El Blog de Francisco Margallo

Dios hoy

21.10.17 | 17:23. Archivado en Dios en la historia

Teología del Big Bang

"En el comienzo del todo, Dios creó el cielo y la tierra". Todos judíos y cristianos, incluídos Einsteín, Hawking y Sagan llevan inscrito en el programa del ordenador cerebral esta frase con la que comienza el libro del Génesis.

Esta frase y todo lo demás que viene después, o sea, su explicación o desarrollo (desarrollar el libro sagrado, que en la cultura judía estaba enrollado y no paginado), es de carácter científico y teológico. Se nos habla de la luz, de las tinieblas -mundo de la física y de Enstein, se nos habla de una evolución o mejora progresiva desde el caos inicial a un cosmos ordenado, desde las plantas al hombre pasando por los animales -terreno científico de juego de Darwin y Dawking- y al mismo tiempo se nos habla de Dios (teología).

Hoy nos hallamos ante un génesis nuevo, el génesis científico de los astrónomos, físicos y biólogos, el génesis del big bang, del gran estallido: "El Universo nació de un enorme, tremendo y descomunal estallido de una magnitud que sobrepasa a toda la intuición humana, bautizada como el big bang (Octavo Paz propuso llamarla en español el gran pum)". Vemos que el esquema es una fotocopia de la estructura de la primera frase del Génesis. No es Dios quien crea el Universo, sino el big bang.

Aquí es donde los cosmólogos, como el autor del Génesis, entran a saco en la teología: reemplazar a Dios con un gran pum. Bang en inglés es producir un estruendo golpeando una superficie. Don't bang the door, "no des un portazo". Carl Sagan se apresura a pontificar desde su cátedra(silla en griego, donde el chai-man, "el hombre- de -la- silla" habla desde la silla, o sea, ex cathedra) advirtiendo (y advertir está emparentado con amenazar, o sea, amenaza de excomunión científica).

"Por primera vez en la historia de la humanidad el mito ya no es un mito". Pero, ¿quién le ha preguntado la hora?...
"En el momento mismo del gran estallido el Universo se supone que tenía un tamaño cero y que era infinitamente caliente. "Un segundo después del big bang cayó la temperatura unos diez millones de grados". Ya no se trata de la imprecisión de un mito teológico -el del Génesis- sino de la precisión científica de los que miden con los instrumentos de las ciencias exactas: "Un segundo después del big bang" cae la temperatura "diez mil millones de grados". Ya es precisión, ya es medir, ya es exactitud, ya son ciencias exactas... La audiencia está sobrecogida ante tanta precisión.

Ver: José Antonio Jáuregui, Dios hoy
Ediciones NOBEL


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 24 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930