivir tranquilamente en el convento de la capital, de ahí esta petición. La Iglesia llevaba siglos presente allí. Los cristianos eran perseguidos. Se aplicaba la pena de muerte a los misioneros y a todos los que abrazaban la fe cristiana o ayudaban a
los fieles...

Ver: José Manuel Coviella Corripio
Los santos fueron seres humanos
S. Melchor de Quirós
Ediciones CyC


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 23 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930