El Blog de Francisco Margallo

La cigüeña sobre el campanario

18.10.17 | 09:15. Archivado en Esperanza, Cristianismo

3)Span class="imagen">

La blanca cigüeña,
como un garabato,
tranquila y deforme, ¡tan disparatada!
sobre el campanario.
Antonio Machado

¡Yo creo en la esperanza...!
El credo que ha dado sentido a mi vida

8. Desmitologización y recuperación de la esperanza

IV.- Celibato Por el Reino de Dios y Sexo

Ha sido un error pensar que el matrimonio es un estado de "imperfección, mientras que el celibato sería un estado de "perfección".

Durante el Concilio Vaticano II, muchos teólogos renovadores lucharon por la superación de aquel error, y consiguieron que la Constitución Lumen Gentium(n. 40) afirmase claramente que "todos los fieles de cualquier estado o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad"

Pero los tólogos más tradicionales, y en particular los religiosos, desencadenaron una contraofensiva para conseguir que se añadiera que el matrimonio sí "estado de perfección",pero de "menos perfección" respecto al celibato por el Reino de Dios. Y consiguieron introducir en el texto conciliar una frase, en la que ellos ven afirmada la "menor perfección" del estado matrimonial, pero que en realidad no significa eso.

La frase es "ésta: "La santidad de la Iglesia se fomenta también de una manera especial con los últimos consejos que el Señor propone en el Evangelio para que los observen sus discípulos, entre los que descuellan el precioso don de la gracia divina, que el Padre da a algunos(cfr. Mateo 19, 11; 1 Cor 7,7) de entregarse más fácilmente sólo a Dios, en la virginidad o el celibato, con corazón no dividido (cfr. 1 Cor. 7, 32-34)" (L.G. n.42).

Esta frase está inspirada en San Pablo que personalmente parece haber comprendido mejor los aspectos positivos del celibato por el Reino de Dios, asumido con una peculiar gracia carismática, que los aspectos positivos del matrimonio por el Reino de Dios, vivido en plenitud humana y cristiana. El texto de San Pablo (como también el canon 10 del Concilio de Trento acerca del matrimonio) admite la siguiente interpretación: matrimonio vivido cristianamente y celibato por el Reino de Dios son dos "carismas" cualitativamente distintos.

Hay verdaderamente un "carisma" de celibato por el Reino de Dios (como hay un "carisma de matrimonio vivido cristianamente), y ese carisma de celibato es un don excelente que no debe ser menospreciado. En lo específico de ese celivato hay valores positivos peculiares que no hay en el matrimonio. Desde ese punto de vista, se puede decir (con una cierta parcialidad) que el celibato es más conveniente o "mejor" que el matrimonio. Pero esto no excluye que haya otros aspectos, en que el matrimonio cristianamente vivido sea "mejor" que el celibato (es decir, tiene valores positivos y excelentes que no hay en el celibato).

En realidad toda esta cuestión tiene algo de ocioso, porque lo cierto es que tanto el matrimonio cristianamente vivido como el celibato por el Reino de Dios son excelentes y no pueden ser realizados sin un "carisma". Para cada uno será lo mejor lo que corresponda a su "carisma".

Pero lo malo han sido las consecuencias de considerar que el celibato es un estado de perfección y el matrimonio un estado de imperfección. Son esas consecuencias las que hacen grave la equivocación con que la Iglesia Católica ha visto el problema de matrimonio y celibato.

Porque, si se parte de la idea de que celibato es sinónimo de perfección y matrimonio sinónimo de imperfección, se confunde la llamada a la perfección (a una generosa aceptación del Evangelio) como la llama al celibato por el Reino de Dios. Sobre esa base, es inevitable que se haga entrar por la vía del celibato a gente que no tiene ese "carisma", sino un impulso genérico a la perfección.

Ver José Mª Díez-Alegría, ¡Yo Creo en la Esperanza!
Desclée de Brouwer 1972


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 22 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930