El Blog de Francisco Margallo

Marx y la Biblia

23.07.14 | 21:00. Archivado en Justicia social, Ley, Biblia, San Pablo

3. Ley y civilización

3. La civilización

(Cont., viene del día 16)

Pablo quiere un mundo sin ley. La exégesis que soslaye este hecho imposibilita la intelección del mensaje paulino. Ni Kropotkin ni Bakunin ni Marx ni Engels llegaron a hacer contra la ley afirmaciones más fuertes y subversivas que las que Pablo hace.

Pablo está convencido, no sólo de que la ley ha fracasado en la historia humana en su intento de realizar justicia, sino de que la justicia no podrá realizarse en el mundo mientras exista la ley. Es que en la historia humana "la ley intervino para que abundara el pecado" (Rom 5, 20; de suerte que "la fuerza del pecado es la ley" (1 Cor 15, 56).

Teniendo en cuenta que el "yo" de Rom 7 es a secas "el hombre", la tesis de Pablo se traduce así: "resultó que el precepto dado para vida, al hombre le fue para muerte, pues el pecado, tomando impulso, por el precepto engañó al hombre y por él le mató (Rom 7, 10-11) No que la ley fuese mala o mortífera, "sino que el pecado, para mostrarse pecado, mediante lo bueno le produjo muerte al hombre, de suerte que mediante el precepto llegara el pecado a ser pecador hasta el colmo (Rom 7, 13)

Si de la ley de Dios, afirma Pablo que "la fuerza del pecado es la ley" (1 Cor 15, 56), con mayor motivo la subversión paulina socava el cimiento de toda civilización humana que necesita leyes. Traiciona al mensaje de Pablo toda teología que pretenda justificarla; que el pecado se encarne en esa civilización y en la ideología que la apuntala, "Habéis roto con Cristo cuantos buscáis la justicia en la ley; os habéis apartado de la gracia" (Gál 5, 4).

Están impidiendo que llegue la justicia a la tierra, están impidiendo que la humanidad llegue a la madurez que Cristo trajo, todos los que consideran que el mensaje paulino es utópico. No han entendido nada, porque no tienen hambre y sed de justicia. "Es por la ley como llega el pecado a ser pecador hasta el colmo (Rom 7, 15).

Cuando la humanidad estaba en la infancia y en la irresponsabilidad, "cuando éramos menores de edad estábamos esclavizados bajo los elementos del mundo, pero cuando llegó la plenitud del tiempo envió Dios a su hijo, nacido bajo la ley, para que libertase a los que estaban bajo la ley" (Gál 4, 3-4)

Que el pecado se encarne en la civilización, con nada se demuestra más claramente que con el hecho de que la teología occidental escabulla este mensaje de Pablo, siendo así que Pablo no tiene ninguna otra cosa que decir además de ésta. Formalmente Otto Kuss insiste repetidas veces en que la enseñanza de Pablo sobre la justicia brota toda del hecho de la muerte de Cristo; y Gutbrod, a su vez afirma que "el punto de vista decisivo para la intelección sustancial de la ley de Pablo es la cruz de Jesús".

Y Pablo mismo advierte: "no quise saber entre vosotros sino a Jesucristo, y éste crucificado" (1 Cor 2, 2). Si Pablo dice no saber otra cosa que Cristo crucificado, ello implica que la imposibilidad de la ley para realizar la justicia en la tierra es un hecho que Pablo vió plasmado en la crucifixión de Jesucristo, pues de alguna manera estos dos hechos se identifican, dado que lo único que realmente Pablo sabe decir en sus cartas es que la justicia no viene por la ley sino por la fe.

Tambíén G. Fitzer ha "demostrado que la muerte de Jesús Pablo primariamente la ve en realización con la ley". Y si hay algo en que la exégesis paulina esté hoy plenamente de acuerdo es en que el objeto de la fe _de esa misma fe que hace a los hombres ser justos_ es para Pablo inequívocamente la muerte y resurrección de Cristo, aunque la exégesis no ha enfatizado con la misma fuerza que precisamente de ese objeto le viene a la fe su capaciadad de hacer justos a los hombres.

Creo que es necesario relacionar todo ello con Rom 4, 5.(es el capítulo donde la fe se tematiza ex professo, y digo por los v.3.23.24 la fe que cuenta como justicia) donde es oposición a las obras de la ley, el objeto de la fe viene circunscrito así: "al que no hace obras pero cree en quien justifica al impio, se le cuenta su fe como justicia".

Bien dice Stuhlmacher que este versículo, precisamente porque es teológico, constituye "el centro polémico de la enseñanza paulina sobre la justificación. De alguna manera es objeto de la fe (creer en el que justifica al impío) se tiene que identificar con el objeto que siempre le señala Pablo a la fe: Cristo crucificado y resucitado.

De alguna manera, cuando Dios resucitó al poscrito Jesús estaba justificando al impío, al que toda la ley y civilización humana crucificaron por impío. Esa es la justicia de la ley: al único hombre "que no conoció pecado" (2 Cor 5, 21), a ése fue a crucificar. La insurrección del auténtico cristianismo contra toda la ley y la civilización que ha existido en la historia, es una subversión que no tiene límites...

Ver: José P. Miranda, Marx y la Biblia. Crítica a la filosofía de la opresión

Ediciones Sígueme 1975

PD. Quiero decir a los lectores que en este libro que seguimos, se habla poco de Marx, se le menciona al principio y se le compara a los profetas del antiguo testamento, pero lo que trata es de la exégesis bíblica y en ella resalta la justicia social para que todos los ciudadanos del mundo vivan con la misma dignidad. Esa es la voluntad del Dios Bíblico y el evangelio de Cristo. Decir tambien que la traducción de este libro al español está muy mal hecha.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por victoria beckham hermes 17.12.14 | 13:23

    black hermes evelyne Marx y la Biblia

Martes, 19 de febrero

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728