El Blog de Francisco Margallo

Misa episcopal en la cárcel

22.10.17 | 22:50. Archivado en Liturgia
Se trata de una misa inusual y de un obispo muy particular, Pedro Casaldáliga. Por estos pagos nuestros no estamos acostumbrados a este tipo de pastoral por parte de los obispos. La burocracia los desborda y no tienen tiempo para visitar a los presos. Recuerdo que esto forma parte de las preferencias del evangelio, como dice una de las bienaventuranzas: "estuve en la cárcel y me visitásteis..." El evangelio es muy revolucionario y los obispos no están por revolución alguna. Prefieren estar al lado de los que guardan el orden establecido. En el caso que tratamos se trata de un obispo misionero en una región pobre de Brasil. Pero se esté donde se esté ¿no pertenece a la esencia del obispo ser misionero como continuador de la misión de los Apóstoles?. Pedro Casaldáliga lo considera así y cada mes visita la cárcel de Sao Félix que es cabeza del distrito judicial de la región donde se ubica la cárcel. Es una visita muy entrañable, habla con los presos y estos le exponen sus problemas, se interesa por el trato que reciben e incluso interviene ante el juez cuando el reo cumple una pena demasiado larga por una borrachera que le hizo cometer una acción que nunca habría cometido en su sano juicio. Cada vez que trata con los presos, dice, sale más convencido de que no hay gente mala, que Dios es bueno y nosotros también lo somos. Y, aunque existe el dogma del infierno, cree que Dios salva a todo el mundo de él. En la misa que celebra con ellos los amonesta a que se traten con mucha fraternidad, se ayuden unos a otros y traten a los mayores con cariño. Al final de la misa con el humor que le caracteriza les dice: "no os puedo decir que vayáis en paz porque no podéis salir de aquí, pero sí puedo deciros que quedéis en paz aquí". Cuando le preguntan por qué dice misa en la cárcel y no en las haciendas, contesta: he ido alguna vez cuando los propietarios no explotaban a los peones, pero hay algunas a las que no iré nunca, por ejemplo XX que es uno de los latifundios más importantes de la región y de los más crueles. Este latifundio mereció la excomunión de Pedro Casaldáliga. Con ella ha maldecido una estructura de acumulación injusta, de capitalismo duro, de exclusión y dominación. Ha excomulgado también a otros porque tenían pistoleros que mataban a los peones, les cortaban las orejas y las llevaban a las haciendas para demostrar su muerte. A veces al enterrar a algunos de los peones asesinados, ha cogido un puñado de tierra de sus sepulcros y lo ha puesto sobre el altar y excomulgaba a esas haciendas. Así es Pedro Casaldáliga, hoy obispo emérito. Un gran ejemplo a imitar. Ver Fransesc Escribano, Descalzo sobre la Tierra Roja. Vida del obispo Pere Casaldáliga ed. Península Atalaya.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930