El Blog de Francisco Margallo

Inmaculada

08.12.13 | 09:15. Archivado en Virgen María
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Nuestra Señora del Adviento,
Virgen inmaculada,

recibe hoy nuestro saludo con el de Gabriel:
"Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo".

María, eres Madre de Jesús y Madre nuestra,
intercede hoy por nosotros.

Oración

Señor, Jesús,
por tí fue llena de gracia la Virgen María.
En tu cuerpo que es la Iglesia,
ella es el rostro inmaculado,
sin mancha.
Aseméjanos a su imagen bendita
hasta que terminemos de nacer a tu luz
por los siglos de los siglos.

Reflexión homilética:

Año tras año, milenaria en el adviento ya, Virgen Santa María, levantas nuestra esperanza tantas veces abatida con tu mirada brillante, sin contaminar.

Fuiste centro neurálgico de esperanza en Israel y eres Madre de esperanza para nuestro pueblo hoy.
¿No se ha fijado Dios en tí y te ha hecho nueva Eva, la Madre de todo un pueblo que quiere resurgir?

Proclamaste la liberación de los pobres de Israel
y con tu alma grande de Madre sigues empeñada
en la redención de la masa de los pobres que inunda
la tierra, porque tu misericoria, Virgen Santa María,
es la misericordia del Señor que no se agota por generaciones y generaciones.

Pero dinos ¿no está tu misericordia encadenada,
prisionera y aplastada con todos tus hijos más débiles,
sobre cuyas espaldas se han alzado los poderosos?

¿No te sientes secuestrada por los grandes de los pueblos que te han cubierto de joyas para enmascarar tu desconsuelo?

Eres ciertamente la esperanza de los pobres, de los hombres sin libertad, de los marginados y oprimidos,
a quienes se ha robado su dignidad.

Y puesto que eres Madre, ¿puedes acaso gozar de tu propia dignidad mientras no se les devuelva a ellos íntegra la suya?

No, no nos podemos engañar, eres madre con todas sus consecuencias, Madre de Verdad:
Mujer ahí tienes a tu hijo, hijo, ahí tienes a tu Madre (Jn 13, 27).

Desde entonces la suerte de los hijos es tu misma suerte. Pero en el Adviento de siglos y siglos, Santa María de la esperanza sigues incansable transmitiendo al mundo tu único y creíble mensaje: la exaltación de los humildes, la incoporación a sus puestos de los exiliados, la liberación de los sometidos a malos tratos, los torturados por el hambre y la miseria...

Este tu mensaje es el que te hace acreedora de todas las prerrogativas: virgen fiel y prudente, espejo de justicia, digna de veneración y alabanza. Pero tu mayor gloria y nuestra mejor devoción es sentirnos artífices contigo en tu proyecto de convertir la tierra en una sociedad sin estridencias y sin humillaciones entre hermanos, porque todos los hombres/mujeres lo son. Uno es el Padre del cielo, los demás todos hijos, todos hermanos.

Plegaria Eucarística

Es justo que te glorifiquemos, Señor,
libertador de Israel,
reconocido en tu empeño
de hacer justicia a los débiles pueblo (Sal 82),

Te glorificamos porque ensalzas a los pobres
y te has fijado en María,
como en Sara, Raquel e Isabel, mujeres marginadas
para confundir a los cálculos de los fuertes (Gen 21, 2; 30, 22-23; Lc 1, 36;2).

Te bendecimos
porque depones a los poderosos de sus tronos
y ensalzas a los humildes.

Con todos los redimidos,
que sienten sobre sí tu brazo protector
alzamos nuestra voz para cantarte:Ssnto Santo...

Santo eres en verdad, Señor,
y tú Cristo nacido de María
con su mismo espíritu servidor.

Envíanos tu Espíritu,
como se lo enviaste a los discípulos,
al darles el pan diciendo...

Celebramos tu muerte y resurrección
y aceptamos tus planes de salvación-liberación
en comunión con Santa María por tí glorificada.

Pero¿no es cierto, María,
que tu glorificación no es completa,
porque sientes ultrajada tu dignidad de Madre
con tantos hijos a quienes no se les reconoce
íntegra la suya?.

Ruega por los que pretendemos ocultar tu desconsuelo
cubriéndote con mantos lujosos, joyas y dogmas,
para que nos convirtamos de este gran pecado
y podamos glorificar a Dios por tu hijo Jesucristo:
por Cristo, con él y en él...

-- Ver: F. Margallo Bazago, Profetas de ayer y de hoy, adviento, cuaresma y semana santa Madrid 1986


Los interesados en la adquisición del libro pueden llamar al tf. 91 534 27 65. o escribir a: fmargalloba@hotmail.com


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Leyendo la Biblia... 14.11.12 | 12:20

    dice el Señor en Éxodo 20.3-5 No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy JEHOVÁ tu DIOS, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.20.7

Miércoles, 3 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Sindicación