El Blog de Francisco Margallo

Espiritualidad de P. Casaldáliga


Evangelizar liberadoramente

Reflexión sobre santidad política

La santidad política en la teología de América Latina es una santidad encarnada, histórica, una santidad que opta por los pobres, los empobrecidos y toma partido por ellos.

Que se sitúa en su lugar social, que asume con los pobres los riesgos, el conflicto, que contesta al sistema de opresión, de dominación, de privilegio. Es una santidad que contempla a Dios sobre la marcha de la misma historia, de los acontecimientos diaríos. Las espiritualidades tradicionales hablaban de contemplar y después pasar, entregar, comunicar a los demás lo contemplado. Otras espiritualidades decían: "contemplativos en la acción".

Nosotros decimos que hay que ser contemplativos en la liberación, contemplativos en la acción típicamente política.

No se trata sólo de una acción benefactora, simplemente humanitaria o caritativa. Se trata de una acción típicamente política. Pío XI decía que la mayor expresión del amor cristiano es la caridad política, porque es un amor que alcanza a las personas y a los pueblos, alcanza a las personas como estructuradas y estructurantes, alcanza a las coyunturas y a las estructuras del ser y del vivir de los humanos.

Es una santidad que sabe vivir ecuménicamente la presencia de Dios y su acción salvadora en el mundo. Una santidad normalmente de frontera. En toda esa marcha de la liberación del Dios con nosotros y del Dios como nosotros, no aparece como un Dios "eclesiástico", ni siquiera como un Dios "cristiano", pero aparece siempre como un Dios "liberador".

Cuando nosotros celebramos nuestros mártires, recordamos que en todo caso, siendo algunos de ellos quizá no cristianos, y hasta proclamándose ateos, fueron "mártires del Reino de Dios", mártires de ese proceso mayor, de esa Causa mayor, de ese interés mayor de Dios, al cual también la Iglesia debe servir.

La Iglesia, toda ella, no puede ser más que una diaconía, un servicio al Reino de Dios. La Iglesia no es para sí misma. La Iglesia es para el Reino, en el Mundo, en la esperanza y en la preparación del Reino más allá, en la parusía.

Pedro Casaldáliga, obispo
Al acecho del Reino

A Bartolomé de las Casas

Los pobres te han jugado la partida
de una Iglesia mayor, de un Dios más cierto:
contra el bautismo sobre el indio muerto
el bautismo primero de la vida.

Encomendero de la Buena Nueva,
la Corte y Salamanca has emplazado.
Y este tu corazón apasioanado
quinientos años de testigo lleva.

Quinientos años van a ser, vidente,
y hoy más que nunca ruge el Continente
como un volcán de heridas y de brasas.

¡Vuélve a enseñarnos a evangelizar,
libre de carabelas todo el mar,
santo padre de América, Las Casas!
P. Casaldáliga


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Moisés 13.03.11 | 16:34

    Estimado don Francisco: yo no conocí al P. Las Casas. Lo que sé de él lo he leído, con atención y desapasionamiento. Siempre merece, a priori, nuestra simpatía el que defiende a los pobres, a los humillados... Lo que ocurre es que muchos (acaso con buena intención) hacen y dicen cosas que no son verdad y eso no se puede mantener ni menos aplaudir. Autores de inmensa categoría intelectual y humana, han estudiado el caso del P. Las Casas y, con documentos de la época y la visión real de la geografía, han mostrado con toda evidencia que Las Casas mintió y exageró y, de éllo, se vinieron muchos males a España (algunos duran todavía, al cabo de los siglos). Era desaforado, descomunal en sus juicios. Una lástima. Realmente, por decirlo suavemente y a su favor, estaba como una cabra. Luego era muy drástico en querer mandar al infierno (textual) a quien le caía mal.
    Casaldáliga, santo, quizá; profeta, acaso; poeta, no.
    Saludos

  • Comentario por Francisco Margallo [Blogger] 13.03.11 | 15:26

    Moisés, veo que eres muy severo con Fray Bartolomé de las casas ¿es porque criticaba la violencia de los colonizadores espñoles? Ciertamente cuando fue a América no iba a evangelizar, sino a "hacer las Américas", pero allí se convitió ante la bondad y religiosisdad de aquellas gentes y al ver las atrocidades que se cometían contra ellos salió en su defensa. Vino a España y Roma a informar a los reyes y al Papa e interceder por ellos. Veo que lees a Pedro Casaldáliga, lo que significa que quieres comprendelrle. Insisto: es un hombre santo, un gran profeta y muy buen poeta.
    Me ha hecho mucha gracia el final de tu comentario. La gracia también se agradece.

  • Comentario por Moisés 13.03.11 | 14:47

    Referencias cristianas: Satanás es el padre de la mentira.

    Yo soy el camino, la VERDAD y la vida

    La VERDAD os hará libres.


    (Sandez: la libertad os hará verdaderos. Autor: el adolescente iluminado, cáncer de la nación)


  • Comentario por Moisés 13.03.11 | 14:28

    Bartolomé de las Casas era una desequilibrado mental, mintió reiteradamente y con una exageración muy perniciosa, fanático irreductible. Y si (ya que estaba como una cabra) no era malo, el soneto lo es con ganas.

Sábado, 15 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31